Estás aquí: Página de inicio » Críticas » La Sentencia del Diablo

La Sentencia del Diablo

El asesino viaja en una silla eléctrica

La sentencia del diablo

Ver ficha completa

  • Título original: The Devil's Chair
  • Nacionalidad: Gran Bretaña | Año: 2006
  • Director: Adam Mason
  • Guión: Adam Mason, Simon Boyes
  • Intérpretes: Andrew Howard, Pollyanna Rose, Olivia Hill
  • Argumento: Nick West es testigo de cómo una vieja silla eléctrica acaba con la vida de su novia. Ahora deberá enfrentarse de nuevo a la silla para lograr la libertad.

62 |100

Estrellas: 4

The Devil's Chair

Que complicado resulta hablar bien de una película como La Sentencia del Diablo. Yo creí que Blood River, película de Adam Mason posterior a La Sentencia del Diablo, pasaba por ser una apuesta controvertida y arriesgada que sin duda despertaría sentimientos muy contradictorios entre el aficionado (… y sigo creyéndolo). Pero esa sensación de que una determinada película pueda convencer a un minúsculo porcentaje de aficionados al cine de terror se acrecienta, de manera exagerada, tras el visionado de La Sentencia del Diablo.

Una cosa me queda clara: ni Adam Mason, ni su colaborador habitual en tareas de escritura Simon Boyes, son tipos que se decanten por el camino fácil. La Sentencia del Diablo no es el baño de sangre ni la monster-movie barata que algunas de sus imágenes pudieran hacernos presagiar. Es algo mucho más complejo que, nuevamente, tiene que ver con la naturaleza violenta del ser humano. Con la locura. Con el reino de lo irracional.

Nick West, tras consumir una pastilla de éxtasis, contempla, impotente, como su novia Sammy es salvajemente castigada por una vieja y macabra silla eléctrica abandonada en el interior de un destartalado sanatorio mental.
Sin recordar demasiados detalles sobre lo ocurrido, Nick West despierta con su ropa empapada en sangre. Sammy ha desaparecido, y por supuesto nadie cree la absurda historia de Nick sobre la silla eléctrica. Sospechoso del asesinato de Sammy, Nick es internado finalmente en una institución psiquiátrica en la que pasa varios años intentando recuperar su cordura.

La posibilidad de abandonar la institución le llega con la propuesta del Dr. Willard, prestigioso psiquiatra que acaricia el proyecto de escribir un libro basado en su propio caso. El citado doctor tan sólo le impone una condición de obligado cumplimento: Nick West deberá regresar al lugar de los hechos y enfrentarse nuevamente a la silla del diablo.

La voz en off del propio Nick West (excepcional Andrew Howard, actor fetiche de Mason al que resulta imprescindible escucharle en su potentísima voz original) nos sirve de guía en un viaje en el que nada es lo que parece y en el que todo acaba cobrando sentido (o en el que todo acabará siendo un rotundo sinsentido…) gracias a uno de esos giros argumentales destinados a cosechar adeptos convencidos y aguerridos detractores a partes iguales. Y es que este es el gran inconveniente al que uno debe enfrentarse cuando decide acometer una película tan especial como es La Sentencia del Diablo: la película de Mason se lo juega todo a una carta final. Si esa carta final logra seducirnos y sorprendernos al mismo tiempo, La Sentencia del Diablo tiene francas posibilidades de convertirse en una propuesta interesante, atractiva, distinta y de la que poder extraer un buen número de sensaciones positivas.

Si por el contrario esa carta final es un fiasco, La Sentencia del Diablo está condenada al fracaso más estrepitoso, hasta el punto de que el espectador pueda sentirse estafado y considere el juego propuesto por Mason como un enorme absurdo, sin sentido ni interés alguno.

Todo lo que acontece previamente a ese tramo final de La Sentencia del Diablo no es más que un cúmulo de trillados clichés que nos remiten a un centenar de películas de horror precedentes: el artilugio que nos transporta a una terrorífica dimensión (en la propia película se cita a Hellraiser), el demonio tentacular sediento de sangre (con un aspecto ochentero de lo más eficaz), el mad doctor que se ayuda de un viejo diario para abrir las puertas del infierno, la rubia gritona que encontrará el fin de sus días en sujetador… En definitiva un sinfín de caminos ya recorridos, gastados, con olor a rancio y que apenas podríamos salvar gracias a la actuación de Andrew Howard, a la buena labor de Mason tras las cámaras (nuevamente una película de bajísimo presupuesto da la impresión de ser “algo más” en manos del realizador británico), a una excelente labor de ambientación y/o al simpático diseño del monstruo. Poco más …

… hasta que llega el momento en que la propia voz en off del protagonista (esa misma voz en off que nos ha llegado a cansar en algún que otro instante) nos abofetea, nos devuelve a la realidad, y pone sobre la mesa una situación totalmente distinta a lo experimentado hasta el momento. El riesgo es descomunal. El espectador tiene que armarse de paciencia, digerir como buenamente pueda los dos primeros tercios de metraje – afortunadamente la labor de ambientación de Mason y unas cuantas secuencias que saben transmitir cierto desasosiego y turbación, logran que estos dos tercios iniciales sean, al menos, soportables -, y cruzar los dedos para que el giro final de los acontecimientos consiga sorprenderle y acabe siendo de su agrado.

Personalmente el final de La Sentencia del Diablo me sorprendió (de verdad que no me lo esperaba) y me convenció. Y lo que es más importante, acabó otorgándole sentido al cúmulo de banalidades al que había asistido hasta ese preciso instante. Cuando estaba a punto de sentenciar a pudrirse en el olvido a La Sentencia del Diablo me di cuenta de que director y guionista sabían perfectamente lo que se traían entre manos. Comprobé que la absurdidad de la propuesta respondía a una razón, a una realidad que no llegué a imaginar. Si la película, hasta llegar a su tercio final, era pueril y banal, Mason lo sabía. Si tenía muy poco que ofrecer más allá de su ambientación y un simpático monstruo/diablo, Mason era consciente de ello. Y es un auténtico alivio comprobar que finalmente el director está de tu lado, es tu cómplice, y que toda esa banalidad tiene una razón de ser.

Es cierto que, en el fondo, lo que nos explica La Sentencia del Diablo ya lo hemos visto en otras películas, no es estrictamente novedoso, pero lo que sí me pareció audaz, certero, y repito (no me cansaré de hacerlo) tremendamente arriesgado, fue la manera en la que Mason y Boyes lo cuentan.

No espero grandes adhesiones a La Sentencia del Diablo. Estoy seguro de que amasará un buen plantel de detractores (y hasta cierto punto lo entiendo), pero para un servidor es la confirmación de que en la actualidad, y en el panorama del terror independiente, muy pocos realizadores dan tanto por tan poco. Los seguidores de Mason tenéis una cita obligada.

Lo mejor: El final, la presencia de Andrew Howard, el monstruo y la labor de Mason tras las cámaras.

Lo peor: Si el final no convence la experiencia puede resultar un auténtico desastre.

Vuestros comentarios

1. jul 8, 05:10 | Reckless

Interesante resumen, es bastante tentador poder observar esta obra. Ya que desde Alta Tension, REC, nada me llena completamente.

Gracias por la nota.

2. jul 8, 08:43 | Sexpeare

Me encantan los giros finales que de verdad te sorprenden, le daremos un tiento.

Aprovechando el comentario de Reckless, qué le veis a Alta Tensión? Pocas veces me sentí tan engañado como cuando ví su final. La película me iba pareciendo normalilla, con algunos puntos buenos, pero al llegar al final y ver que muchas de las escenas que había visto perdían todo sentido posible me llevé un gran chasco x(

3. jul 8, 14:11 | Almas Oscuras

Reckless – esperar que Devil’s Chair esté a la altura, o se acerque, a Alta Tensión o REC, me parece que es pedirle demasiado a la película. Es una buena película independiente cuyo disfrute depende, en gran medida, de que te guste su desenlace.
Incluso te aconsejaría antes Broken o Blood River, del mismo director y que tienes comentadas en el blog.

¿No te ha llenado nada desde REC y Alta Tensión? Seguramente ya las has visto, pero aún así no me resisto a recomendarte títulos como The Children, Eden Lake, Pontypool, The Triangle…

Sexpeare – yo soy de los que defiende a capa y espada Alta Tensión. Es una peli que me encanta… pero es cierto que su final es muy discutible.

saludos

4. jul 8, 17:22 | Missterror

La ví hace tiempo y la verdad es que no me quedé con muy buen recuerdo.Hubo partes (sobre todo en cómo está contada) que me parecieron originales,pero yo fuí de las que nos conectó con el final.
En resumidas cuentas,me pareció salvable,pero no destacable ,ni mucho menos (a diferencia de Broken).

Con respecto a Alta tensión,la defiendo a capa y espada,final incluido.

saludos

5. jul 9, 20:51 | Sexpeare

La he visto tras leer tu crítica y tengo que reconocer por un lado que es bien entretenida (no sufrí en esos primeros dos tercios que comentas, me pasaron volando) y por otro que aun sabiendo que había un giro final, lo cual me hizo olerme todo el pastel desde el principio, llegué a creerme que estaba viendo una película de terror sobrenatural.

También ha sido una sorpresa muy agradable ver al actor Matt Berry, que está genial en IT Crowd y Garth Marenghi’s Darkplace (miniserie británica esta última que os recomiendo a todos los que no hayáis visto).

6. jul 12, 00:14 | Sir_Integra

Hola Almas Oscuras, soy una fiel seguidora de este blog peror ecién me animé a comentar.
A raíz de que leo la gran expectativa y argumento,quería saber donde encuentro disponibles estas películas, sobre todo ésta ya que yo soy de Perú y por aquí es muy difícil encontrarlas.
Gracias de antemano por la respuesta

7. jul 12, 11:07 | Sexpeare

Sir_Integra, buscando por la red acaban encontrándose casi siempre todas. Vete a Google y añádele al título cosas como “descarga directa”, “taringa” o “megaupload” y verás qué fácil ;)

8. jul 14, 12:51 | lady necrophage

Yo soy de las que la defienden a capa y espada. Andrew Howard me parece un actorazo como la copa de un pino, cumple de sobra en el papel de demente. Mi novio desde el principio se empezó a oler el pastel y, bueno, quizá si era d esperar, pero con todo, a mi me convenció más que sobradamente. Yo le hubiese dado un 75 o algo así. En mi opinion a ésta película s le puede perdonar su final, no así a alta tensión que, aunque es una película la mar de entretenida falla por varios lados: ¿alguien puede creerse que un tío que pesa, lo menos 150 kilos (vamos que no podrá correr ni bien) se mete en una casa con una navaja ridícula y se ventila una familia entera? (y seguro que alguna vez ha sucedido en la realidad…). Bueno, esa cuestión teniendo en cuenta lo que te hacen creer al principio de la pelicula y, por otro lado, siendo la amiga la asesina, dejan muchos cabos sueltos, como la persecucion de los coches, que no tiene perdón hombre…

9. jul 14, 14:19 | Giles

Esta película es cojonuda mientras que la de Broken la encontré un tostón, vamos imposible acabarla.

10. jul 14, 18:12 | carde

A mi también me gustó mas que broken, pero vamos con reservas. Encuanto al tema de Alta tensión, la considero la mejor película de terror francesa de toda la historia, junto a A l’interieur claro está.
Saludos

11. jul 14, 20:04 | Thanatos

Entre broken y Devil´s chairs; dificil elección. Cada una tiene su toque mágico y encanta a quien se sienta atraido por su contexto y su narrativa. Peca en muchas ocasiones en “dejavus” de otras películas que ha sido la trilla de esta pelicula. La silla representa el método hacia el fín, no el fín en sí. Es un medio para justificar el origen de esta pelicula… mas no es el fin de un principio que evoca locura. Muy buena propuesta desde Broken y la verdad, ambas me gustaron mucho; siempre desde el punto de vista que se tenga y la perspectiva que se llegue a tener. Recomendable…. por cierto, despues de verla, ya no me siento en la silla de mi abuelo que es muy parecida a ella…. tal vez por eso no lo he visto…! XD. Saluddddd!

12. jul 15, 17:00 | Sir_Integra

Sexpeare, bueno eso es lo que usualmente hago pero normalmente hay que pagar ot e cortan el tiempo ._. xD
En fin, espero encontrarlas!

13. jul 25, 22:09 | Condenación

Me ha gustado muchísimo, para mi, el final es lo que le da todo el sentido a la peli, ya que en determinados momentos me he preguntad “¿qué cojones estoy viendo?” hasta ese fantástico final.

Gracias por la reseña!!

14. nov 7, 19:47 | jonexe

alguien recuerda de una pelicula tambien del tipo B, que el protagonista era un chico que dibujaba su propio comic y el personaje principal era un tipo de ninja que peleaba contra chicos malos, y el se empezo a caracterizar de su propio personaje y realizaba sus propias armas y salia a las calles de noche para luchar pero las cosas no salieron bien y terminan metiendole una madriza, alguien la recuerda?

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.