Estás aquí: Página de inicio » Relatos de terror » Los Seguidores

Los Seguidores

Los seguidores

Dedicado a Joan Lafulla, inspiración de psicópatas.

“Bueno, queridos amigos, ha llegado el momento de la despedida. Creedme que a mi me cuesta más que a nadie, pero como ya os he venido anticipando, compromisos personales y laborales me impiden continuar con la página.
Pero debo decirles, que todas vuestras almas oscuras perdurarán en mi corazón para siempre.
Un abrazo.
Joan Lafulla.

Joan saboreaba un café en la comodidad de su living. Se sentía sereno, aliviado de haber terminado su trabajo en Almasoscuras. Lo que había empezado como un hobby, se había convertido en una carga. Mirar películas de terror y reseñarlas, responder todos los días a los comentarios de sus seguidores, atender a sus pedidos y recomendaciones, lo habían agotado.

Un escalofrío recorrió su cuerpo por un instante, para luego dejarlo de nuevo relajado y plácido.
Ahora miraría una película sin sentir necesidad de criticarla, sin presiones ni fechas. Se acomodó como quiso y respiró profundo.
El sol había caído totalmente ya, y una tenue luz que venía de la cocina le ayudó a encontrar el control remoto. Apretó play y sonrió.
Un silbido agudo le avisó que el agua hervía.

-Qué extraño-pensó. Seguramente después de preparar el café olvidó quitarla del fuego. Aunque hubiese jurado que hasta había cerrado la llave del gas.

Se dirigió presuroso a la cocina pero tropezó torpemente en la alfombra derramándose parte del café en la mano.
La taza estalló en el piso y una astilla de cerámica se le incrustó en un ojo. Como pudo, llegó hasta el baño y metió la cara debajo del chorro de agua. Unos minutos después, lograba deshacerse de la molestia.
Se secó el rostro, se miró al espejo y volvió a sonreír. Entonces oyó como el volumen del TV llegaba al máximo en un segundo. El susto lo impulsó a refugiarse detrás del inodoro.

-¿Quién anda ahí?-pronunció con la voz entrecortada.
Sopapa en mano, salió del baño agazapado y se dirigió de nuevo a la sala de estar. Una vez que comprobó que estaba solo en la casa, volvió a sentarse para ver por fin una de sus películas preferidas.
Pero el cansancio lo venció al rato y sus ojos habían comenzado a cerrarse cuando escuchó…

-¿Qué estás mirando Joan?-
Lafulla pegó un salto al tiempo que lanzaba un grito de espanto.
-¿Qué?...¿Quién es?-
Cuando pudo incorporarse, vio frente a él, lo impensado; un hombre enorme que vestía el atuendo de Michael Myers.

Pensó que estaba soñando e intentó pellizcarse mientras el enmascarado se acercaba lentamente hacia él. Cuando estuvo lo suficientemente cerca para sentir su respiración, Myers giro la cabeza en torno al televisor y pudo ver la película que Joan estaba disfrutando.

-¿Mi novia Polly?...Mi novia Polly!!!!! ¿Qué significa esto????
-Yo…yo…puedo explicarlo…fueron sus últimas palabras antes de quedar inconciente.

Cuando volvió en sí, todavía no había abierto los ojos, una humedad pegajosa que le cubría el rostro, lo obligó a intentarlo lentamente.
Lo primero que pudo percibir fueron las figuras de personas paradas frente a él. El lugar era oscuro, tenebroso, húmedo; un sótano tal vez. Miró a su alrededor; una mesa, una computadora, un televisor 29”, home theatre y dvd instalados. Frente al aparataje, él, encadenado a una silla de hierro.

-¿Qué es todo esto? ¿Quiénes son ustedes? ¿Y qué demonios quieren de mí? Los secuestradores lo observaron en silencio.
-He preguntado quiénes son y qué quieren… y exijo una respuesta!!
-¿Exiges?... ¿Exijo dijiste?. ¡Nosotros exigimos ahora! ¡Traidor! ¿Quisiste dejarnos eh? Pues no. ¡Tu labor recién comienza y deberás ver películas y reseñar para nosotros! –
Le gritó el tipo que emulaba a Michael M.
-Pero te voy a dar algunas respuestas, solo para que veas que no tenemos mala voluntad. ¿Quiénes somos? Los que te seguimos incondicionalmente, los que nos tragamos tus comentarios y aceptamos tu valoración. Aquí nos tienes, nos hemos caracterizado para que te motives; quien te habla, Michael Myers, allá atrás tienes a Freddy, Jason… ah!, y también te trajimos mujeres estimado Lafulla, ya ves a Mandy Lane y a la mujer zombie…líder del grupo de zombies hambrientos que están esperando darte una probadita si no haces lo que te pedimos.
-Y…pregunto…Megan Fox…no está? consultó tímidamente el prisionero.
-¿Megan Fox dijiste? ¡Ja! ¡Megan en tus sueños querido amigo, esta… esta es tu peor pesadilla…

Y era cierto, una realidad horrenda, propia de una película clase b, lo atrapaba. Mientras los principales personajes se retiraron a debatir qué película debía ver primero, la masa de zombies amenazaba al cautivo con tarascadas y arañazos. El maquillaje de los pseudos muertos vivos era barato; la actitud, lamentable, y en un momento, Lafulla sintió ganas de reírse de ellos.

-Parece que estuvieron viendo “Last of the Living”-dijo sin poder evitar la carcajada.
La respuesta fue un brutal cabezazo en la boca que le voló un par de dientes…

Más tarde, Freddy K bajaba al sótano con un dvd en la mano y se acercó al desgraciado. -Aquí tienes maldito traidor, vas a mirar esta película, y te desataré las manos para que puedas escribir la reseña.-

-¡Ni lo sueñes monstruo!, no voy a hacer nada de lo que me pidan! Malditos enfermos!
-Entonces vas a sufrir-dijo el disfrazado mientras clavaba una de sus cuchillas lentamente entre dos costillas del lado izquierdo.
-Puedo llegar al pulmón… pero entonces estarías perdido…

Joan se contuvo lo más que pudo para no gritar, pero al sentir la tibieza de su sangre llegando a la cintura, tuvo que hacerlo. El grito retumbó en aquel sótano para dejarlo luego en silencio.

No tuvo más remedio, miró la película y escribió la crítica. Una vez entregada, Freddy le acercó un plato conteniendo una especie de guiso pestilente aderezado con una mezcla de Red Bull y Nescafe que le aseguraría la falta de sueño.
Lo sostuvo del pelo hacia atrás con una mano mientras que le habría la boca con las cuchillas que rechinaban contra sus dientes y le guillotinaban la lengua; entonces volcó en su interior la porquería. Un fuerte golpe en el pecho lo obligó a tragársela.
El vómito no tardó en salir por la boca lastimada y cubrirle el torso.
Allí quedó el infeliz, encadenado, herido y regado de su propia regurgitación.
El desmayo le permitió descansar un poco.

Al día siguiente, la mujer zombie hizo su entrada y traía un nuevo dvd.
-Acá tenes- y se dispuso a desatarlo.
-¡Basta! Esto tiene que terminar-dijo Joan con desesperación.
-Recién empieza bastardo…ah, y a ver si esta vez le pones un poco de ganas porque el informe de ayer fue bastante mediocre-contesto la zombie.
-¡Es que no veis que no puedo trabajar en estas condiciones! Malditos sean!
Malditos sean todos ustedes, psicópatas! No lo haré, me habéis escuchado? ¡No! El golpe de la pala le rompió la nariz, y la sangre brotaba como un manantial rojo; lo mareó un dolor intenso mientras se ahogaba; otro palazo vino de atrás y le abrió una profunda herida en la cabeza.

-¡Empezá!. ¡Y quiero que tu artículo me convenza!. ¿Te acordás cuando me convenciste de ver “Red Victoria”…a que mente perversa se le puede ocurrir?...¡A vos Lafulla!, -Pero si Red Victoria es una película que rompe estereotipos. Una comedia repleta de humor inteligente y cuyos diálogos respiran sarcasmo, ironía y mordacidad!-explicó el condenado.
-¡Basta! ¡Es una porquería! ¡Lo peor que vi en los últimos tiempos gracias a vos!
-¡Ahora empezá antes que me ponga violenta!- sentenció la loca.
Nuevamente y sin alternativa, Joan debió hacer su trabajo.

Un tiempo después, Jason V traía la película.
El infortunado volvió a negarse y el machete le cercenó las piernas.
El primer machetazo fue de una limpieza sorprendente. La sangre fluyó descontrolada y regó el lugar.
Mas el segundo fue torpe, indigno de un asesino serial, Voorhees patinaba en la sangre y le costaba mantenerse en pie para lograr atacar con fuerza, de modo que la pierna derecha quedó sostenida apenas por unos hilos de carne. Con un soplete, cauterizó las heridas.
Otra vez el plato de comida inmunda que vomitaba sin digerir.
Lo envolvía la locura y la desesperación. Comenzó a fantasear con la muerte como única liberación.

Mandy Lane se presentaba ahora, con un nuevo material. Miró al cautivo unos instantes y pudo ver a un hombre convertido en un despojo humano, llevado al límite de la degradación y la humillación.

Una cara desfigurada, un cuerpo bañado en vómito y heces, piernas amputadas, y un alma que casi había abandonado a aquella piltrafa.
No tuvo el valor de torturarlo.
Reapareció Myers. Su imagen era realmente imponente y sobrecogedora.
-¿Y? ¿Qué hubo? ¿Ya vio la papaya?- dijo.
Joan pensó un momento y creyó reconocer en esas palabras a uno de sus seguidores. Lo miro detenidamente.
-¿Qué pasa?... ¡“Jelou”, tienes trabajo!-
Joan no dejaba de mirarlo espantado y comenzó a pronunciar: Espaun…
-¡Órele greñudo, a ver más películas! ¡A POSTEAR JIJO!-dijo mientras lo desataba.
-No puedo…de verdad que ya no tengo fuerzas-dijo débilmente mientras caían lágrimas por sus mejillas.

Mandy Lane incitó al monstruo para que hiciera lo que ella no pudo. Michael, provisto de una tenaza, comenzó la tarea de arrancarle los dedos de las manos. Las falanges iban cayendo al suelo como torcidos pedacitos de carne. Uno gritaba desesperado, el otro, reía frenético.

Como suele suceder, al menos en las películas, llega un momento decisivo, donde la torturada víctima saca fuerzas de lo más profundo de su ser y arremete para salvar su vida, o lo que queda de ella.
Joan llevó sus mutiladas manos al cuello de su agresor en un patético intento por defenderse.
La trompada se estampó en su oreja reventándole el oído.
El alboroto hizo que los demás aparecieran y presenciaran como los tremendos puñetazos del animal partieron el cráneo de la victima hasta hacerlo perder su forma original.
Pero Lafulla era más duro de lo que creían, así, deforme y mutilado había tomado una fuerza demencial; volvió a arremeter contra Myers logrando incrustarle los dos dientes que le quedaban en la nariz arrancando de un tirón la máscara más un pedazo de carne.
Michael soltó el cuerpo de Joan para llevarse las manos al rostro e intentar contener la sangre que chorreaba furiosa.<

El cuadro completo era dantesco: la turba de zombies jadeaba alrededor de la pelea, Freddy reía descontrolado mientras arañaba con sus cuchillas una columna de metal.
Voorhees se revolcaba en la sangre regada; la mujer zombie observaba extasiada y se acercó a Mandy L susurrándole algo al oído. Ésta, tomó un matafuego y caminó despacio hacia el bloggero que agonizaba en el suelo.
Cayó de rodillas llevando con todas sus fuerzas el arma a la cabeza de Joan. Una vez, otra vez y otra más, el ruido del cráneo aplastándose retumbaba en aquella cueva que quedaría impregnada de sangre para siempre.
Una mano tomó a la asesina por detrás y la alejó delicadamente.
Cuando por fin se detuvo, la horda restante de zombis cerró un círculo sobre Joan, extendiendo sus manos al destrozado cuerpo.... todos querían un recuerdo de el. -Esto ya no tiene sentido, no ha salido como esperábamos. Deshagámonos de esta mugre de una vez- decretó Myers.

En un lugar desconocido, cavaban un profundo pozo. Allí arrojaron los restos de lo que alguna vez fue un hombre. Lo habían emparchado como a un juguete viejo en un intento de devolverle algo de humanidad.
Una vez cubierto por la tierra, los participantes de la barbarie contemplaron el bulto y quitándose las máscaras, le ofrecieron un minuto de silencio.
-¿Dónde creen que este su alma ahora?- preguntó Mandy Lane.
-Espero que ardiendo en el infierno-respondió Krueger.
-Bueno y ahora qué?- dijo la zombie
-¿No tenía Lafulla links a otros blogs....?
Se alejaron caminando lentamente hasta desaparecer del paisaje.
Sobre la tumba, en una lápida improvisada, podía leerse:
“Aquí yace J L, su cuerpo ha pagado la traición; esperamos que su alma tenga la dignidad de buscar venganza”.

Vuestros comentarios

1. sep 1, 13:22 | Bob Rock

Ja ja ja ja ja!!!!

“-Y…pregunto…Megan Fox…no está? consultó tímidamente el prisionero.
-¿Megan Fox dijiste? ¡Ja! ¡Megan en tus sueños querido amigo, esta… esta es tu peor pesadilla… “ JA JA JA JA JA!!!!

“-Parece que estuvieron viendo “Last of the Living”-dijo sin poder evitar la carcajada.
La respuesta fue un brutal cabezazo en la boca que le voló un par de dientes… “

JAJAJAJAJAJAJAAJ!!!! Un aplauso para Eli, me has convencido para nunca tener un blog…jajajaja

2. sep 1, 14:11 | Almas Oscuras

Bob Rock – la verdad es que esta gente son la leche. Yo he sentido cierto gustito masoquista… es cómo ser el protagonista de tu propio torture-porn :-)

saludos

3. sep 1, 16:35 | sushigirl

Felicidades por el relato. Está muy bien.
Y ya sabes alma oscura, no dejes de escribir.

4. sep 1, 16:40 | Maese Threepwood

JAJAJAJAJA!!!

Tremendo!! Me pido Freddy, ¿puede ser? xD

Rebienvenido Joan, estuve un tiempito desconectado y me encontré la agradable sorpresa de tu vuelta, ¡ya era hora! Espero que no te toparas con ningún espíritu maligno o zombi nazi allá donde estuviste.

Un abrazo, crack!!

5. sep 1, 16:58 | MaRiAnA

JAJAJAJAJAJA..un 10 Eli!!!
Que tal lo q salió de unos chistesillos locales y de dar un poquito de ánimo a la mente..jaja exceleeeente!!!
Yo también ya me identifique con uno de los personajes jaja (adivina cuál¡¡) y bueno que decir del maquiavélico Espaumfrongel!! era imposible no reconocerlo..
Que se siente Joan ser la estrella esta vez¡¡
;)
Felicidades Eli de nuevo¡¡ que buen rato me has hecho pasar.

6. sep 1, 17:01 | Juan

Genial… Por cierto: Mi Novia Polly… Eso si es para torturarte.

7. sep 1, 23:04 | Elizabeth

Gracias a todos! yo también me divertí escribiendo…
De todos modos que JL lo piense bien antes de dejarnos;)

8. sep 1, 23:28 | Gabriela

Jajajaja!!!!!
Una vez mas nos deleitas con tu impecable estilo y mordaz humor!!!
Mi frase favorita: “esperamos que su alma tenga la dignidad de buscar venganza”.
Genial!!!

9. sep 2, 05:08 | Espaunfromgel

clap clap clap
clap clap clap
clap clap clap!

10. sep 2, 05:22 | Little Bitch

MUY MUY BUENO!!!!
Felicidades Eli!!!
Impecable como siempre!
Ahora me pregunto: ¿A las escritoras que dejan de escribir les pasa lo mismo? Mmmm… Cuidado Eli!!! No hay salida… Condenada a escribir relatos de terror perpetuamente…

11. sep 2, 09:04 | Almas Oscuras

Me alegra que os haya gustado (…pandilla de traidores y morbosos).

Sushigirl- …y tú que lo veas ;-)

Maese – qué bueno verte por aquí de nuevo Maese. Eras de los pocos que tenía pendientes al pasar lista.

Mariana – tú fuiste una de los que les animó a seguir adelante… así que espero que también recibas tu merecido. El relato me ha encantado. Ya le he dicho a todos mis colegas que se lo lean.

Juan – si es que tienen una mente muy retorcida…

Elizabeth – algún día tendrás tu merecido castigo Elizabeth (gracias, gracias, gracias…)

Gabriela – el broche final es fabuloso… lo que me llegué a reir leyéndolo…

Espaumfromgel – :-)

Little Bitch – ¡¡¡sí señor!!! Toma nota Eli. Que no se pase por la cabeza dejar de escribir (y a poder ser en Almas Oscuras) porque si lo haces recibirás una dosis de tu propia medicina…

saludos

12. sep 3, 00:56 | rodrigo

no dejes la pagina
si la dejas …regalasela a alguno de los lectores en el caso de cerrarla para q sigan contribuyendo
es una pena perder “una web de terror”

13. sep 3, 01:13 | Almas Oscuras

Rodrigo – por el momento no tengo ninguna intención de abandonar…
saludos

14. sep 4, 06:22 | Espaunfromgel

Rodrigo – Todos saben que yo, Espaunfromgel, soy el heredero legítimo y universal de Almas Oscuras.

¡JELOU

¡PAFH!

15. sep 5, 03:54 | MaRiAnA

Jajajaja=)

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.