Estás aquí: Página de inicio » Libros » Neonomicon

Neonomicon

Los mitos de Lovecraft se despelotan

Neonomicon Grande

Neonomicon PortadaUn agente del FBI, Aldo Sax, investiga una serie de asesinatos rituales sin esclarecer. Sangrientos desmembramientos perpetrados con el mismo “modus operandi”, pero sin aparente relación entre ellos. Las pesquisas llevarán a Sax a un depravado submundo compuesto de música extraña, drogas y sexo; subcultura que es solo la antesala a nuevos descubrimientos, capaces de cambiar su vida y sumergirlo en los antiguos mitos de Cthulhu revividos, para la ocasión, con un simple chute de Aklo. Los trapicheos en el patio marcan el inicio de una desagradable historia donde lo explicito reina en el trono de R’lyeh junto al ominoso fin de la humanidad. Los ritos blasfemos cobran vida entre el olor metálico de la sangre y el acre sabor del semen, los adoradores de los primigenios lustran sus juguetes sexuales para la ocasión, mientras Los Gatos de Ulthar siguen sonando a todo trapo en el tocadiscos…

Neonomicon, comic recién editado este agosto por Panini, del inasequible al desaliento Alan Moore recopila dos series limitadas de narraciones lovecraftianas ilustradas por un detallista Jacen Burronws. Como sabréis, Moore es el principal culpable de obras imperecederas como From Hell, Watchmen, V de Vendetta, La liga de los Hombres Extraordinarios o la mejor etapa de La Cosa del Pantano; mientras que Burrows es un dibujante bastante desconocido por estos lares; y, sin embargo, su trabajo en los seis números regulares, que componen esta serie, no podría ser más sobresaliente: con un dominio del lenguaje gráfico envidiable y un detalle realista que no desentona con el tono oscurantista de la historia, equilibra un argumento bizarro y decadente que en manos de otros artistas podría haber caído en el chiste chusco o la sal gorda. Amén de lucir las viñetas entre lo moderno y el tono pulp tan propio de Lovecraft y su círculo, aun sabiendo que la acción transcurre en la época moderna (con destellos cuasi cyberpunks) es imposible no tener los años cuarenta en mente cuando Burrows y Moore nos llevan de la mano por las peores zonas del peor barrio de la peor ciudad: Red Hook.

El origen de esta obra tan peculiar es bastante prosaico: pagar una deudas, al más puro estilo de “La Faraona”, que_Moore_ tenía con la hacienda pública. Otra cosa es el núcleo argumental; ¿de dónde viene eso de meter en la turmix farlopa, consoladores, sectas, profundos, rock gótico y metalenguaje? Muy sencillo. Cualquiera minimamente próximo a los relatos y novelas cortas de Lovecraft habrá observado que existe una negación sexual evidente. Apenas leemos sobre mujeres en cualquiera de sus cuentos, y a pesar de que los híbridos entre seres humanos y “otras cosas” plaguen sus páginas, nunca conocemos el origen carnal de estas aberraciones. Rituales blasfemos que incluso cuesta intuir en su prosa. Entonces, ¿los profundos y los humanos no tienen sexo? Pues claro que sí, y quien mejor para explicarnos estos apareamientos, con todo lujo de detalles, que Alan Moore. Y la verdad que lo hace estupendamente, hiendo siempre al grano sin olvidarse de que tiene que existir una historia detrás, unos personajes principales bien perfilados en sus debilidades y fuerzas, así como abundante cultura “lovecraftiana”, siempre exhibida de una forma distinta – justamente esa que refiera a las gónadas y las endorfinas -, pero completista como pocas. Incluso Moore se permite el lujo de añadir al panteón “lovecraftiano” uno de sus mejores personajes que, al más puro estilo mefistofélico, ejerce de propagador del caos de forma divertida y cruenta. Os hablo del “dealer”, el “farmaceutico”, el “camello” Johnny Carcosa; genial aportación.

Resumiendo, podemos decir que el guionista británico decide llenar, con la mayor de las inquinas, los espacios descriptivos que Lovecraft evitó en su obra; bien por algún trauma sexual o por el deseo explicito de sugerir antes que mostrar como medio para horrorizar. Ya aviso a los más timoratos de que los autores de este “comic-book” están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias… os harán fruncir el ceña de asco en más de una ocasión. De hecho, no creo que se trate de una lectura agradable para muchas mujeres, puesto que la exposición de ciertos “abusillos” es bastante extrema, dentro de la más pura ficción, eso sí.

Bajo estas premisas, ¿funciona la historia? Rotundamente sí. El Neonomicon se divide en dos partes bien diferenciadas: los dos números que componen el primer acercamiento de Moore a la depravación de la “cultura lovecraftiana” (”The Courtyard”, 2003) y los cuatro que forman parte del Neonomicon en sí (2010-2011). Estando el primer segmento más centrado en la adicción al Aklo y sus efectos en un barrio marginal; y el segundo segmento, continuando la historia anterior, ya completamente centrado en violaciones, juguetes imposibles, orgías explicitas – muy explicitas – y gore del bueno. Obviamente el final, el desenlace, no presenta un verdadero clímax, pero os aseguro que contiene un giro de tuerca con respecto a los tópicos de la existencia de los Primigenios capaz de demostrar de forma definitiva la genialidad del chiflado Moore.

En cuanto a la edición en sí solo podemos alabarla. Quizás un poco cara para lo que sería el estado de los bolsillos medios en la actualidad: 18 euros. Pero 160 páginas de valor seguro dada la gran calidad de este tebeo solo apto para adultos. Papel de alto gramaje, impresión perfecta (sin desagradables “desenfoques” o “pixelizados”) y una portada satinada en tapa dura que hará las delicias de los seguidores de la mitología “cthulhuidea”. Tan solo recriminarle que se haga corto, un mal endémico de los comics, especialmente de las series limitadas, y es que dado el dinamismo con que desgranan las miserias de los protagonistas todo sucede ante el lector como si viajásemos en un vuelo a propulsión, que no da ni un segundo de respiro entre asesinatos bestiales y perversiones sexuales presentadas sin tapujos y con una naturalidad escalofriante.

Sinceramente recomendable tanto para los seguidores de Lovecraft como a los de Moore, incluso creo que trasciende la idiosincrasia de ambos autores, la literatura o por lo menos el mundillo del comic. Se trata de una obra que cualquiera, con gusto por el terror más depravado e intenso, sabrá sacar provecho, siempre que deje los prejuicios temporalmente en un cajón. Eso sí, dadas las evidentes referencias mitológicas a la cosmogonía creada alrededor de Cthulhu, se disfrutará muchísimo más, de este Neonomicon, si uno ha leído buena parte de los trabajos de Lovecraft y amigos (C.A. Smith, Long, Howard, Bloch, Campbell…).

Una creación única en su especie, e ilustrada para su puesta de largo al castellano (en una traducción mejorable, eso sí), que aúna el terror más directo con el sexo más degradado mediante las apocalípticas enseñanzas de los Dioses Exteriores y sus mensajeros; algo solo al alcance de escritores como Moore.

Vuestros comentarios

1. sep 24, 16:49 | Blanch

¿Lovecraft y mi gran y querido Moore? El lunes me escapo a la ciudad a ver si lo encunetro en algún sitio.

Gracias Bob, desconocía totalmente esta obra.

2. sep 24, 19:20 | Hasthur

me ha gustado, aunque no tanto como the courtyard, y contiene demasiado profundofilia para mi gusto :P

saludos

3. sep 24, 23:51 | Joan Lafulla

Esta misma tarde ha caido en mis manos un ejemplar de Neonomicon :-)

4. sep 26, 07:28 | davidgore

Madre mía. Espero poder pillarme algo de esto antes de que se acabe el mundo. Que pinta más auténtica.

Gracias por la noticia.

Saludos.

5. sep 26, 19:42 | Asier

Tengo The Courtyard desde hace unos años y ahora sí, oficialmente, tengo en mis manos “Neonomicon”.
Muchas gracias Bob por informar de semejante maravilla, porque sino, seguramente, no me hubiera enterado de su publicación. Esta misma noche comienzo su lectura. ¡Qué ganas!

Saludos.

6. oct 2, 01:25 | Beatriz

Que pasada, parece una cita ineludible para los que nos apasiona Lovecraft, similares, copias y derivados. Ya que es fuertecillo, apretaré los dientes y entrecerraré los ojos pero la curiosidad me puede, voy ya mismo a buscarlo. Yo también te agradezco el aviso, Bob.

7. mar 30, 18:03 | Blanch

Por fin lo he leido enterito y mi veredicto es que estoy un poco decepcionado.

SPOILERS

La primera parte, con el detective investigando a Carcosa es sublime. Una narración típica de Moore con unos dibujos muy detallistas que te introducen en la historia.

Peeeero la segunda parte se me ha hecho muy pesada, no solo a nivel argumental. Tantas reiteraciones a que la detective había sido una enferma sexual me han cansado. En tan pocas páginas no hace falta repetirlo una y otra vez y lo de Dagon…que se habatido por unos federales…También he notado algo irregular el dibujo, algunas viñetas muy buenas pero de golpe alguna viñeta, sobretodo expresiones mal dibujadas o exageradas.

No sé, ya se sabe que a veces cuando uno espera mucho se queda con más. A mi me a parecido que Moore hubiera podido sacar más de esta historia que, repito, se tambalea mucho la parte final.

Lo que sí me ha gustado es la última página y el lugar donde se encuentra R’lyeh y lo más importante, lo que alberga ese sitio jejeje. Un gran detalle.

Aun así le daría un 6.5/10 más viniendo de Moore.

8. mar 30, 20:51 | Bob Rock

Blanch.- Aunque mi valoración final sería algo más positiva reconozco que con el tiempo esa insistencia sexual se convierte en una letanía… lo que pasa que hay que tomarse la segunda parte como una gran broma macabra que por ese final… grande R’lyeh… por ese final merece la pena, pero tanto mete-saca deja al descubierto un poco a Moore, que con la edad se está convirtiendo en un guarrete… las referencias sexuales del tercer ciclo de La Liga de los Hombre Extraordinarios son demasiadas… le quita seriedad…

Pero bueno, es una gran compra… eso me lo reconocerás, pagas por una edición de calidad con ciertas viñetas sublimes y una historia – peor o mejor – pero única…

Un abracem!!

9. mar 30, 21:12 | Blanch

Jajaja sí, desde que hace algún que otro año leí la noticía que Moore se retiraba del comic “comercial” para hacer junto a su mujer comics guarretes ya me temía que su senilidad sexual se había descontrolado.

Y no, zolo con el perzonaje de Carcosa ya vale la pena zu compra. No me arrepiento para nada. Ahora a ahorrar para Crossed a ver que tal.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.