Estás aquí: Página de inicio » Críticas » La noche de los muertos vivientes

La noche de los muertos vivientes

El gran mito y clásico del cine, hecho carne... muerta

La noche de los muertos vivientes

Ver ficha completa

  • Título original: Night of the Living Dead
  • Nacionalidad: USA | Año: 1968
  • Director: George A. Romero
  • Guión: John Russo, George A. Romero
  • Intérpretes: Duane Jones, Judith O’Dea, Karl Hardman
  • Argumento: Un grupo de personas intenta defenderse del ataque de los muertos vivientes en la pequeña casa de campo en la que se han recluido.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

La noche de los muertos vivientes

La legendaria película de Romero faltaba en Almas Oscuras, y a mí me han encargado la noble tarea de reseñarla. Gracias, Joan, todo un placer y un auténtico honor.

Antes de empezar me gustaría señalar una cuestión en cuanto a la nota: ¿qué derecho tengo a la hora de valorar un clásico? Ninguno, simplemente el derecho que me otorgan en esta casa. Un clásico no puede ser valorado por la única razón de que sencillamente merece su categoría de clásico por aguantar el paso del tiempo con la misma frescura con la que se estrenó. La noche de los muertos vivientes aún hoy mantiene su maravillosa atmósfera de tensión y terror, simboliza el nacimiento de toda una generación cinematográfica, sólo por eso se ha ganado su puesto en la cima. Yo cada vez que la veo disfruto como un crío: es una obra maestra.

Primer contacto, en algún lugar de Pittsburgh…

Rodada como cine independiente y financiada por algunos de los mismos actores de la cinta, la ópera prima de Romero como largometraje se centra en la resistencia que ofrece un grupo de individuos frente al amenazante ataque de «un ejército de asesinos no identificados», descritos como «aparentemente son gente corriente; algunos afirman que aparecen entando en una especie de trance». Los descritos como asesinos ya se conciben aquí, desde el título, como seres que anteriormente fueron personas, sólo que la amenaza reside en que forman un grupo homogéneo de hostiles, muertos vivientes que sólo tienen la ambición de destruir a aquellos que no son como ellos. Enmascarados bajo una construcción de instintos primitivos, en ocasiones estos revividos parecen comportarse como animales, como apunta el protagonista «BEN. Les asusta el fuego. Lo he descubierto»; se trata por lo tanto de un ente construido como un humano que se animaliza, retorna a un ser primitivo, una envoltura humana que contiene lo negativo, el mal primigenio, lo desconocido fundamental para que se erijan como terroríficos: «De momento no tenemos datos concretos para advertirles de quién o de qué guardarse, o de qué monstruos deformes deben ponerse a salvo. La reacción de los encargados de la ley es de desconcierto total», informa el noticiero de la radio.

Además, estas criaturas siguen el patrón de la invasión: la expansión de las hordas de estos alienados monstruosos se basa en un principio de imposición cultural que tantas veces se ha repetido en el cine — desde Invasion of the Body Snatchers, hasta un sinfín de películas del género, donde la autoridad del extraño trata de imponerse a la fuerza — , un ataque caótico y fuera de toda lógica cuyo objetivo es controlar los núcleos de poder de la sociedad — esta es una de las razones por las que la mayoría de lecturas de esta obra terminan redundando en la crítica social y política que quería plasmar Romero —: «Los asesinos se están apoderando de los pueblos, ciudades y suburbios sin que haya una razón aparente para los crímenes. Parece tratarse de una explosión general y repentina de homicidios en cadena», comunica el atónito periodista a través de la radio. Cualquier atisbo de humanidad desaparece de sus rostros, suprimiendo sus sentidos y sus emociones. Me parece interesante señalar que en la película de Romero, si bien la figura del zombi queda construida con todas sus características fundamentales — muerto viviente, caníbal, con intenciones hostiles hacia los vivos… —, no se le denomina en ningún momento bajo el término zombi, prefiriendo referirse a sus criaturas bajo epítetos menos exóticos como ‘cosas’, ‘seres’, ‘ellos’ o simplemente ‘asesinos en masa’.

La casa

Con un inicio potente que sirve de introducción perfecta, Romero presenta la situación a la perfección: Barbra, toda una damisela en apuros, consigue escapar del horrible ataque de un ser extraño que ha matado a su hermano sin ningún motivo. A lo lejos divisa un posible refugio, una casa rural que se convertirá en el espacio protagonista a servicio del desarrollo de la trama. El espectáculo ya está servido, pero… falta el héroe. Y como todo buen héroe, Ben aparece en el momento oportuno, valiente y decisivo, repartiendo leña a los tambaleantes cadáveres vivientes que intentan devorar a la frágil Barbra.

Pero no podemos pasar por alto un detalle. Ben es negro — qué buen momento para utilizar la negrita —. Un momento, esto no es un comentario racista ni mucho menos, pero ¡cáspita! estamos en 1968, en el caluroso verano de Pittsburgh, Pennsylvania; y a algo más de setecientas millas de allí, Martin Luther King ha sido asesinado en su lucha por los derechos civiles de las personas de raza negra. El ambiente estaba caldeado y la pareja de guionistas Russo-Romero no pensaron por un momento que un negro matando blancos — aunque ya estuviesen muertos — sería una cuestión cuanto menos polémica en aquella sociedad norteamericana puritana y conservadora. Duane Jones, el actor que magistralmente interpreta a Ben sí que era consciente de aquello y en varias ocasiones habló con Romero sobre el tema, pero el bueno de George siempre quitaba importancia al asunto. Este hecho fue una de las razones por las que les costó tanto encontrar un distribuidor que se atreviese con la cinta.

Pero la polémica que envuelve La noche de los muertos vivientes no se queda ahí; la problemática sobre sus criaturas y su título es bastante curiosa a la vez que esclarecedora. En un principio, Romero quería titular el film como The night of Anubis; título que fue descartado enseguida — afortunadamente —. Sin embargo todo el equipo productor de la película se decantó por The night of the Flesh Eaters, destacando la característica de canibalismo de las criaturas por encima de su naturaleza de muertos; y registraron dicho título bajo copyright. Fue Walter Reade, el único distribuidor que aceptó la cinta, el que sugirió que no podía llevar ese título debido al estreno de The Flesh Eaters cuatro años antes, y tras el visionado comentó que un buen título con gancho y de cara al éxito comercial sería el que ostenta hoy en día, Night of the Living Dead. Cuando el título se cambió olvidaron mantener el copyright, error que les costó caro, pues hasta nuestros días la cinta se encuentra en dominio público.

Segundo contacto, ruidos en el sótano

La trama continúa totalmente inversa al movimiento de sus muertos vivientes, no se nos hace lenta, sino que posee un desarrollo vivo y coherente. ¿Por qué no será más larga? Ah, cierto, se perdieron unos rollos de la película original en una inundación en los almacenes de Latent Image… lástima. El mismo desarrollo de la historia, que nos muestra a una Barbra que entra en shock ante lo ocurrido y pierde la noción de la realidad, obliga a la intrusión de más personajes. Faltaba el ayudante del héroe, el opositor al héroe — que no antagonista, bastante tiene Ben ya con los muertos vivientes — y el ataque interno e inesperado. Del sótano de la casa, como un particular caballo de Troya, emergen estos personajes, uniéndose a Ben y a la desquiciada Barbra.

La función de ayudante del héroe recaerá sobre Tom y Judy, una pareja de jóvenes que depositan la fe de la salvación en Ben, mientras que el opositor será el gruñón Harry Cooper, empeñado en que se parapeten en el sótano a la espera de ser rescatados. Las tensiones y la evolución psicológica de los personajes ya están en la mesa, y se convierte en una relación, la de Ben-Cooper, que gobierna el resto de la película: el héroe que quiere imponer su ley como líder y el cabezota opositor a ese líder que como hombre de otra generación anterior no va a aceptar ser ordenado por un joven.

El ataque interno representa la sorpresa de toda buena trama, el particular Judas que traiciona desde dentro sin que nadie sospeche… y ahí entra en juego la hija pequeña de Cooper, que está en el sótano tras un mordisco de nuestros adorables zombis. Pese a lo que han dicho muchos autores, la faceta de la horda zombi contagiosa no proviene de la obra primordial de Romero. Puede generar confusión por el hecho que en esta película se da la situación de la hija de Cooper, que enferma y sufre terribles accesos de fiebre tras la mordedura de una de estas criaturas, pero por la televisión — donde en una de las entrevistas a los políticos hace un cameo Romero como reportero — dan la noticia de lo que suponen que ha provocado que los muertos se levanten de sus tumbas: «(…) el satélite explorador lanzado recientemente a Venus. Ese satélite como recordarán venía hacia la Tierra, pero no llegó nunca. Es el mismo vehículo espacial que volvió de Venus y que fue destruido por la NASA cuando los científicos descubrieron que era portador de una misteriosa radiación». Esa radiación, mientras esté activa es la que hace levantarse a los fallecidos en esta película, no la mordedura. La hija de Cooper, que a mi parecer muere de la infección que puede provocar una dentadura putrefacta, se convierte en una de las criaturas por el efecto de la radiación.

Cooper tenía razón

Este particular inicio del zombi, que ya se movía a trompicones, copiando los mecánicos y espasmódicos movimientos de aquel Boris Karloff de The Walking Dead (Los muertos andan, 1936), abrió las puertas a un nuevo género que inundaría todas las salas de cine del mundo y nuestras más oscuras pesadillas, filtrándose hasta nuestro imaginario actual, del que somos hijos.

El film avanza en una tensión genialmente conseguida a su punto final: nuestro héroe ahora ha quedado solo, abandonado a su destino. Sus hazañas valerosas han desaparecido por el devenir de la situación: sólo le queda luchar para sobrevivir, aguantar hasta la llegada del rescate del héroe. Y por fin amanece. Y la partida de impecables americanos que se dedican a ir pegando tiros a todo muerto viviente que encuentran a su paso, limpiando la basura que ha quedado tras la cruenta noche en sus queridos Estados Unidos, llega hasta la casa donde aguarda Ben a ser rescatado. Pero la historia no puede terminar así: es crucial que el héroe fracase, eso en parte la convierte en el mito que hoy conocemos. Toda la trama resistiéndose a los muertos vivientes para finalmente ser confundido con uno de ellos. ¡Oh my God! De nuevo otro batacazo polémico: al igual que antes, la imagen de un Martin L. King asesinado vuelve a nosotros. Los distribuidores que en principio estaban interesados en la cinta de Romero le propusieron cambiar el final, pero se negó. E hizo bien. Si hoy Ben siguiese vivo, quizá no estaríamos hablando tanto de esta magnífica película.

El colmo de los colmos, la ironía final de toda la película — dejando a un lado el fuerte contenido de crítica política y social — es cómo Ben termina salvándose de los muertos vivientes — aunque no de las balas de los americanos —: se atrinchera en el sótano. Cooper tenía razón, era el lugar más seguro de la casa.

Imágenes de la película

La noche de los muertos vivientes

La noche de los muertos vivientes

La noche de los muertos vivientes

La noche de los muertos vivientes

Tráiler

Lo mejor: Cómo ha conseguido resistir al paso del tiempo, su atmósfera -es el nacimiento de todo un género-, la interpretación de Duane Jones y la crítica subterránea que encierra.

Lo peor: La pátina racista que las malas lecturas han sacado de ella, inexistente en la obra.

Vuestros comentarios

1. feb 25, 19:53 | Joan Lafulla

Qué alegría tener, por fin, La Noche de los Muertos en Almas. Se me saltan las lágrimas… :-)

2. feb 25, 20:49 | jesus pamplona

Randolph Carter estás más vivo que nunca ,ajajaja, buen post este también.
Una gran película, si señor!!!! Aunque viendo la filmografía posterior de Romero siempre he pensado que esta salió tan brillante, en gran medida, gracias a un cúmulo de casualidades… Aunque da igual!!! No por ello deja de ser estupenda.

3. feb 25, 22:23 | Abocado

Imperdonable que siendo los zombies o muertos vivos y los vampiros mis “mostros” preferidos del cine aun no haya visto La Noche De Los Muertos Vivos.En fin,afortunadamente es algo que pienso remediar muy pronto ya que en mi videoclub amigo tiene una copia asi que es cuestion de alquilarla.De Romero solo he visto las ultimas 2 o 3 que han salido,las cuales me han gustado,en especial Diary of The Dead que me parece que les gusto a muy poquitos.:P
Pd:al dia de hoy mi pelicula favorita de zombies es la monumental Dawn Of The Dead,remake del 2004 de Zack Snyder y de la cual tampoco he visto la original.

4. feb 26, 00:37 | Randolph Carter

Jesús, tienes toda la razón, el resto de películas de Romero siguen la misma tónica y no innova demasiado, aún así hay cosas que llaman la atención. La noche… fue tan genial que marcó un antes y un después… menos en el propio Romero, siguió haciendo una imitación y no evolucionó mucho.

Abocado, nunca es tarde! Anímate también con Zombi (1978), así se tituló en España la original Dawn of the dead, una maravilla del gore más vándalo de la época, aunque el remake de Snyder es brutal y prácticamente está en la cima por mérito propio.
La verdad es que te envidio por no haber visto aun La noche…, verla por primera vez es toda una experiencia!

Un abrazo!!

5. feb 26, 00:50 | Joan Lafulla

Joer Abocado… estoy con Randolph: me encantaría poder disfrutar por primera vez de La Noche de los Muertos Vivientes. Sería una gozada…

Yo te recomiendo la primera trilogía entera de Romero (todas juntas… una detrás de otra): La noche de los muertos vivientes, Zombi (Dawn of the dead… coincido en que el remake es genial, pero también vale la pena, sin duda alguna, echarle un vistazo a la película de Romero) y El día de los muertos (Day of the dead). Esta última, aunque habitualmente ha sido considerada el patito feo de la trilogía, creo que también merece recuperarse.

Nada Abocado… si te decides a ver alguna de ellas queremos que compartas tu opinión con nosotros :-)

saludos

6. feb 26, 01:53 | DarkDri

Cuando tenia 6 años, 1990, mi padre me puso esta pelicula… desde entonces solo pienso en muertos vivientes… un par de años despues, vi con el la matanza de texas, y esa si me traumo… pero mis podridos… los amo!!

7. feb 26, 10:15 | korvec

Una de mis películas preferidas con una de las ambientaciones más angustiosas y opresivas que he visto en el cine de asedios, a pesar de que tanto en ese aspecto como en su trágico final, bebe mucho de “Soy Leyenda”.

Una lástima que el señor George A. Romero después de dirigir esta obra maestra y películas tan interesantes como “Martin” o las dos partes siguientes de este film, solo volviera a este universo tarde y mal con películas que no están a la altura de las originales en el mejor de los casos y sonrojantemente malas en el peor…

8. feb 26, 13:25 | MLC

Esta obra maestra de Romero me marcó, recuerdo cuando era niño (y cuando apenas había visto cine de terror) referirme a ella como “una peli en blanco y negro que empieza con dos hermanos yendo al cementerio y les viene un muerto caminando”… ni que decir tiene que es una de mis películas de terror favoritas. Cómo debió ser esa época en la que cuatro “chalados” estaban haciendo historia del cine sin ser conscientes de ello…

Cuando se trata de zombies, nadie como Romero… sobretodo en esta primera trilogía clásica… y no puedo hablar de zombies sin reivindicar a Fulci y su “Nueva York bajo el terror de los Zombies” (“Zombie”)… otra cumbre del género en mi opinión, aunque sin llegar a la categoría de clásico original de Romero, claro…

9. feb 26, 14:15 | Draghann

Yo, que soy un grandísimo fan del universo zombie (y más recientemente de los infectados) no puede dejar de dar las gracias una y otra vez a Romero por su trilogía.

Respecto a la reseña; magnífica. Sin embargo, hay una frase con la que no estoy de acuerdo. Estoy seguro de que Randolph Carter lo dice desde su más absoluto respeto y admiración por esta película, pero hombre, esa frase de:

“La noche de los muertos vivientes aún hoy mantiene su maravillosa atmósfera de tensión y terror”

es, como poco, demasiado optimista. Lo que quiero decir es que nadie podrá negar lo que es y lo que ha sido “La noche de los muertos vivientes” y probablemente esa frase fue cierta durante mucho tiempo pero a día de hoy, cualquiera que la vea podrá sentir añoranza, pensar que se trata de un clásico “immortal” y esbozar alguna que otra sonrisa por lo “ingenua” que resulta en ciertos sentidos para estos tiempos que vivimos pero tensión y terror, lo que es tensión y terror… de eso más bien poco…

En fin, que nadie se moleste. Es sólo una apreciación que no sé si alguien más compartirá…

Un saludo!

10. feb 26, 14:18 | Draghann

Perdón por la patada que acabo de darle al diccionario poniendo “immortal” y no “inmortal”… esto de no poder editar es lo que tiene!

Un saludo.

11. feb 26, 15:17 | Joan Lafulla

Muy interesante lo que comenta Dragham. Yo la vi hace relativamente poco (unos 6-8 meses) y me planteé, precisamente, esto mismo: si Night of the Living seguía manteniendo esa atmósfera de terror y tensión que seguramente la convirtió en una película mítica. Y mi conclusión fue que sí… que ese poder de sugestión seguía intacto (al menos para mí). Evidentemente el nivel de tensión quedaba muy reducido porque la peli ya la he visto como 5 o 6 veces… y por lo tanto ya sé lo que va a ocurrir en cada momento. Pero la atmósfera de terror yo creo que la conserva intacta a pesar de los años. En resumen, considero que la película ha envejecido de una manera espléndida.

Pero dicho esto… también es inevitable que la nostalgia entre en juego. Esta es una película que, creo, marcó a una generación (personalmente, y junto a La Matanza de Texas, son las dos películas que más me marcaron en mi juventud). Es inevitable tenerle un cariño muy especial, lo cual no quita que se pueda hacer un análisis objetivo de la película y llegar a conclusiones como las que llega Randolph.

Saludos

12. feb 26, 15:36 | Mr.Joe D'Amato

En 2008, para celebrar el 40 aniversario (y como la peli es de libre disposición, no hay copyrights por los fallos de Romero y su grupo) los Weinstein editaron un DVD con la edicion definitiva de esta obra maestra y un segundo DVD lleva el documental titulado One for the Fire: The Legacy of ‘Night of the Living Dead’ (http://www.imdb.com/title/tt1104837) que yo recomiendo encarecidamente su visionado por ser el documento visual más emocionante y definitivo sobre esta película esencial para el cine fantástico.

13. feb 26, 16:27 | UPIRI

Yo la primera vez no vi La Noche de los muertos vivientes, yo solo la escuché.
Era un peque y la echaban por la tele. Dormia en casa de mis primos y el cuarto de dormir estaba junto a la salita de estar. Esa noche mi tio decidió ver La nocha de los muertos viviente, y yo… con la cama pegada a la pared contigua la escuché.
Durante muchos años no supe ese último disparo a quién iba dirigido, más adelante lo supe.
Para mi esta pelicula es muy especial y es todo un clásico. No le voy a poner ni un pero.

14. feb 26, 18:09 | Joan Lafulla

Upiri – qué bueno Upiri!!! Lo de no saber durante mucho tiempo a quién iba dirigido el último disparo me ha encantado :-)

Tú recuerdo de infancia me ha traído a la memoria aquellas noches viendo el Drácula de la Hammer a través del resquicio de una puerta… mis padres estaban fuera, en el salón, viendo “Mis Terrores FAvoritos”, el programa de Narciso Ibáñez Serrador.

Saludo

15. feb 26, 19:09 | RedRum

Estoy de acuerdo todo un clasicazo!! a mí también me impacto, pero más que por los zombies por su mala leche y por la claustrofobia de sentirse el único vivo. Era como una pesadilla, y ésa es básicamente la razón de su éxito. Hizo historia en el cine de terror de forma perpetua, así de simple.
Una pena que con el tiempo, sea ya algo tan manido; y siendo francos: actualmente es un subgénero que vive atrapado en la comedia (cosa que no es mala, pero da trasmite algo de pena al contemplar semejante comienzos). Esperemos que con el tiempo vuelva al terror, pero eso sí, en buenas condiciones; no como en las patatas que nos ha traído Romero en forma de secuela xDDDDDD.
Menudos bodrios!!!

Saludos, gran reseña compi Randolph, como siempre da gusto volver a leerte :D.

16. feb 26, 20:39 | John Trent

Gran película. Con todo, siempre he preferido, por este orden, El día de los muertos y Zombi. Curioso, pues siempre me encontraba con opiniones nefastas sobre El día de los muertos, gente que decía que era la peor con diferencia, que era un bajón respecto a las dos anteriores. Curioso también que años después, cada vez haya más aficionados reivindicando la tercera. En todo caso, y esto es innegable, contiene (la versión sin censura) los mejores minutos gore de la saga. Una pasada Made in Tom Savini. ¡Así reventeeeeiiiiis!

La tierra de los muertos vivientes, simplemente correcta. Poca cosa. Las demás aportaciones al subgénero de Romero, El día de los muertos o La isla de los muertos, mediocres. Sobre todo la última, esa sí que es un insulto.

17. feb 26, 22:16 | Lector ocasional

hay un remake en color de 1990 también. No esta mal del todo, aunque algo inferior. ( para los que dicen que ha perdido con el tiempo mas que nada)

18. feb 27, 11:17 | jesus pamplona

El remake en color no está mal, tiene unos zombies currados, la protagonista es muy guapa… pero el final es algo más flojo y la amenaza de los zombies es mucho menor.

También tiene una versión del 2006 en 3d muuuuy mala.

Otra versión en dibujos animados que es una locura con un montón de estilos de animación unidos…

Y el año pasado salió una precuela, también en 3d, con Jeffery Combs que no estaba mal…

Y hay, además, otros 3 o 4 títulos que no he visto aún…

Problemas de no registrar bien el título…

19. feb 27, 13:52 | Mr.Joe D'Amato

En la edición que se hizo para el 30 aniversario por parte de su cocreador John A. Russo, se filmó material nuevo en blanco y negro que incluía a Bill Hinzman (el zombi del cementerio que falleció el año pasado) y que se puso sobre todo al principio de la peli; vale la pena echarle un vistazo, yo me reí un montón.
Por cierto, hace nada salió una peli titulada Mimesis (http://www.imdb.com/title/tt1720164/) con mucha relación con este post y como curiosidad yo recomiendo echarle un vistazo también, no es gran cosa, pero es entretenida y original.

20. feb 28, 20:37 | mrcelofan

En youtube se pueden ver algunas de estas joyas enteritas.

Como curiosidad la del 30 aniversario;

http://www.youtube.com/watch?v=q6F2CqwaDUE

Saludos.

21. mar 6, 18:39 | Mr Zombie

Corcho!, pues se me había pasado comentar sobre el gran clásico de George A. Romero. Evidentemente una de las películas mas influyentes sobre temática zombi, sino la que mas, y una película de culto, una genialidad y una de las mejores películas de la historia del genero de cine de horror.

Felicitar a Randolph Carter por su análisis y agregar que ahora la guinda seria poner la review de Zombi, asi ya el pastel queda delicioso.

Un saludo.

22. mar 6, 21:44 | ELENA

Definitivamente, sin este film el cine de terror actual estaría a la mitad, Romero nos lega una figura que aunque muerta no deja de evolucionar, cuando creemos que el género no da para más surge del imaginario una innovación.
Gracias por la reseña

23. mar 12, 17:42 | ChemiHorrorShow

Sere uno de esos pocos que prefiere el remake de 1990 xDD A mi juicio mucho mejor hilvanado y mas terrorifico, lo cual no quita que la primera version me parezca cojonuda claro.

24. mar 12, 23:48 | Mountain

Ya está todo dicho, un clásico eterno, un hito en el cine de terror y que suerte tienen los que todavía no la han visto.

Una fantástica reseña de Randolph Carter, enhorabuena.

25. feb 7, 02:05 | Nacho

Qué pena no haber podido ver esta película en 1968 siendo por ejemplo un chaval de 20 añitos. La sensación que tuvo que experimentar aquella gente tras ver en cine “La noche de los muertos vivientes” debió ser INCREÍBLE. Qué suerte.

26. jul 17, 11:36 | Mr zombie

A la edad de 77 años George A. Romero ha fallecido victima de cancer. Uno de los directores mas importantes del panorama del cine fantastico de todos los tiempos. Los zombis ya no seran lo mismo sin el.

Sus peliculas fueron la inspiracion para que yo amara este genero, seria magnifico que le hicieran un pequeño homenaje en estas paginas.

Descanse en paz George A. Romero, siempre tendremos tu legado y tus peliculas de muertos vivientes para recordar a este impulsor del ahora conocido genero del terror como es el de los zombis.

27. jul 17, 14:17 | Bob Rock

R.I.P. Romero… si es que puedes…

28. jul 17, 19:39 | Leo

Saludos a todas y todos…

Siempre he afirmado que Romero, junto con Cronemberg (el primer Cronemberg) sean quizás mis directores favoritos, porque siempre los tuvieron bien puestos y no dudaron en enarbolar sus ideas e ideologías a la hora de hacer cine, para ellos la crítica social no sólo era un recurso sino una obligación como cineastas. Romero siempre dijo que sus películas nunca se trataron sobre los muertos vivos, sino sobre la sociedad y personas que se enfrentaban a una catástrofe como cualquier otra, pero en el camino creo escuela de cómo debe de ser el verdadero cine de Terror y por algo se considera a “La Noche…” como el comienzo del Terror moderno.

Soy de los que ha disfrutado prácticamente de todas sus películas, incluyendo algunas más desconocidas como Martin o la Estación de la Bruja, y si bien no tienen la fuerza de la trilogía original, para mí en sus otras películas de muertos vivos también supe encontrar esa crítica social y algo más de profundidad de lo que suele encontrar en gran parte del resto del genero Zombie…

Mi más profundo respeto maestro y las gracias infinitas por todos los buenos momentos y esas grandes películas que nos quedaran para la posteridad…

Descansa en paz…

Gracias…

saludos a todas y todos…

29. jul 18, 22:26 | Mountain

Pues si, una verdadera pena. DEP.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.