Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Kill Switch

Kill Switch

Endesa overdose

Kill Switch Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Kill Switch
  • Nacionalidad: Holanda, Alemania, USA | Año: 2017
  • Director: Tim Smit
  • Guión: Charlie Kindinger, Omid Nooshin
  • Intérpretes: Dan Stevens, Bérénice Marlohe, Mike Reus
  • Argumento: Un piloto lucha por salvar a la humanidad tras un experimento en obtener energía ilimitada que salió mal.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo KSWI_interior_zps4e8i7he8.jpg

La corporación de turno, en este caso inmiscuida en la gestión energética de todo el planeta, ha inaugurado una nueva torre de energía ilimitada que canaliza un rayo de plasma a través de las dimensiones. Un original método que pronto se revela fatal, obligando a un piloto, y agente de emergencia para la empresa, a embarcarse en un viaje alucinante hasta las profundidades del problema. Lejos de surgir de un culo, Will Porter despierta en una realidad muy parecida a la nuestra, pero donde nada es lo que parece… o bueno, tampoco es que importen los detalles cuando “disfrutas” una historia de brocha gorda.

Antes de que me lapidéis por presentaros la reseña de una película de ciencia ficción, malditos tiranos, confesaros que no tenía muy claro lo que iba a ver cuando “Kill Switch” comenzaba su curso de manera, claro está, totalmente gratuita. Así que asumiendo mis palabras como las de otro insatisfecho bebé de la era del sobre exceso de información y los megas parcheados en negro con una calavera cruzada por dos tibias, puedo recomendaros que surquéis mares más satisfactorios si queréis ver cine del bueno, independientemente de géneros. No habrá terror, como en el 90% de los que aparece por esta web, pero quizás mis palabras salven a alguien de perder hora y media. Que “Kill Switch” sólo ofrece un puñetero arcoíris de efectos digitales y linealidad absoluta, quizás fuese una evidencia nada más analizar su tráiler. Eso tiene de malo intentar acceder a productos con la menor información posible: también un servidor está cansado de rebuscar por los pozos informativos para sacar a la luz… ¿el qué? ¿La destrucción de la inocencia? ¡Tonto de mí! A veces un poco de conocimiento evita acabar en las brasas, si lo sé hubiese intentado ir más allá de su carátula, la aquí publicada, que me parece bastante “cuqui”.

La trama cuenta como un avezado piloto viaja a través de un rayo cósmico a otra dimensión con el objetivo de arreglar el desaguisado que el mismo rayo, fuente de energía ilimitada supervisada por una corporación gubernamental, ha provocado tras su irreflexiva puesta en marcha. Así en seco, y sabiéndonos en un futuro relativamente cercano y distópico, podríamos querer encontrar elementos de uno de los primeros “Deus Ex”, u otras muestras de acción futurista, ya que resulta evidente la conexión con el mundo de los videojuegos en “Kill Switch”, originalmente conocida como “Rediviver”. Así una efectista visión subjetiva, al estilo de “Hardcore Henry” pero gravemente inferior, revela los peores dejes de los juegos sobre raíles.

Aunque este viaje dimensional, al principio, tenía agradables ecos de “Singularity” –un “shooter” menor que disfruté como un enano– , “Unreal” o “Half Life”; el parecido con las sensaciones que nos dejaron estas obras maestras, especialmente los dos últimos, es mera coincidencia. ¿Dónde está el guión, el desarrollo de personajes, los secundarios capaces de emocionarnos, la sorpresa tras cada esquina, el pánico a ser volatilizados? No sería necesaria tanta queja si la acción se trasladase en pantalla al más puro estilo “Quake”, por nombrar un clásico “mata-mata” en primera persona, pero cualquier atisbo de frenetismo es mera anécdota entre paladas y paladas de efectos especiales que desorientan tanto al espectador como a sus intérpretes. Traducido al mismo lenguaje que intenta desplegar este aburrimiento: hasta el “Blood” original tiene más personalidad y dinamismo que “Kill Switch”.

Una muestra de su inconsistencia como producto la encontramos en la forma que tiene de dosificar su raquítico argumento: La película transcurre entre flashbacks y escenas ubicadas en el tiempo presente, siempre hablando desde la perspectiva temporal de “Kill Switch”, siendo estas últimas las rodadas en POV –visión subjetiva– y las primeras rodadas de manera tradicional. ¿Por qué? No existe ninguna razón más allá de la arbitrariedad obviamente comercial. Puestos a no tener nada que contar, hagámoslo con un segmento del público muy concreto: los jugadores de videojuegos, a ver si conseguimos engañarlos con el formato que ha de erigirse en el futuro. No amigos, el futuro es la realidad virtual y mucho tendrás que introducir al espectador en una trama para que pueda atravesar la cuarta pared como si de “El Último Gran Héroe” se tratase.
Un presupuesto volcado en los efectos especiales no puede más que terminar obligando a una escasez flagrante de secundarios, pero sin la química entre los protagonistas que exhibía “La La Land” para salvar tan ricamente los muebles. Convivir con personajes cliché debe ser muy duro en la profesión, así Bérénice Marlohe (“Skyfall”) y Tygo Gernandt (“Black Death”) –la chica buena/mala y el clásico compañero revolucionario– ofrecen un recital de caretos digno de un museo de cera. No sabría que deciros del protagonista, ese rostro en segundo plano, pues Dan Stevens (“The Guest”, “Legion”) sólo asoma la colita cuando sus recuerdos recientes –sosos y repetitivos– intentan aclarar una trama a caballo entre lo simple y lo confuso.

¿Quién es el villano? ¿Qué motivaciones tienen las traiciones y las afecciones de los peleles a bordo de este barco hacia ninguna parte? ¿Qué lógica tiene un futuro donde los disparos se prodigan sin acertar en el cuerpo de nadie? Hacía tiempo que no veía un escenario tan bien preparado para empujar a sus caracteres al irremediable final de tercera regional: ¿un piloto corriendo entre unas ruinas británicas de un checkpoint a otro como si tuviera vidas infinitas? Hay que cerrarles el grifo a estos ideólogos del mundo del cine, capaces de recabar una considerable suma de dinero sin preocuparse siquiera en el menor detalle de interés artístico. ¿Queréis armas, pantallas virtuales e inventos genéricos? ¡Tomad docena y media, cabrones!

No tengo mucho más que añadir. Un protagonista que va del punto A al punto B sin mediar más razón que la de amortizar el juego pagado. En todo caso destacar como únicos puntos positivos varias escenas donde lo apabullante de rayos, drones y explosiones termina conquistando la retina sin sufrir especial mareo debido a la visión objetiva ofrecida. Y aquí sí es cierto que dicho formato está mejorando a pasos agigantados, dejando un pequeño hueco a la esperanza en cuanto a futuras producciones mejor escritas y narradas. El hijo bastardo de unos inexpertos Tim Smit y Charlie Kindinger/Omid Nooshin, cuyo nombre debería ser “Kaka Switch”, pide a gritos ser evitada. Esto es como esa “amiga” o “amigo” al que tanto apreciamos pero no tocaríamos ni con un palo: quizás en el caso de un hipotético apocalipsis y fuese el único cuerpo con el calentar nuestras largas y oscuras noches; patrocinadas por generosas compañías como “Entiesa” o “Ibertrola”.

Imágenes de la película

 photo KSWI_1_zpsfqpqogmi.jpg

 photo KSWI_2_zpstgstswdw.jpg

 photo KSWI_3_zps9qbf2ql8.jpg

Lo mejor: Aun siendo aburrida tiene pasajes espectaculares.

Lo peor: Un exceso de CGI que no esconde la falta de argumento y las pésimas actuaciones.

Vuestros comentarios

1. may 27, 18:34 | AZOTE

Gracias a Legion pero sobre todo por ese peliculón de aires ochenteros que es THE GUEST tengo simpatía por Stevens pero simplemente no hay por donde coger Kill Switch.

Es Hardcore Henry “a lo pobre”. No en efectos, porque están bastante bien, sino en emoción. No hay excesos, no hay escenas imposibles, no hay buenas actuaciones (la buenorra de Skyfall no es que tenga sólo un registro, es que su registro es y sigue siendo una simple mueca) y por eso el formato juega mucho en su contra. La dormí 2 veces hamijos.

2. jun 12, 14:54 | Estrenos2017

Cuando vi el tráiler no pense que fuera tan mala, no la he visto aún y la verdad que pocas ganas me han quedado ya de visionarla.

Pense que podría dar algo más, me recordó a los tiempos en los que jugaba al Half-life, cuando me ponía en el pellejo de Gordon para rescatar al mundo de un experimento fallido en las instalaciones de Black Mesa, que abre un agujero interdimensional con un mundo paralelo. Básicamente de lo que trata la película.

Pues nada, mi gozo en un pozo. Yo que quería recordar esos años mozos de videojuegos y me da que tendré que volver a ver “Doom”.

Un saludo y gracias por esta pedazo de reseña. ;-)

3. jul 11, 23:29 | Bafometh729

Efectiviguonder, mala mala mala con efectos especiales dignos pero sin nada más que resaltar. Un 15/100 sería lo apropiado.

Un saludillo.
Bafometh729

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.