Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Nunca apagues la luz

Nunca apagues la luz

¡Sálvanos Gusiluz!

Lights Out Review

Ver ficha completa

  • Título original: Lights Out
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: David F. Sandberg
  • Guión: Eric Heisserer
  • Intérpretes: Teresa Palmer, Gabriel Bateman, Maria Bello
  • Argumento: Una criatura alérgica a la luz acosa a la familia de Sophie, pero ella no puede evitar depender de su amistad.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo NALL_Interior_zpsfm6rfd7y.jpg

“Nunca apagues la luz”: setenta y seis minutos de disfrute rápido, ingenuo y satisfactorio por parte de los aficionados, especialmente de las nuevas incorporaciones a sus filas.

Cuando Rebecca se emancipó, pensaba que dejaba los temores de su infancia atrás. Al crecer, nunca ha estado realmente segura de lo que es real cuando se apagan las luces… y ahora su hermano pequeño, Martin, está experimentando los mismos sucesos inexplicables y aterradores que una vez pusieron su salud mental a prueba. Una entidad aterradora, con un misterioso apego por su madre, Sophie, ha vuelto de entre la oscuridad, reclamando el cariño que le pertenece.

El cine comercial nos está dando bastantes alegrías a los habitantes de Almas Oscuras este 2016, al menos si lo comparamos con años anteriores, donde el terror había ido perdiendo cualquier atisbo de rabia, si alguna vez lo gozó en grandes salas de cine. Esa inocuidad en pantalla se hacía plaga incluso con los esfuerzos de “Blumhouse”, “Lionsgate” o “New Line Cinema”, entre otras productoras, pero la afición por las emociones fuertes responde a ciclos y parece que se avecina uno donde el gran público los reclama con energía, de ahí la consiguiente expansión de las mismas a la cartelera. Finalmente se trata de una cuestión que redunda en beneficio de todos, siempre que no volvamos a los discursos donde se acusaba de diabólicas a las producciones terroríficas. En lo que respecta a nosotros, creo que exigentes aficionados fuertemente enraizados en la cultura del género fantástico, nos queda disfrutar de esta inyección de savia nueva, y también de pasta, pues dará sus frutos tanto a nivel “mainstream” como independiente, tal y como demuestra la decente cosecha de títulos actual. No es para tirar cohetes, seamos prudentes, pero tras un lustro odioso parece que la tendencia mejora incluso con el tenso panorama económico que amenaza al séptimo arte y otras hierbas.

A pesar de mis reticencias personales reconozco en James Wan, director de la primera entrega de “SAW”, “Silencio desde el mal” y los taquillazos “Insidious” y “The Conjuring”, uno de los impulsores de nuestro querido género, tanto por cantidad como por calidad.
“Nuca apagues la luz”, “Lights Out” es su título original, es una producción del citado cineasta que busca capitalizar el éxito viral del cortometraje homónimo en que se basa: una pequeña y entrañable pieza que renegaba de cualquier atisbo de historia para intentar dar al espectador un susto de muerte. El primer escollo era conocer la influencia que ejercería Wan a través de su dinero, y es de agradecer que su impronta sea de cualidad casi imperceptible. Especialmente cuando últimamente, léase “The Conjuring 2”, se alargaba en demasía ofreciendo metrajes muy cansinos, peor todavía, repetitivos en tramos cruciales.

Quedaba saber si este largometraje conseguiría rellenar el vacío argumental alrededor de la ristra de sustos y apariciones sobrenaturales que nos prometía David F. Sandberg, creador del proyecto. El encargado de darle cuerpo a la trama es Eric Heisserer, especializado en remakes y secuelas como “Pesadilla en Elm Street”, “La Cosa” o “Destino Final 5”, un currante nada espectacular pero que de nuevo demuestra solidez y respeto por el material original. Sin romperse los cascos, pues “Nunca apagues la luz” se caracteriza por simplificar los mecanismos del miedo hasta llevarlos a su origen gótico, Heisserer tira de la corriente actual marcada por “Blumhouse” y propone un sencillo cuento de terror suburbano que saca petróleo de las piedras. Gracias, fundamentalmente, a prescindir de artificios dramáticos; todo lo contrario, poniendo el drama al servicio del terror sobrenatural, de forma paralela, pero nunca coincidente, con la sobrevalorada “The Babadook”. Negar el obvio factor de previsibilidad en “Nunca apagues la luz” sería mentirnos a nosotros mismos, hablamos del eterno peaje del cine comercial. Pero el desarrollo de la acción, muy sólido y lleno de ritmo gracias a la activa criatura que encarna aquí la corrupción, consigue engañarnos y mantenernos en tensión de manera permanente.

Cinco millones de dólares han tenido como fruto una buena recaudación internacional que auguran la merecida supervivencia de su director dentro del medio, pues si de algo puede presumir este debut es de una cuidada planificación, muy olvidada dentro del terror, construida sobre el miedo a la oscuridad. Un temor tan básico que todos lo hemos sentido, sentimos o sentiremos en mayor o menor grado a lo largo de nuestra vida. ¿Qué está ahí, envuelto entre sombras? Lo que no podemos ver nos asusta, mucho más que los monstruos explícitos a la luz del día. Pero hay que saber dosificar y medir la insinuación a riesgo de convertirla en un chiste o un soberano aburrimiento. Sandberg sale muy bien librado de la tesitura evitando los matices, los grises: aquí todo es sombra – muerte – o luz – vida –. La iluminación en todos y cada uno de los planos ha sido cuidada al milímetro. Sí, de forma forzada cuando la escena lo requiere, sin embargo no olvidemos que estamos ante un entretenimiento al servicio de un terror alejado de lo psicológico.

Tenemos a una criatura, aparición, proyección, parásito psíquico o fantasma – no creo que importe para el resultado final – alérgica a la luz que lleva acosando durante años a una familia. En concreto Sophie, la madre de la casa, sufre de esa absorbente presencia desde niña, extendiendo la maligna influencia a todos sus seres queridos. El descubrimiento de los orígenes de ese “mal” será todo motor que la película necesite para desarrollarse, y la verdad que no hace falta más.
Sin adentrarnos más en su argumento, es tan directo y lineal que me arriesgo a soltar spoilers a diestro y siniestro, sí me gustaría echar por tierra esa obsesión que muchos críticos y resabidos, incluso más que un servidor, han demostrado por clasificar a “Nunca apagues la luz” de drama encubierto. ¿Es Diana, la acosadora espectral, una manifestación de la supuesta depresión de Sophie? El afán por metaforizar artificialmente el terror actual, llegando a su cenit con “The VVitch”, está destruyendo la poca magia que le queda al género. Y para explicaros mi posición os propondré una pregunta: ¿es Fredy Krueger una materialización del despertar sexual de los post adolescentes que sueñan con él? Dejemos dormir a las hadas en paz, por favor.

Técnicamente nos encontramos con un producto solvente que no brilla más allá de su iluminación, valga la broma, pero que no ofende a los sentidos en ningún momento. La creatividad de la que hace gala la villana de turno, jugando con las sombras a veces rozando lo espectacular, es suficiente para realzar estéticamente “Nunca apagues la luz”. Todos los demás elementos – fotografía, banda sonora, actuaciones, etcétera – están al servicio de Diana, adecuándose a su ritmo, in crescendo a medida que su existencia se va apoderando de la trama y sus personajes, hasta detonar en una bonita lucha final envuelta en luz negra.
¿Destacaría a Teresa Palmer como la gran protagonista, ejerciendo de hija turbulenta, o a Maria Bello, la madre atormentada? Si bien la primera no es santa de mi devoción, la típica rubia californiana (aunque nacida en Australia) que trabaja en cintas comerciales para ganarse la vida como cualquier currante de una cadena de montaje, la segunda me ha decepcionado bastante. Llamadme loco, pero no la he visto creíble ni durante un segundo, y dada la importancia de su personaje creo que una mayor expresividad hubiese sido bienvenida. Así que prefiero quedarme con Alexander DiPersia, el novio perfecto para nuestra protagonista, no sólo por su genial nombre, también por su simpático personaje.

Efectiva y honesta, así resumiría “Nunca apagues la luz”. Viendo cualquier de sus tráileres el espectador sabe, sin lugar a engaño, en que va a invertir su dinero. Algunos, esos que compran la literatura al peso, quizás se vean decepcionados por su escasa duración, pero hay que recordar de nuevo que los estados de tensión no pueden ser prolongados durante mucho tiempo sin perder parte de su impacto. Si queréis terror sencillo, agradable y familiar hasta cierto punto, tenéis en el debut de Sandberg una herramienta muy útil. Eso sí, dejad al aficionado radical encerrado en el sótano. Este no entenderá, al igual que Diana, que la vida siga avanzando sin su odio e inquina. ¿Aludidos? ¡Yo el primero!

Imágenes de la película

 photo NALL_1_zpsaocwrf7f.jpg

 photo NALL_2_zpsxmhowyk0.jpg

 photo NALL_3_zpsl7hmkp4n.jpg

Lo mejor: Parece mentira, pero echaba de menos una película que jugara con la oscuridad como motivo de miedo.

Lo peor: Maria Bello como la madre poco creíble y, como personaje, igual de previsible que el resto.

Vuestros comentarios

1. oct 5, 21:25 | Omar

Concuerdo plenamente en que el cine comercial este año está dando sorpresas con una reinvención de sí mismos, que aunque no descubren el hilo negro estan logrando cosas interesantes y muy divertidas.

Lights Out es tan ágil como su cortometraje, (lo cual agradecí), es directa sin andarse por las ramas. No subestima al espectador, ni peca de pretenciosa. No es excepcional, pero cumple adecuadamente con lo que se requiere, es super agil, directa, orquesta correctamente el terror, Maria Bello me pareció la menos peor del reparto.

La doble lectura de la trama, acerca de los desastres de la depresión me parecieron inteligentes y puntos extras, pero a la vez innecesarios, como comenta Bob.

Lo único que me deja un sabor de boca desagradable fueron los personajes arquetípicos del género de terror: volvemos a ver a la rubia que todas las puede y el escuincle con complejos de adulto con dialogos muy elevados para la edad que se supone que tiene.

También comparto un momento de la película: cuando el espectro/fantasma/ente/ persigue al novio abnegado, mucha gente se rio en el cine a carcajadas… Si tu película de TERROR consigue esa reacción involuntaria en el público, creo que algo estás haciendo mal, al menos esa es mi filosofía.

3/5

Es cierto que la película está gritando secuela?

2. oct 5, 21:32 | José

Estoy bastante de acuerdo. Es una película de terror agradable que se hace querer.

Efectiva, directa y divertida, como terror de multinacional me parece más respetable que los orfanatos, ouijas, insidias y otros.

Por ponerle pegas, una puesta en escena más imaginativa (menos sustos de montaje y más planificación en las apariciones de la criatura) se hubieran agradecido.

Creo que los fans del terror no nos podemos quejar en estos últimos años. Tenemos un nuevo cine de terror de autor que nos sorprende continuamente con nuevas joyas (The VVitch, It follows, Evolution, Lords of Salem, L’etrange couleur…) y unas cintas mainstream interesantes y exitosas que dan vida al género y permiten crear nuevos aficionados entre las huestes jóvenes (Sinister, Conjuring, Don’t breathe, esta misma). Echo en falta el vigor y el arrojo de la serie B, pero soy optimista, creo que se están sembrando semillas muy interesantes para que puedan resurgir.

3. oct 6, 03:04 | dani3po

A mí también me ha gustado bastante para venir de donde viene y ser la adaptación de un corto (nada que ver con la pésima “Mamá”). Además me pareció interesante cómo le da la vuelta a muchos clichés del género: el novio de la protagonista es, por una vez, una persona decente e inteligente, y de hecho es él el que quiere “formalizar” la relación y no busca sólo meterse en la cama de ella. También el hecho de que sea la madre la que sea la que “ve cosas” y no los niños es bastante refrescante.
P.D: Tanto “The Witch” como “The Babadook” son obras maestras, en mi opinión, y no creo que sean el problema del cine de terror actual, más bien lo contrario.

4. oct 6, 03:59 | zombiecanibal

Me pareció bastante regular la verdad, no aporta nada nuevo al genero y la historia de la niña “paranormal” en el loquero ya lo hicieron en “The Ring” (2002)

5. oct 6, 10:51 | AZOTE

Enfermedades raras, experimentos médicos, vínculos mentales, espíritus… faltaban los aliens para ser una peli redonda hamijos.

Reconozco que la primera muerte ilusiona y está muy lograda pero a medida que se conoce la historia de la niña y se fragua ese pseudo drama familiar de pacotilla (drama, qué raro en estos tiempos) la cosa decae bastante. Refrito de refritos. Aprobado y gracias.

6. oct 6, 11:21 | Cuervo

No la he visto pero tiene muy buena pinta, a demás, si Bob, el “Risto Mejide” de Almas oscuras por su claridad al expresarse y dureza a la hora de valorar le da un 3,5/5 es que es buena, no hay duda.

Para alguien como yo, que de pequeño viví en una casa encantada en la que “Saruman” se aparecía en la ventana de mi habitación, el “ojo de Sauron” me observava todas las noches a través del agujero de la puerta donde debía ir el pomo, y la niebla de las “Quebradas de los Túmulos” se aparecía en el pasillo que conducía al cuarto de baño haciéndome retroceder de nuevo a mi habitación con las mismas ganas de mear pero to cagao, !estas películas resultan la mar de interesantes!

!Ya os contaré!

7. oct 6, 18:15 | paulcrosnier

La vi y me gusto sin mucha ambición, y Teresa Palmer hace un buen papel, y como siempre esta muy hermosa.

8. oct 6, 19:21 | Vael

Yo no he podido dejar al aficionado radical de lado xD

Es bastante efectiva al principio, pero en cuanto se sabe cual es el meollo de la cuestión, todo me parece lo mismo y acabó por aburrirme. Es corta y aún así, pienso que debía ser más corta.

9. oct 6, 19:25 | Pona

Me alegra saber que de un gran corto salió una (por lo menos) decente película. Teniendo en cuenta otros resultados de aventuras similares, esperaba una nueva decepción.

Corrección inútil por el sólo hecho de subirme a un pedestal: Teresa Palmer no es californiana sino australiana (tierra de rubias hermosas, aparentemente: ella, Margot Robbie, Abbie Cornish, en su época Nicole Kidman…)

10. oct 6, 20:11 | Bob Rock

Pona.- ¡toda la razón! ¡Me deslumbraron sus ojazos y no pude fijarme en su carnet de identidad! :P

¡Rectificado!

11. oct 6, 21:02 | Joan Lafulla

La película me gustó. Me pareció sencilla y simpática… Lo que no me convenció es la historia que hay detrás de la criatura. A pesar de ello pude disfrutar de la película sin demasiados esfuerzos. Buena recomendación…

Saludos

12. oct 6, 21:36 | Bob Rock

Joan Lafulla.- Al final con algo tienes que justificar su existencia. ¿Niños? ¿Centros médicos? Sí, lo de siempre, pero ese clasicismo aquí funciona porque lo principal es la oscuridad. Y sonará a chorrada, hacía muchas películas que el “miedo” como concepto, por así decirlo, no aparecía ni en pintura… No quedará como obra maestra, pero entra tan bien que es de obligado visionado.

Tú y yo hablando de una película, hacía tiempo, Joan.

Un fuerte abrazo!

13. oct 6, 22:40 | Wiman

Regulera como mucho…
Y una pregunta tonta…
Porque cuando enfocan a Diana con una linterna desaparece, pero cuando le apuntan con cara de “te voy a hacer daño” la misma luz le hace daño?
O sea…
Que?

14. oct 6, 23:19 | Bob Rock

Wiman.- Radiación electromagnética ultravioleta cercana.

Un saludo.

15. oct 7, 02:38 | Andrómeda

Bueno Bob, si alguna vez estaremos 100% de acuerdo, va a ser hoy xD
Comparto todo lo que expresas en tu crítica, hasta la pequeña decepción que resultó María Bello, de quién esperaba más sobre todo despúes de la peli del camionero basada en el cuento de King. (A propósito, por que no la comentaron an Almas? Eso si que fue miedo del bueno :S )
Lights Out es simpática, resultona y funcional. Se hace querer por su simplicidad y factura impecable. Cuenta una historia pequeña pero la cuenta muy bien.
Como datito de color que a mi ver le suma simpatía es que (si no me engaña la vista) la primera empleada que enfrenta a Diana es la prota del corto original. No estoy segura pero me suena que si. Y de ser así, sería bonito gesto, no?
Otro punto a favor es el personaje del novio, que se anota el final desde mi punto de vista. Qué caray, hasta los policías lo hacen bien!
Ojalá el resto del cine comercial de este año sea tan honesto y fresco…

16. oct 7, 05:18 | Sebastian Cabrol

Coincido con la crítica. entretenida y no promete mas de lo que da. Lo único que me pareció desarrollado en piloto automático fue la clásica escena donde la protagonista “descubre” el pasado de Diana, y en lugar de una investigación que en realidad llevaría un tiempo, la información se despliega ante ella como si estuviera mirando un documental de history channel (audio de un cassette perfectamente sincronizado con fotos explicativas) por lo demás me entretuvo bastante.

17. oct 7, 17:08 | Pona

@Andrómeda: Todavía no vi la peli, así que no lo puedo asegurar, pero esa chica trabajó en muchos de (casi todos) los cortos de Sandberg, a juzgar por su canal en Vimeo. Además, aparece listada en IMDB, por lo que probablemente sea ella.

Dicho sea de paso, recomiendo a los cinéfilos el canal de Vimeo del susodicho (https://vimeo.com/dauid), tiene un video muy interesante sobre cómo colecciona sonidos para su material.

18. oct 7, 17:40 | Bob Rock

Andrómeda.- Sí, la mujer del principio, Lotta Losten, es la protagonista del cortometraje y ha trabajado siempre estrechamente con Sandberg. Me alega coincidir contigo, ¡por fin!

19. oct 8, 17:06 | Yann

Vista y la verdad, es previsible, pero está bien hecha, tanto a nivel de producción como creativo.

Puestos a sacar defectos… quiz´á da demasiadas explicaciones sobre el monstruo demasiado pronto. La escena de comienzo, en el almacén, es una de las más terroríficas de los últimos años. Pero una vez está claro de donde viene y cuales son sus motivaciones, resulta mucho menos aterrador.

Echo de menos los monstruos sin reglas, sin explicación, sin motivaciones lógicas… resultan mucho más terroríficos.

20. oct 8, 20:44 | CGT

A mí me pareció una peli innecesaria. Lo único original y guay: el bicho, pero este (o esta) ya lo habíamos visto en el corto en el que se basa la peli. Personalmente, visto el corto, no hace falta hacer peli. Nada nuevo respecto al guión… me parece todo ya muy manido. Está bien hecha en cuanto a producción y efectos, sí, pero para mí no es suficiente. Terror para los nuevos aficionados al género.

21. oct 9, 05:43 | Victor P.

Vista en cine. CONTIENE SPOILERS. Sí, es cine de terror con hartos clichés. Sandberg nos ofrece una trama más o menos coherente, con algunos vacíos fácilmente soportables (familia disfuncional, padre “ausente”, madre desequilibrada, hijo abandonado e hija pródiga). Es cierto que tiene sustos estridentes, son los justos y necesarios en una peli de hora veinte, pero predominan los silencios ténebres. A mí me gustó la idea del espectro que sólo se ve cuando las luces se apagan y cuando se prenden, desaparece. Al menos hay un par de situaciones originales al respecto (donde un forista señala que la gente se ríe. Yo también lo hice porque no me lo esperaba, y eso no le reduce la tensión de la situación). Sandberg no es Wan para mantenerte en vilo cada vez que “va a suceder algo”, pero un par de buenos saltos me dí (la escena inicial es poderosa).
Interesante el papel y actuación de la deliciosa Teresa Palmer. Ella es el eje de la peli y su rol es muy similar al que tuvo Jessica Chastain en “Mama” (tampoco me gustó la “rapidez” con la que descubre el trasfondo de todo). Lástima que no se haya explotado más el papel de la excelente Maria Bello, ya que en su historia de infancia y desequilibrio psicológico se sienta la trama de la peli. No soy fan de los niños actores, pero el de aquí lo hace bien (en una escena me recordó cuando yo me quedaba solo en casa y me defecaba de miedo al menor ruido).
El “ente” me dio la sensación de ser mitad Samara (“The ring”), mitad “Mama”. Lástima que al final se le vea la pinta, lo cual le quita el misterio de su apariencia durante todo el metraje. Olvídense de los dobles o triples finales, o de ejercer exégesis. La cosa acaba y punto con el “desenlace lógico” (y que tiene que ver con María Bello). En suma, mejor que Annabelle, pero muy inferior a ambas Expediente Warren.
Sandberg pinta como buen alumno de Wan. Yo sí lo tomaría en cuenta y espero con expectativa su “Annabelle 2”.

2.5 de 5

22. oct 9, 22:06 | Mountain

Un comienzo estupendo que te deja helado y luego? pues pura diversión palomitera, me lo he pasado en grande viéndola, sí que es verdad que a veces peca un poco del síndrome “Mamá”, pero esta me parece más resultona y eficaz. Para recomendar a alguien que no sea un apasionado del género, como nosotros, y saber que acertaremos de pleno. Muy entretenida! 70/100

23. oct 10, 18:36 | Mr zombie

La vi el finde y no esta mal la pelicula. Es muy basica y simple, pero tiene buena estructura argumental y la direccion mantiene el interes. Las actuaciones no son para tirar cohetes, pero cumplen, Teresa Palmer si esta mejor que el resto.

Bastante aceptable Lights out a mi parecer.

24. nov 1, 03:22 | Skalope

“Nos quedaremos en casa de Mamá, pero tomaremos medidas”… y cogen 2 velas y una puta linterna con dinamo. Pero vamos a ver, ya sabemos que por crear tensión “mato”, pero guionistas, un mínimo de currele coño.
A mi no me ha gustado, no llega al pestiño disney absoluto de “Mama” pero muy lejos tampoco queda.
Mete un puto sustillo aunque sea al final, cuando están en la ambulancia, yo que se.
Que levante la mano el que no supo desde el minuto 30 +/- que el final era exactamente como luego sucedió.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.