Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Películas que no deberías perderte estas Navidades

Películas que no deberías perderte estas Navidades

Recomendaciones para unas Navidades sangrientas

Navidad. Tiempo de paz, alegría y buenos deseos. Cenas opíparas en compañía de familiares a los que ves de año en año. La ilusión de unos críos que se pasan el día hipnotizados frente al televisor ante el aluvión de anuncios que les muestran unos juguetes cuyo parecido con la realidad es más que cuestionable. Promesas para un nuevo año que incumpliremos reiteradamente durante los próximos 365 días. Un repertorio de villancicos que necesita, con suma urgencia, un proceso de modernización. Los kilos de más. La pasta (money) de menos. El dilema de dónde coño vamos a pasar la noche de fin de año…

Un idílico escenario en el que el cine de terror parece no tener cabida… ¿O sí?. La historia del género está repleta de directores que han disfrutado - y nos han hecho disfrutar – pervirtiendo los símbolos más sagrados de la Navidad. Santa Claus asesinos (todo un clásico), muñecos de nieve enfurecidos, diablillos gamberros con manual de instrucciones, fantasmas del pasado, el presente y el futuro, etc. Cualquier excusa es, y ha sido válida, para intentar lograr que no muramos a consecuencia de un exceso de felicidad y recordemos que el horror, en cualquiera de sus infinitas formas, puede esconderse tras cualquier esquina… incluso en Navidad. Porque recordad: si un tipo enorme vestido de rojo y con barba blanca no acaba con vosotros, lo hará un cuñado pelmazo que se sienta a vuestro lado en la cena de nochebuena e insiste en contaros lo estupendamente que le va en el trabajo. Os dejo con nuestra lista de recomendaciones para estas Navidades no sin antes desearos ¡FELICES FIESTAS! de parte de todo el equipo de Almas Oscuras (y por supuesto esperamos conocer tu película favorita de terror para disfrutar en Navidades).

Los fantasmas atacan al jefe
John Trent

Los fantasmas atacan al jefe

Estamos en navidad. Llegas a casa. Te sientas en el sofá. Coges el mando de la televisión y la enciendes. Qué estarán echando, qué pondrán hoy. En realidad, intuyes algo. Pasas canal por canal y en alguna siempre la encuentras. Ahí está Los fantasmas atacan al jefe. Ahí está Bill Murray en su mejor momento como cómico interpretando a Frank Cross, un moderno Ebenezer Scrooge en esta divertida sátira del inmortal Cuento de Navidad de Charles Dickens. Y curiosamente, pese a que la televisión hace años que me da pereza y que los nuevos medios tecnológicos o las ediciones en DVD hacen posible ver la película cuando uno quiera, estás atrapado en el sofá. Piensas que en los próximos anuncios te irás a hacer otra cosa, pero pasan los anuncios y ahí sigues, viendo Los fantasmas atacan al jefe un año más. Al fin y al cabo es como el turrón y el mazapán, cosas que haces por navidad.

A l’Interieur
RedRum

A l'interieur

Si hay una película navideña que nunca se me ocurriría ver la noche de Navidad, esa sería Inside (À L’Intérieur). Una mujer embarazada que pasa la noche de Navidad sola en su casa, a la que se le acopla una psicópata deseosa de sacarle a su hijo de las entrañas. Y yo me pregunto: ¿Por qué no esperar a que la pobre dé a luz? ¿Por qué en Navidad? ¿Qué clase de ser humano hace eso?

Conclusión: esa tía es el mismísimo “Grinch”, el archienemigo de Santa Claus por excelencia. Y es que quizás solo tenga posibilidades de ganar en este tipo de películas. Y quizás solo por eso merezca la pena probar suerte y disfrutar de nuestra querida Inside en estas fechas (eso sí tened cuidado, no queremos que a nadie le siente mal la cena). Ahí tenéis mi recomendación, una película tensa, gore e inesperada; una salvajada absolutamente transgresora. Y desde aquí os prometo que RedRum (no sabe si solo o acompañado, aunque es muy probable que empiece viéndola con mucha gente y acabe terminándola solo) verá Inside el día de Navidad.

Game Over: se acabó el juego
Asier

Game Over

Recuerdo aquellos días cuando empezaba a apretar (aún más) el frío por esta zona del norte y era mejor idea quedarse en casa que pillarse una pulmonía en la calle. Por supuesto cuando entonces no había mucho que hacer, así que yo me dedicaba a mirar la estantería llena de “VHS“s de mis padres. Había uno que siempre me llamaba la atención: Game Over ponía en la tapa. Un día decidí desafiar a ese intimidante “No recomendada para menores de 13 años” (cuando entonces no llegaba a los 8 años) y empecé a verla. Poco a poco me encontré con una versión más fuerte de la mítica Solo en casa. Me gustó tanto que a partir de entonces siempre que tenía ocasión me ponía a verla. De lo que no me di cuenta es de que ahí empezaba mi andadura por el cine de terror. Para los que no la conozcan debo decir que no es un filme terrorífico ni mucho menos, pero tiene una tensión de la que la mencionada Solo en casa carece. Unos personajes muy carismáticos (hace años que no la veo y me sigo acordando del curiosísimo abuelo) y en definitiva una película muy entretenida y altamente recomendada para estas navidades. Si ya la habéis visto animaros a recordar viejos tiempos… si aún no la habéis visto no sé a qué estáis esperando.

No abrir hasta navidad
Mr. Zombie

No abrir hasta después de navidad

Edmun Purdom dirigió en 1984 su primera y última película. Este actor, habitual en peliculas de serie B, quiso aprovechar el filón de los slashers ochenteros y nos trajo este título con ambiente navideño, donde esta vez las víctimas eran los Papa Noel o Santa Claus que, inocentemente, se vestían con el espíritu de la navidad y esa acababa siendo su perdición. Una película fallida, sosa, aburrida, muy mal dirigida, muy mal interpretada y con unos efectos especiales fatalmente realizados.

Si tu intención esta navidad es ver un clásico slasher navideño no te acerques ni por asomo a este título. No abrir hasta después de navidad no debería abrirse ni en estas épocas festivas ni en ninguna otra época del año. De todas maneras si lo haces, cuéntame cuál fue el regalo sorpresa envuelto en el final de la película. Si llegas hasta ahí, tienes premio.

Santa Slay
MASP

Santa Slay

Cuando lo averigüé apenas podía dar crédito. Sabía por propia experiencia que a los niños buenos, los Reyes Magos los obsequiaban, en la medida de sus posibilidades, con los regalos que habían solicitado. ¿Qué ocurría entonces con los niños que habían sido malos? ¡Pues que recibían un dulce de carbón! ¿Cómo era esto posible? Bien es cierto que verse privados de sus juguetes era un duro revés, pero compadecerse de ellos y traerles a cambio caramelo de regalo me parecía tremendamente injusto. ¿Era así como se recompensaba a esos macarras del colegio, aspirantes a delincuente juvenil, que convertían mi vida en un infierno durante los recreos? ¡Merecían un castigo mucho mayor! Fue así como supe de la existencia de Papá Noel que, al igual que los sus Majestades De Oriente también recompensaba a los niños buenos… pero para los niños malos contaba con la ayuda de un ayudante muy especial. Un Santa Claus de dos metros de puro músculo y crueldad que cabalgando en su trineo infernal iba a demostrar a todo esos pequeños bastardos las temibles consecuencias de tener malos deseos en Navidad.

Así comienza la historia de Santa’s Slay…

Dead End
Randolph Carter

Dead End

Nochebuena, esa fecha roja del calendario donde todos se suelen juntar para cenar en familia. Y para reunirse en tan gastronómica tradición, a veces hay que hacer un viaje muy largo, porque ya se sabe que las familias de navidad tienden a desperdigarse por lo largo y ancho de la geografía. Ahí es cuando se barajan diferentes opciones: transporte público urbano, interurbano, en coche… atascos varios aparte, siempre se puede intentar tomar un atajo, llegar a tiempo para que la cena no se enfríe y todos contentos. Pero cuidado, porque a veces no es la mejor opción, a veces puede ser que el desvío que tomes se convierta en tu peor pesadilla. Dead End nos muestra la odisea de la familia que lidera Frank Harrington (el siempre genial padre de Laura Palmer) al decidir tomar una autopista secundaria que resultará ser una bonita velada navideña entre bosques, la chica de la curva y un siniestro destino. Una buena opción entretenida, llena de humor negro y sobresaltos que no puede pasar desapercibida. Y, ¿quién sabe? A mí siempre me viene a la memoria si viajo en estas fechas…

Black Christmas
Elchinodepelocrespo

Black Christmas

¡Ay, amigos, qué tiempos aquellos en que las hermandades universitarias se reunían para beberse hasta el agua de los floreros, ponerse de drogas hasta las cejas y darse unos cuantos achuchones, sí señor! Corrían los setenta y el mundo era un lugar pequeño y sencillo. Aquellos polluelos aún no sabían que los campus son el coto de caza predilecto de los asesinos en serie. Pero claro, eso no se supo hasta la década siguiente. No había campamento de verano, fiesta de graduación, cabaña en el bosque o campus universitario que se preciara que no tuviera su propio psicópata homicida. De haber sabido esto, seguramente los chicos de Negra Navidad habrían quitado todos los cuchillos de en medio nada más recibir aquella llamada. Es más, de haberlo sabido, es más que probable que hubieran suspendido la fiesta de Navidad y salido todos echando leches de aquella maldita casa. Pero, en lugar de eso, decidieron – ¡sorpresa! – seguir como si la cosa no fuera con ellos. No les habría venido mal viajar al futuro y alquilar unos cuantos Vhs para hacerse una idea de la que se les venía encima. Por desgracia, el Delorean no había sido inventado aún; así les lució el pelo. Halloween no fue la madre del slasher moderno, como muchos proclaman, sino esta Negra Navidad. Podéis restregarle este dato a listillo de turno de vuestro círculo cinéfilo. Hay otra razón de peso para verla. Es la típica peli de terror que se presta a ver después de almorzar, acurrucados en el brasero, en compañía de un buen surtido turrones y una botella de anís, mientras en la calle el frío navideño le congela las pelotas a los perros. Una película entretenida, bien hecha y con un final inquietante; lo suficiente como dejarte con el turrón atrapado entre los dientes.

Cuento de Navidad
Jesús Pamplona

Cuento de navidad

Esta historia la conocemos y nos la han repetido hasta la saciedad. Desde episodios de los Simpsons o teleñecos a comedietas absurdas como Los fantasmas visitan al jefe o Los fantasmas de mis exnovias, pasando por decenas de versiones más serias, la obra de Charles Dickens combina y funciona perfectamente con su fórmula al 50 por ciento de terror y cuento optimista. Una suerte de auto sacramental navideño, de historia de redención cristiana, con el peso suficiente para dejar en el imaginario navideño instalado a sus tres espectros y al desagradable señor Scrooge con sus “Paparruchas!!!”, que adoctrina con inteligencia insistiendo en explorar uno de nuestros lados más ocultos como sociedad, la bondad.

Es el momento perfecto para que los niños se queden callados ante la pantalla y que los adultos refunfuñen que esta historia la ven todas las navidades… Pero, si no conocéis esta versión de Robert Zemeckis, desde aquí os la recomiendo encarecidamente. Primero por ser la adaptación más cercana a la obra original, segundo por tener momentos de auténtico miedito (cuidado con los más pequeños) y tercero por su diseño de personajes y puesta en escena que son una maravilla.

Rare Exports
Manu

Rare Exports

Que la navidad tiene un lado macabro es ya casi un tópico. Que ese lado oscuro, además, es un poco naif, también: puede que en los ochenta un Papa Noel con un hacha pareciera escalofriante, pero en pleno siglo XXI es un icono un tanto pasado de moda. Sin embargo, conscientes de esta naturaleza dual del miedo navideño, mitad aterrador mitad infantil, hace dos años nos encontramos con una de esas pelis que te devolvían, paradójicamente, la fe en esta época del año: Rare Exports, de Jalmari Helander. Mitad cuento mitad historia de terror, la mezcla rozaba lo mágico porque conseguía que el espectador la viera con ojos vírgenes, disfrutando de la aventura por un lado, pero con un punto de tensión por otro. De algún modo, Rare Exports supuso para mí recuperar parte de la emoción de un tipo de cine como Los Goonies o Los Gremlins, también incluída en este recopilatorio. Lo dicho: un poco naif, sí; absolutamenta apasionante, también. Perfecta para no olvidar que la navidad es como los cuentos: una fantasía edulcorada a partir de una realidad bastante oscura.

The Children
Samdra

The Children

Si hay alguien que disfruta la Navidad con más intensidad que todos los demás, son los niños. Normal, no tienen que ir al colegio, les caen regalos de prácticamente todos los rincones posibles y encima tienen una programación íntegramente personalizada para ellos en la televisión. Pero el cine nos ha enseñado que es mejor dejar un metro de distancia con según qué pequeños monstruos. Narciso Ibáñez Serrador dejó ir una pregunta al aire en 1976 que de bien seguro el Fassbender de Eden Lake o los padres protagonistas de The Children responderían con sangre en las manos…o no. Esta producción inglesa, que comparte temática con las también anglosajonas Cherry Tree Lane o F, nos sitúa en la víspera de Nochevieja junto a unos niños a los que una aparente enfermedad convierte en crueles psicópatas arrebatándoles cualquier resto de inocencia. Tom Shankland, además, se asegura de que el espacio también resulte inquietante llevando a los personajes a un escenario gélido, enfatizando la sensación de angustia y aislamiento. The Children recoge el testigo de las cintas de niños malditos en una película violenta, cruel y terrorífica. Ya sabéis, tened cuidado con lo que alimentáis a vuestros hijos durante estas fiestas.

Gremlins
Joan Lafulla

Gremlins

Si, si, si… lo sé. Si hubiera un concurso para premiar a la recomendación más ñoña y carente de originalidad, a mí me harían presidente de honor del jurado. Pero creedme, no puedo evitarlo. A riesgo de provocaros un colapso por exceso de azúcar, debo reconocer que un servidor vive las fiestas navideñas de una manera muy familiar. Intento pasar el máximo de tiempo posible en compañía de mis dos crías… y justo aquí es donde entra en juego una película como Gremlins, dirigida en 1984 por un Joe Dante en excelente forma y con la alargada sombra de Steven Spielberg a sus espaldas. Porque, ¿qué mejor manera de iniciar a mis niñas en el universo del horror que con las tropelías de una caterva de diminutos diablillos entonando el “aibó, aibó” en un sala de cine abarrotada? Considerada por muchos de nosotros como una especie de himno generacional, Gremlins es una gamberrada dócil, adorable y navideña - con su punto justito de gamberrismo – que no conviene olvidar en fechas tan señaladas. Y ahora que venga un Santa Claus psicópata y me reviente la cabeza con su hacha… por blando.

Vuestros comentarios

1. dic 21, 14:37 | Zalomero

Ohhhh Game Over!!

Todavía recuerdo cuando la pillé en Telemadrid con mis hermanos, hace algo así como mil años. Hace tiempo que la vengo buscando, una pena que sea practicamente imposible de encontrar :(

Otras pelis de terror que tocan de refilón el tema navideño son “Rabia” (de Cronenberg) y “The Children”.

Saludos!

2. dic 21, 14:43 | Joan Lafulla

Zalomero – Precisamente The Children la acabo de incluir en nuestras recomendaciones. Resulta que me había descuidado de incluir la recomendación de Samdra (pa’ matarme).

saludos

3. dic 21, 15:03 | Samdra

Familia, no nos olvidemos del fantástico CUENTO DE NAVIDAD de Paco Plaza! De lo mejor de la serie de Películas para no dormir!

4. dic 21, 18:15 | Hasthur

jolines, dead end y ¿no se venia la continuación de the children?

5. dic 21, 22:25 | May

Personalmente no soy muy de celebrar ninguna fiesta,así que ahora toca navidades,pues ni fú ni fá,evito supermercados con villancicos a toda pastilla y niños sueltos,peligrosamente sueltos que si no vas con los cinco sentidos alerta te los come con el carrito,mientras los padres en chándal para variar están eligiendo entre gambones o langostinos,le pegan un grito al niño y aunque estén en la otra punta del super y el Jingle Bells de turno destrozándote los oidos,lo oyen y se cruzan otra vez con tu carrito,así que haré lo mismo que todos los años,quedarme en casita y ver películas.De terror no tengo ninguna en mente,aunque de las que se han dicho,me quedo con los fantasmas atacan al jefe y Gremlins,es que no se me ocurre ninguna,mi cerebro anda recuperándose de tantos peces en el río,campanas de belén y no meto aliens porque no cuelan.
Saludos :(

6. dic 21, 23:22 | MASP

Ho! Ho! Ho! Ha quedado genial este especial navideño!
Felices Fiestas a todos.
Y ya sabéis que en Nochebuena, cuando llegue Papá Noel… no olvidéis mirar debajo de la cama antes de acostaros!! xD.

7. dic 21, 23:57 | FrancHis

No he visto la version original de Black Christmas, pero la nueva me pareció maliiissssima. No recuerdo muchas de horror por Navidad, a excepción de un Jack Frost asesino… otra malísima XD

Y Feliz Navidad a todos los del equipo de Almas Oscuras, así como a sus oscuros fanáticos. XD

8. dic 22, 01:20 | Elizabeth

Varias joyitas en la lista, y acabo de acordarme como me divertí con Dead End. Para aportar, no se me ocurre nada, de todos modos revisitar cualquiera de estas estaría muy bien

Saludos!

9. dic 22, 12:39 | Gandalf12

Menudas joyas… imprescindibles, a mi juicio, en cualquier época del año, The children y A l’interieur, dos auténticas obras maestras del género.
Saludetes…

10. dic 22, 17:47 | Mauro Antonio

Gran lista, hay algunas que no he visto así que me las pondré a ver para ver que tal xD

11. dic 22, 19:39 | RedRum

Yo tampoco soy muy de Navidades, solo respeto el tema de la comida xD. Lo cierto es que la lista es bastante completa, y muy variada. Aunque Rare Exports no es que me gusté mucho…
Yo tengo pensado ver: Game Over, Inside y The Children.

12. dic 22, 20:14 | Ceniciento

Black Kristmax… por decir una.

13. dic 22, 20:35 | Jesús Pamplona

Más películas navideñas, “escalofríos” y “hellion ion: el ángel caído”

14. dic 23, 01:49 | rentong

a mi me huele a mazinger z, mezclado con godzilla

15. dic 25, 20:31 | Lady Necrophage

Muy buenos títulos en la lista.
En especial yo señalaría: the inside, Dead end, the children (me gusto muchísimo) y Rare export.
Felices fiestas también a vosotros! Saludos.

16. sep 10, 03:28 | Cuervo

“No abrir hasta navidad” es malisima.

“Dead End” no está mal, es entretenida y misteriosa. El final me defraudó en un principio, pero luego pensando un poco lo comprendí y no me pareció tan malo. Le dan un giro de tuerca a… algo tan trágico como por desgracia habitual.

“Black Christmas” (la original) es muy mala. No he visto el remake.

“Rare Exports” es un poco infantil (…) yo disfruto de las navidades, pero en cuanto al cine, o me das una comedia o me das terror puro.

“Gremlins” la vi hace tanto que no recuerdo prácticamente nada…

Las otras no las he visto.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.