Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Retornados

Retornados

No son zombis... pero tampoco humanos

retornados

Ver ficha completa

  • Título original: The Returned
  • Nacionalidad: España | Año: 2013
  • Director: Manuel Carballo
  • Guión: Hatem Khraiche
  • Intérpretes: Emily Hampshire, Kris Holden-Ried, Shawn Doyle
  • Argumento: La humanidad convive con los “Retornados”, gente de apariencia normal que ha sido infectada por un virus devastador. Sólo la inyección diaria de una Proteína evita que se transformen en zombis.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

retornados

En la riqueda y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, en la vida… y en la muerte

Por aquél entonces contaba yo a la sazón veintiún años y desde entonces han transcurrido casi otros tantos. ¡Jesús, cómo pasa el tiempo! El caso es que paseaba una bonita tarde estival por la una de las avenidas comerciales de mi ciudad natal cuando observé a un chico y una chica ataviados con sendas camisetas blancas con un extraño y enorme lazo carmesí estampado en las mismas, recolectando firmas entre los transeúntes. Pensé al instante que no eran más que otro par de soñadores altruistas en busca de la enésima causa perdida. Un servidor suele huir de este tipo de loables iniciativas pues considero muy hipócrita por mi parte eso de plasmar una firma para simplemente tranquilizar mi conciencia y acostarme por la noche creyendo haber realizado la buena acción del día. Porque desde aquí os digo que la tan aclamada “Iniciativa Legislativa Popular” que requiere nada menos que medio millón de firmas para presentar una Propuesta De Ley ante el Parlamento, se queda siempre en un mero acto simbólico en este país cainita llamado España donde o cortas el tráfico de una autopista quemando neumáticos y montando barricadas o no te escucha ni Dios. Y luego claro, que somos todos unos vándalos y unos “antisistema”.

Pues bien, por mucho que intenté evadirme, cometí el “error” de realizar “contacto visual” con la chica y descubrí en ella una mirada de infinita tristeza rebelde que captó de inmediato toda mi atención. Poseía además una efímera hermosura, con una belleza propia de las flores de temporada en proceso de marchita evanescencia. Me explicó que la iniciativa consistía en hacer llegar al mundo medicamentos para combatir una terrible e incurable enfermedad que ella también padecía y que estaba diezmando a la población. Tras otorgarle mi más sincero apoyo, me ocurrió lo que considero es lo más terrible y tierno que me ha sucedido nunca. Justo cuando iba a proseguir mi camino, me detuvo con una de sus delicadas manos, quizá porque vio algo en mí que sólo personas como ella eran capaces de observar, y tras dejar su carpeta en el suelo en mitad de la céntrica calle me preguntó si podía pedirme un favor. Ignorando a qué podía referirse le respondí cortesmente que no faltaba más. Y fue entonces cuando ella con un tono de voz algo temeroso me confesó: “Me gustaría poder darte un abrazo”. Tras el shock inicial, acerté a balbucear apenas un “desde luego” y os juro por lo más sagrado que en ese momento la quise, notando su frágil cuerpo contra el mío y la calidez de su aliento en mi hombro. En ese instante tan infinito que duró más que un relámpago, amé con toda mi alma a esa completa desconocida.

Fue ella la que al separarse me dijo “muchas gracias” y espero no haberle sonado condescendiente cuando le contesté con toda sinceridad, “no, gracias a ti”. Antes de marcharme de allí con ojos algo llorosos, observé en los suyos un valor y una determinación que ya hubieran querido tener para si Leónidas y sus 300 espartanos. Su semblante expresaba con desafío: “No te atrevas a compadecerme porque tomaré mis retrovirales mientras pueda. Pienso luchar hasta el final.” Agradezco a Dios no haberla vuelto a ver porque no creo que hubiera podido soportarlo. De hecho es posible que a estas alturas ya haya acudido a Su llamada. La enfermedad la había sentenciado a muerte pero era la sociedad quien se había encargado de ejecutar previamente la condena tratándola como una apestada, pero ella había decido convertirse en una “retornada” y seguir viviendo mientras le quedase un hálito de esperanza.
Aquél ángel de luz padecía SIDA.

No temas la pandemia, porque ya se ha producido

Permitid que alguien que por avatares del Destino se ha pasado media vida en una Facultad De Derecho (¡malditas migrañas y la madre que las parió!) os revele un secreto a voces. La Democracia no existe. Es una mera ficción. Realmente vivimos bajo el férreo yugo de una Plutocracia dirigida por despiadados oligarcas, que son capaces de TODO con tal de modelar el mundo a un antojo, porque no existe droga más adictiva que el poder. Como para algunos retrógrados los usuarios de esta web somos unos pervertidos sedientos de violencia explícita que no sabemos diferenciar entre realidad y ficción, pues ya de perdidos al río, y vamos a permitirnos el lujo de pecar además de conspirativos. Así que como a unos pocos (llámense “Illuminati”, “Priorato De Sión”, “Club Bilderberg”, “Masonería” o “Defensores Del Berberecho En Cautividad”) les interesa que no seamos tantos y que los recursos sean cada vez más limitados para así poder encarecerlos, pues vamos a crear un virus letal que afecte, y nótese el intencionado sarcasmo zafio a “maricones, putas, drogatas y el resto de escoria social lo suficientemente gilipollas para dejarse infectar” como medida de control poblacional. Y luego vendemos retrovirales a precio de oro (que sólo te alargan la condena) y además de forrarnos pues “matamos dos pájaros de un tiro”. Un negocio redondo, oiga.

Y a pesar de que el ADN humano tan sólo se diferencia en un uno por ciento del de los ratones y los primates (por eso siempre se experimenta cruelmente con estos pobres animales), para que no cunda el caos social, que tampoco nos interesa, vamos a propagar que esto del SIDA, ébola , marburg o lo que sea que la próxima vez cultivemos, lo transmiten los chimpancés de alguna selva amazónica perdida. Porque claro, ver un ratón por la calle es de lo más común pero cruzarse con un mono al ir a por el pan ya es más complicado (aunque un servidor tiene algunos vecinos en su comunidad que… En fin, dejémoslo estar). Seguro que exagero ¿verdad? Pues dejad que este paranoico se apueste sus preciadas gónadas a que este verano, como casi todos, se producirá una “oportuna” epidemia de cólera, tifus, malaria, dengue o lo que se tercie en algún rincón perdido del mal llamado Tercer Mundo. Nos contarán la milonga sobre que la estación de lluvias estival junto al subdesarrollo de estos países ha desencadenado la crisis sanitaria de rigor. Hasta que en Etiopía, Somalia o donde surja, se descubra una nueva mina de grafeno, diamantes, petróleo o aceitunas con anchoa y entonces verás como desde la ONU pasando por la UE y hasta el Ayuntamiento Municipal de Villa Tomar Por Culo se desviven por “erradicar la pobreza y la deshumanización de estos entornos desfavorecidos en un mundo cada vez más globalizado y concienciado”. Lo de sacar tajada se lo callan, claro, que aquí lo más importante son los apretones hipócritas de manos para salir bien en la foto.

Cuando el remedio ya no importa

Grosso modo podríamos clasificar las películas de zombies en dos grandes grupos. Aquellas que dentro del caos sanguinario de rigor tratan de buscar un remedio a la pandemia con cierta carga melodramática (las que nos molan) y aquellas que pasando de psicodramas se convierten en un survival de garrulismo hemoglobínico dantesco (las que nos molan mucho más). Pues bien, “Retornados” posee la inmensa virtud de romper ambos esquemas saltándose todos los tópicos a la torera. Aquí también hay una pandemia pero ya está controlada por una medicación efectiva a base de una dosis retroviral diaria suministrada vía intravenosa. De modo que los pretendidos “zombies” son simples enfermos que gracias a la citada medicación “retornaron” de la muerte.

Pero como decíamos, este virtuosismo es al mismo tiempo su mayor defecto porque quien espere ver un film de los prototipos ya mencionados va a llevarse un tremendo chasco. Y es que lo interesante de “Retornados” es su brillante segunda lectura en la que deja bien clara la analogía con otras enfermedades en las que se condena al ostracismo social a quien las padece. “Por favor señor, no me haga nada, sólo quiero ser normal”, exclama uno de los personajes del film. Ya decía el filósofo Adorno aquello de “la normalidad es la enfermedad de nuestro siglo”, como bien recuerda Aurelio Arteta en su magnífica obra “Tantos Tontos Tópicos”. Se desea pertenecer a la “masa”, ser uno más hasta el punto de que ser considerado un tipo normal, esto es, formar parte de la mediocridad reinante es casi un halago. Si los prefijos “super”, “sub” y “a” significan respectivamente “por encima de”, “por debajo de” y “lo contrario de”, permitidme declamar orgulloso en este mimo momento mi extrema “anormalidad”: escribo con estilográfica (las colecciono), uso reloj de bolsillo con cadena y apertura en concha, no utilizo smartphone sino un modelo atrasado cuya batería dura diez días (odio ser víctima de la obsolescencia programada) y carezco de perfil en lo que yo denomino “redes de control social”, además de otras muchas “excentricidades” que seria demasiado largo y aburrido mencionar.

Así que la gente me considera un “retornado”. Un muerto para la sociedad que ha regresado a la vida. Porque lo veo en las miradas desdeñosas de la gente (no te acerques mucho al loco este que va de guay no vaya a contagiarte algo), pero en otras observo admiración (olé tus huevos chaval por remar contra corriente) y hasta añoranza (ojalá yo tuviera el valor para ir a mi puta bola como hace el friki éste) y cada uno de éstas dos últimas compensan de sobra la infinidad de las primeras. Y es que ser “anormal”, esto es, original y diferente, implica el valor de saberse condenado a la incomprensión y por tanto a la soledad. Y ésta es precisamente la idea subyacente en “Retornados”, donde la zombificación opera como claro “macguffin” catalizador del miedo social que se tiene a todo aquello que se salga de la norma. Exactamente el mismo recurso del que se sirvió Max Brooks para realizar una despiadada crítica socio política a nivel global en su archifamosa “Guerra Mundial Z”.

Pero aún siendo un film tan atípicamente complejo le otorgo un comedido 3’5 (que seguro algunos ya consideraréis excesivo) porque esas segundas buenas intenciones de denuncia social se quedan a medias. Mete el dedo en la llaga cuando debería introducir el brazo entero hasta salpicarse el codo de sangre. No existe un ataque brutal contra el control manipulador de los medios de comunicación, las todopoderosas multinacionales farmacéuticas o los inmorales Gobiernos. Tan sólo se intuye la medrosa crítica en algunas escasas secuencias de Telediarios televisados. “Retornados” ha querido quizá abarcar demasiado pero apretando poco como reza el dicho popular, y por ello representa una buena oportunidad en parte desaprovechada. Pese a todo, plantea temas muy interesantes como hasta dónde puede llegar el amor verdadero sin un asomo de ñoñería y si llegado el momento resulta lícita y ética la eutanasia. Si existe la auténtica mistad o no es más que una mera farsa que facilita la convivencia de nuestra especie. Y lo más grandioso para algunos y a buen seguro decepcionante para otros es la truculencia de algunas escenas terroríficas lograda sin asomo de una gota del líquido carmesí, como cuando uno de los personajes tiene los santos huevos de encadenarse a la pared en espera de su trágico final mientras pinta una línea blanca de “Peligro: No Cruzar” cual rastro de sal para alejar “El Mal” como hacían en las añejas producciones de la Hammer.

En definitiva, “Retornados” es un film de género zombi absolutamente atípico recomendable para mentes inquietas que no busquen más de lo mismo.

Imágenes de la película

retornados

retornados

retornados

Tráiler

Lo mejor: Su atípica y cruda visión socio política del zombi como víctima y no como verdugo.

Lo peor: Que pocos sabrán degustar su aguda segunda lectura ácida y su analogía crítica sanitaria.

Vuestros comentarios

1. mar 26, 20:42 | fatone

Empece a verla ayer, y digo empece porque es una de esas peliculas que si la viese entera me explotaria la cabeza.
Mala no, lo siguiente.
Me tuve que quitar el mal sabor de boca con Devoured que sin ser un peliculon , comparada con esta es de Oscar.

Un saludo.

2. mar 26, 22:51 | Evildead3

Me paso lo mismo empecé a verla…. Y me pareció muy lenta, Claro que no puedo decir que es mala porque me dió una pereza enorme acabarla, volveré a intentarlo.

3. mar 27, 01:39 | Jesus pamplona

Muy interesante pelicula, aunque no me gustó la concesión al cine mas comercial con la que concluye

4. mar 27, 14:35 | Draghann

Veo que más de uno dejó de verla al rato. Probablemente es porque os habéis acercado a ella desde una perspectiva “equivocada”. Si te enfrentas a ella esperando una película de terror la dejas de ver sí o sí porque está muy lejos de eso. Si no, puede que llegues a disfrutarla.

No digo que sea una gran película porque no lo creo así pero sí que la originalidad a la hora de enfocar el tema zombie (y todo lo que en realidad hay detrás como bien apunta MASP) puede atrapar a más de uno…

Un saludo.

5. mar 27, 14:55 | Fatone

Masp- No se a que te refieres con lo de perspectiva equivocada, todas las peliculas las veo desde la misma perspectiva, es decir, frente al televisor y sentadito en el sofa.
Simplemente me parecio aburrida y es mi opinion, tan respetable como la tuya o la de cualquiera.

Por cierto he buscado por la red y pocos muy pocos son los espectadores a los que les ha gustado la pelicula

Un saludo

6. mar 27, 15:52 | Draghann

Fantone, ese comentario no lo ha hecho MASP sino yo y no creo haber dicho en ningún momento que tu opinión no fuera respetable. No entiendo muy bien el porqué del “tono” de tu respuesta porque yo pensaba que lo que he escrito no era como para que nadie se sienta ofendido. Se ve que me equivocaba.

Con lo de la perspectiva “equivocada” a lo que me refería es al tema de tener claro lo que vas a ver, no me refería a nada más. Y por supuesto es sólo mi opinión. No pretende ser nada más. Sin embargo, veo que hay que medir muy bien las palabras…

Un saludo.

7. mar 27, 20:58 | Fatone

La verdad es que me he liado, mi comentario iba por ti claramente me equivoque.
Lo del tono que mencionas nose, no pretendia nada.

Conmigo no has de medir nada, expresate con total libertad, al igual que hago yo.
Buen rollito Draghann.

Un saludo

8. mar 27, 23:33 | MASP

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

A mí me pasó algo parecido con “Escape From Tomorrow”, hasta pillé la segunda lectura ácida que menciona RedRum en su estupenda crítica pero no pude aguantar más allá del minuto 40, no me convencía, a pesar de saber que me enfrentaba a un título muy peculiar. Sin embargo en “Retornados”, pese a que me encontraba en la misma situación, me terminó gustando precisamente por las mismas razones por las que “Escape From Tomorrow” me aburría. Paradojas de la vida.

Sobre la “postura” a adoptar para ciertos filmes, hombre, aparte de verlas lo más cómodamente que podamos a nivel fisiológico, creo que a nivel “emocional” hay que encontrarse en sintonía con lo que uno va a ver.

Nunca he comprendido a esas personas, que por poner un caso (verídico que escuché a la salida de un cine) van a ver un film de James Bond y luego se quejan de que es “una fantasmada”. ¿Pero que esperaban ver esas criaturas? Es como ver un film de la productora “Troma” sin el “chip especial de cachondeo” puesto. Así no hay manera.

Al menos, y en eso estamos todos de acuerdo, “Retornados” es un film de esos que no deja indiferente, o te gusta o te parece un tostón, y arriesgarse a filmar algo semejante a estas alturas, sabiendo que no es un film comercial y que contentará y defraudará a partes iguales (o desiguales incluso), es muy valiente por parte de quienes han sacado este proyecto adelante.

Sobre lo de que hay una gran mayoría de público al que le haya agradado o decepcionado un film, es algo que casi nunca es indicativo de la calidad del mismo, porque eso ya depende de gusto y afición de cada uno.

Yo personalmente veo “todo lo que puedo” y luego critico. A veces estoy de acuerdo con la opinión generalizada (sea positiva o peyorativa) y otras veces me llevo gratas o desagradables sorpresas dependiendo de si la expectación generada estaba o no justificada.

Pero vamos que es cuestión de gustos, y lo cortés no quita lo valiente. A mi “Doctor Zhivago” me parece una gran película (fotografía, dirección, etc) pero un tostón soporífero. Me resulta mucho más hermosa y romántica “Love Story” aunque técnicamente no sea comparable al film de David Lean.

Saludos!

9. mar 28, 00:54 | bizarrejim

Yo la vi y me parecio una pelicula muy buena de drama con zombies, a mi si me gusto

10. mar 28, 00:59 | leavemealone

Pues a mí me pareció fantástica. Y sí existen muchas críticas favorables a The Returned en diversas magazines, webs y foros. Su ritmo es pausado, lo que puede hacer que sea desesperante para muchos. Pero su historia me parece de lo más original, a la vez que simple y emotiva. Estamos acostumbrados a ver infectados y zombis devorapersonas por doquier, y ahora nos encontramos con un virus controlado por una vacuna que paraliza la conversión en zombi. Y en otro plano, no menos relevante, presenciamos una bonita y épica historia de amor muy creíble y magníficamente bien llevada por ambos protagonistas.
Para mí, ambos componentes (trasfondo bioquímico e historia de amor) suponen una combinación muy inteligente.
Muy recomendable

11. mar 28, 19:27 | DreamFear

Pues yo me sente pensando que iba a ser otra peli de infectados (me las trago todas) y resulta que no. Una vez superado, la pelicula me atrapo y me gusto bastante. Ok que aveces peca de pastelosa o un final muy trillado. Pero que quereis que os diga, disfrute y mucho de esta pelicula. En cierto momento es muy original. Una sorpresita sin ser peliculon, pero se recomendará.Saludos y buena critica @MASP

12. mar 29, 00:40 | Joel

No sé cuantos nicas visitarán esta página, así es que mientras dure la ignorancia permítaseme la egolatría de declararme único.

Me gusta esta página lo suficiente como para comentar (cosa que no me permito hacer casi nunca, salvo en los encabronamientos absolutos)

me gusta muy particularmente esta crítica-comentario, principalmente porque logra esa analogía entre la prostituida y sobrevalorada democracia y el control de los grupos de poder y las farmacéuticas, contenido, aunque de acuerdo con vos no totalmente, en la película.

en todo caso, no me extenderé recitando con diferentes palabras lo ya explicado aquí, solo quería felicitarte y darme, a la vez, por aludido, en la eterna castración de lo “anormal”. yo uso algunos de esos elementos normalizantes, de paso tengo un trabajo de mierda como el que más… sin embargo aun me permito el placer de no tener filtros expresivos a la hora de mandar al carajo a quien sea sin el menor resquicio de educación, me doy el lujo de seguir con conciencia, con conocimiento y con ardor las causas menos populares y hacerlo saber a todo el mundo.

…y me gusta esta página y disfruto a rabiar y sin asco (algunas veces sí, pues) el más bizarro cine, de la misma manera que disfruto el cine silente muy a pesar de los trogloditas, los ungidos y los snobs.

saludos desde la patria apátrida.

13. mar 29, 14:54 | Mountain

Una excelente reseña para una poderosa película que me ha gustado muchísimo. Me encanta lo original y lo fresca que es, me ha gustado la historia, me han gustado los personajes, me ha gustado todo! Una peli de infectados que no lo parece, es terrorífica sin ser de terror y tiene una elegancia increible, muy buena. De lo mejorcito y más interesante que he visto en bastante tiempo. Muy recomendable.

MASP. Sinceramente te digo que es una de las reseñas más sentidas, sinceras e impresionantes que he leído en Almas, que es mucho decir porque el nivelón que hay por aquí es altísimo. Enhorabuena.

14. mar 29, 19:21 | MASP

El “problema” es el póster, que engaña. Y mira que lo dice bien claro: “No Son Zombis”. Pero como siempre acabamos juzgando al libro por su cubierta (y me autoincluyo), luego ves al fulano ése encadenado y piensas: “ostras, aquí hay acción de la buena”. Y cuando empiezas a verla y descubres que no es precisamente así pues se produce un punto de inflexión en el visionado: o la quitas aburrido y te dedicas a otra cosa… o te decides seguir adelante intrigado por descubrir adónde quieren llevarnos.

Yo personalmente agradezco estas pelis “valientes”. También es cierto, que nosotros, los fans del género somos un poco contradictorios. Si nos dan otra de pandemia global en plan masacre decimos “va, más de lo mismo”, y si tratan de hacer algo distinto nos quejamos porque “no hay casi sangre ni zombis”.

Es como en la música. A mí me encantan, entre otros muchos grupos AC/DC, que llevan nada menos que 40 años haciendo la misma música, por lo que hay aficionados que les acusan de estarse “autoplagiando” y sin embargo si mañana mismo la banda decidiese hacer por ejemplo un disco de baladas, otros pondrían el grito en el cielo quejándose de que se han vendido y ya no son los auténticos AC/DC.

Lo bueno, yo creo, es que haya variedad para escoger, ya nos guste o nos defraude, pero al menos este tipo de propuestas resultan más originales que la moda de los “remakes” o “reboots” que en la mayoría de los casos (repito, en la mayoría) están de sobra.

Saludos a todos y gracias por vuestros comentarios!

15. mar 29, 21:30 | fatone

Lo que no se es porque algunos se han tomado mi comentario hacia la pelicula a lo personal, eso si que me parece de ser un ignorante amigo Joel.

En ningun momento he hecho alusion a la calidad de la reseña ni al autor de la misma pero bueno, aqui parece que solo podemos dar opinion sobre determinadas peliculas.

un saludo

16. mar 29, 22:39 | Bafometh729

Jai pipol: (copi/peist) reorganizado

Veo y leo notas o puntualizaciones muy discordantes entre el público. Yo la catalogué con una puntuación de aprobado por los pelos en una reseña anterior: 55/100.

La verdad que si no fuese que en el argumento incluyen los zombies y un nuevo punto de vista, esta película sería el típico thriller-drama de esos que echan por la TV en las aburridas tardes de los domingos. Jode demasiado (es mi percepción) que los derroteros no terminen de la forma en que un amante del terror le hubiese gustado y en cambio el final seudo-feliz, empañe lo que podría haber sido una magnífica película. Las interpretaciones muy justitas para una acción que no necesita desencajar la mandíbula. No busquéis terror, sangre, gore, ya que esta cinta no lo pretenden.

Un resaludo. Re si iu.
Bafometh729

17. mar 30, 15:54 | donnie_darko

Yo creo que este tipo de pelis el principal problema con el que tienen que lidiar es cuánto tiempo vas a tardar como espectador en darte cuenta de que lo que te está mostrando la peli no es lo que esperabas. ¿Y qué esperabas? Pues una peli de zombis al uso, ¿y qué encuentras? Un drama, con mínimas dosis de terror, donde el tema zombi sólo es una excusa para contar una historia de amor y traición.

Para mi está emparentada con, para mi gusto, una de las mejores pelis del año pasado, Errors of the human body, que también podría haber tirado por los derroteros de los experimentos médicos terroríficos y termina siendo un drama terriblemente cruel.

Personalmente me ha tenido pendiente de cómo iba a acabar la historia, y consiguió que me sintiera identificado con esa pareja de enamorados al límite. Las teorías sobre el control farmacéutico y tal está claro que se encuentran presentes, pero no me llegaron a interesar del todo y se muestran de forma somera, porque pienso que la intención del director sobre todo es enseñarnos esa historia de amor entre un humano y un infectado.

Para mi un aprobado alto (un 6,8/10), buena fotografía e interpretaciones para una peli que necesita sin duda que no se venda como otra peli de zombies, porque no lo es en absoluto.

18. abr 6, 22:40 | MASP

Epidemia de ébola en Guinea apenas comenzada la primera semana de Primavera con un noventa por ciento de mortandad (por supuesto, no hay cura ni vacuna posible). Seguro que es una simple “casualidad”.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.