Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Lost After Dark

Lost After Dark

Bendito Slasher

Lost After Dark

Ver ficha completa

  • Título original: Lost After Dark
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2014
  • Director: Ian Kessner
  • Guión: Ian Kessner, Bo Ransdell
  • Intérpretes: Robert Patrick, David Lipper, Alexander Calvert
  • Argumento: Ocho jovenes atrapados en mitad de la carretera deciden buscar refugio en una destartalada cabaña en mitad del bosque donde serán asediados por un mal mayor...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

lost after dark

¿Por qué Lost After Dark es uno de los pelotazos de este año? ¿Por qué es una de las mejores revisiones del slasher de los últimos tiempos? Y, sobre todo, ¿por qué Lost After Dark es el mejor de los remakes de los clásicos slashers ochenteros?

Si algo caracteriza al subgénero slasher es que se trata de un juego que siempre sigue las mismas pautas. Puedes intentar darle los giros que quieras, jugar con los estereotipos o variar el numero de carnaza tantas veces como desees. Puedes alterar la condición del asesino, ocultar o revelar su identidad, convertirlo en una máquina de matar deforme (probablemente como resultado de una relación endogámica), una mujer vengativa o incluso una pesadilla. Y ante todo puedes buscar a la mejor de tus protagonistas, la denominada Final Girl (o meramente “la elegida”, véase en Behind The Mask); un personaje igual de valioso e inmortal que el mismísimo psychokiller, pues se caracteriza por una amalgama de belleza e inteligencia que cuenta, casi siempre, con la simpatía del espectador - a diferencia del resto de estereotipos… – ; razones por las cuáles cargarse a la susodicha “elegida” es siempre un rotundo e ímprobo golpe en las pelotas.

Dicho lo cual, voy a enumerar todas las cualidades que hacen de Lost After Dark, un must see ochenteno como la copa de un pino:

1. Jugando a ser Dios: Sean, Adrianne, Tobe, Marilynn, Jamie, John, Wes y Heather. Todos estos nombres son las referencias que maneja el creador de Lost After Dark, Ian Kessner, el cabrón responsable de que pases una hora y veinte minutos de un contundente cutre-slasher igual de genial, como mínimo, que los de antaño (aún a riesgo de parecer un jocoso homenaje de aquellas películas que tanto disfrutamos en los ochenta, es precisamente esta misma baza la que soporta los cimientos de Lost After Dark). Y junto a la lista de nombres que acabo de mencionaros, vendrían los títulos de La matanza de Texas, Halloween , Pesadilla en Elm Street o Viernes 13; aunque resulta evidente que es esta última, Viernes 13, la película que toma Kessner como principal referencia para estructurar su Lost After Dark. La ópera prima de Kessner es una magnífica combinación de todos aquellos arquetipos utilizados por los “padres del slasher” y una repetición, con alevosía y portento, de las fórmulas que aquellos utilizaron. El resultado final… sin duda alguna un dignísimo chute de meta terror.

2. ¿!Mis cartas están desordenadas¡?: siguiendo la reflexión del punto anterior, ser un buen conocedor del juego fortalece la perspicacia del jugador. Tal y como ocurre en las matemáticas, una vez conocido el resultado final resulta fácil vislumbrar el enunciado del problema… incluso con los ojos vendados; aunque ello nunca te impida gozar la experiencia de principio a fin. Sin embargo tampoco debemos relajarnos. Si lo hiciéramos correríamos el riesgo de no percatarnos de ciertos detalles, y son esos detalles de Lost After Dark los que sorprenden y emocionan. A pesar de ser una película absolutamente referencial, nada está dicho y nada está hecho; hay mucho trayecto por recorrer. Hay espacio para la sorpresa.

3. Armario caníbal quiere arrancarme la cabeza: lo mejor del psychokiller de Lost After Dark es su insondable pasotismo. No lleva máscara, se cepilla todo lo que se le ponga por delante, es capaz de estar en más de diez lugares al mismo tiempo e incluso se atreve a pronunciar una frase al inicio de la película. No es lo mejor de la historia - ni siquiera lo mejor de su propia historia – , pero joder, hay mucha nostalgia y cariño en el personaje. Sin embargo es inevitable no acordarse del salvajismo de, por ejemplo, Victor Crowley en Hatchet, pues al fin y al cabo, lo que todos deseamos contemplar, en última instancia, es el desmembramiento de estos efebos imbéciles. Ya lo hemos visto en infinidad de ocasiones, pero siempre es genial poder disfrutarlo de nuevo.

4.- Más dura que un pedrusco: es extraño, porque cuando uno busca el término Lost After Dark en la red, lo primero que leerá es: “Horror comedy”; y por consiguiente pensará que se trata de una comedia. Error. No lo es. No pretende tener gracia (otra cosa es que sea tan mala… que la tenga). Quiere, y de hecho ES, una película de terror. Aunque parezca broma, se toma muy en serio hasta sus chistes, desde el latrocinio del autobús, pasando por la huida del director en plan Terminator, la conquista del gordo por la chica de la chaqueta de cuero o el colgante de la hermana de la protagonista sospechosamente encontrado en la granja… En fin, no hace falta añadir más estupideces porque no acabaría nunca. Sin embargo, siempre es necesario recordar que los sobresaltos y la tensión están asegurados; sorprendentemente Lost After Dark, jugando casi al despiste, es mucho más eficaz que el 50% de producciones comerciales de terror que asoman la cabeza por las carteleras. Sin duda uno pasa más miedo viendo Lost After Dark que viendo Ouija.

5. Payasos de instituto interpretando a payasos de instituto: resulta chocante no ver a un joven treintañero entre los asistentes haciendo el ridículo y, paradójicamente, encontrarnos con un reparto inocente y pueril, disfrazado con tendencias ochentenas y a punto de convertirse en carne picada. A pesar de no ser más que clichés, algunas caras resultan agradables: la atiplada voz de Elise Gatien mete un par de gritos bien dados; Eve Harlow resulta tremendamente atractiva y Alexander Carlvert despierta odio nada más aparecer en escena. No está nada mal.

6.- Aquellos maravillosos años ochenta: difuminados en negro, fotogramas perdidos, fotogramas velados, enormes letras de color rojo, poster ilustrado (véase el maravilloso poster que acompaña esta reseña y que quizás sea uno de los mejores de este año), estentórea hasta por el ruido del viento, muertes en cadena… una tras otra. Gente que pisa una trampa para osos y se levanta como si acabara de pisar una nube. Gente que salta desde el tejado de su casa y se levanta como si acabara de levantarse del sofa… Este tipo de cosas ya no suceden. Y cuando suceden (o al menos se intenta), siempre se corre el riesgo de caer en lo artificial. Lost After Dark busca, compulsivamente, la verosimilitud de una película de aquella época (los gloriosos 80) y en muchas ocasiones lo consigue; por eso el debut de Kessner merece tanto la pena, porque está lograda y porque es una gozada de esas que ya no se hacen.

7.- El splatter nunca defrauda: si algo quedó claro con la anteriormente mencionada Hatchet es que el gore hace subir puntos a este tipo de propuestas a pasos agigantados. Cuanta más brutalidad y más vistosas son las muertas, más a gusto se queda uno viendo como despedazan a críos tan pesados y/o desagradables. Desde luego Lost After Dark cumple en este apartado; no llega al extremo exploitation de Hatchet, pero si coquetea lo suficiente con el gore y splatter como para aprobar con nota. Los efectos, artesanales, resolutivos, y sin mayores alardes, no defraudan en ningún momento, que es lo importante.

8.- Yo también quiero morir con sigilo: una aspecto importante de Lost After Dark es su estructura. En ocasiones dar de comer al espectador de forma continuada puede decaer en aburrimiento (como sucedía con el agotador remake de Viernes 13), es por eso que soy un firme defensor de la “vieja escuela”. Defiendo a ultranza el comienzo pausado de los slashers ochentenos
basándome en dos razones: porque al dar caza con sigilo nunca queda claro cuando va a explotar la bomba, y porque cuando explota hay suficiente carnaza para regalar 40 minutos frenéticos de carnicería. Buen trabajo. En conclusión, creo que del visionado de Lost After Dark debemos sacar una única lectura realmente importante: disfrutar. Sin duda alguna, yo lo he hecho. Un altamente recomendable.

Imágenes de la película

lost after dark

lost after dark

lost after dark

Tráiler

Lo mejor: con clichés o sin ellos es un producto adorable de principio a fin.

Lo peor: no todos sabrán encontrarle la gracia a esto.

Vuestros comentarios

1. may 25, 22:32 | Mountain

Leyendo tu estupenda reseña y viendo el tráiler me han entrado unas ganas de verla que no veas! Como mola una buen slasher!

2. may 26, 03:05 | Alarma

Otra que caerá…

3. jun 9, 19:32 | Claudia

Esperar que esté disponible y disfrutarla!

4. ago 21, 23:54 | Knoxx

Mala de solemnidad, a veces alucino con las calificaciones .

5. ago 24, 02:53 | Alarma

Acertadisima crítica para una entretenidisima película…de lo mejorcito, hablando de slasher, de los últimos tiempos…la segunda muerte me ha dejado descolocadisimo!!

No os la perdáis, no os vais a arrepentir.

Un saludo

6. ago 25, 12:38 | Mountain

Tarda tanto en entrar en materia que para cuando llega el asunto te has aburrido ya un rato. De todas formas cuando llega lo que tiene que llegar cumple y es entretenida, pero la primera hora se me ha hecho eterna. Aprobado alto. 55/100

Por cierto, en la escena de la trampa para osos, algo ocurre en la versión que yo he visto, vamos, que no se ve na de na. A alguien más le ha pasado?

7. ago 25, 15:28 | RedRum

Jajaja, la recuerdo Mountain, recuerdo que me eche unas risas con el corte y cuando baja del árbol de repente. No eres tú, es la magia de la cutrez :P.

Lástima que no te gustará, en mi caso, la disfrute un montón; aunque reconozco que es lenta de cojones.

Un abrazo a todos.

8. ago 25, 23:16 | Mountain

RedRum: No sé si estamos hablando de lo mismo, la escena que digo yo SPOILER: Cuando la chica queda atrapada en la trampa el tío chungo se acerca a ella y justo cuando va a agarrarle hay como un quemazo en la pantalla, como si el film se quemara y salen esas burbujas y seguidamente sale un cartel diciendo REEL MISSING, o sea que les faltaba alguna bobina o carrete de película FIN SPOILER.

Tampoco tiene tanta importancia pero me gustaría saber cómo muere.

Hoy recordándola igual le daría medio puntito más 60/100. Me gustó mucho la escena del coche escondido en la sábana y ese homenaje a Fulci que es la muerte del chico negro.

9. ago 26, 02:55 | Alarma

Mountain, esa así…parte del guión!!

10. ago 26, 12:05 | RedRum

Síi! como dice Alarma es parte del guión jajaja. SPOILER Lo increíble de todo, es cuando se descubre que la chica estaba viva, y salta de un árbol cual mapache jajaja. FIN DE SPOILER

De todos modos, qué grande es, en serio, pese a estas bobadas, me mantuvo en tensión y hasta me metió un par de sobresaltos.
Tengo ganas de volver a verla, quizás este Halloween…

11. ago 26, 19:59 | Mountain

Vaya, vaya, menudas ideas! Anda que como se aburrían eh?

12. dic 7, 10:59 | Payne

SPOILER ———- Lo de REEL MISSING (que por cierto me vino a la cabeza Holocausto Caníbal y sus cintas encontradas, que tendrá nada que ver pero bah) es porque el caníbal pierde el conocimiento, cuando pasa ese trozo se está tocando la cogorota extrañado, tiene sangre en la cabeza y luego la chica cuenta que se escapó golpeándole bien fuerte.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.