Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Muñeco diabólico

Muñeco diabólico

La mala educación

muñeco diabólico

Ver ficha completa

  • Título original: Child´s play
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2019
  • Director: Lars Klevberg
  • Guión: Tyler Burton Smith (Personajes de Don Mancini)
  • Intérpretes: Aubrey Plaza, Brian Tyree Henry, Mark Hamill
  • Argumento: Andy recibe de regalo un muñeco inteligente sin restricciones de aprendizaje

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

muñeco diabólico

Además de perder el “El” en su título en español, la octava aparición del popular Chucky se deja por el camino su origen sobrenatural y la supervisión de su padre: Don Mancini. Metro-Goldwyn-Mayer es propietaria de los derechos de la primera entrega por lo que, pese a la negativa de su creador, este reinicio de la historia se ha hecho posible. Tenemos que decir que las decisiones de Orion respecto a sus innovaciones han resultado un fenomenal lavado de cara y seguramente van a generar una buena legión de nuevos seguidores contentando también a los clásicos que andábamos algo desencantados con las últimas entregas.

Chucky nace en esta ocasión como venganza de un trabajador explotado, en una remota factoría de Vietnam, contra la multinacional que lo fabrica. El técnico elimina en el muñeco todas las inhibiciones que tiene de serie y sin que nadie se percate del cambio el juguete es enviado a los Estados Unidos. Sus primeros propietarios deciden devolverlo (en una secuencia con una velada crítica a Trump y sus votantes) y antes de ser enviado a la fábrica, es rescatado por Karen (Aubrey Plaza) como regalo para su hijo Andy: un retraído joven algo mayor para andar con juguetes.

Es sumamente interesante el planteamiento de la maldad que construye “Muñeco diabólico”, pues Chucky tiene como única misión contentar a su amigo Andy. Analiza y estudia al chaval que, como la mayoría de los jóvenes de su edad, disfruta y se entretiene sin supervisión adulta y sin control alguno de los contenidos a los que accede. Lo que para uno es mera diversión, para el defectuoso aparato es un deseo subconsciente que ha de ser satisfecho para contentar a su amo. Y de esta forma tan original la franquicia pasa del terror propio del cine de la Universal a las pesadillas tecnológicas tipo “Black mirror”. Aunque es un salto digno de aplauso, sus pretensiones de producto blockbuster, no llevan la trama más allá y no profundizan en esta nueva variante.
Una pena pues finalmente se apuesta en favor del esquema clásico: protagonista hace amigo. El amigo mata a los enemigos del protagonista, este se da cuenta cuando la última víctima no era especialmente malvado. Ambos se enfrentan en una batalla final. Un viaje de A a B a C, previsible aunque sus grandes dosis de violencia y su humor negro y afilado hacen que rápidamente nos de igual que la historia nos la hayan contado mil veces antes.

No deja de ser un remake y aunque las comparaciones son odiosas, no puedo dejar de señalar aspectos en los que este muñeco no mejora la fórmula. El primero sin duda es el diseño de Chucky: es más feo por goleada. El segundo es que el deslenguado y soez Brad Dourif saca varias cabezas en carisma a Mark Hamill (aunque a cambio tenemos algún chiste con Star wars que siempre se agradece). Y su moraleja termina por ser de cartón piedra al transformar a los crios en microhéroes y matando únicamente personajes de gusto de la Norteamerica conservadora; A saber: a negros, a inmigrantes, a infieles y a pervertidos. Por último molesta el eterno castigo del cine norteamericano a la familia monoparental.

VSO Child´s play 2019

Pero lo positivo gana con fuerza. el dibujo de la situación familiar se hace, paradógicamente, con mayor acierto y ternura. La canción de Chucky nos regala momentos geniales y se suma a una banda sonora realmente potente. La idea de que Chucky pueda controlar otros dispositivos domóticos le emparenta con “El engendro mecánico”, Saturno 3 o Madre de Alien el octavo pasajero, y eso es un ADN de primera para un robot. Las muertes no se cortan en sangre y siguen el estilo sofisticado de las de la saga Destino final. Por último su clímax final se sitúa muy por encima de cualquiera de los anteriores del muñeco.

The Buddi song por Mark Hamill

Mancini continúa explotando al personaje original en una serie de televisión que promete delirios de lo más variado. Se establece pues un curioso pulso entre los dos engendros que a los aficionados nos va a venir de maravilla. Personalmente y a pesar de mi cariño incondicional por “La novia de Chucky” creo que Don Mancini es un Gepeto al que se le ha escapado Pinocho y dudo que lo pueda recuperar del vientre de esa ballena que es un gran estudio… Por ahora MGM gana.

muñeco diabólico

muñeco diabólico

muñeco diabólico

Lo mejor: Revisa y reinventa el mito con tecnología.

Lo peor: Su esquema no innova lo más mínimo y en su deseo de hacer taquilla no explota muchas de sus ideas.


Vuestros comentarios

1. jun 29, 07:13 | AZOTE

Pues para mí la gracia del personaje residía en lo de la posesión, al principio me estaba cagando en todo lo que se menea por el spoiler pero supongo que es mejor que enterarse después de pagar. Esperaré a leer más comentarios si es que la veo.

Y en mi opinión a Mancini habría que haberle apartado de su personaje desde que lo convirtió en payaso con novias y semillas…

2. jun 29, 11:04 | Tito Jesús

Hombre azote no creo que sea spoiler adelantar algo que sucede en el minuto 3 de la película

3. jun 29, 17:40 | AZOTE

Bueno… apenas sabía de ella y por el trailer pensaba que el Chucky de siempre se metía en un muñeco bluetooth que hacía de todo.

Igual resulta ser un peliculón pero lo de la IA lo veo un poco fusilar la original.

4. jun 30, 20:37 | bébete el semen que dejé en el freezer

si no son fanaticos incondicionales o puristas de la saga de chucky (creanme, hay fanaticos para cualquier cosa que se puedan imaginar) podrán disfrutar de una pelicula con trama sencillita pero con buenas muertes.

lo que acontece despues de la primera no tiene precio pero la segunda muerte tambien se las apaña para resaltar por ser bien gore.

y que no se muestre la cara de chucky en ninguno de los trailers es por una buena razon: es totalmente distinto a como lo hemos conocido hasta ahora (la pelicula ya te lo muestra directamente en su inicio como para que te vayas acostumbrando a esa nueva “carita” que le han encajado) por lo que esta pelicula, mas que un “remake” como dice tito, yo lo llamaria “reboot” con un claro mensaje anti-tecnologico.

asi hubiese sido la primera pelicula de chucky si se hubiera realizado en esta epoca.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.