Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Kung Fury

Kung Fury

Un pecado autoindulgente

Kung Fury Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Kung Fury
  • Nacionalidad: Suecia | Año: 2015
  • Director: David Sandberg
  • Guión: David Sandberg
  • Intérpretes: David Sandberg, Jorma Taccone, Leopold Nilsson
  • Argumento: El agente Kung Fury viaja al pasado para acabar con su archienemigo: el Kung Führer.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo Kung_Fury_Interior_zpsrwtlbncr.jpg

El agente de policía Kung Fury vio como su compañero y mentor fue asesinado por un maestro ninja delante de sus narices. La rabia del momento, un rayo cayendo sobre él y la picadura de una cobra le otorgaron los poderes de un kung fu imparable que, desde ese momento, dedicó al servicio del bien. Cuando descubre que Hitler ha viajado al presente para robarle sus poderes, pondrá en marcha junto a su buen amigo Hackermaster una máquina del tiempo con tal de acabar con su archienemigo fascista.

El homenaje a los ochentas sigue estando en el candelero, y aunque las miradas de los aficionados ya se posan en los noventas como década a espoliar, sigue siendo la era del vídeo club y las máquinas recreativas la que más me llama la atención. El estilo retro se ha convertido en caballo de batalla de muchos artistas, desde creadores de videojuegos hasta dibujantes de comics; y en cuanto a lo que es el cine, vive una buena época especialmente en lo que viene a ser la industria underground. Si hace poco repasábamos con “Electric Boogaloo” la historia de la emblemática “Cannon”, productora famosa por su cine de acción hiperbólico y barato; hoy se rinde homenaje a ese cine con la presentación de “Kung Fury”, un mediometraje sueco que está corriendo como la pólvora contando ya con más de cinco millones de reproducciones en Youtube, donde ha sido publicado de forma gratuita, además del éxito en su presentación en Cannes. Esta obrita se inició como proyecto de Kickstarter con un tráiler muy interesante que pronto atrajo la atención del público, llegando a recaudar más de 600.000 dólares, bien invertidos en efectos especiales de los que la cinta hace gala constantemente; por no decir que es un efecto especial en sí.

El proyecto personal de un desconocido David Sandberg (factótum en los principales apartados de “Kung Fury”) viene a unirse a los trabajos de Astron-6 (“Manborg”, “Father’s Day”, “The Editor”) o “Metal Creepers” de Eskoria Films, grupito que resucita con una mirada llena de humor las películas que inundaban los cines de barrio y los vídeo clubes de los ochenta. En este caso, el género elegido han sido las artes marciales, pero Sandberg, a pesar de su juventud, ha sabido reflejar diferentes visiones sobre lo que se cocía hace treinta años y repasa conceptos muy interesantes del fantástico convirtiendo su mediometraje en un concentrado de locuras donde los juegos de los salones recreativos toman verdadero protagonismo: masillas nazis, dinosaurios que disparan rayos láser por los ojos, una máquina recreativa asesina, una valquiria disparando una ametralladora gatling a lomos de su lobo gigante, un policía con cabeza de triceratops, la aparición de un Thor adicto al culturismo, Hitler haciendo kung fu, un hacker capaz de manipular el tiempo con ordenadores de ocho bits, guitarras teclado, a David Hasselhoff como ordenador (Hoff-9000) de un coche fantástico, un video clip especialmente realizado para la ocasión con el tema “True Survivor” de, otra vez, David hasselhoff. Como veis, una chulada en toda regla, claro intento por reflejar el característico todo vale de hace unas décadas, lo cual consigue gracias a la recreación visual de todas estas singularidades.

En lo meramente argumental no encontramos mucho donde rascar, la cinta avanza usando el viejo truco de presentación de nuevos personajes cuyos diálogos no son especialmente profundos. De acuerdo que la incapacidad del elenco (actores noveles) podría ser incluso otro guiño al cine y televisión que homenajea, pero creo que finalmente es una pata que cojea, pues esta desconexión entre personajes evita la construcción de historia alguna. Ya imaginaréis que esto es un viaje de los sentidos, no emocional. Así el homenaje se extiende sobre todo en lo estético, hasta los colores difuminados de las cintas de vídeo, con una sobrecarga visual digna de la peor cinta de kung fu de los ochentas. Incluso en ciertos puntos de la película se simula hasta el tracking de nuestros viejos y queridos videos VHS; lo sé, algo manido, pero entrañable también. El vestuario, música y decorados – principalmente cromas – sigue esa “idealización” de lo que fueron las películas de artes marciales, quizás a veces de una forma tan exagerada que la comicidad intencional se pierde por el camino. Seamos sinceros, para ser una comedia no es muy graciosa. Le sucede quizás lo mismo que a obras como “Shaolin Soccer”: es muy entretenida de ver por la demostración de técnica infográfica ofrecida pero no tiene nada más. En este caso no es poco, pues juega con la baza del recuerdo como complemento a un inexistente guión. No he podido evitar pensar en juegos como “Dragon Ninja”, “Double Dragon”, “Kung Fu Master” o “Final Fight”; películas como “Arma Letal” o “Howard el Pato”; series como “El Coche Fantástico” o “Corrupción en Miami”. Mejor aún, si algo representa “Kung Fury” son las horas muertas que pasábamos de críos inventando con nuestros muñecos historias rocambolescas donde un Gi Joe podía acabar siendo sodomizado por un murciélago gigante de plástico.

Poco más se puede añadir. David Sandberg han sabido realizar una pieza vibrante en lo que al apartado visual se refiere, muy superior a lo que representó en su día “Kung Pow” (mejor comedia, peor como ejercicio técnico). ¿Qué no existe historia alguna? Es evidente, de hecho fijaos en que más bien parece el capítulo de una serie con mucha tela por cortar. ¿Son molestas las interpretaciones? Sí, y mucho. Pero se compensa viendo a Hitler dar discursos mientras practica una especie de kung fu. ¿Es tan exagerada y “popera” que a veces rompe demasiado con la estética a la que tributa? También, pero no olvidemos que se trata de una comedia, y, como tal, muchas de sus situaciones intentan parodiar, sin mucho acierto, a todas esas películas de policías duros que vuelven a la palestra. ¿Las demostraciones de artes marciales flojean bastante? Bueno, no creo que nadie esperase encontrarse con la tercera parte apócrifa de “The Raid”.
Finalmente, y dada la total disponibilidad del mediometraje, se convierte en una experiencia que todo aficionado al género fantástico debería vivir; bueno, y si no se es aficionado también. Así, aquí tenéis medio horita de tonterías y diversión descerebrada, ¡disfrutadla!

Imágenes de la película

 photo Kung_Fury_1_zps7oup0fdv.jpg

 photo Kung_Fury_2_zpsgsotvckv.jpg

 photo Kung_Fury_3_zpspigndxbj.jpg

Tráiler

Lo mejor: La capacidad para condensar casi todas las tonterías que se nos ocurrían de críos mientras jugábamos.

Lo peor: A veces el tono ochentero se pierde debido a unos efectos especiales en CGI que bien podrían haber sido maquetas y miniaturas.

Vuestros comentarios

1. may 30, 14:28 | Draghann

Yo no soy mucho del cine “gamberro” (si es que puede llamarse así) pero reconozco que me lo pasé muy bien viendo este despropósito. Lástima que sea tan corto o a saber, quizás sea esa su mayor virtud…

Un saludo!

2. may 30, 14:43 | MASP

Salvando la distancias, le saca los colores a casi todas las producciones actuales, que un guión igual de consistente (nótese el sarcasmo) se alzan con récord de taquilla. Plenamente disfrutable si en su momento flipabas, como un servidor, con series tipo “Max Headroom”.
Saludos!

3. may 30, 18:42 | Zalomero

Un entretenimiento genial de cabo a rabo. La típica peli que a todos nos hubiese gustado hacer de chavalillos. Su evidente intención de desfase ochentero sin sentido hace que se lo perdonemos todo.

Coincido plenamente con el apartado de “lo peor”. Me hubiese flipado que Triceracop fuese un muñecote con máscara de látex en lugar de CGI.

4. may 31, 19:15 | Leo

está muy entretenida, lo raro es que está planteada como una especie de serie televisiva, luego toma tintes de película para retornar al final con la estructura típica de serie, eso y la referencia al Viagra (cuyo boom es posterior, finales de los 90’s) son mis únicos peros… es una locura y se entiende como tal y ahí está el mérito…

SPOILERS: mis partes favoritas, la secuencia de pelea al mejor estilo de los juegos arcades de peleas, con enemigos apareciendo por ambos lados y el mismo fondo una y otra vez, con fatality incluido a lo mortal kombat… y la secuencia animada con un montón de referencias ochentera en ella… Fin SPOILER

imperdible…

5. may 31, 21:46 | Mountain

Creo que la veré pero solo porque dura media hora, es que soy un poco alérgico a las pelis de artes marciales y supongo que de eso habrá mucho, ahora, eso sí, una peli en la que sale un poli con cabeza de triceratops, dinosaurios con rayos laser, un pinball asesino… eso no me lo puedo perder!

6. may 31, 23:46 | Vael

Una total ida de olla homenajeando los 80. Me parece muy divertida y todos y cada uno de los guiños a la arcade, la secuencia de videojuego en 2D, etc… me encantaron.

7. jun 2, 19:43 | Juan

Hola,

Me encanta el artículo, la verdad es que últimamente estáis subiendo contenido de calidad. Os recomiendo siempre a todos mis amigos.

A seguir mejorando, que sois los mejores!!

Un saludo.

8. jun 2, 22:18 | Bob Rock

Draghann.- Estoy convencido de que es su mayor virtud. Miedo da ese rumor de que acabará siendo un largometraje. Lo que me ha sorprendido, para bien, es el pequeño videojuego que han sacado. Oye, tan rico (aunque prefiero, en cuanto a apuestas retro, Hotline Miami)

MASP.- La verdad que esa sensación de serie (inevitable acordarse de Max o de Miami Vice o el Trueno Azul o el Halcón Callejero) es también un gran logro de Kung Fury, la pena que, como dice Leo, no se centre del todo en lo que pretende. Se merece el fenómeno que está causando, y buena parte de culpa la tiene su video clip… oye, cada día estoy más enamorado de la puñetera canción. Creo que a no mucho tardar saldrá una banda sonora del estilo por parte de Hasselhorf (y otro señor)… habrá que estar atento.

Zalomero.- Para mi gusto le he faltado el puntito Harryhausen. Además creo que talento artístico para ello había.

Leo.- Me alegra coincidir de nuevo. Espero que si tienes algo que compartir de este tipo… pues ya sabes, estamos aquí para hablar de nuestro querido cine.

Vael.- Lo dicho, que rulen esos cortos guapo. Yo porque no me entero mucho del mundillo del corto, pero me gustaría intentar acercaros alguno más. La pena que muchos se quedan sin subtitular y es una puñeta. Bueno, me he acordado de uno que no decían ni mu: http://www.almasoscuras.com/black-goat

Juan.- Nos sacas los colores ;) Pues a ver si podemos darle más caña a esto de los cortometrajes… cualquier idea es bienvenida!

9. jun 4, 00:49 | Frank

Es uno de los cortos mas divertidos en años, y los mejores 30 minutos de mi vida. 100 veces mejor que cualquier producción cinematográfica actual.
Espero con entusiasmo las secuelas.

10. jun 4, 15:47 | Giles

He disfrutado como un niño con este fabuloso homenaje a los 80, aunque reconozco que también me ha hecho sentir un poco viejales.

El mérito de la cinta es el de dar a conocer esa época dorada a aquellos que no la vivieron y la de despertar gratos recuerdos a aquellos que tuvimos la fortuna de disfrutarla.

Y es que somos True Survivors

Saludos,

11. jun 11, 15:36 | Alex

Parece que en cuanto a pelis se ha quedado algo cojo este año (sin tener en cuenta las referencias clasicas: demons, re-animator, etc…) Por mi parte me parecen interesantes unas cuantas del video de la primera parte, pero de esta segunda, no hay ninguna que me llame la atencion.

12. jun 12, 02:58 | yanimeacuerdo

pues la verdad yo vivi casi el final de los 80s y creanme a todos los que la han visto quedaron facinados pidiendo una segunda parte, independientemente de criticas de conocedores del genero al final el publico es el que manda y a este momento, casi 2 semanas de su estreno lleva ya casi 16 millones de reproducciones

13. jun 12, 09:28 | korvec

Pues seré el raro. La empecé a ver y no duré ni diez minutos.

Tiene algunos puntos ochenteros muy divertidos (como la maquina Arcade) pero en ningún momento me recordó al cine ochenterio salvo quizás un poco a las de la Troma (que salvo un par de excepciones nunca fueron santo de mi devoción.

Lo mismo tenía el día raro o algo y le de otra oportunidad otro día, pero de momento lo visto me produce más pereza que otra cosa.

14. may 29, 15:42 | Jorge Guateque

Saludos desde Colombia.

Toda una gozada !!!!! que retro-80 !!.

Gracias.

15. oct 22, 14:14 | AZOTE

Merecería la pena pagar una entrada de cine para verlo en pantalla grande. Hasta por el clip de The Hoff.

Tras la legendaria presentación del protagonista, cuando aún me estaba recuperando de algo tan ridículamente genuino como el juego de palabras “Kung Führer”, asisto al pirateo del tiempo por obra de Hackerman y su MS-DOS en modo gráfico. Y todavía quedaban 22 minutos por delante de delirio. La ochenteridad hecha corto hamijos. Droja en vena.

Y ojito que peli para 2018.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.