Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Lace Crater

Lace Crater

Pene necrosado, relación de riesgo

lace crater

Ver ficha completa

  • Título original: Lace Crater
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: Harrison Atkins
  • Guión: Harrison Atkins
  • Intérpretes: Lindsay Burdge, Peter Vack
  • Argumento: Cinco jóvenes llegan a una casa para llenarla de sexo y drogas. A Ruth la manda, sola, a una habitación que, dicen, está embrujada.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

lace crater photo LaceCrater2_zpsxxddwr0d.jpg

No seré yo quien critique cualquier intento de aleccionar a la población de que es importante cuidar cómo y con quién se mantienen relaciones sexuales. Fiel defensor como soy de tener la vida sexual más diversa y libre posible, es importante mantener higiene y atención para que, algo tan lúdico como compartir fluidos, no se transforme en una experiencia desagradable. El cine de terror, que es muy dado a usar nuestras pulsiones, ha ejemplarizado de lo lindo las consecuencias funestas que tiene, para los ligeros de cascos y los infieles, los peligros de una sexualidad relajada. Uno de los ejemplos más recientes son las dos entregas de Contracted; Lace Crater, película que vamos a desmenuzar a continuación, comparte con las mencionadas muchos elementos en común, aunque su delirante comienzo y su conclusión la hacen una experiencia muy diferente. Repito, no seré yo quien critique pero…

Ruth (Lindsay Burdge) se va de fin de semana con sus amigos a una agradable finca de campo. El grupo se distribuye por la casa y a ella le toca pasar la noche en la cabaña de invitados. Pronto descubrirá que el rumor de que la casa está encantada es real y tras una fiesta de excesos recibirá la visita de “la entidad”. Lejos de pasar miedo, Ruth hace buenas migas con el espectro y termina manteniendo relaciones sexuales completas con él. A la mañana siguiente comenzará a experimentar una extraña dolencia.

Mientras que las mencionadas Contracted hacían especial hincapié en el proceso degenerativo y los aspectos más gore de las enfermedades venéreas, a saber: hemorragias, pústulas, sarpullidos, etc; Lace Crater apunta más a la sensación de inquietud, por la negación inicial, la vergüenza y a la estigmatización social de este tipo de dolencias. Cierto es que no se priva de dibujar también consecuencias físicas, pero aquí, cosa que aplaudo, no se convierten ni pretenden ser el foco de atención del espectador. Tampoco Ruth hace nada malo para contraer su dolencia. No es infiel a nadie ni tiene que rendir cuentas de sus actos y, una vez enferma, seguirá convencida de que no ha hecho nada malo: otra lanza a favor de la cinta al no demonizar la promiscuidad y eso, para un film norteamericano, es todo un logro. Para enfatizar el cambio tan brutal que supone el enfermar, la cinta arranca como una comedia ligera y un tanto estúpida para virar bruscamente al terror después de la escena de cama. Desgraciadamente es este cambio de registro el principal palo en las ruedas del film, ya que es muy difícil para el espectador tomarse en serio el juego cuando las cartas se han repartido de forma jocosa. La falta de realidad y seriedad en el modo en que ella conoce y es seducida por el espectro, es un contraste demasiado fuerte para el transcurso de su segunda parte. Tampoco ayuda la conclusión del film que nuevamente vuelve a cambiar la temperatura de la película enfriando el resultado y acercándolo, en su recta final, a la ghost story, alejándolo del body horror (una decisión a mi juicio nada acertada). La eficaz interpretación de Lindsay Burdge, que lleva una carrera muy prometedora, hace que su personaje brille y que nos sintamos cercanos a su amarga situación… Pero el resto del reparto parece formado por muñequitos puestos allí sólo para rellenar los instantes huecos, en parte por culpa de sus diálogos vacios y también por la falta de energía de sus intérpretes.

Pero si algo enerva y lastra esta cinta es su horrible banda sonora. Un chirriante ejercicio de sintetizador de la peor calaña capaz de sacar de quicio al más pintado y que a ratos suena como algo aleatorio. Desconozco si los productores son sordos, si el intérprete perdió los dedos en un accidente y toca con muñones, o las intenciones secretas que hay detrás de semejante pesadilla auditiva, pero os puedo asegurar que es de una estridencia mayúscula.

Puedo asegurar, también, que vi la cinta entretenido en casi todo momento. Pero me resultaron muy incómodas todas las decisiones erróneas que la alejan de triunfar a lo grande. Una cinta recomendable por su tema y su carácter novedoso pero plagada de descosidos.

Imágenes de la película

lace crater photo LaceCrater5_zpscxyvvwqq.jpg

lace crater photo LaceCrater4_zpsazvvylmz.jpg

lace crater photo LaceCrater3_zpsjgvlnrni.jpg

Lo mejor: Aleccionadora sin trazo grueso.

Lo peor: Su espantosa banda sonora y el giro de género final.

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.