Estás aquí: Página de inicio » Críticas » La cueva

La cueva

Coged aire...

la cueva

Ver ficha completa

  • Título original: La cueva
  • Nacionalidad: España | Año: 2014
  • Director: Alfredo Montero
  • Guión: Javier Gullón, Alfredo Montero
  • Intérpretes: Marcos Ortiz, Marta Castellote, Jorge Páez
  • Argumento: Un grupo de amigos viaja a una isla paradisíaca en plan mochilero. Allí encuentran una cueva y deciden explorarla juntos pero se pierden entre sus túneles y la supervivencia se vuelve cada vez más difícil.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

la cueva

Lo que hace Alfredo Montero en La cueva es un logro en el muestrario cinematográfico español que no puede ni debe pasar desapercibido. Lo es porque nace de la escasez de medios y aún así es capaz de sobrevivir a un incómodo rodaje, sometido a las duras condiciones de una localización limitada y prácticamente intransitable, e incluso amoldarse a un remontaje que solo conserva unos 40 minutos del metraje original tras su paso por el Festival de Sitges en 2012, donde llamó la atención de Morena Films, que accedió a producir la película a cambio de realizar varios ajustes. Con el equipo en marcha rodando nuevo material para su segundo montaje, La cueva se presentó de nuevo a festivales llevándose galardones en Málaga y Nocturna, propiciando un posterior – aunque discreto – estreno en salas.

El director y guionista (entre muchas otras funciones que equipara en la película) llevó a su sufrido elenco al extremo para rodar un material que se antojara lo más realista posible. “Primero fue la cueva y luego el guión”, palabras que Montero repite en varias entrevistas y que fortalecen la relevancia de un espacio natural que no solo es testigo de su historia, es el epicentro de una idea valiente y su correspondiente arriesgada puesta en escena. Probablemente el resultado no habría sido el mismo de no ser por ese desgaste físico y emocional que sufrieron los actores (y el realizador) durante el rodaje, traducido en inevitables magulladuras, golpes y heridas al interactuar con un espacio tan estrecho como la gruta. Y es precisamente esa agonía que circula entre actor-personaje con la misma fluidez que lo hace entre punto de vista-espectador, lo que convierte a La cueva en una experiencia intensa como pocas se han visto últimamente en el reciente cine español.

Habría que remontarse a Rodrigo Cortés y su Buried para encontrar una sensación similar al desasosiego que genera una vivencia como la de La cueva, aunque su trama la emparente más con títulos como The Descent, The Cave o la más reciente Beneath (la de Ben Ketai). El mayor y principal logro de Montero es que consigue transmitir con alto porcentaje de eficacia la claustrofobia y el agobio asfixiante que inunda cada galería y recoveco del terreno que recorren sus desorientados personajes. La oscuridad, la estrechez del camino, las estalactitas, los túneles laberínticos y los pasadizos infinitos que engullen a los cinco imprudentes amigos mochileros son retratados con un realismo no apto para aprensivos a través de planos cerrados y constante movimiento. A ese propósito de naturalidad ayuda además la elección de un casting en el que encontramos actores de rostros no muy conocidos pero que cumplen su función con corrección, a destacar los papeles más histriónicos de Eva García-Vacas y Marcos Ortiz (quien también ejerce de productor ejecutivo) que inflan aún más de histeria el ya de por sí agónico ambiente.

Mucho se discute en los tiempos que corren sobre la sobreexplotación del formato mockumentary/ found footage / cámara en mano. Lógico teniendo en cuenta el excesivo y descarado aprovechamiento que muchos hacen de una moda que aun sigue funcionando – también a nivel comercial – , pero que muestra evidentes signos de agotamiento. No me gusta la idea de condenarlo, de hecho algunas de las mayores alegrías que me he llevado este año (véase V/H/S 2 o Afflicted) se adhieren a la corriente del metraje encontrado. Pero inevitablemente un mejor o peor resultado dependede las manos en las que caiga, el uso que se haga de sus posibilidades narrativas y la sensación que busque transmitir al espectador. Y La cueva, en ese sentido, pide a gritos el cámara en mano para permitir al operador moverse con más facilidad por el espacio, sumar verosimilitud al relato y captar de primera mano la tensión y la angustia. Le permite además a Montero jugar con una secuencia en visión nocturna que le da cierto dinamismo a la puesta en escena, del mismo modo que lo haceun fragmento especialmente angustioso en el agua. Pero con la misma rapidez con la que rompo una lanza a favor de la elección formal, expreso mi total inconformidad en la decisiónde huirde ella en el prólogo y – sobretodo – en el epílogo, donde no solo cambia a cámara convencional sino que además incluye una banda sonora insufrible con aroma a final feliz que echa por tierra toda la crudeza del tono que ha impreso en la cinta hasta el momento.

Quede claro que La cueva no inventa absolutamente nada. El punto de partida, la elección del espacio, los giros que toma la trama, las características de los personajes e incluso algunas de sus decisiones resuenan a fuerte dejavu entre los rincones de la gruta. Vaya por delante también que no se trata de una película de terror, o al menos no una convencional, se ajusta más a un drama de supervivencia extrema o un survival sin elementos fantásticos. Aunque si entendemos terror como angustia, tensión y ansiedad, sí, lo es, puro terror. Pero así como en la excelente película de Neil Marshall los enemigos eran unas criaturas monstruosas que acampaban bajo tierra, aquí el enemigo es el propio ser humano y su (in-) capacidad de sobrellevar una situación absolutamente adversa.

Lo hemos visto también con anterioridad: la deshumanización, la vuelta a los instintos primarios, la condición civilizada del ser humano degradándose a medida que el pesimismo, la paranoia y la desesperación se apoderan de él. The Divide es un buen ejemplo de ello. Pero como en todo buen protagonismo coral que se precie, hay distintas maneras de afrontar una realidad que se antoja sin solución posible. Y ese choque de personalidades es el que da vida al conflicto, porque sin conflictos no habría historia, y nos limitaríamos a esperar a que murieran deshidratados en la cueva. Del mismo modo que si no concediéramos cierto margen de aprobación a la constante presencia de la cámara más o menos justificada, básicamente no habría película.

Bien es cierto que algunos giros previsibles de la trama o decisiones que toman los personajes y sus respectivas reacciones ponen en entredicho la autenticidad que busca la película, lo que resta puntos innegablemente al resultado final, pero Montero realiza un estudio bastante interesante del comportamiento humano desprovisto de lo básico vs. naturaleza. Y al final, la (horrible) experiencia acaba teniendo un calado mucho más hondo que cualquier imperfección de guión.

Imágenes de la película

la cueva

la cueva

la cueva

Tráiler

Lo mejor: Lo arriesgado de la puesta en escena.

Lo peor: El epílogo.

Vuestros comentarios

1. ago 8, 14:36 | Crystal Fighter

película malísima oiga!! copia peor otras películas americanas. entradas promocionales por aquí, entradas promocionales por allá. ja ja ja ja ja

2. ago 10, 11:51 | Roberto

Pero qué listo eres Crystal Fighter. Sabés ver que esto es una entrada promocional a pesar de que es una película que ya ni siquiera está en la cartelera. ¡Eres un genio!

3. ago 11, 11:35 | tito Jesús

Lo que quieran verla en sala aún tienen pases en artistic metropol. Crystal Fighter te puedo asegurar que de promoción nada pero eres libre de pensar lo que quieras claro está. Yo a esta película le dí mucha cera en su proyección en Sitges. La nueva edición tengo que decir que mejora mucho el resultado, aunque le quita casi todo el gore, también le roba más de 30 miinutos de movimientos de cámara y escenas vacias. yo tal vez no le pondría la nota de Miss Samdra, pero desde luego la película está a la altura de los buenos found fotages extranjeros y se ve con entretenimiento y a ratos angustia.

4. ago 12, 00:53 | Julio

Vista en el cine, trasmite la angustia de estar encerrado, el final no me convenció, demasiado casual

5. sep 8, 14:52 | fatone

Bueno otro caca de vaca made in spain,con una nota infladisima por la autora de la reseña, o quuza es que en verdad le gustó, lo que es a la vez mas preocupante en cuanto a gustos ajajajajajajaja.
Me encanta almas, como me rio con algunos “ cinéfilos”
Un saludo!!!

6. sep 30, 08:29 | Gelu

Estoy de acuerdo con la reseña y con la puntuación, una peli que con muy pocos medios consigue lograr un producto mas que aceptable.
La actuación de los personajes es bastante convincente, como se van transformando a medida que la situación se vuelve mas extrema, y como sacan a relucir lo peor de cada uno.
Por compararla con otra peli, diría que se me asemeja mas a “santuario” que a “the descent”, pues el miedo lo genera la cueva en si.

7. oct 1, 08:08 | luis

La primera media hora me pareció infumable, los personajes no son estúpidos, son lo siguiente.
Los diálogos son de juzgado de guardia y te preguntas ¿esta panda de sub… va a meterse en una cueva?.
Luego una vez que empieza en conflicto (se meten a lo loco alli sin tener ni p. idea, ni ir nada preparados, muy inteligentes, si señor) la sensación de agobio e histeria estan conseguidas, pero poco mas. El final no me convenció para nada.
En fin, un fallido intento.
Ah! y por favor ni se os ocurra compararla con “The Descent”, es un insulto.

8. oct 2, 21:00 | MY

Pues yo la vi sin ninguna pretensión, y lo cierto es que no me ha disgustado del todo. Las actuaciones no me convencieron,(sobre todo las de las chicas), pero la cueva y el calveras sí.
Raspadín el aprobado, lo pasas peor recordando el episodio de Pancho atrapado en las Cuevas de Nerja.
Saludos gente¡¡¡

9. may 15, 05:55 | Gustavo

La acabo de ver por tele. Sentí muchísima claustrofobia lo cual es el gran punto a favor de la peli. El punto en contra es que por la mitad del metraje la historia se empantana, no avanza, y eso hace que el espectador se distraiga y pierda esa sensación de desasosiego.
Concuerdo con que el prólogo y epílogo sin lenguaje mockumentary resta mucho.
En definitiva, sin ser gran cosa es entretenida, algo que no es poco

10. may 17, 16:54 | Antonio Vicente

Me sorprendio para bien y mas por ser hecha aqui en españa, trasmite muy bien la sensacion de agobio claustrofobico y las sensaciones extremas en situaciones limite, un argumento simple pero eficaz y entretenido que no es poco, entretenimiento el gran valor a tener en cuenta que es muchisimo en una pelicula, yo le subiria algo la puntuacion dada, apuesta nacional y muy valida.

11. mar 17, 19:58 | Cuervo

Para ver esto veo un episodio de “El último superviviente” que entretiene más y siempre se aprende algo.

The descent es mucho mejor.

Saludos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.