Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Ready Player one

Ready Player one

Delirio friky

ready player one

Ver ficha completa

  • Título original: Ready Player one
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2018
  • Director: Steven Spielberg
  • Guión: Ernest Cline, Zak Penn
  • Intérpretes: Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, Mark Rylance, Simon Pegg
  • Argumento: La herencia de un imperio virtual será entregada al que supere 3 acertijos.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5


ready player one
La versión del tema “Pure imagination” que acompañaba la promoción de la cinta de Steven Spielberg le venía como anillo al dedo. Con ella, el sensacional Gene Wilder le abría las puertas, de la imaginación azucarada, al pequeño Charlie en “Willy Wonka & the Chocolate Factory”, conocida como “Un mundo de fantasía” en España y primera adaptación de la novela de Roald Dahl. Y digo que le sienta como anillo al dedo porque la obra mencionada, junto con la película “El mundo está loco, loco, loco, loco” son el motor de esta entretenidísima odisea que llega rebozada en tal cantidad de referentes de la cultura del entretenimiento del pasado siglo y de lo que llevamos de este, que resulta casi imposible de enumerar.

En un futuro cercano, la sociedad encuentra su modo de evasión en “Oasis”, un espacio de realidad virtual donde casi todo es posible y en el que su malogrado creador escondió un huevo de pascua (léase como un tesoro oculto) que hará heredero de su imperio a aquel que lo encuentre. En un deprimente suburbio un jugador de “Oasis” llamado Wade ha descubierto una pista que puede llevarle directo hasta el tesoro. Su búsqueda choca frontalmente con los intereses de una corporación por hacerse con el control de ese nuevo mundo.

En 1963 un grupo de conductores asiste a un multimillonario moribundo que les anuncia que ha escondido su fortuna bajo una gran W, desencadenando una carrera, plagada de jugarretas, entre los personajes que tratan de encontrar tan importante tesoro. Ese era el argumento de “It´s a mad, mad,mad, mad world” de Stanley Kramer cuya gran W está presente a modo de homenaje en esta cinta. Años después, en 1973, en un suburbio de Inglaterra el joven Charlie sueña con visitar y conocer a su ídolo Willy Wonka que ha escondido una etiqueta dorada detrás de los cientos de miles de chocolatinas que ha sacado al mercado. Cuando encuentre una podrá optar a visitar su tienda y decidir si quiere ayudar al antiguo socio de Wonka a arrebatarle su imperio. Todos los que habéis visto “Ready player one” veréis claro la influencia de estas 2 historias en la película, pero tanto Ernest Cline (autor de la novela) como Steven Spielberg han sabido tomar distancia y originalidad para, partiendo de esos cimientos, presentar una obra absolutamente fresca y totalmente referencial que se erige como un gran monumento al entretenimiento en cualquiera de sus vertientes. Un monumento que no escapa a la crítica a la sociedad de consumo y a la manipulación de la población a través del entretenimiento; aunque quede diluido por su mensaje Disney de que se puede escapar de un destino mísero con fe y trabajo y el de que el valor de las personas está en su interior y en el trabajo de equipo. Algo que se perdona, pues la intención del director está lejos de hacernos reflexionar y lo que busca es subirnos en una montaña rusa de secuencias adrenalínicas y dejarnos sin aliento con su imaginería.

PURE IMAGINATION

Si la película fuese un estilo pictórico sería barroco rococó. La infografía ha logrado que Spielberg rellene sus planos con cientos de personajes que revientan los fotogramas de caras, colores y acción que encoge al espectador que muchas veces no saber a dónde mirar y que se descubre señalando a 3 sitios de la pantalla distintos pues ha reconocido en ellos a personajes que ha leído en comic, visto en dibujos de su infancia o con los que ha jugado en una consola. Desde el logo de “El gran héroe americano” que se muestra en la bicicleta de Artemis, a Superman, King Kong, personajes de Batman, el gigante de Hierro, el Delorean de “Regreso al futuro”, Duke Nuken a las tortugas ninja… todo puede aparecer en algún momento en la pantalla, haciendo de la experiencia algo único que juega con tu bagaje audiovisual de espectador que la contempla.

ready player one

“Oasis” es una proyección de lo que nos hace soñar, es esa evasión que nos permite alejarnos de los problemas. “Oasis” es, como le pasaba a Mia Farrow en “La rosa púrpura del Cairo”, una forma de entrar en la fantasía para no mirar nuestros pequeños fracasos de la vida diaria, algo que es, en el fondo, la esencia del cine. No es la primera vez que contemplamos a una sociedad perdida en la ensoñación cultural, ya lo hizo de forma brillante y en un registro mucho más pesimista Ari Folman en “The congress”. Pero sin duda nunca habréis visto y posiblemente tardaréis en ver, algo como este “Oasis”.

El cine de Steven Spielberg es lujoso y está, en todas sus películas, plagado de referencias en la forma de construir sus planos. Es un gran amante del séptimo arte y de sus principales creadores. De todos es conocida su admiración por François Truffaut y por Kubrick del que heredó el proyecto de I.A. (inteligencia artificial). Su amor por el trabajo de este último, nos regala una de esas secuencias que es puro amor cinéfilo y todo un deleite para cualquier amante del cine de terror. Una secuencia que hay que ver para creer y que por sí sola ya le otorgaría la nota que cierra esta reseña.

Buenas interpretaciones en su pareja protagonista Tye Sheridan (“Mud”, “Zombie Camp”) y Olivia Cooke (“Bates motel”,“Ouija”) se completan con secundarios como Simon Pegg y Ben Mendelsohn en un reparto plagado de rostros conocidos y actores solventes, pero con pocas estrellas posiblemente para no eclipsar al auténtico protagonista: La Aventura.

Mucha crítica no ha entrado en la propuesta. Para algunos esta es una cinta menor del Steven Spielberg más comercial y edulcorado. Otra producción de estudio realizada para sacar músculo técnico respecto a los demás. Para mí, que soy un mero espectador que cree que ve mucho cine, es todo un sueño. Una pena que no me pillara en mis 20 años, donde este “Ready Player One” me habría vuelto loco.

ready player one
ready player one

Lo mejor: Puro entretenimiento. Imágenes barrocas donde encontrar a nuestras referencias de la juventud, es como buscar a Wally en sus libros. La secuencia de “El resplandor”

Lo peor: No entrar en su exceso.


Vuestros comentarios

1. ene 26, 00:24 | AZOTE

Mierda, se me pasó en el artículo sobre lo mejor del año.

2. ene 26, 00:34 | Tito Jesús

Azote para mi de lo mejor de año y eso que en el cine la vi en unas condiciones de sonido muy malas pero la segunda vez, en mi casa, lo pasé bomba

3. ene 26, 15:27 | princesa unikitty

como si no bastaran los ochocientos cincuenta y cuatro mil trescientos setenta y siete momentos geniales que hay al principio de la pelicula a la hora te meten una escenografia identica de la pelicula el resplandor (maravillosa pelicula que puedo ver 100 veces sin aburrirme nunca) ¡y todavia faltaban 1 hora mas y 20 minutos de ochocientos cincuenta y cuatro mil trescientos setenta y siete momentos geniales mas JA JA!

que ironia si el juego de atari que abria la ultima llave fuera el de E.T. ¿no?
creo que hasta spilberg debe odiar ese juego de mierda donde hicieras lo que hicieras siempre te caias a un pozo o te raptaba un uniformado ja ja!!!

the cult / edie (ciao baby)

4. feb 3, 01:36 | Mountain

¡MARAVILLOSA! Siempre he sido un gran fan del Spielberg fantástico, pelis como TIBURON o ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE han sido mi escuela cinematográfica y echaba mucho de menos a ese director, con esta me he reconciliado. Divertidísima y con millones de guiños para los que amamos ese tipo de cine. IMPRESCINDIBLE.

5. feb 3, 07:26 | DISCO QUEBRADO

aunque no reconozcan ni al 20% de los personajes que vemos fugazmente pulular por la pantalla, es tan apabullante el universo que nos propone spielberg que pasas toda la película asombrado y excitado (pero no en el sentido de que se te para la verga, sino en el sentido de entusiasmarse) como cuando eras chico y cualquier tontería que tuviera buenos efectos especiales que veias te dejaba “flasheado”.

aca los efectos especiales tienen un nivel altisimo, colosal, nunca antes visto. el “goro” de mortal kombat (un tipo con 3 brazos de un videojuego de pelea por si no sabes quien es, pedazo de bestia) ¡¡¡es igual!! y el set de “el resplandor” no es parecido, ¡¡¡es igual también!!!
y eso que no hablé de la batalla campal del final, la carrera (buenisima, mejor que todas las que aparecen en rapidos y mierdosos), el comienzo que parecía el comienzo del señor de los anillos y como no me daba cuenta cuando pasaban a la acción con actores de tan bien hechos que estaban los efectos por computadora JA JA!!!

te hace sentir un pibe tengas 40 50 o 100 años (o un poquito menos, porque no me imagino vivo a esa edad)

6. feb 10, 01:06 | fidelio

Opinión totalmente respetable, pero un 4 sobre 5 para “Ready Player One”, como que no lo comparto. Visualmente la película está muy bien (ningún pero), eso sí, la historia y los personajes, así como el guión, es de lo más pobre, previsible y lleno de clichés que he visto recientemente (¿5 en originalidad? ¡pero si es una adaptación de una novela!). Mira que adoro a Spielberg, pero no sabe como reciclarse el hombre.

Un saludo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.