Estás aquí: Página de inicio » Críticas » La Torre del Diablo

La Torre del Diablo

Baal siempre gana

Torre del diablo Review

Ver ficha completa

  • Título original: Tower of Evil
  • Nacionalidad: UK, Estados Unidos | Año: 1972
  • Director: Jim O'Connolly
  • Guión: Jim O'Connolly
  • Intérpretes: Bryant Haliday, Jill Haworth, Anna Palk
  • Argumento: Un grupo de arqueólogos busca un tesoro fenicio en el faro de una remota isla británica, pero encontrarán algo más que oro.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo Torre_Interior_zpsph7k4h3h.jpg

En la isla Snape se yergue un siniestro faro abandonado, una temible construcción con una terrible y desconocida historia detrás. Pero un grupo de jóvenes con ganas de marcha lo desconocen, y terminarán pagando el precio de su ignorante visita a la isla… ¡con su vida! Meses después, interesados por un supuesto tesoro fenicio, un grupo de arqueólogos acompañarán a un detective hasta la isla para descubrir los secretos entreabiertos por el grupo de jóvenes. ¡Pechos, “marijuana”, oscuros marineros y Baal juntos pero no revueltos en la Torre del Diablo!

Es generalmente aceptado que el puesto a primer “slasher” se lo disputan “Black Christmas” (1974), “Silent Night, Bloody Night” y “La Matanza de Texas” (1974), aunque podríamos ponernos puristas y esperar algunos años, en concreto a 1978 y “Halloween”, para elegir el año de nacimiento del “slasher” como hemos terminado por convenir hoy en día. Sin entrar en esta guerra conceptual, me gustaría destacar la influencia de otras cintas, que a la postre podríamos considerar “proto slashers”, como “Bahía de Sangre” (1971), “Scream bloody murder” (1973) o “La última casa a la izquierda” (1972), que empezaron a perfilar los patrones del subgénero. Es decir, los ejemplos comentados no suelen entrar en los listados habituales por los pelos, por pequeñas diferencias conceptuales, siendo quizás la más importante la existencia de un asesino carismático. Luego tendríamos a los abuelos del asunto, cintas que desde luego preludiaban lo que estallaría a finales de los setentas y principios de los ochentas, pero que mostraban parámetros demasiado particulares y, si me permitís, anticuados: “Psycho”, “Blood Feast, “Dementia 13”, “2000 Maniacos”, etc. Pues bien, entre los precursores del subgénero, las cintas pertenecientes a los primeros años de los setenta, se suele olvidar una cinta fundamental: “La Torre del Diablo” (conocida en Estados Unidos e Inglaterra como “Tower of Evil” y “Horror on Snape Island” indistintamente).
Viendo sus espectaculares quince minutos iniciales es imposible no acordarse de “Viernes 13”, la obra que terminó por asentar el “slasher”, y es que su historia perfectamente perfila a ese asesino mítico, de oscuro pasado, cuyas andanzas sobre la juventud hambrienta de sexo y drogas se saldan en montañas de víctimas asesinadas con la mayor ferocidad.

Por ello, antes que por sus valores cinematográficos, ya que se trata de una coproducción bastante barata hasta para la época, “La Torre del Diablo” consiguió salir de su letargo gracias a la distribución pirata por la red (para que luego nos tengan que tildar de ladrones los redactores de las leyes). Para su difusión ha sido crucial el interés que han despertado los elementos claramente “slasher” de su desarrollo. Así el arranque de la cinta se convierte en una oda comprimida donde se sustentan todos los tópicos exacerbados por “Viernes 13”: jóvenes hippies en pelota picada mientras fuman marihuana y son aniquilados por un “misterioso” engendro. Incluso tiene algo de original, especialmente para 1972, y es que el espectador conoce de la historia al completo cuando un par de pescadores acuden a la isla maldita, presidida por un imponente faro, y encuentran los cadáveres y a la “final girl”(aquí poco “final” y mucho “girl”) de marras. Estas escenas son de una fuerza fantasmagórica innegable, además muestran una crudeza gore que sorprende en primera instancia, sin olvidar un gran número de desnudos, ¡celebremos la vida como si no existiera mañana! Sólo por este prólogo merece darle una oportunidad a “La Torre del Diablo”.
Posteriormente terminamos por conocer los detalles argumentales gracias a la psicotrópica terapia a la que es sometida dicha superviviente. Por desgracia, esto sólo supone el arranque de la cinta, pues la historia avanza a través de una expedición arqueológica para explorar la isla, situada en un remoto punto de la costa británica. Y es que no os lo perdáis: ¡uno de los jóvenes hippies fue asesinado con una espada fenicia! Lo que propicia el motivo de la expedición, convencida de la existencia de un tesoro fenicio en la isla o en las cuevas bajo sus rocas. ¿No os parece deliciosamente pulp? Me dicen que es el argumento de un cuento de la mítica “Weird Tales” y me lo creo. Por si fuera poco, a este grupo de arqueólogos se unen un jovenzuelo adicto a las mujeres mayores, un osco marinero y un detective norteamericano encargado de demostrar la inocencia de la única superviviente. Pensándolo bien, no deja de ser un tanto casposo el asunto…

A estas alturas, la desgracia no viene tanto por el argumento, fantasioso y aventurero a más no poder, sino por el desarrollo de los acontecimientos, que nos deparan casi una hora de diálogos baratos, decorados baratos, actores baratos y un avance casi inapreciable de la trama, también barata a pesar de su encantador tufillo camp ¡La película es tan barata que parece comprada en el rastro! Tal vez salvase la banda sonora, que ofrece pasajes ambientales muy adecuados a la fría atmósfera de la cinta.

Sin embargo, el Dios del Slasher (Chucky, Freddy, Myers, Jason o, en este caso, Baal) siempre proveen a sus fieles y el último cuarto de hora concentra una gran variedad de muertes, locura, asesinos deformes y llamas, pero llamas de las buenas, de esas que ejerciendo de fuego purificador se llevan por delante todo decorado a su alcance. Así que la experiencia, en cuya mitad se vuelve dolorosamente soporífera, termina por remontar el vuelo y ofrecer un interesante festín donde, de nuevo, detectamos esas pinceladas que luego terminarían por definir el subgénero. Aunque a mí, personalmente, me gustaría destacar la localización final del tesoro fenicio (¡ostia tú, como navegaban los condenados!) pues nos ofrece una representación física del mítico dios Baal, un “tipo majete” que por azares del destino acabo siendo considerado una representación del diablo por esos iluminados que fueron los primeros cristianos.
Confesiones aparte, mencionar que la última aparición del asesino de marras (y no ahondo más por no desvelar la poca gracia que tiene el misterio) me recordó a una saga muy reciente: “Hatchet”. Conociendo lo resabido que es el autor de la misma, Adam Green, resulta imposible no tomarse a su Victor Crowley como un homenaje a “La Torre del Diablo” (y, claro, a nuestro querido amigo Slothy).

En fin, una película que merece ser rescatada ya no por sus características técnicas o artísticas (tanto su director/guionista como el elenco no salieron nunca de la serie B de la época, quedando sus nombres para el olvido); sino por lo que supondría como revulsivo para el cine de terror moderno. Aportando una visceralidad y unos planteamientos, al menos en su principio y desenlace, que auspiciarían el nacimiento del “slasher”, ¡nuestro amado “slasher”!, pocos años después. ¿Si además resulta entretenida? Bueno, rebajando las expectativas y sabiendo que hablamos de cine británico post-hammer, no resulta tan dolorosa.

Curiosa…

Imágenes de la película

 photo Torre_1_zpstrs7zgto.jpg

 photo Torre_2_zpsppme20si.jpg

 photo Torre_3_zpskrjnx0kz.jpg

Tráiler

Lo mejor: Su arranque, de haber continuado la película por los mismos derroteros, hoy estaríamos hablando de una obra de culto.

Lo peor: Su parte central, soporífera hasta decir basta.

Vuestros comentarios

1. jul 20, 18:27 | Nelson

No quise leer todo así la veo, has despertado mi interés nuevamente :)
Saludos.

2. jul 20, 20:48 | Bob Rock

Nelson.- Espero merecerlo. Mantén las expectativas bajas, disfruta a tope del arranque y sobre todo busca el factor “histórico”. Un poquito para estudiosos del slasher.

Un abrazo!!!

3. jul 20, 20:52 | skalope

Menudo lavado de cara de la página, que chulada. Con fotito y todo del miembro del Staff.. muy bien, muy bien.
Bob, le veo un deje Lenardodicapriano de la época más actual.

4. jul 20, 21:13 | Bob Rock

Skalope.- No se lo creerá caballero, pero resulta que otras veces me han comparado a mi primo Leo. Yo siempre digo que me parezco a él en ¿Quién ama a Gilbert Grape? Ja ja ja ja… me alegra que te guste la web: merito del señor Joan… esperamos insuflarle nueva vida, y eso lo hacemos también con gente que, como tú, lleváis con nosotros ni lo sé…

Un abrazo!

5. jul 21, 11:27 | MASP

No estoy de acuerdo… Te pareces más a Leo en “Diario de un Rebelde” en su versión más alcaloide. xD

Este tipo de películas claman a gritos un honroso revisionado, pero como indicas, con la gorra de la “cinefagia” bien encasquetada. Que la nostalgia no tiene porqué jugarnos malas pasadas, aunque en esta época en la que se acaban de anunciar por Chris Columbus los más que posibles remakes de “Gremlins” y “Los Goonies” a un servidor le dan ganas de salir a la calle con un bidón de gasolina y autoinmolarse bajo el fuego purificador del cine “setentaochentero”.

Ayer mismo, revisité “Aquarius” de Soavi y es que posee unos momentos de belleza tan insana como inolvidable:
http://s22.postimg.org/mvt3r1sa9/Almas1.jpg
http://s12.postimg.org/9e9q5p7el/Almas2.jpg

Lo próximo será “Casablanca” trufada de CGI y con Jack Black de protagonista? En fin…

6. jul 21, 16:58 | kike kaos

Siempre he querido pensar que el primer slasher fue “Peeping Tom”. Pero bueno es un debate muy abierto el pensar cual fue el primero.

Buena reseña :)

7. jul 21, 18:29 | carrido

Lo que se dice “oficialmente”…..el primer Slasher fue “Halloween” (1978).Después “Viernes 13” (1980)….lo hizo popular en todo el mundo.Oficiosamente seria “Black Christmas” (1974)…..en fin!!! (un lio!!!).Después esta el Giallo…. (el Slasher se copio de el…!!!!) y Mario Bava fue su inventor.“Bahía de Sangre” (1971) puso las bases definitivas (Sean S. Cunningham copio descaradamente esta película…..y salio Viernes 13).O sea….se le debe mucho al Giallo (Italiano),para la evolución “bastarda” del Slasher.

Me gusta esta película de serie B……tiene atmósfera!!! y por eso todo lo demás se le perdona (también hay que tener en cuenta que hablamos de 1972…era otra época!!!).

8. jul 21, 22:21 | Mountain

Habrá que ir a por ella, si es parte de la historia del slasher hay que verla sí o sí.

MASP: Te lo ruego, llevo toda una vida detrás de “Aquarius”, siempre en mis manos en el video club del barrio en los ochenta y nunca me la llevé a casa. Necesito verla y no se donde encontrarla! Si sirve de algo, Joan y Bob tienen mi email .

9. jul 22, 00:18 | MASP

Amigo Mountain!! Es muy fácil, verás, busca en Google “gnula aquarius” así tal cual lo pongo, pero sin las comillas, claro, y en el primer resultado que te sale, verás qué sorpresa te llevas. Recuerda, sólo en el primer resultado. xD

Saludos!

10. jul 22, 20:03 | Mountain

Muchísimas gracias MASP, ahora solo me falta sacar un poco de tiempo para verla.

11. jul 22, 21:39 | donnie_darko

Joder Bob Rock, te han dejado de becario este verano en Almas Oscuras o qué? xD Estás que te sales con las reviews. Y yo que llevo casi un mes sin ver ni una peli… bueno, miento, el otro día conseguí ver El Príncipe de Zamunda xD Acabo de tener un crío y es literalmente imposible mantener la atención media hora en nada.

Por cierto, me uno al aplauso por el cambio en la web, está magnífica.

Saludos.

12. jul 23, 16:39 | Bob Rock

MASP.- ¡Hombre! Es que Aquarius es canela en rama. Mira que el guión hace aguas, pero la fuerza visual que tiene es todo un logro. Algo que, para mi gusto, Soavi no pudo repetir hasta Cemetery Man; luego ya no entiendo porque abandonó el género. Insisto: yo parezco un Leo Dicaprio un poco “retarded”

Kike Kaos.- Buf! Desde luego “Peeping Tom” es un clásico que sentó ciertas bases, pero diría que es todavía muy primigenia también a la hora de crear a ese psychokiller icónico y le falta un ritmo más “premeditado”. En fin, sea como sea, queda claro que no todo es tan sencillo como decir: “Halloween” es el primer slasher; y al acertado comentario de Carrido me remito.

Carrido.- Entender el año en que fue ideada es fundamental para apreciar sus hallazgos. La atmósfera, sobre todo en primera instancia, es un deleite para los sentidos.

Mountain.- Seré directo: en la mula tienes versiones HD en castellano de la leche. Y si no las has visto todavía… ¡ya estás tardando! (ummm, creo que no está reseñada)

Donnie_darko.- ¡Enhorabuena! Ja ja ja ja, creo que durante un tiempo vas a estar muy “jodido” (pero contento, diablos)… ve preparándote para volverte un experto en cine infantil :P

En cuanto a lo de becario, el pobre Joan está a tope ultimando los detalles estéticos de la web. Por mi parte sólo intento avanzar el contenido un poquico…

Un abrazo a todos!

13. jul 23, 19:42 | Mountain

Bob, como ya dije tuve en mis manos esa cinta en el video club un montón de veces para llevármela a casa, pero por una cosa o por otra siempre me llevaba otra peli y al final nunca la vi y le tengo unas ganas que no veas.

Gracias por la info.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.