Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Noche de Graduación 3: El Último Beso

Noche de Graduación 3: El Último Beso

Recomendaciones cutres para Halloween, parte 1

Prom Night 3 Review

Ver ficha completa

  • Título original: Prom Night 3
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 1989
  • Director: Ron Oliver, Peter R. Simpson
  • Guión: Ron Oliver
  • Intérpretes: Tim Conlon, Cynthia Preston, Courtney Taylor
  • Argumento: Mary Lou ha vuelto del Infierno, 30 años después, para un último baile de promoción.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo Prom3_Interior_zps5ihtrcrf.jpg

“Noche de Graduación 3, El Último Beso” es una película perfecta para disfrutar en Halloween, una obrita tan cutre como intrascendente, con ese gusto por los excesos que la convierten en la cita ideal para la levedad y cachondeo inherentes a la Noche de Brujas. Comedia, horror y romance llevando al cine de género hasta su estadio más bajo y, por qué no, más divertidos. Cada uno decide como invierte su tiempo, pero cuando era adolescente productos de este cariz, de un fuerte componente sobrenatural y juvenil, eran los que acompañaban las intensas maratones del 31 de Octubre. Termina la cosecha y nada mejor para anticipar el duro invierno que reírnos de nosotros mismos como especie. ¿Queréis uniros a esta visión casposa del terror? De aquí a la señalada fecha pagana iré desgranando “clásicos” de este tipo para el disfrute de grandes y pequeños. Tirad huevos a las casas de los profesores que os tienen manía; envolved con papel higiénico el coche de la anciana que siempre os está abroncando; pedid chucherías al señor siniestro que se toca pensando en vuestra madre; disfrazaros de prostitutas redivivas, hombres lobo del espacio exterior o vampiros esquizofrénicos… niños y niñas, os presento a Mary Lou Malone.

Sedienta de amor, la década de los cincuenta alumbró a cientos de reinas del baile, y si ellas no se podían llevar la gloria el mundo a su alrededor debía sufrir. Mary Lou nos abandonó en 1957, la noche de graduación iba a ser su momento glorioso, pero el desamor y la pena pudieron con su dulce mirada de pin up, esparciendo el fuego y el terror a lo largo y ancho del gimnasio del instituto Hamilton. Pero un alma tan fulgurante no puede ser retenida durante mucho tiempo. Prisión celestial o jaula infernal, cárceles de cualquier forma, Mary Lou huye en busca de un último beso y un adiós con el que compartir toda la pena y aflicción que ha ido acumulando durante años. El instituto, y en particular Alex, objeto de las sensuales y mortales atenciones de la joven muerta, serán arrastrados hasta una espiral de asesinatos y música swing a la que sólo se puede enfrentar la novia de Alex, ¡no faltes a la fiesta!

Lo que empezó siendo como slasher canónico en 1980, con una Jamie Lee Curtis en plena forma, devenía al terreno sobrenatural en su secuela de 1987, que definía el personaje de Mary Lou con prometedores mimbres, de un potencial icónico aunque fuese a pequeña escala. ¿Qué os parece el disfraz de reina del baile demoniaca para el próximo Halloween? Ella y sólo ella, dulce, dulce Mary Lou, tiene los derechos registrados de esta imagen de la cultura popular. Sin embargo, cualquier carisma o éxito de esta idea fue tirado por la borda con una vuelta de la saga al modelo clásico del slasher en 1992, “Deliver us from evil”, y un remake de la franquicia en 2008 que no dejo satisfecho a nadie.

Dos años después de la segunda parte, 1989, se estrenaba directa a vídeo una tercera que sintetizaba la decadencia absoluta a la que el género de terror se había rendido en Estados Unidos y Canadá, estos últimos dados a productos muy de este tipo. Declive doloroso, pero que precisamente se acopla como un guante a los requerimientos de la Noche de Brujas, puro espectáculo comercial y explotador al servicio de los más jóvenes. Volviendo a los ochentas, con los yuppies presidiendo la cima del poder económico, el miedo como experiencia dejaba de tomarse en serio dentro del cine, y así la comedia de horror se hacía con buena parte de las estanterías de los vídeo clubes. Principal culpable de este fenómeno es el incombustible Freddy Krueger, que durante los ochentas representó este giro “gamberro” durante su transformación en el culmen del slasher sobrenatural con un arsenal de chistes en la mochila. Ron Oliver, guionista de “Prom Night 2” y aquí reconvertido a co-director, tomó buena nota del éxito adolescente de las entregas de Freddy más “coloristas”, las cuales un servidor venera con la idiotez propia de Bill y Ted. Así que Mary Lou se convertía en un trasunto del asesino de Elm Street sin ningún tipo de vergüenza. Los macabros gags sobrenaturales – apariciones en la televisión, una juke box asesina, disfraces varios, niebla artificial, neones de colores, muertes rocambolescas – se adueñan de la trama y suponen lo mejor frente a una historia llena de adolescentes, interpretados por actores ya creciditos, que pasan sus días de instituto más preocupados de follar o triunfar en el equipo de rugby que de sobrevivir.

Mary Lou vuelve de la tumba con la intención de redondear cada uno de crímenes absurdos con una frasecita ocurrente de dudoso gusto. La verdad que es más gracioso buscarle nombres rimbombantes a los asesinatos de esta preciosa mujer que aguantar sus poco ingeniosos chistes: “deadly banana split”, “broken heart”, ”the driller ball”, “acid mesh”, “electric juke machine”, “nerd death”… Quedaos con esto, porque si sois gourmets cinéfilos “Noche de Graduación 3” va a pareceros una genuina patada a la entrepierna del estilo y el buen gusto. Su guión no se esconde: quiero que me alquilen los jóvenes calentorros tras salir del instituto, aferrados a sus novias adictas a la goma de mascar. Los personajes quieren estar a la altura de este público, así de estúpidos y predecibles son todos, sin menoscabar a una villana que está a años luz del carisma del gran Krueger; eso a pesar de contar con un factor sexy que es de lo mejor de la película. Courtney Taylor interpreta a Mary Lou como puede, su cuerpo y mohines hacen que merezca la pena, pero lo que son dotes interpretativas… pues a la misma altura que las del resto de compañeros de triángulo amoroso: Tim Conlon, el a veces macarra Alex y otras el membrillo Alex, y Cynthia Preston, la aguerrida novia de nuestro protagonista y la mejor actriz de todo el reparto.

Tampoco la filmación ayudará a que Garci quiera darle una oportunidad a este subproducto, tan torpe que por momentos parece una producción amateur, tiene fallos de raccord hasta en la sopa y todo el despliegue de talento, 1% del producto, se dedica a los planos que imitan tanto a “Terroríficamente Muertos” como a “Pesadilla en Elm Street: Dream Warriors”. No obstante, esta inutilidad manifiesta provoca el curioso efecto “Fulci”; es decir, la película adquiere un aura de pesadilla que se deja potenciar cómodamente por las canciones de jazz y swing bastardo que pululan por el metraje, menos de noventa minutos a los que no les sobra ni un segundo de caspa. Los mejores momentos, en cuanto a atmósfera extraña, se nos reservan para el líquido prólogo y para un tramo final donde el infierno toma forma de baile de instituto y se llena de zombies con la misma afición por el cachondeo que Mary Lou. Casi, casi una divertida locura, especialmente por ese giro donde la chica, la novia de Alex adopta el papel de heroína, si no fuese porque el humor en general es bastante triste y premeditado.

Resumiendo, una película mala pero entrañable; barata pero resultona; tosca pero evocadora. Puro cine de medianoche para el próximo Halloween, además sigue el espíritu retro de esa noche. Dadle una oportunidad en la maratón de “infracine” que iremos desgranando a lo largo de los próximos días.

¡Caspa o trato!

Imágenes de la película

 photo Prom3_1_zps0blg3rap.jpg

 photo Prom3_2_zpsyqjlplzy.jpg

 photo Prom3_3_zpsl4rhfdii.jpg

Lo mejor: La sexy y mortal Mary Lou Malone.

Lo peor: Su parte cómica es muy, muy pueril.

Vuestros comentarios

1. oct 25, 19:55 | Marzo

Oye, ¡pues vendida!

La verdad es que este tipo de cine cutre que no quiere tomarse en serio es una gozada. Y más aún en la sesión de Halloween que tenía en mente, creo que será una buena compañera para El terror llama a su puerta (Night of the Creeps), que me parece de lo mejorcito del género.

Apuntada queda. ¡Gracias por la recomendación!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.