Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Maggie

Maggie

Drama King

Maggie Review

Ver ficha completa

  • Título original: Maggie
  • Nacionalidad: Suiza, Estados Unidos | Año: 2015
  • Director: Henry Hobson
  • Guión: John Scott 3
  • Intérpretes: Arnold Schwarzenegger, Abigail Breslin, Joely Richardson
  • Argumento: Los últimos días de un padre abnegado junto a su hija infectada por un virus zombie.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo Maggie_Interior_zps5cgxj0ya.jpg

La joven Maggie es infectada por un virus que terminará convirtiéndola en una bestia caníbal. Pasará los últimos días, hasta el terrible desenlace, con su padre y su madre en una pequeña granja.

Cuando todos supimos que Arnold Schwarzenegger iba a protagonizar una película de zombies, nos quedamos bastante sorprendidos y con mucha curiosidad por saber del resultado. El gobernador de California había vuelto a la vida activa como actor y sus últimos proyectos no tenían el mismo éxito de antaño, pero siempre suponían una experiencia sólo por verle en pantalla. Posteriormente fuimos descubriendo los vericuetos de “Maggie”, así se llamaba la película de marras, y nuestra sorpresa fue en aumento dadas las características del proyecto: una producción independiente, dramática y muy seria. ¿Qué pintaba Arnold en todo esto? Pues en concreto interpreta al desolado padre que tiene que asistir a la transformación de su hija recién contagiada del típico virus zombie. Pero lejos de sesgos violentos u hordas de muertos vivientes, “Maggie” intenta llevar un poco más allá los conceptos dramáticos del comic “The Walking Dead” (joder, parece que a día de hoy nadie se acuerda que fue primero un comic); y así se embarcaba Arnold en una producción de poco más de 4 millones de dólares, apostando por una historia que diese a conocer su lado más humano y sus capacidades como actor. Pues bien, al igual que Clint Eastwood, al austriaco le sientan bien los años y, efectivamente, se enfunda con bastante naturalidad el papel más sofisticado y dramático de su carrera. Pero, ¿qué significa esto de cara al aficionado? Básicamente, aquel esperando una cinta con un mínimo de acción y con elementos de terror se va a llevar una gran decepción, aunque es justo para “Maggie” reconocer que en ningún momento se nos intentó vender la típica película de sustos. Ahora bien, desde mi posición (por mucho que en Almas Oscuras amamos el buen cine en general, un servidor está aquí para hablar de cine de horror o tangenciales) la cinta ha supuesta una clara decepción porque sus diferentes elementos no están nada bien equilibrados.

Pongamos como ejemplo “28 Días Después”, mientras que la película de Danny Boyle realizaba un estupendo ejercicio artístico de reflexión sobre la soledad y la raza humana en general, sin abandonar escenas adrenalíticas y llenas de tensión; “Maggie”, dirigida y escrita por los novatos Henry Hobson y John Scott III, se regodea en el lado más emocional de una historia de terror, tanto que finalmente se convierte en un drama puro, muy lento, y poco más. Es decir, ¿se hubiese resentido la cinta si la enfermedad en cuestión no provocase tendencias caníbales? Pues probablemente no. La cinta intenta seguir los dictados de obras como “The Road” (2009) y, sin embargo, termina por anclarse demasiado en sus raíces rurales. Hay que reconocer que entendida de esta forma, “Maggie” es una película muy digna, aprovechando hasta el último céntimo su presupuesto y demostrando una gran capacidad por parte de su director, que a pesar de ser novel logra unos planos llenos de fuerza. No obstante, con la mirada crítica del aficionado al cine de género es imposible pasar por alto su lentitud, su impostada candidez y ciertos fallos de guión, peor si cabe cuando va rozando los tópicos sentimentales de una humanidad que a estas alturas resulta imposible imaginársela reestructurando sus posiciones éticas.

Al respecto de estos tópicos, los podéis adivinar todos viendo el tráiler: el dilema moral, la frialdad de los medios oficiales, la levedad de la juventud y la fuerza del amor familiar. En realidad, “Maggie” se goza hablando de lo que tanto obsesiona al norteamericano medio, y lo hace desde su posición, sin cuestionar, por ejemplo, temas existenciales como las creencias religiosas. En fin, se le puede achacar tomar el camino fácil en su apartado de drama social, por muy bonitas/decadentes que nos pinten las cosas. Fijaos en un detalle crucial para justificar la trama: una vez detectada la infección de Maggie, esta es devuelta a sus padres para que pase los días iniciales de la infección entre sus seres queridos. Una vez se agudicen los síntomas, Maggie deberá internarse por su propio pie en la zona de cuarentena, donde los infectados terminan por ser aniquilados cuando se convierten en zombies. Vamos a ver, toda esa idea falla de base: ¿habéis visto como se trata a los enfermos de ébola? Bueno, pues a este nivel de credibilidad funciona argumentalmente la película; una pena, porque su arranque, con ese panorama pre-apocalíptico de fondo, resulta de lo más sugerente.

Sin embargo, tópicos y escenas predecibles son superados por un elenco que se revela como lo mejor de Maggie. Empezando por Arnold… supongo que no hace falta hablar mucho de la carrera de esta leyenda viviente; al menos hasta llegar a “Maggie”, pues ni siquiera en “El Fin de los Días” Arnold se mostraba tan crepuscular como aquí. Todos sabemos que no estamos ante un actor de método, pero simplemente con su presencia física contenida demuestra unas tablas abrumadoras. Consigue hacernos empatizar, ávidos monstruos deseosos de ver una película de terror, con un padre de familia triste pero resolutivo, y es su drama particular el que funciona. No así tanto el de su hija, un poquito peor interpretada, cuya transformación termina por perder el interés en los tramos finales de la cinta, donde un giro argumental muy manido termina por arruinar la historia. Maggie es Abigail Breslin, actriz en alza cuyo rostro angelical le asegura una prometedora carrera en Hollywood, veremos que tal lo hace en la próxima “Final Girl”, una especie de “rape and revenge” invertido. Al lado de Schwarzenegger y Breslin encontramos buenísimos actores secundarios que terminan por redondear un elenco de lujo: Joely Richardson (“Horizonte Final”, “Luces Rojas”) y J.D. Evermore (“Django”, “Dallas Buyer Club”). Es en su lista de actores y actrices donde, desde luego, “Maggie” no parece una película independiente, al menos no una a la que estemos acostumbrados dentro del cine de terror.

En conclusión, sería injusto decir que “Maggie” es una mala película. Sus actores justifican el visionado, sobre todo por ver a Arnold interpretar el papel más especial de toda su carrera, pero también sería injusto recomendarla dentro del marco de un portal de cine de terror (¡tres apariciones de zombies contadas!). Además, no nos olvidemos de esos fallos argumentales que se van sumando a una resolución predecible y demasiado dramática para mi gusto, existe poco que rascar más allá de su sinopsis. “Maggie” busca la lágrima fácil, no el susto, ni siquiera el sobresalto. Sabiendo esto, ya depende de cada uno porque se acerque a “Maggie”, yo no me arrepiento de verla, pero me quedo con la sensación de haber perdido un poco de mi escaso tiempo.

Imágenes de la película

 photo Maggie_1_zpslliaqvtf.jpg

 photo Maggie_2_zps7ao0upgz.jpg

 photo Maggie_3_zpsokzd7clp.jpg

Tráiler

Lo mejor: Arnold Schwarzenegger, su credibilidad es inmensa a pesar de sus limitaciones como actor.

Lo peor: El drama llevado a la enésima potencia, cuesta entender porque se ha usado la excusa zombie cuando valía cualquier enfermedad terminal.

Vuestros comentarios

1. may 11, 00:20 | MASP

“Cuesta entender porque se ha usado la excusa zombie cuando valía cualquier enfermedad terminal.”

Por puro mercantilismo, Tío Bob. Porque un drama “clásico” de esta guisa no lo vería ni el tato, pero si le ponemos la temática zombie de por medio, que siempre estará de moda y sobre todo y he aquí la clave, publicitamos a pulmón en grito que su director es Henry Hobson, artífice del videojuego pandémico “The Last Of Us” que ha creado escuela… Pues ya tenemos la inversión y publicidad aseguradas.

Lo mejor, que el tiempo está haciendo justicia al bueno de Arnie que tan increíbles momentos me ha regalado en toda mi cinefagia.

Saludos!

2. may 11, 08:29 | Bob Rock

MASP.- Pues sí, tienes toda la razón. Queda clara la servidumbre que esta película hace a los deseos de la masa. Mi referencia a la serie TWD no es gratuita, tampoco lo es en el sentido peyorativo, pero sí una crítica a quedarse en la superficie.

“The Last of us” es un buen juego, pero Henry Hobson no es responsable en ese aspecto. Vale, ha dirigido la secuencia de inicio, obviamente eso es bien poquito. Aunque desde luego es un chaval que puede dar mucho de sí.

Arnold está imponente.

Nos vemos en la próxima reseña, toca “Electric Boogaloo”

Un abrazo

PD: si te animas a escribir algo me dices, te veo “medio” de regreso y me alegra mucho. Espero que todo vaya genial…

3. may 11, 16:36 | Draghann

Un dramón de las tardes de Antena 3. Lenta y terriblemente aburrida. El tema zombie es una triste excusa y que yo personalmente creo que, lejos de ayudar en temas “mercantilistas” como comentáis, echará atrás a las abuelas que son las únicas que podrían disfrutarla una tarde de domingo…

Coñazo en versión XXXXL.

Un saludo.

4. may 14, 09:43 | korvec

Una de Arni sin tetas, tiros o mamporros es como una tortilla de patatas sin huevo y sin patata…

5. may 17, 20:54 | Jafryn

Ya la vi y en realidad no me sorprendió mucho por donde fue, ya que era obvio que seria drama.
Porque virus zombie y no otra enfermedad terminal, bueno, creo que eso es simple. Con que otra enfermedad terminal y contagiosa te enviarían a casa y pedirían regresarte cuando ya no des mas. Con cual otra enviarían a la fuerza publica con armas para esto, pues en ninguna. En cualquier tipo de virus quedas encerrado en un hospital y punto. Creo que lo que intentaron de hacer aquí es mostrar el lado mas humano del asunto, pues para ningún familiar es fácil darle fin a un ser querido, ni mucho menos quedarse de brazos cruzados mientras estos sufren. En lo particular me gusto, mas no la recomendaría a nadie que guste del horror, porque de seguro se decepcionarían. A todo esto, me recordó mas a “IN THE FLESH” que a “THE WALKING DEAD

6. may 21, 17:08 | Juan Francisco

La película se deja ver y no aburre, principalmente porque dura sólo 90 minutos. Si bien sabíamos que esto no iba a ser WWZ o El amanecer de los muertos con Arnie, el problema es que ni siquiera genera momentos de tensión ni aprovecha lo terrible del contexto para dar un poquito de miedo. La escena de la mujer que busca a Arnold después de que este mató a su esposo e hija, las apariciones de los policías que buscan a Maggie, podrían haber derivado en situaciones más interesantes. Pero el gran problema es que en la película no hay tensión ni conflicto real. Es casi una película de una chica con cáncer al cuidado de Arnold.

7. may 21, 17:37 | deiviid

Lo curioso que en su época se rumoreó que Chuache iba a hacer una versión de Soy leyenda.

8. may 22, 10:01 | Zalomero

Pues a mi me moló, entendiéndola como lo que es (dramita indie con poco presupuesto sustentado en sus interpretaciones y llamado a petarlo en ciertos festivales) y no como una peli de terror. No se me hizo pesada, probablemente por su ajustada duración, y Arnie está estupendo.

Un par de cosas con respecto a la crítica, sin acritud, ¿cuáles son los fallos de guión que viste? Y bueno, comentar que en esta página tambien han caído pelis que de fantástico y terror tenían muy poquito (más como excusa de fondo que como leitmotiv). Se me ocurre ahora mismo la estupenda Safety Not Guaranteed.

9. may 22, 11:10 | Bob Rock

Zalomero.- Que devuelvan a la hija a casa es ridículo, a partir de ahí consistencia tirando a poca.

En cuanto a sesgar una crítica por su género. Bueno, eso va con cada uno. A mí me trastorna bastante hablar de una película de terror que no sea de terror. No sé si me explico muy bien. Más en concreto, de nuevo apreciación personal, no soporto dramas vendidos como películas de terror, en este caso no se hizo exactamente esa venta, pero diablos, Maggie es un dramón de aúpa con zombies… y ojo, porque muchos te podrían decir que un drama carcelario es mucho más terrorífico que Critters (obviamente), pero la cuestión es que prefiero acogerme al género y sus derivados. No reniego a la sensibilidad, pero con más pulso.

Un abrazo Zalomero!!!

10. jun 23, 17:09 | Mr Zombie

No estuvo mal la pelicula, pero es mas un drama que otra cosa, poquito de sangre y terror aunque alguna pincelada tenemos.

Saludos.

11. jul 25, 15:12 | RedRum

Estoy de acuerdo, no está mal pero es demasiado previsible y lenta. Todo transcurre de forma muy obvia, como avisa el autor de la reseña habríamos llegado a la misma conclusión con un accidente de coche que con un apocalipsis zombie; quiero decir el objetivo no era otro que buscar empatía y posicionarnos en el dilema moral de tener que luchar contra tu propia hija y lo cierto es que la propia realidad nos propone otras variables mucho más eficaces.

No obstante, hay momentos gore muy plausibles, la ambientación apocalíptica es pura belleza, oscura y cuestística. Y Arnie se esfuerza por mantenerte en vilo, así que dentro de lo malo, cumple pero es olvidable.

12. may 6, 20:38 | Cuervo

Película triste, melancólica, lenta y ha ratos aburrida. El amor de un padre por su hija, la aceptación lenta y dolorosa de lo inevitable, de la transformación de su hija en monstruo, del amor en dolor…

Notas de piano y truenos acompañando escenas “grises”, preocupaciones de una crisis, desesperanza, ni un atisbo de esperanza, resignación, ¿conclusion? Un drama del copón.

!Saludos!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.