Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Otra vuelta de tuerca

Otra vuelta de tuerca

Y sigue sin funcionar

the turning

Ver ficha completa

  • Título original: the turning
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2020
  • Director: Floria Sigismondi
  • Guión: Chad Hayes, Carey Hayes (Novela de Henry James)
  • Intérpretes: Mackenzie Davis, Finn Wolfhard, Brooklynn Prince, Barbara Marten
  • Argumento: Una institutriz es contratada para educar a una niña en una remota mansión

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

the turning

Cuando un título tiene tantos elementos positivos para ir bien, sus carencias y errores parecen señalarse con más fuerza, como si en un coro de voces se elevase el volumen de las que desafinan. En el caso de “The turning” se han mezclado tantas cosas, han tirado de tantos trucos del terror comercial y se han dado unas ínfulas creativas tan destempladas, que el resultado queda en un pastiche chirriante de difícil aprobado. Pero lo peor es que, como indicaba al inicio de este párrafo, la nueva adaptación de la obra de Henry James, buque insignia de las novelas de espectros, tiene valores que, en un engranaje mejor armado, hubieran sido de sorprendente potencia.

Kate (Mackenzie Davis), una profesora infantil vocacional, es contratada para encargarse de la educación de la pequeña Flora (Brooklynn Prince) que vive junto al ama de llaves que la cuida (Barbara Marten) en una remota mansión. Lo que comienza como un trabajo cómodo se torna inquietante cuando llega a la casa Miles (Finn Wolfhard), hermano de la pequeña que parapetado en su apariencia angelical oculta una personalidad perversa. Kate empieza a sospechar que tras el comportamiento cada vez más enigmático de los críos se esconde la influencia sobrenatural de sus antiguos tutores (una institutriz y el amo de caballerizas) fallecidos en extrañas circunstancias.

Otra vuelta de Tuerca” es junto a “Drácula” uno de los libros de horror más adaptado al cine y la televisión. La novela ha superando la veintena de versiones, una precuela (Los últimos juegos prohibidos), adaptaciones al teatro y hasta una magnífica ópera compuesta por Benjamin Britten. De todas sus versiones en la gran pantalla destacan con singular altura la de 1961, “Suspense”, dirigida por Jack Clayton con guión de Truman Capote, de la que ya hace unos años os hablamos, y algo por debajo la de 1974 que firmó Dan curtis. Curiosas y correctas tenemos “El celo” una de las adaptaciones más tórridas que transcurre en España, “En un lugar oscuro” en la que Leelee Sobieski da un giro lésbico al personaje, o la versión homónima española de Eloy de la Iglesia, que sustituye a la institutriz por un ex jesuita interpretado por Pedro Mari Sánchez. Es cierto que a pesar de tantas versiones pocas han sido las que, en las últimas décadas, han logrado mantener cierta pregnancia en nuestra memoria. Esta de 2020 posiblemente sí que quede indeleble en la mente de los conocedores del libro, aunque mucho me temo que no por los motivos deseados.

the turning

Ya el flashback inicial, con la antigua cuidadora huyendo de algo oscuro que le acecha en la penumbra del jardín le hace al fan del clasicismo de la novela removerse en la silla. Más aún cuando, llegada a la verja limítrofe, una fuerza la absorba dando por cerrado el prólogo. Este comienzo tan redundante en el cine comercial, abre a una correcta presentación de personajes y escenarios, que parece enderezar el torcido rumbo de los acontecimientos. A los pocos minutos vuelven a sonar sobre la melodía agradable las voces desafinadas; en este caso desplegando un sin fin de elementos (un maniquí antiguo, una muñeca de porcelana, espejos, etc) como meros recursos para sobresaltos al más puro estilo del cine James Wang, acompañados de innecesarias y atronadoras subidas de volumen bajo las que en varias ocasiones me pareció escuchar el lamento de Henry James gritando: ¿Por quéeeee? Este intento de mantener un estado de sobresalto constante contrasta y desactiva el mayor acierto de la película: La interpretación de los crios.

Brooklynn Prince es una actriz portentosa a pesar de su poquísima edad. Un talento que ya nos desmontó en “The Florida project” y que en esta ocasión está al servicio de construir a la mejor Flora de todas las versiones que hemos podido ver, y no son pocas. Finn Wolfhard , mike en Stranger things, también brilla con potencia tras el ambiguo Miles, con un par de secuencias donde demuestra su madera como actor.* La presencia de ambos en pantalla logra suscitar más escalofríos e incomodidad que cualquiera de los sustos* de manual que se aprietan en su hora y media de metraje. Algo digno de aplauso si tenemos en cuenta que el guion prescinde de la sutileza de la obra original, tomando no pocas y desacertadas licencias.

Mackenzie Davis esta algo peor. Su actuación, que debería pasar gradualmente de la cordura a la inestabilidad y de allí a la locura, se ve deslucida por un guión sin grises ni desarrollo, que le hace ir dando bandazos por distintos registros sin que el espectador, ni creo que ella, encuentren la cohesión precisa para construir un personaje tridimensional. La peor parada sin duda es el ama de llaves, Mrs Grose, que abandona en esta versión el papel de preocupada aliada por el de perversa madrastra empeñada en potenciar, al máximo, el carácter aristocrático, que para el autor del guion es sinónimo de retorcido, de los chavales a los que califica como “Pura sangres”.

La autora de esta masacre literaria es Floria Sigismondi, aplaudida realizadora de videoclips, cuyo anterior trabajo en cine, “The runaways”, fue un drama muy eficaz que nos hacía esperar algo mucho mejor. En “The turning” el empaque es visualmente atractivo pero muy vacío. Al llegar al último tercio de la cinta, sin aviso ni venir a cuento, introduce un cambio de registro en la narración. Comienza entonces un pretencioso tramo final que desemboca en una de esas conclusiones que te hacen mirar a la persona de la butaca de al lado y preguntarle: ¿Como? ¿Qué ha pasado?

Podéis imaginar que no le voy a poner demasiada nota… aunque, de alguna forma, toda esa imperfección tiene su gracia y la presencia de Brooklynn nos animan a que la deis una oportunidad pero sin haceros demasiadas expectativas.

the turning

the turning

the turning

Lo mejor: Ver el desparpajo en el que Brooklynn Prince se come la pantalla

Lo peor: Su inclasificable conclusión y el destrozo de la obra que adapta.


Vuestros comentarios

1. mar 15, 03:27 | billyboy

Yo he visto dos versiones españolas de esta obra y las dos me gustaron, ademas me encanta como puede ser tanto un relato de fantasmas como psicológica.

Dicho lo cual convertirla en la típica peli de hoy día de fantasmas me aterra y no en el buen sentido.

2. mar 16, 14:09 | wiman

Has olvidado incluir en el saco LOS OTROS, de Amenabar.
Que el director puede decir misa pero que es un plagio de EL CELO es obvio.. Y si EL CELO es una adaptación de OTRA VUELTA DE TUERCA, claro y en botella…

3. mar 22, 02:04 | leokilmes

En Argentina le hicieron una versión para televisión por los 70´s , entre eso y un par de realizaciones del gran Narciso Ibañez Menta que llegaba a ver me hicieron perder varias horas de sueño en mi niñez :)

4. mar 23, 13:41 | tito jesús

leokilmes, efectivamente hay varias versiones argentinas, creo que la última de hace un par de años.

wiman indudablemente hay mucho de Otra vuelta de tuerca en “Los otros” pero te discutiría el tema del plagio de “El celo”. Por cierto “El celo” es una axcelente película más aún para lo poco conocida que es.

billyboy el caso es que tampoco han hecho la típica peli de fantasmas actual… el resultado es taaan raro, pero raro raro. Son como tres películas luchando dentro de una sola cinta: La de terror adolescente actual, una de terror sicológico y una con ínfulas de cine de autor.

5. abr 8, 12:43 | game of trolls

…y con esta ya es la tercer pelicula que veo dentro de la cuarentena que tiene un final HIPER ESTUPIDO. mas bien es un “no-final”, porque ni se entiende ni te aclara nada de lo que viste antes. la reseña describe muy bien esta “peli-cagada” en su totalidad.
las otras dos peliculas con finales boludisimos, por si les interesa saber cuales son, son: the boy II y vivarium.

todas ellas tienen la idea, tienen la plata, tienen los decorados, tienen los actores pero no tienen finales satisfactorios. mas bien sus finales son vergas bien metidas en el culo sin vaselina.

CONCLUSION: (en tono maricon) ¡ay, que bruto!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.