Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Night of Something Strange

Night of Something Strange

Bucake de fresa y nata

Something Strange Review

Ver ficha completa

  • Título original: Nigh of Something Strange
  • Nacionalidad: Estados Unidos, Canadá | Año: 2016
  • Director: Jonathan Straiton
  • Guión: Jonathan Straiton, Ron Bonk, Mean Gene
  • Intérpretes: Trey Harrison, Rebecca C. Kasek, Wayne W. Johnson
  • Argumento: Unos adolescentes, de camino a su destino de vacaciones de primavera, se encuentran atrapados en un motel asediado por unos zombies aquejados de una extraña enfermedad de transmisión sexual.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo NOSS_Interior_zpsis7unwzb.jpg

Entre el patetismo de un empollón adicto a las pajas y la agresividad de un paleto endogámico, me he encontrado disfrutando de manera culpable, altamente culpable, de esta infra serie B llamada “Night of Something Strange”. Estandarte de la ofensa más directa y sesgada por una rogativa salida del gabinete Trump, uno duda de las intenciones, del discurso personal que mantendrían los creadores de este engendro – influenciado según los mismos por “El terror llama a su puerta”, “La Matanza de Texas” y el remake de “The Blob” – ante la homofobia, el machismo o el racismo.

Los chavales de siempre: el gordito, el chulito, la protagonista, el negro y la estrecha. Súmenle a este saco de tópicos una chica ligera de cascos, al puñetero “Hard” Dirk, a varios primos de Leatherface, a unos zombies con una seria adicción al sexo y ya tenemos los ingredientes necesarios para un viaje que termina en un motel infecto, donde las jugos de la libido manaran formando riadas. Todo por cortesía de una contagiosa enfermedad de transmisión sexual que deja a los “infectados” de “28 Días Después” como unos angelitos.

Sé que peco de inconsistente a la hora de agrupar mis distintos principios morales cuando analizo esta u otra película, pero seamos serios: ¿qué puta importancia puede tener una producción de zombies folladores cuando analizamos la realidad que nos rodea?
“Fiel reflejo de la degeneración a la que está abandonada nuestra juventud”, dirían los populistas de derechas. “Una flagrante falta de respeto hacia las minorias, una repugnante oda al abuso, las líneas maestras del machismo juvenil”, dirían los populistas de izquierdas. “Si eres populista saca la verga a la vista”, prefiero contestarles a todos aquellos henchidos de razones éticas para señalar cualquier tipo de entretenimiento basado en la ficción – ¡qué no estamos apedreando ranas! – como la nueva marca del diablo. Y es que los “video nasties” y los juicios contra los directores de “cine mondo” nos parecen muy lejanos, pero nuestra actualidad está plagada de practicante del despellejamiento vivo de las opiniones ajenas: “no te gusta la película que a mí sí: pues te voy a poner la cabeza como un bombo”“te gusta la película que mí no: pues te voy a tocar las gónadas hasta sacarles brillo”. Gracias comunidad virtual, nada como estar protegido tras una pantalla plana, por vuestro terrorismo social. “Reseñador” de reseñas, éxito asegurado.

Claro que un servidor también está emitiendo su opinión de mierda por la misma vía:

“Tío, ¿qué le pasa hoy a Bob Rock? ¡Que se vaya a producir más discos de platino y se deje de chapas!”. No seáis cabroncetes, si habéis llegado hasta aquí es porque me conocéis y/o estáis igual de trastornados que yo. Sabéis que hoy toca cuasi serie Z y queréis conocer este tren subversivo aunque sea desde el andén.
Aunque reconozco que cualquiera pensando eso tendrá toda la razón, venir a defender esta basura exige de mi lado más estúpido. Sin embargo, “Night of Something Strange” justifica más que de sobra toda esta llamada al derecho de gozar, o al menos divertirse, frente a las burradas ultrajantes que nos plantea con una alegría cercana a “American Pie”, por supuesto sin idéntico dinamismo. Eso sí, sus canalladas son más inocentes de lo quizás os esté dejando entrever gracias a un envoltorio bastante barato con el que son ofertadas. No en vano su director, Jonathan Straiton había trabajado hasta la fecha sólo en formato directo a vídeo.

Iniciados en la filmografía de “Eskoria Films”, sectarios de Pedro Temboury, Tromaniacos, peña con la cara de Divine o G.G. Allin tatuada en las nalgas, cabezas huecas en general: esta es vuestra obligada reunión anual con amigos igual de gilipollas que vosotros.
¿A Donald Trump le gustará fumar hierba, oler pedos vaginales, la necrofilia, beber cerveza, comer penes monstruosos, soportar corridas de litrona, la extirpación de ovarios, las enculadas zombie? Me quedo con la seria duda, pero si se da el caso que se venga para la fiesta. Total, ya nada tiene sentido en este mundo de cochambre donde arriba es abajo y el cambio climático es un invento de los “perroflautas”. Los juicios morales quedan muy lejos de esta forma de vida, en el fondo tan norteamericana, que nos vende Straiton y sus pícaros amigos: vacaciones de primavera, negros dándole a la marihuana, devoción por las armas, sumisión al macho alfa, chistes de gordos y homosexuales. Es todo tan obvio que tomárselo en serio es como cantar canciones de “Motörhead” en misa. Tú y yo sabemos que hay un discurso muy oscuro detrás de tanta locura, aunque seguimos consumiendo sus malditos productos porque no sabemos cómo escapar de una cadena a la que se nos condicionó desde la infancia. Animales racionales, pero más animales cada día.

Espero a pecho descubierto los dardos de las feministas, fans de Winding Refn y otros seres translucidos. Me ha gustado esta mierda de película, sí, hacía tiempo que no disfrutaba de cine anormal genuino, consciente de sí mismo, con clara proyección festivalera y gamberra. Porque ver a un zombie comerse un tampón usado es de críos, repugnancia barata, pero que me funciona desde “The Young Ones” hasta “Mortadelo y Filemón”. No me importa el peaje, no me importa que se contradiga con considerar a “The Witch” una de las mejores películas de terror de este año, me gusta el dolor… pero me resbala el reto del maniquí.

“Abuelito Rock, ¿y no estaría mejor dejar los delirios mesiánicos a un lado y hablarnos de cómo es la película? A lo mejor así hasta la veo”. Aun poniendo palabras en vuestras bocas soy consciente de lo cabroncetes que sois. ¿Para qué queréis una recomendación directa, una disección de perfil inteligente de una película tan garrula, pura subjetividad que no vale ni el ancho de banda que cuesta bajarla? Precisamente para eso. Si queréis un consejo de verdad os recomiendo que vayáis a la morgue a zumbaros un cadáver a ver si os contagia una enfermedad sexual y eyaculáis el fin del mundo sobre la cara de todos esos cretinos que se dedican a perder el tiempo comentando películas.

Ya, no os convence, pero es que básicamente este insulto de trazo grueso es el atractivo que posee “Night of Something Strange”. Porque si esperáis una buena fotografía, diálogos con enjundia, lógica interna, grandes efectos especiales, un ritmo fluido, actuaciones decentes o cualquier otro mínimo técnico o artístico la lleváis cruda. Aquí el humor funciona porque es muy zafio, porque los chistes escatológicos son la polla (¡yehihei!) si además los mezclas con sexo procaz. Aunque, y esto es una queja a sabiendas, alguien me tendrá que explicar cómo se puede hablar tanto de “fuck” en una película que apenas muestra carnaza. ¡Ah, amigos! Si John Waters ya era pura pose en su época, esto es la pose de esa pose. Inofensivos niños jugando con mucho sirope, nunca tan excesivo como lo fue “Brain Dead”, obra de culto a la que quiere parecerse pero desde la retaguardia y a una prudente distancia. Oye, que en su propia cutrez a veces es realmente asquerosa. Poco dinero muy bien aprovechado; una pena que lejos de la genialidad del gran Jackson, Raimi u otras luminarias.

Dejaros llevar. Dilatad un poco para que entre mejor. Comed palomitas mientras, si no se os atragantan. Los altos valores están pasados de moda, bajad el nivel. El casting y otras pamplinas son una pérdida de tiempo si de una vagina dentada pueden surgir tentáculos asesinos. ¿A qué sí? ¿A qué os apuntáis?

Imágenes de la película

 photo NOSS_1_zpska10aoq4.jpg

 photo NOSS_2_zpsssd15dni.jpg

 photo NOSS_3_zpsxijwgmrp.jpg

Lo mejor: Alto nivel de escatología (si considero esto lo mejor creo que debería hacérmelo mirar), lo que me pareció muy divertido dentro de su pueril ofensa.

Lo peor: Actuaciones nivel ameba, ambientación y técnica al borde de lo amateur.

Vuestros comentarios

1. nov 25, 01:25 | amets

Yo despues de ver la trilogia de Rape Zombie puedo ver esta y cualquiera jejeje.
Por cierto Bob hoy me ha encantado tu articulo.

2. nov 25, 05:02 | Sadecausto

Pues a mi rape zombie me encanta, me compre en dvd las tres ,tambien existen la 4, la 5 y creo que la 6 pero esas no nos han llegado a España, no me extraña que sean de culto en Japon, para mi lo son, tendran unos efectos penosos y un guion sin sentido, pero salen tetas y culos y mucha sangre, locuras y dialogos que son un descojone y es que de eso trata, puro entretenimiento y disfrute masculino, la gente “normal” no sabe valorar eso y las tachan de basura, pero son peliculones muy diveridas, son tonterias a proposito y se sabe antes de verlas, no como las que todo el mundo recomienda, por ejemplo expediente warren 2 que sin pretenderlo es directamente una tonteria, una tonteria seria que es peor en mi opinion, la de the witch es simplemente aburrida, etc, mas quisieran hacerte pasar tan buen rato como lo consiguen estas bizarradas infravaloradas por el comun de los mortales.
La peli nueva esta me interesa mucho, la reseña me ha encantado leerla, el problema es que este genero de segunda y de tercera en el terror no tiene publico por estos lares celtibericos, somos una minoria que se cuenta con los dedos los que las degustamos, menos aun los que las compramos, temo que esta peli nunca llegara formalmente a esta peninsula y si lo hace sera en v.o.s (ya seria de agradecer), en eso envidio a Francia, a ellos les llegan absolutamente todas y encima en blu ray (comprobado en amazon) pero los h.p nunca meten el castellano en sus discos para que nosotros podamos adquirirlas tambien, quiero pillarme esta nigth of noseque para mi colecion, pero ya he perdido la cuenta de los imnumerables titulos que deseo y nunca llegan a estas fronteras, para mi desgracia como coleccionista cinefilo el 90% de mis estanterias es mainstream o cine comercial y es que parece que aqui no puedes conseguir otra cosa, como consumidor me parece necesario el cine de serie b y z, cuanto mas burras y “absurdas” mejor y cuanto mas bilis he insultos reciban en los foros de sabelo todos mas palote me pondre, porque cuando hablan bien en la mayoria de los casos es que hay que huir, me alegro mucho de que apoyeis este tipo de “mierdas” con tan acertadas palabras, os visitare bastante mas a menudo a partir de ahora, aunque solo sea para que me pongais los dientes largos con estas maravillas, dandome motivos para cagarme en todo por la continua incognita de no saber si algun dia podre catarlas.

3. nov 25, 06:10 | Juan Eduardo Bendeck Cordero

Estimado Bob Rock,
excelente artículo.

Mis vecinos del norte, los americanos. De verdad que la cuestión de los zombies o se ha vuelto una explotación o un nuevo género literario. Me voy por la primera. En los muertos vivientes se cristalizan los mayores miedos de los gringos. El fin de la civilización, del gobierno, los sistemas de cómputo, el aire acondicionado, los juegos de fútbol americano del lunes en la noche, que aquí hace poco tuvimos uno con lleno total y ¿cuál México pobre? uff este país que tampoco entiendo. No se diga la justificación por las armas, porque cuando lleguen, el antídoto será un balazo en la cabeza para el enemigo, ni diálogo ni disuasión, así directo el método americano. Bueno, espero disfrutar algún día esta película. Ya me imagino, pues se vale imaginar, un presidente Trump dando un mensaje a la nación en vivo y a todo color, declarando el estado de sitio en Texas, por culpa de una extraña enfermedad. Lo digo en plan de broma, pero con creaciones artísticas de ese nivel, a los que no nos faltarían ganas de construir el muro sería a nosotros. Na, no es cierto, bienvenido el buen cine, que vivan las cheeseburgers y una buena cocacola.
Saludos!!!

4. nov 28, 00:14 | amets

Sadecausto, estoy totalmente deacuerdo en todo lo que dices. Yo tambien me he quedado con las ganas de ver un montonazo de titulos que no he conseguido ver aunque sea en version subtitulada.

5. ene 12, 04:15 | djariel

la baje y la vi sin subtitulos,alguien los tiene?igual se entiende todo,me sorprendio,directa y asquerosa,violenta,sangrienta,gore y buenos efectos artesanales hacia el final sobre todo,algunas escenas de relleno frenan su ritmo,pero bueno,buen comienzo,si t engancha ahi,ya t subiste a este vuelo demencial con yerba incluida

6. ene 12, 22:21 | Bob Rock

Djariel.- Efectivamente, buena película para ver sentado en la hierba… je je je je. En cuanto a subs: están los ingleses. Me choca que nadie los haya traducido… es bastante mejor como película casposa que la gran mayoría de lo que comenta…

aunque hay una parte que no sabría decir porque me gustó… je je je je

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.