Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Ocho

Ocho

Cuando afrontar tus miedos lo significa todo

Ocho

Ver ficha completa

  • Título original: Ocho
  • Nacionalidad: España | Año: 2011
  • Director: Xavier Miralles
  • Guión: Xavier Miralles
  • Intérpretes: Rafaela Rivas, Esther Gómez Re, Joan Marqueño, Anaïs Pascual
  • Argumento: Clara es una joven que acaba de pasar por una dura situación personal que ha marcado su vida. Junto a sus amigos decide alquilar una casa de vacaciones alejada de la ciudad para pasar un tiempo juntos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Ocho

Ocho es un slasher de ínfimo presupuesto y de factura “casi amateur” rodado por un jovencísimo grupo de estudiantes, bajo el sello de la productora independiente “Totem Producciones”, con más ilusión, ganas y esfuerzo, que medios. Elementos como la fotografía, el sonido, o el nivel de las actuaciones en momentos puntuales, corroboran la naturaleza amateur del debut de Xavier Miralles como director y guionista. Una serie de elementos que sin duda alguna pueden incomodar o incluso provocar la retirada de algunos espectadores que decidan darle una oportunidad a Ocho sin tener muy claro el tipo de producción al que se enfrentan. No sería mi caso. Yo sabía perfectametne cuál era la naturaleza de Ocho, y a pesar de ello tuve siempre el presentimiento de que este slasher que, a simple vista, podía parecer uno más de una lista infinita, tenía en realidad algo distinto que ofrecerme. Y por suerte no me equivoqué…

Clara es una joven que acaba de pasar por una dura situación personal que ha marcado su vida. Junto a sus amigos decide alquilar una casa de vacaciones alejada de la ciudad para pasar un tiempo juntos y superar, así, su crisis personal. Lo que no sabes es que algo malvado está a punto de ocurrir. Algo que les pondrá a prueba y que cambiará sus vidas para siempre.

Bajo un argumento que, a simple vista, podría fácilmente intercambiarse con el de cientos de slashers anteriores, se esconde en realidad un guión que va más allá y pretende indagar en la naturaleza de los personajes protagonistas estableciendo un paralelismo entre las reglas del subgénero y las dificultades y etapas que debe superar un adolescente (materizalizado en el personaje de Clara) para llegar a la madurez. Miralles plantea de esta manera un juego. Un juego que no es sencillo. Que necesita de la complicidad de un público que deberá saber aceptar que no estamos ante un simple “corta y trocea”. Y sospecho que Ocho logrará, en ocasiones, introducir al espectador en ese juego y hacerlo partícipe del mismo; pero en otras ocasiones será incapaz de conseguirlo y posiblemente acabe perdiendo a ese espectador por el camino. La de Miralles, en este sentido, es una apuesta arriesgada.

¿Qué es lo que se encontrará el espectador que finalmente, y a pesar de las dificultades, logre entrar en el juego que propone Ocho? Intentaré explicaros lo que yo encontré: una manera inteligente, y a la vez arriesgada, de indagar en el interior de un personaje situándolo en el eje de un slasher en el que todos los elementos propios del subgénero disponen de una doble lectura o intención. Clara es una chica insegura, asustadiza, a la que los problemas, probablemente más cotidianos de lo que ella misma se imagina, le abruman. Le superan. Acude, en compañía de sus mejores amigos, a una casa alquilada para intentar superar sus traumas. Pero de pronto Clara se verá atrapada en el centro de una cruel partida en la que ella misma tendrá la clave para la supervivencia de sus amigos y la suya propia. Ella es la final girl de Ocho, y solamente ella tiene el potencial suficiente para hacer frente al brutal asesino que amenaza su existencia. ¿Será capaz Clara de superar sus miedos e inseguridades y aceptar su destino? ¿Será capaz de tomar las riendas de su vida, de madurar, de superar las adversidades que se le presentan y salir adelante del trance estando preparada, a partir de ese instante, para afrontar una nueva etapa de su vida? Por supuesto no voy a ser yo quien responda a ninguna de estas cuestiones. A vosotros os toca descubrirlo en el supuesto de que consideréis oportuno darle una oportunidad a Ocho. Mi único cometido es el de intentar haceros ver que el debut de Xavier Miralles supera los límites casi siempre rígidos e inalterables del subgénero slasher gracias a guión atrevido que intenta, en todo momento, dar un paso al frente.

Lamentablemente los esfuerzos, rotundamente loables, del guión de Miralles, deberán enfrentarse a esas limitaciones puramente formales o técnicas a las que hacía referencia la inicio de la reseña y que colocan a Ocho en la frontera de un producto amateur. Curiosamente tanto la cámara de Miralles como el rendimiento de todos los jóvenes actores implicados en el proyecto, dan lo mejor de sí mismos precisamente en los instantes más violentos e intensos de la película… que también los hay. Porque a pesar de que el guión de Ocho incide especialmente en el desarrollo de los personajes - y más concretamente en el personaje de Clara – Xavier Miralles nunca deja de ser consciente de que el vehículo que ha escogido para sacar adelante su historia es la del subgénero slasher; y afortunadamente en los momentos en los que su película debe dar la talla como slasher puro y duro, Ocho se pone las pilas y nos ofrece unas potentes secuencias de acción y horror que, a nivel visual, están por encima del resto del metraje. El asesino, del que no sabemos absolutamente nada sobre su orígen – lo cual dará lugar a todo tipo de interpretaciones presumiblemente relacionadas con el personaje de Clara – ; resulta contundente en todas y cada una de sus apariciones. E incluso los actores parecen crecerse ante la adversidad y ofrecen su mejor versión en dichas secuencias.

En definitiva, Ocho pasa por ser un slasher inusual, osado, que se esfuerza por sobrepasar los límites inherentes al subgénero y que, una vez superadas (si sois capaces de hacerlo… o si simplemente estáis dispuestos a ello) las posibles barreras de su condición de producto casi amateur, se presenta como una propuesta interesante y merecedora, sin lugar a dudas, de una oportunidad. A Xavier Miralles y su equipo les queda un largo camino por recorrer. Muchísimas cosas por aprender. Pero desde luego Ocho es un magnífico y prometedor punto de partida. Seguiremos muy de cerca sus próximo pasos.

Imágenes de la película

Ocho

Ocho

Ocho

Ocho

Tráiler

Lo mejor: El riesgo y la originalidad de un guión que traspasa las convenciones del género.

Lo peor: Que muchos prefieran esquivarla debido a su naturaleza "casi amateur".

Vuestros comentarios

1. may 22, 13:43 | Emilia Ruiz

Bien merecida esta entrevista. Felicidades Xavi, y a todo el equipo. Por arriesgarse a querer contar una historia y poner atreverse a poner el subgénero Slasher en otra óptica.

2. ago 1, 03:18 | astro turtle

Alguna recomendación para verla o conseguirla hasta México?

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.