Estás aquí: Página de inicio » Críticas » I Sell the Dead

I Sell the Dead

El fatídico negocio de los muertos

I Sell the Dead

Ver ficha completa

  • Título original: I Sell the Dead
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Glenn McQuaid
  • Guión: Glenn McQuaid
  • Intérpretes: Dominic Monaghan, Ron Perlman, Larry Fessenden
  • Argumento: Dos pillos que malviven profanando tumbas, descubren que hay un tipo muy especial de muertos que pueden reportar mayores benficios a su negocio.

62 |100

Estrellas: 4

Viendo la película es fácil imaginarse lo mucho que llegó a disfrutar el irlandés Glenn McQuaid escribiendo, en primer lugar, y dirigiendo finalmente la comedia I Sell The Dead.
Es más, no tengo el placer de conocer personalmente al bueno de Glenn McQuaid, pero tras disfrutar de su segunda película como director (la primera se tituló The Resurrection Apprentice, 2005) podría apostar mi cuello (algo que encaja perfectamente con el espíritu de la película), a que es un enorme aficionado a la serie B terrorífica, a los monstruos de la Universal, a las maravillas de la Hammer, a los comics de la EC… en definitiva, y tal y como gritarían los entrañables seres deformes de La Parada de los Monstruos (Freaks, 1931): “uno de los nuestros”.

Ambientada en la segunda mitad del siglo XIX, I Sell The Dead (algo así como “Vendo la Muerte”) cuenta la historia de un par de delincuentes de baja estofa cuyo principal medio de subsistencia es la profanación de tumbas. Por desgracia para ellos viven a expensas de un médico que experimenta con los cadáveres y al que se ven obligados a vendérselos a un precio irrisorio, bajo amenaza de aquel de ser denunciados a la policía por sus actividades delictivas.

Una afortunada noche descubren que existe una clase muy especial de muertos que podrían aumentar considerablemente las expectativas de beneficios de su particular negocio.

A partir de una línea argumental tan sencillita como la que os acabo de describir, Glenn McQuaid se saca de la chistera una demencial mezcla de géneros repleta de guiños al aficionado al terror. Fantasmas, muertos vivientes, vampiros, mad-doctors, asesinos, cadáveres, tumbas… todos tienen su minuto de gloria en I Sell the Dead. Incluida una desternillante aparición especial susceptible de provocarle un intenso orgasmo al mismísimo Fox Mulder de Expediente X.

La vida de estos dos pillastres se cuenta a través de una serie de flashbacks que, en la mayoría de ocasiones, funcionan como historias totalmente independientes las unas de las otras, lo cual facilita enormemente a Glenn McQuaid la posibilidad de ir incluyendo toda una galería de variopintos personajes, extravagantes situaciones y elementos sobrenaturales que, en un estilo narrativo más lineal, difícilmente hubieran podido compartir un mismo espacio.

El resultado, en la práctica, es que asistimos a una experiencia muy similar a una antología de episodios (tomemos como referencia el Creepshow de George A. Romero) en el que el único punto de conexión entre las distintas historias es nuestra estrafalaria y torpe pareja de protagonistas.
Y como suele ocurrir en toda antología de episodios, en I Sell The Dead conviven momentos de un más que satisfactorio sentido del humor (ver la divertidísima secuencia del vampiro o la reacción de un zombi al contemplar la cara desfigurada de un miembro de la banda rival), junto a otros mucho menos inspirados, carentes de sofisticación, y en los que el exceso de diálogos intrascendentes y sin gracia logran despistar al espectador al tiempo que suponen un duro lastre para el ritmo de la película.

Pero si como comedia I Sell The Dead resulta tremendamente irregular y echamos decididamente en falta un puntito extra de locura y gamberrismo; como ejercicio formal y de estilo la película de Glenn McQuaid no tiene desperdicio alguno. Pese a contar con un presupuesto de guerrilla, I Sell the Dead hace gala de una excelente ambientación que nos transporta, sin aparente esfuerzo, a las añejas, góticas, coloristas y deliciosas piezas de la Hammer británica. E incluso cuando la película, en su recta final, nos transporta a una isla abandonada de largas palmeras y arenas blancas, tenemos la firme impresión de haber cruzado el umbral de la Isla del Tesoro de Stevenson y asistir a un delirante espectáculo de aventuras, piratas y tesoros ocultos (aunque en esta ocasión el tesoro oculto tenga los rasgos de un par de estúpidos muertos vivientes). En este sentido, la labor de Glenn McQuaid resulta impecable.

De la misma manera que también resulta sobresaliente el esfuerzo de todos los actores que forman parte del elenco de I Sell The Dead, desde la imponente presencia del siempre resolutivo Ron Perlman (Hellboy, 2004), pasando por las divertidas y revitalizantes interpretaciones del dúo protagonista, Dominic Monaghan (El Señor de los Anillos, 2001) y Larry Fessender (The Last Winter, 2006), y culminando con la enigmática y disfrutable participación de Angus Scrimm, al que los más viejos del lugar recordamos como el mítico Hombre Alto de la saga Phantasma.

No es una película para reír a mandíbula batiente ni tampoco creo que vaya a pasar a la historia como una de las mejores mezclas de comedia y horror. Pero tan sólo por recompensar la desfachatez y el atrevimiento mostrados por Glenn McQuaid al reunir en una película de época tal cantidad de monstruos y elementos sobrenaturales, sin que el experimento nunca llegue a descarrilar, y logrando que la cosa tenga su gracia en determinados momentos, vale la pena darle una oportunidad a este I Sell the Dead.

Una comedia simpática, amena, perfectamente ambientada, con grandes interpretaciones, alguna que otra sorpresa y, en definitiva, un ligero soplo de aire fresco para todos aquellos que deseéis descansar, durante unos instantes, de tanta sangre, tripas y horror.

Lo mejor: La acertada mezcla de subgéneros, monstruos y elementos sobrenaturales. Determinadas secuencias realmente graciosas.

Lo peor: Determinados momentos lastrados por el exceso de diálogos que no acaban de funcionar.

¿Dónde conseguirla?
Gore Nation: “I Sell the Dead” en VOSE.

Vuestros comentarios

1. dic 24, 00:51 | MASP

Joe, la tengo desde hace un mes y aún no he tenido tiempo de verla! De estas Fiestas no pasa, prometido, y viendo la crítica, ahora menos todavía para dejarla pasar.
Un Saludo ;)

2. dic 24, 01:00 | Almas Oscuras

MASP – No es una grandísima comedia, pero sí es una pequeña película curiosísima y muy simpática. Yo creo que te gustará MASP… ya me contarás.

saludos

3. dic 24, 01:39 | Santi

Tela con el reparto, ¿no? Dominic Monaghan y Ron Perlman son dos pesos pesados. La verdad es que la desconocía por completo (gracias Almas Oscuras). Ya mismo me haré con ella poque pinta graciosa… ya te contaré Joan ;) .

4. dic 24, 01:42 | Santi

¡Y felices fiestas, leñe!

5. dic 24, 01:44 | Almas Oscuras

Santi – así es querido Santi… el reparto es de altura (lo que tiene mucho mérito teniendo en cuenta que se trata de una producción de muy bajo presupuesto), y todos ellos dan la impresión de estar siempre disfrutando de lo lindo con el proyecto. Es una comedia simpática con algunos momentos realmente divertidos. Vale la pena echarle un vistazo…

je, je… Y Felices Fiestas para ti también.

saludos Santi

6. dic 24, 02:27 | Bateman

Jo! Yo si que la tenía a mi disposición desde hace tiempo y nunca me daba por verla….y la verdad es que tu excelente reseña me anima a visionarla próximamente…Ya opinaré.

Felices Fiestas Queridas Almas Oscuras!

7. dic 24, 18:26 | ATXEIN

Veo que esta es de las que comaprtimos opinión¡¡¡jajaja
Siendo interesante y entretenida le falta un punto mas gamberro o alocado, o algo.. Además hay algunas licencias que flojean el resultado final. Aunque lo peor es saber que pudo dar bastante ma de si, aunque es del todo disfrutable.

Un saludo y a pasar buenas vacaciones¡¡XDD

8. dic 24, 19:16 | Pliskeen

No la conocía, pero con tu reseña me han entrado unas ganas enormes de verla (aunque a mi, comedias de terror, pocas me convencen)

Lo cierto es que el argumento me ha recordado bastante a lo próximo de John Landis, también sobre un par de tipos que se ganan la vida profanando tumbas (que casualidad…)

Saludos ;)

P.D.: Te/os recuerdo que mañana se estrena Zombieland. Que no se te/os pase.

9. dic 25, 01:06 | davidgore

La tengo como muchas otras, guardad un tiempecito en mi disco duro. Voy a ver si le echo pronto el guante. Tiene cosas llamativas.

Saludos Almas y a todos los que escriben por aquí. Feliz Navidad!!!

10. dic 27, 12:27 | MASP

Bueno, pues ya la he visto. La verdad es que está simpática, es como un episodio de “Tales From The Crypt” pero de hora y media de duración. Puro aire ochentero que entretiene, lo que ya es mucho, pero le hace falta un poco de más de gamberrismo para mi gusto. Muy de acuerdo con la crítica pues.
Saludos!

11. dic 28, 19:07 | MaRiAnA

Felices fiestas atrasadas a todos!!! no había aparecido porque salí de la ciudad..pero ya estoy de vuelta =)
La película se ve genial fantásticos actores y una esencia retro muuuy de las q me gustan =) Un abrazo para todos¡¡

12. dic 29, 01:00 | Almas Oscuras

Bateman – a ver qué te parece Bateman. No es una obra genial ni nada parecido, pero tiene ingredientes suficientes para satisfacer a muchos aficionados al terror más clásico.

Atxein – así es Atxein… en términos de comedia estoy totalmente de acuerdo contigo en que podría haber dado mucho más de sí. Pero el resultado final obtenido tampoco es desdeñable… Vale la pena darle una oportunidad.

Pliskeen – creo que esta te puede gustar… por su ambientación, sus actuaciones, la historia… Ya me contarás.
Ya he visto Zombieland y me ha encantado ;-)

Davidgore – pues ya me comentarás… o ya leeré tu opinión en Cinema Underground ;-)
Tiene varios elementos que juegan a su favor… sin ser una grandísima comedia.

MASP – no podría estar más de acuerdo MASP. Es cierto que puede parecer un episodio de Tales from the Crypt estirado, y también es muy cierto que entretiene, pese a que se echa en falta algo más de atrevimiento en las situaciones cómicas que plantea.

Mariana – felices fiestas Mariana. Este I Sell the Dead vale la pena. Ya me contarás…

saludos y feliz entrada de año!!!

13. ene 22, 10:28 | Giles

Magnífica reseña.

Lo cierto es que I sell the dead es de esa clase de películas que después de haber leido la sinopsis, ver algunos fotogramas y conocer a parte del elenco, uno imagina como va a ser el resultado de la película sin haberla siquiera visionado y después de verla pues resulta que no cumple con las expectativas en ella dipositadas.

En cierto modo, la película no llega a mostrar todo cuanto uno desea. Es como si todo fuese demasiado apresurado, demasiado loco, como si el director nos quisiera mostrar tantas cosas que después, por falta de tiempo o de ganas, solo las enseña a medias. Hay algunas situaciones y algunos personajes que se merecen un desarrollo más importante en la trama. Me refiero concretamente a los malvados de la función y a sus secuaces.

De todos modos la película entretiene bastante y su estilo Hammer es muy acertado.

14. ene 22, 15:46 | Almas Oscuros

Giles – es cierto Giles. Yo recuerdo que tuve una extraña sensación: por un lado me gustó y pasé un rato agradable, pero por otro me preguntaba hasta dónde podría haber llegado la película (y nunca llegó).
Es una buena comedia. Imaginativa, original, bien interpretada… pero podría haber sido más graciosa, ofrecer un mejor desarrollo de la historia, concretar mejor a los personajes…
En fin, supongo que hay que contentarse con lo que tenemos… otra vez será ;-)

saludos

15. jun 10, 09:47 | Nuska

Es buena pero le falta “algo”. Es divertida pero no llega a ser desternillante, es entretenida pero no llega a ser brillante. El tono me recordó un poco al Guardián de la Cripta. Es original la mezcla de géneros, pero creo que el guión podría haberlo sido más.
Creo que le has puesto la nota exacta que merece y la recomiendo aunque parezca que no jajaja

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.