Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Laplace´s demon

Laplace´s demon

Somos unos putos peones

the laplaces demon

Ver ficha completa

  • Título original: Laplace´s demon
  • Nacionalidad: Italia | Año: 2017
  • Director: Giordano Giulivi
  • Guión: Silvano Bertolin, Ferdinando D'Urbano, Duccio Giulivi, Giordano Giulivi
  • Intérpretes: Silvano Bertolin, Ferdinando D'Urbano, Duccio Giulivi
  • Argumento: 8 personas quedan atrapadas en una mansión en medio de ninguna parte a merced de una inteligencia que quiere acabar con ellos.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5


the laplaces demon

“Podemos mirar el estado presente del universo como el efecto del pasado y la causa de su futuro. Se podría concebir un intelecto que en cualquier momento dado conociera todas las fuerzas que animan la naturaleza y las posiciones de los seres que la componen; si este intelecto fuera lo suficientemente vasto como para someter los datos a análisis, podría condensar en una simple fórmula el movimiento de los grandes cuerpos del universo y del átomo más ligero; para tal intelecto nada podría ser incierto y el futuro, así como el pasado, estarían frente a sus ojos.” Así expresaba el matemático, físico y astrónomo, Pierre-Simon Laplace su teoría del determinismo en los albores del siglo XIX. Ese intelecto especial que mencionaba es conocido como el demonio de Laplace y aunque su existencia ha quedado refutada por la física cuántica y el principio de incertidumbre, entre otros, resulta aterrador pensar que todo lo que podamos hacer se pueda calcular mediante una formulación matemática; que el concepto de libre albedrío sea una ilusión

Un grupo de científicos tratan de encontrar una fórmula que les permita anticipar, de la forma más precisa posible, reacciones de objetos (trabajan calculando la posición y el número de piezas que produce un vaso de cristal al romperse). Su investigación les ha llevado a una isla donde un matemático parece que puede aportar ciertas respuesta a sus dudas. Lo que encontrarán es una desolada mansión, en la que quedarán atrapados y una extraña máquina que predice sus movimientos, en tiempo real, representándolos en forma de peones de ajedrez. Todo muy misterioso… y peligroso, porque pronto descubrirán también la pieza de una reina de apetito voraz.

“Laplace´s demon” es una de esas películas donde tanto el argumento como la puesta en escena son un ejercicio nostálgico, que emula los albores del cine fantástico. Un terror que, pese a haber perdido por completo su capacidad de asustar, ha ganado en encanto y belleza en su puesta en escena. Su director, Giordano Giulivi, aborda el proyecto con un preciosista blanco y negro y un uso del encuadre clásico, que solo se aleja, por desgracia, de su referente en la calidad y nitidez que otorga la imagen digital. La música y los efectos sonoros también se sumarán al homenaje narrativo, culminando las secuencias con sonidos de truenos o terminando las frases lapidarias de sus personajes con un “TACHAAAN!!!” de la orquesta. Y ¿que queréis que os diga?, a mí el conjunto me resultó fascinante pese a su imperfección. Una imperfección causada principalmente por sus carencias presupuestaria.

Todo en “Laplace´s demon” termina por parecer de otra época, recordando a ratos a cintas clásicas como “El malvado Zaroff”, “El gato negro” (versión de Edgar G. Ulmer) o “La escalera de caracol” y eso hace que la película pueda resultar aburrida a los que no disfruten de los sabores clásicos. Sus deliciosos efectos especiales, por ejemplo, cantan a falsos de lo lindo, pero encajan a la perfección con las intenciones de esta particular pieza. El encuadre con sus planos picados y contrapicados, el aspecto steampunk de la máquina y esa mansión abordada a ratos con el barroquismo del cine giallo y en otros con el clasicismo de la cintas de la Universal, terminan envolviendo al producto en un delicioso empaque para los amantes del cine vetusto.

La historia sabe moverse entre el género de “científico loco” y la reflexión matemática próxima a la saga “Cube” con planteamientos sumamente originales que la hacen muy entretenida pese a que, a poco cine que hayamos visto, intuyamos los derroteros por los que transcurrirá. Pero cuidado, porque los descartes del reparto esconden sorpresas…

Los actores hacen lo que pueden; pero gran parte de la gracia del cine al que remite es ese aire sobre actuado que produce tanto la dicción de los intérpretes como lo redicho de sus diálogos; y aquí se cumple esa premisa a rajatabla. Además, no podemos pedir peras al olmo; se trata de una película muy pequeña y los actores, en su gran mayoría, debutan y son también guionistas, productores, decoradores, técnicos de sonido y hasta alguno de ellos hace los efectos especiales. Se trata, como podeis imaginar, de una de esas películas donde el ingenio y las ganas de hacer cine es lo único que se derrocha en exceso y donde se hace de la carencia una virtud.

Por mi parte creo que ya sabeis lo que vais a encontrar en “Laplace´s demon” (olvidé mencionar que no encontrareis una sola gota de sangre). Es un ejercicio del puro de cine clásico que termina por resultar sumamente moderno.

the laplaces demon
the laplaces demon
the laplaces demon

Lo mejor: La forma en la que está narrada y su desbordante aroma a los clásicos.

Lo peor: Su ajustado presupuesto hace que la imagen digital cante demasiado.


Vuestros comentarios

1. mar 1, 12:32 | Nahuel

Pues suena interesantisimo, pintaza, gracias por este descubrimiento.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.