Estás aquí: Página de inicio » Críticas » O Apostolo

O Apostolo

Leyendas gallegas fotograma a fotograma

O apostolo

Ver ficha completa

  • Título original: O Apostolo
  • Nacionalidad: España | Año: 2012
  • Director: Fernando Cortizo
  • Guión: Fernando Cortizo
  • Intérpretes: Animación
  • Argumento: Un preso recién fugado de la cárcel intenta recuperar el botín que escondió unos años antes en una remota y solitaria aldea; pero lo que allí se encuentra supone una condena peor que la cárcel.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

O Apostolo

En el cine español es muy difícil encontrar títulos que sean realmente innovadores. Películas que no se limiten a seguir una corriente y apuesten por hacer algo nuevo, con un nuevo sabor, asumiendo riesgos, decantándose por técnicas y resultados infrecuentes. Sólo por eso O apostolo merece nuestro aplauso y admiración. Porque pese a su resultado un tanto irregular, este título es un rompehielos en nuestro anquilosado panorama fílmico. Una propuesta que ha llegado a puerto gracias al tesón y la insistencia de Fernando Cortizo, su director, que ha sabido poner el talento y esfuerzo necesarios, y que ha confiado plenamente en sus posibilidades e investigado muchísimo para sacar adelante el primer filme europeo en stop-motion estereoscópico.

La animación española está resurgiendo, y además lo está haciendo apostando no solamente por el tradicional género infantil. Otras propuestas se le han sumado y han captado un gran interés en el extranjero - una pena que en nuestras tierras estos esfuerzos sean vistos con indiferencia en el mejor de los casos e ignorados en su mayoría – . Títulos como Chico y Rita que logró una nominación al Oscar, Arrugas que ha cosechado infinidad de premios fuera de nuestras fronteras, y Las aventuras de Tadeo Jones que ha superado todas las expectativas en cuanto a taquilla y aceptación internacional, han sacudido el polvo de una industria en estado crítico.

El caso de O apostolo es, además, un ejemplo de valentía. Sin grandes padrinos que le apoyaran, su director optó por una fórmula de financiación tan de moda hoy en día como es el crowdfunding y, posteriormente, tras recibir muchos apoyos anónimos, se le sumaron organismos oficiales y RTVE. Solucionado, en gran medida, el tema económico, los problemas venían de todo lo demás, pues ser los primeros en algo significa también dar respuestas originales a los problemas.

La historia comienza con una fuga, la de Xavier y Ramón. En una genial escena inicial ambos personajes planean recoger un botín, escondido años atrás, en una aldea gallega. Tras una discrepancia respecto al rumbo a seguir la pareja se separa y será Ramón, en solitario, quien viaje a la villa. En ella descubrirá que tras el cálido recibimiento de sus aldeanos se esconden motivos ocultos y entrará, muy a su pesar, en una historia de maldiciones, crímenes y espectros que pueden costarle la vida y, lo que es peor, también su alma.

Cortizo quiso ser muy fiel a las leyendas y las tradiciones gallegas en las que se basa su guión, y para ello tomó un aire narrativo más cercano al terror y lo sobrenatural que al humor que, a pesar de estar presente, el autor se resiste, en todo momento, a soltar. Este es sin duda el mayor hándicap de la película, cierta falta de conexión entre su estilo visual y su guión. El otro problema es la dirección de actores. Se decidió reunir al reparto y en plan “Dogville” (sin decorados ni vestuario) se grabaron las escenas y los diálogos, siendo estos utilizados como soporte para los animadores. En otras producciones se utiliza, más o menos, el mismo sistema, aunque generalmente se vuelve a doblar el resultado final para afinar lo visual y lo sonoro. Aquí no se hizo este paso final y el resultado es un tanto extraño. Aunque personalmente creo que O apostolo está dotado de un encanto especial, la sensación es más la de estar ante un teatrillo o un guiñol que ante una película de animación.

Como referentes a esta historia podríamos hablar de El baile de los vampiros en el tono y en algunas situaciones, y también un poco de La comunidad en esa atmósfera opresiva y esos personajes de doble cara. En lo visual y técnico, O apostolo tiene un estilo muy particular, muy cercano a la ilustración, con unos fondos preciosistas llenos de detalles con un aspecto y color añejo y polvoriento que pueden recordar, en cierto modo, a las texturas de los hermanos Quaid o de Jan Svenkmajer (pero sin ser en ningún caso experimental). Pequeñas obras de arte por las que se moverán unos muñecos articulados que nada tienen que envidiar a los de producciones más ambiciosas y caras como Frankenweenie o ParaNorman (de hecho parte del equipo de animadores del filme fue recontratado por Tim Burton para su película). Cada uno de los personajes de la película tuvo un coste de alrededor de 12.000 euros y yo, que los he tenido en las manos, puedo deciros que son una pasada. Unas figuras que además han sabido equilibrar la caricatura del actor en el que se inspiran y el estilo visual de los fondos sobre los que se mueven. En resumen, que en lo que a imagen se refiere, la cinta es una joya. Desgraciadamente, las dos copias a las que he tenido acceso no eran estereoscópicas así que no se qué tal le sentarán las 3D al título. Lo que sí sé es que en las copias que vi olvidaron, en varios fotogramas, apagar la luz de estudio y encender la iluminación en escena, un fallo menor que hace que salgan algunos incómodos flashes de luz en ciertos planos… pero un fallo al fin y al cabo.

La película es la última aportación del mítico Paul Naschy al cine, y reconforta que se despida con un producto tan digno, brillante y único como este. Naschy se suma a un reparto brillante, lleno de actores solventes, que en general logran buenas actuaciones. Sólo rechina Jorge Sanz, que tiene una dicción digamos que compleja para utilizarla en un muñeco.

En conclusión nos encontramos ante una pieza curiosa, que pese a su paso casi invisible por taquilla, ha recibido aplausos y reconocimiento internacional en los festivales en los que ha tenido presencia. Una pena, ya que, más allá de sus defectos, es una belleza y una joya visual. Un cuento de miedo (que no de terror), con aire clásico, para jóvenes y adultos, que destila personalidad y buenas maneras por los cuatro costados.

Imágenes de la película

O Apostolo

O Apostolo

O Apostolo

Tráiler

Lo mejor: Su estilo único y su personalidad.

Lo peor: La historia se queda en tierra de nadie sin decantarse claramente por el terror o el humor.

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.