Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Mandibulas 3

Mandibulas 3

Esa mancha en la pantalla... ¿es un cocodrilo?

Mandíbulas 3

Ver ficha completa

  • Título original: Lake Placid 3
  • Nacionalidad: USA | Año: 2010
  • Director: GE Furst
  • Guión: David Reed
  • Intérpretes: Colin Ferguson, Yancy Butler, Kirsty Mitchell
  • Argumento: Nathan Bickerman y su família se trasladan a vivir a Lake Placid. Durante dos años su hijo alimenta a tres cocodrilos que se han hecho enormes… y tienen hambre.

35 |100

Estrellas: 2

Mandíbulas 3

Mandíbulas 3 (Lake Placid 3) es una mala película. Pero no una de esas malas películas conscientes de sí mismas y capaces de ofrecernos instantes puntuales lo suficientemente disparatados, absurdos y divertidos como para acabar resultándonos una entrañable experiencia (ver Black Devil Doll).

Nada de eso. En realidad Mandíbulas 3 es una pésima película; una de esas películas que te hacen maldecir esa estúpida costumbre que tenemos algunos de tragarnos, sin anestesia ni nada, cualquier subproducto que llegue a nuestras manos y desprenda un ligero aroma a sangre y terror.

El argumento de Mandíbulas 3, para quien haya visto las dos entregas anteriores, no esconde demasiadas sorpresas.

Nathan Bickerman parece estar dispuesto a desprenderse de la vieja cabaña que su tía (una de las protagonistas de Lake Placid 2) tenía a orillas del lago. Sin embargo el sheriff local (lastimosa presencia de Michael Ironside), durante una visita de cortesía, les asegura que el mencionado lago está libre de cualquier amenaza y que Lake Placid vuelve a ser el lugar idílico y apacible que fue antaño. Las palabras del sheriff surten efecto, y Nathan, su mujer y su hijo toman la decisión de quedarse a vivir en Lake Placid.

Por supuesto habrán cometido el peor error de sus vidas.
Dos años más tarde, tres enormes cocodrilos que el hijo de Nathan ha ido alimentando durante todo este tiempo a base de bistecs de “brontosaurio” que ha ido sustrayendo del congelador de sus padres sin que estos jamás sospecharan nada ¿?, amenazan con romper, a dentelladas, la paz de Lake Placid.

Sé lo que estáis pensando (en realidad no lo sé, pero intento imaginarlo): ¿Pero qué coño me esperaba? Si la primera entrega de la saga aprobaba, con muchos apuros, como simple divertimento intrascendente; y su primera secuela, Lake Placid 2, era un auténtico desastre ¿qué demonios me empujó a darle una oportunidad a Mandíbulas 3?

En esta ocasión tengo una respuesta. No creo que convenza a nadie, pero ahí va. Lo que un servidor buscaba en una película como Mandíbulas 3 podéis encontrarlo en su primera secuencia. Una pareja de jóvenes excursionistas se desnudan a orillas del lago (ella se desnuda más que él… cosas del machismo terrorífico) e inician un frenético acto sexual que culmina con este par de desdichados siendo el plato principal de un opíparo banquete de cocodrilos.
¡Gran secuencia! Cuerpos jóvenes, turgentes y desnudos, sexo al aire libre y diversión. Diversión descerebrada, pero diversión al fin y al cabo (tras el primer envite del cocodrilo, el muchacho adopta una posición digamos… comprometida; que, por otro lado, hará las delicias de su excitadísima novia).

El problema es que al director GE Furst, que debut en el largometraje con Mandíbulas 3, se le agota todo el arsenal de diversión y entretenimiento con dicha escena.
A partir de entonces lo que nos depara Mandíbulas 3 es un compendio de incongruencias a nivel de guión, tristísimas secuencias de acción en las que la sangre y el gore brillan por su ausencia, y un desfile de personajes, tanto principales como secundarios, incapaces de atraer la atención o el interés del espectador.

Mención especial requiere Nathan Bickerman, personaje interpretado por Colin Ferguson, rostro popular gracias a la serie televisiba Eureka. Se supone que el tal Nathan es el principal protagonista y auténtico héroe de la función. Pues bien, de ser así os aseguro que no recuerdo haber visto en mi vida (quizás exagero… pero sólo un poquito) un héroe más inoperante, estéril, prescindible y papanatas que el mencionado Nathan. Un cero a la izquierda incapaz de mover un solo dedo por salvaguardar la integridad de los suyos. No lo atribuyo a una mala interpretación por parte de Ferguson (creo que hace lo que buenamente puede), si no más bien a un error de bulto en el guión. Si de Nathan Bickerman dependiese, cualquiera de los cocodrilos que aparecen en Mandíbulas 3 estaría limpiándose los restos de su mujer e hijo con un mondadientes a los cinco minutos de iniciarse la película.

Por lo demás, GE Furst plantea la acción de la película como si de un slasher al uso se tratara, sustituyendo, eso si, al asesino enmascarado que aniquila jovencitos ineptos y poco cautelosos; por una serie de cocodrilos, generados por ordenador, que también se dedican a aniquilar jovencitos ineptos y poco cautelosos. De esta manera incluso llega un momento en el que adoptamos el punto de vista subjetivo de uno de los cocodrilos mientras persigue a su aterrorizada víctima a través de un espeso bosque… como si de un sucedáneo de Jason Voorhees cualquiera se tratara (os aseguro que suena mucho mejor de lo que en realidad es).

Y llegamos al final de la reseña. Un final para el que me he guardado el plato fuerte de esta pequeña calamidad que es Mandíbulas 3: el diseño de los cocodrilos.
De acuerdo… se trata de un telefilme de bajo presupuesto destinado a la televisión por cable norteamericana (SyFy Channel), y por lo tanto entendemos que no contaran con un presupuesto amplísimo con el que contratar a los mejores especialistas en efectos digitales. Pero es que lo de los cocodrilos de Mandíbulas 3 es de juzgado de guardia, de vergüenza ajena. Determinados planos en los que aparecen los cocodrilos en posición estática, se repiten hasta la saciedad. Cuando los dichosos cocodrilos se mueven acaban convertidos en una masa borrosa de píxeles que provoca arcadas; y las variaciones de tamaño son constantes en toda la película. Hay ocasiones en las que vemos a un cocodrilo de tamaño grande pero, hasta cierto punto, creíble; mientras que en otras ocasiones se convierte en una gigantesco monstruo prehistórico que nada tiene que ver con lo visto hasta el momento. En fin… un desastre.

Con todo esto Mandíbulas 3 aprueba, por los pelos, como película de un domingo de sobremesa. Una de esas películas en las que tenemos que tomar la difícil decisión de continuar viéndola hasta el final o dedicarnos a ese placentero deporte nacional que es la siesta.

Lo mejor: La primera escena y el personaje de la cazadora furtiva.

Lo peor: Los cocodrilos y el protagonista principal.

Vuestros comentarios

1. nov 16, 23:44 | sergio morcillo

ufff… seguro que le pasa igual que a wrong turn, fue de muy buena a malisisima. Ni me acerco.. que miedo me da dios mio este tipo de pelis mal hechas y sin ningun tipo de talento.

2. nov 17, 02:52 | Elizabeth

Ya Lake placid 2 habia sido un bochorno, aunque recuerdo haberme reido mucho (por no llorar), es más la segunda no parecia una secuela sino una copia espantosa de la primera!
Paso sin ver!

3. nov 17, 03:47 | ChemiHorrorShow

Me recuerda a Boa VS Piton xD Aquella si que fue un despiporre jajajajaja! En fin! hay muy pocas producciones de la sci-fy channel que se salven de la quema y que no pasan de entretenimiento del domingo, cuando estas solo y sin saber que hacer te ponen esto en la tele e irremediablemente… caes en la trampa.

4. nov 17, 09:01 | Manolo

Pues una peli ideal para una tarde de Domingo. Y para que luego me pregunte, ¿Pero porqué estoy viendo esto?.
Osea, que la vere abarrotao de palomitas y luego mi mujer se reirá de mi por ver este tipo de peliculas.
Que le vamos a hacer.

5. nov 17, 09:38 | Almas Oscuras

Sergio Morcillo – yo la verdad es que no le hago ascos a películas aparentemente mal hechas y con poco talenta… con algunas de ellas lo he pasado realmente bie. Pero no sería el caso de Lake Placid 3.

Elizabeth – Esta tercera me pareció mejor que la segunda… lo cual tampoco es decir mucho.

ChemiHorrorShow – yo vi hace poco Sharktopus, que aún siendo una peli muy, muy mala… me entretuvo, y no tuve la sensación de haber perdido el tiempo.

Manolo – :-) esa fue mi reacción: ¿pero porqué estoy viendo esto? Quizás mi mayor error fue verla a las tantas de la madrugada y en solitario.

saludos

6. nov 21, 07:04 | Thanatos

Desde que un gordito simpaticon que siempre en sus shows decía en tono sombrío: Buenas Noches; dirigió un clásico de ataque de pajaros; hemos intentado saciar nuestro miedo a la naturaleza, desde tiburones, pasando por delfines, mezclas entre tiburon y pulpo (pero que mierda es esa…!) pececitos del amazonas en 3D (WTF!!), murcielagos, lobos zombies (Eh!) y llegando hasta cocodrilos; seguiremos buscando algo que nos asuste! Pero señores… si la uno y la segunda fueron malas; esta… SI ESTA… es una falta de respeto a la retina!!! Pobre Cocodrilo Dundie… que falta nos haces para eliminar a tan mal cocodrilo generado por computadora… habrá sido de IBM??? MALA, MALA, MALA, MALA, MALA Y mala a la undecima potencia!!! Algún dia harán Shakdrilo o Cocoburón! Desde la tribu… saludos almas oscuras!!!

7. ene 15, 07:43 | René

Si el trailer incluye los desnudos como motivo para rentarla… Mejor una porno y discovery channel para tener la mejor combinación de cocodrilos y nalguitas

8. feb 27, 22:37 | Mr Zombie

Probablemente la peor pelicula del pasado año junto con los fx por ordenador mas mal hechos que uno recuerde en su vida. es dificil ver algo mas lamentable y una direccion tan barata que la del director este. Yo no entiendo que esta peli haya salido en dvd habiendo genialidades mayusculas por ahi. Aun entiendo menos que el productor despues de visualizar lo que han hecho con su dinero no se haya suicidado de inmediato, y es que Lake placid 3 es una pelicula que atenta de forma grosera al cine de terror y para colmo se lo dejan hacer.
Un saludo.

9. sep 1, 17:14 | Javi

Ya en la primera escena, cuando arrastran al chaval al agua, se ven a unos pequeños cocodrilos que salen al lado, como si fueran crias que bien parecen maquetas de cartón o hichables. Como escena de risa es muy buena.
Y al dejarles el hombre de la furgoneta, no le dan ni las gracias, casi se las tiene que dar él.
Estas peliculas se deberían tomar en cuenta como lo que nunca debió o ha de hacerse.
saludos

10. sep 2, 01:11 | Leonidasesp

Precisamente hoy la han echado en La sexta a la hora de la siesta y me la he tragado enterita.
La película se resume en dos palabras: Kacey Barnfield.
Esa escena fina bajo la lluvia….no tiene precio.

11. dic 11, 09:27 | Nakama13

Ah! Estoy a minutos de terminar de verla,pero me pareció muy mala la verdad ya que los personajes en si,son algo….dios,hasta llegue a creer que era algún tipo de parodia y que aún no le había captado el gusto (tipo Scary movie) ¡Pero nada de eso! Además de que en cierto modo…es comprensible el diseño de los cocodrilos ¡Pero vamos! Eso ni cocodrilo es! Más irreal que unas tetas naturales en la mansión playboy! Además es muy exagerado! Porfavor, enserio?le dispararon y puede pelear como si nada,hablar,e incluso dar marcha a un bote y evidentemente matar un cocodrilo! ._.

Además de que los personajes en su mayoría eran pésimos, la chica esta que se supone que esta buena, no hace más que gritar cuando se comen a su novio (cliché) y esas faltas de efectos! Creías que no podría ser más mala?Toma ya!Que si se puede! Arrastran a los personajes por una pierna y eso,dios esos efectos cuando se hizo mierda el bote! ._. COÑO POR DIOS!Sin duda una película tan mierdosa que te dan arcadas! Y hasta aquí lo dejó ,saludos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.