Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Mockingbird

Mockingbird

Un found footage del director de The Strangers

Mockingbird

Ver ficha completa

  • Título original: Mockingbird
  • Nacionalidad: USA | Año: 2014
  • Director: Bryan Bertino
  • Guión: Bryan Bertino y Sam Esmail
  • Intérpretes: Emily Alyn Lind, Audrey Marie Anderson, Spencer List
  • Argumento: Varias personas reciben una videocámara en sus casas. Y una única instrucción: no dejar de grabar. Pronto descubrirán que son víctimas de un juego macabro.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

mockingbird

Mockingbird es la siguiente película de Bryan Bertino tras The Strangers, en 2008. En Estados Unidos ha ido directa al mercado doméstico, tras pasar por un preestreno en Itunes. Por otro lado, resulta extraño que apenas haya habido noticias sobre su producción o rodaje: The Strangers fue un éxito y, para bien o para mal, armó bastante revuelo. Hubo quienes la adoraron, pero también quienes no le vieron la gracia a hacer Funny Games (Michael Haneke, 1997) en clave de película de terror, cuando una de las virtudes de ésta era, precisamente, el enfrentarse a una historia pura y dura de género pero eliminando sus marcas.

Seis años después, Bryan Bertino entrega Mockingbird. Vaya por delante que a un servidor la película le parece bastante floja, y probablemente éste sea el motivo de su paso de puntillas por cualquier mercado, revista o web especializada. Sin embargo, el concepto me resulta interesante en los siguientes términos. Bertino debe de ser una especie de Kubrick de segunda, por lo atrevido y prepotente de sus ambiciones: en su momento, ya dijo que The Strangers había revolucionado el género. Y, en esta ocasión, parece haber querido coger otro subgénero, el Found Footage, y entregar la obra definitiva sobre el mismo. No le ha salido bien la jugada.

Ambientada en el año 1995, cuenta la historia de cómo una mujer, una pareja y un hombre reciben tres videocámaras en las puertas de sus casas, y la instrucción de no dejar nunca de grabar. Todos piensan que se trata de algún tipo de inocente juego, pero pronto la mujer y la pareja empezarán a verse asediados por desconocidos en las sombras, y el hombre tendrá que vestirse de payaso y responder a retos cada vez más extraños…

La película va alternando las imágenes de las tres cámaras, con un claro propósito que puede resolverse, o no, al final de la misma: quién está aterrizando a estas personas. Además, está la cuestión de averiguar si habrá entre ellos algún tipo de conexión. Personalmente, creo que la capacidad del director para crear angustia y terror quedó patente y bien probada en su anterior obra. El problema es que aquí parece recurrir a los mismos trucos que en aquella, pero con distinto resultado. El found footage crea una sensación de “realidad” que hay que poder explicar. Hay momentos en Mockingbird en los que uno se pregunta si no estará asistiendo a un gran montaje obra de una gran empresa especializada en aterrorizar a desamparadados ciudadanos… y, al margen de la identidad de quien lleva a cabo el asedio, algunas de las tácticas empleadas resultan absolutamente increíbles.

Más repeticiones: parte del terror de The Strangers provenía de un creativo uso del sonido. Tanto los silencios, como desquiciantes recursos como oír un disco repitiéndose hasta la locura, ayudaban a crear esos momentos mágicos en los que el miedo está en los márgenes de la imagen, en lo que no se ve. Aquí, se intenta repetir de nuevo la hazaña, plagando la cinta de susurros y clics y presuntos fallos de audio puesto que, recordemos, estamos en los noventa y las películas caseras se grababan en vhs. Pero, de nuevo, la “realidad” impone sus reglas y, al tener que justificar el origen de todo audio, la película se adentra de nuevo en el terreno de lo inverosímil… porque quienes asedian a los protagonistas deben poner altavoces en el jardín de las casas de éstos, introducir micrófonos en el interior de muñecos macabros, ser un número de personas suficiente como para golpear todas las ventanas de una casa a la vez… En fin, a un servidor, insisto, le parece un montaje demasiado sofisticado y elaborado, sea quien sea quien esté detrás del mismo.

Como decíamos, Bertino parece haber querido ofrecer el Found Footage definitivo, quizás poniéndoselo muy difícil: un montaje de audio “creativo” pero ajustándose a las reglas de la “realidad”, un montaje de vídeo multicámara (recordemos que son tres) pero sin preocuparse por justificar por qué hay edición e, incluso, intertítulos. Y una historia que fuera la cuadratura del círculo: o sea, que conforme avance la trama, vaya habiendo algún tipo de relación entre los tres casos y que, al final, todo quede cerrado en un buen giro. Servidor cree que no lo consigue, y no es porque el final se vea venir. Al menos, quien escribe no lo previó, pero le resultó insatisfactorio. Nada tenía demasiado sentido, y si bien en The Strangers esa falta de justificación contribuía a aumentar la sensación de terror, aquí genera desconcierto y gratuidad: es más una excusa que un argumento.

Por el camino, justo es decirlo, deja algunas notas inquietantes: los susodichos muñecos, el breve pero impactante prólogo, el escenario del clímax… y, aunque este concepto de intentar crear el found footage definitivo es interesante, la sombra de su anterior película es demasiado alargada. Tanto para el espectador como para el director, que aplica fórmulas que casan mal con lo que aquí se proponía.

Imágenes de la película

mockingbird

mockingbird

mockingbird

Tráiler

Lo mejor: la propuesta.

Lo peor: los resultados.

Vuestros comentarios

1. mar 4, 21:21 | CelTor

Gracias por el aviso Manu, menuda racha de reseñas en azul pálido llevamos últimamente por aquí, me gustaría leer la reseña de algún Alma Oscura sobre White Lightnin’ del año 2009, por lo visto pasó desapercibida y fue la ópera prima y hasta el momento final de Dominic Murphy, la película en sí me pareció magistral, fotografía, planos, actuaciones… al margen de ser un biopic muy MUY libre de Jesco White, una especie de leyenda viva de la música de los Apalaches, cuando la terminé de ver, estuvo rondándome en la cabeza varios días, a pesar de hacerse algo confusa o repetitiva en su tramo medio, la explosión final de violencia es más que digna de figurar en Almas Oscuras, un saludo y seguid con el trabajo bien hecho.

2. sep 15, 20:16 | Priscila

Hola!!no es x hacer spoiler pero alguien m explica el final aunq sea q m manden un mail xq la he visto ya 2 veces y sigo sin comprender el final….gracias!!

3. ago 1, 20:42 | Ramonth

Flojita. Lo mejor es que dura poco pero a pesar de eso se acaba haciendo larga con un desenlace que se alarga innecesariamente.
100% de acuerdo con la crítica. Tiene sus momentos y me ha dado miedo pero los personajes, sobretodo el payaso, o tiene algun tipo de problema o nadie haría todo eso y la pareja tiene conversaciones que te sacan de la película totalmente.
Bastante fallida, sinceramente.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.