Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Luz. The flower of evil

Luz. The flower of evil

Mesias, poetas y fundamentalismo

Luz

Ver ficha completa

  • Título original: Luz. The flower of evil
  • Nacionalidad: Colombia | Año: 2019
  • Director: Juan Diego Escobar Alzate
  • Guión: Juan Diego Escobar Alzate
  • Intérpretes: Yuri Vargas, Conrado Osorio, Jim Muñoz, Sharon Guzman, Daniel Páez
  • Argumento: Una cremota comunidad espera la llegada del mesias con funestas consecuencias.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Luz

Juan Diego Escobar Alzate es un joven director colombiano de aspecto romántico (parece salido de un verso de Martín Fierro) que el pasado 2019, y en estos iniciales meses del 2020, ha logrado colocar su primera película en los más prestigiosos festivales internacionales de cine fantástico. Nosotros pudimos verla en el Festival de Sitges y semanas después en Madrid durante el Festival Nocturna. Se trata de una cinta hermética, de diálogos complejos, que recuerda en lo formal al western italiano de los 70, pero donde la acción pasa a un segundo plano, dejando todo el espacio a una lírica densa y contemplativa que requiere de un espectador entregado y preparado para sumergirse en su puzzle.

La cinta presenta a “El señor”, líder de una pequeña comunidad religiosa afincada y aislada en el corazón de la sierra colombiana. Ha secuestrado a un niño, y está convencido de que se trata de el nuevo Mesías. Mientras espera a que este muestre su poder, lidia con sus tres hijas, que tratan de comprender tanto la sociedad que construye su padre como su propia naturaleza femenina.

Es complicado analizar un título como Luz. Tengo la sensación de que incluso a su creador se le escapa el sentido de muchas de sus secuencias. Escobar ha elaborado todo el guión hacia dentro, buscando y rascando en su subconsciente, preocupado más en el ejercicio sanador propio que por establecer un diálogo con el sujeto pasivo que contemple su resultado. Esto da una obra que es como contemplar arte moderno… puede que te enamore, que guste pero no lo comprendas, puede que lo comprendas pero no te guste, o puedes considerarlo completamente inaccesible…

La película construye una intrincada crítica a la religión, al fanatismo que generalmente corre opuesto a nuestra propia naturaleza, a las pulsiones y a nuestro sentido común. Denunciando la ambiguedad que puede esconderse tras definiciones tan rotundas como “bien” y “mal”. Las acciones de “El señor” y sus seguidores contrastarán con la visión respecto a las mismas de sus tres hijas, víctimas inocentes, como apunta la cinta que también lo fue su madre, de las fantasías teológicas de un enajenado, bastante bien interpretado por el actor Jim Muñoz. El mundo de estas tres hermanas se trastoca con el descubrimiento de un cassette de música clásica (que viene a ser algo así como la cinta de vídeo VHS de “Canino”) que abre la puerta a otros cuestionamientos de la realidad que les rodea.

Desde los minutos iniciales del film se aprecia claramente la influencia de “la bruja” de Robert Eggers en la cinta de Escobar. También la del cine sensorial de Terrence Malick, todo mezclado con el tecnicolor, el grano y la puesta en escena de los spaghetti westerns de Sergio Corbucci o Sergio Sollima, que da al empaque general una estética artificiosa, retro y abigarrada, que se ve traicionada por lo digital de su emulación; algo que responde seguramente al poco presupuesto del film. El guion, por su parte, es claramente deudor de la psicomágia de Alejando Jodorowsky, del simbolismo religioso de William Blake, o de los placeres de la carne que ensalzaba y demonizaba, a partes iguales, Charles Baudelaire en “Las flores del mal”. En realidad el resultado de “Luz” es más próximo al videopoema o a la literatura que a una experiencia cinematográfica convencional. Un poema que hubiera funcionado mejor con menos estrofas, pues creo que su mayor defecto es perderse en un diálogo un tanto masturbatorio… pero claro es que yo no soy un poeta.

Buenas intenciones, interpretaciones y un estilo muy personal se vislumbran en este debut. Queda ver si el próximo trabajo de su director, por cierto lector y seguidor de nuestra web, se hace más accesible o reincide en su hermetismo autoral.

Luz

Luz

Luz

Lo mejor: Destila talento y nobles intenciones.

Lo peor: supone una escalada libre complicada, con pocos puntos de sujección


Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.