Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Rites of Spring

Rites of Spring

Las criaturas de los solsticios

Rites of Spring Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Rites of Spring
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Padraig Reynolds
  • Guión: Padraig Reynolds
  • Intérpretes: Skylar Burke, Anessa Ramsey, Hannah Bryan
  • Argumento: En aquel pequeño pueblo desaparecen chicas desde hace muchos años. Siempre que llega la primavera llega la cosecha y, con ella, los primeros gusanos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Rites of Spring int

Dos chicas son secuestradas por un extraño obsesionado con el comienzo de la primavera. Un grupo de secuestradores chantajea a un poderoso empresario para intercambiar a la hija de este por dos millones de dólares. Una región adormecida donde cada 21 de Marzo algo despierta con un hambre insaciable. Una escuela abandonada será testigo de excepción de la colisión de estas historias.

Rites of Spring vendría a ser familia lejana de Jeepers Creepers. La cinta de 2001 que dirigiese un polémico Victor Salva, y produjese un igualmente polémico Coppola, vendría a ser el principal referente para esta mezcla de thriller, slasher y “monster movie” sobrenatural. Y en menor medida el clásico literario y cinematográfico Los Chicos del Maiz.

Aunque en ningún momento se especifica la ubicación de los hechos podemos deducir, por la ambientación rural, que la acción se sitúa en el medio oeste norteamericano. Esta falta de información será la tónica común que acabará por hacer perder el interés al espectador, sobre todo en un desenlace que se guarda las mejores escenas a nivel visual, pero también atesora el mayor número de sin sentidos. Porque no nos engañemos, Rites of Spring es una cinta de pura serie B, solo que se toma a si misma de una forma demasiado solemne.

La película de Salva, de la cual me declaro seguidor, es consciente de que su material contiene elementos demasiado festivos como para afrontarla con mucha trascendencia (¿un monstruo alado y carnívoro que conduce “discretamente” una furgoneta oxidada vestido con una gabardina vieja?). Así, Salva se concentraba en dar simple espectáculo, uno que además estaba al alcance de su presupuesto, limitado pero no tanto como en Rites of Spring. Sin embargo, su descendiente bastarda se obstina por mantener un tono más sucio, ahondando en sus raíces setenteras, sin ser capaz de hilar un saber hacer a la altura de su serio discurso.

Su director y guionista, un inexperto Padraig Reynolds, quiere crear una cinta de horror con trasfondo y con pegada de cara al aficionado. Es decir, se nota que Padraig es un verdadero amante del cine de género: su cámara se pasea alegre por esta mezcla de thriller de secuestros bastante apañado con algo de “torture porn”, un gótico americano muy diluido, que se convierte en lo mejor de la película, para en su tramo final converger hacia un slasher sobrenatural con tintes clásicos. Sin embargo, tanto la falta de presupuesto como cierta pereza para ahondar en su propia creación dejan un sabor de boca amargo. Pese a la escasa originalidad de la idea base – la aparición anual de una criatura que una población recóndita adora y alimenta para la protección de sus cosechas –, está es lo suficiente interesante como para funcionar y plantea un buen puñado de preguntas que Padraig se obstina en no responder. Un buen ejemplo de esta limitación, insisto que probablemente autoimpuesta, es el descubrimiento de la guarida de la criatura: una escena desaprovechada y rodada con cobardía. De refilón veremos una de las paredes recubierta de calaveras, telarañas y punto. Para componerse de unos elementos tan poco originales, no entiendo porque se renuncia a crear secuencias estéticamente memorables, que sería lo único que podría haberle otorgado personalidad propia a la cinta.

Recayendo la gracia del conjunto en la figura de la criatura que en todo momento se nos vendió en los tráileres, la misma queda en entredicho cuando conocemos a Wormface, que así se llama el invento. Es mostrado morosamente sin mucha explicación y pese a que nos otorga dos momentos puntuales de extrema violencia, carece de cualquier tipo de carisma debido a la falta de profundidad en su trasfondo. ¿Una momia agusanada que no dice ni mu bailoteando con un hachuelo por una escuela abandonada? ¿Y…? Mientras que las historias paralelas del secuestro y tortura mesiánica, y la parte que sigue un secuestro mucho más mundano están muy bien desarrolladas y expuestas, cuando Rites of Spring debería hacer honor a su nombre y mostrarse despiadadamente cruel, Padraig se queda sin cartuchos y tira hacia lo obvio para completar el metraje: un pequeño correcalles de gritos y cámaras espásticas incapaz de transmitir tensión alguna.

Las razones para esta morosidad narrativa quedan claras cuando llegamos al cortante final, obvio homenaje a La Matanza de Texas original. Aquellos que aguantéis los títulos de crédito completos veréis que Padraig se guarda todas las respuestas en espera de que su cinta genere el suficiente interés como para realizar una segunda parte donde, en distintas declaraciones, se ha prometido profundizar en el universo de Wormface. Un error de bulto muy dado en esta generación donde los creativos ansían y suspiran por dar con la fuente de una saga que tire de taquilla.

No me malinterpretéis, la cinta merece seguirse más allá de sus obstáculos. Por ejemplo, a nivel técnico – mención de honor para una banda sonora ambiental e inteligente – no podemos reprocharle nada más allá del exceso de planos cerrados y exangües. De hecho, la fotografía realmente levanta la película congelando viñetas macabras muy atractivas. Así mismo, los actores consiguen atraer la atención del espectador. Destacando en el elenco tenemos a Anessa Ramsey (The Signal, Yellowbrickroad). Con un personaje sin profundidad alguna, consigue aportar algo de tensión al mejor estilo de las heroínas del slasher más tradicional. Junto a ellos tenemos a otros actores curtidos en el cine independiente de terror. Por ejemplo a A.J. Bowen, cuyo rostro ya es habitual del género moderno, en su vertiente más digna: The Signal, The House of the Devil, Hatchet II, Chillerama, A Horrible Way to Die

Las piezas de Rites of Spring estaban bien dispuestas. Pero a pesar de que la cinta aprueba por los pelos no consigue estar a la altura de las expectativas que ella misma crea, y sobre todo su fase publicitaría donde se hacía demasiado hincapié en el asesino sobrenatural que finalmente vemos “por los pelos”. Un peldaño por debajo de obras recientes de similares características, como Husk, mucho más eficaz.

Imágenes de la película

Rites of Spring 1

Rites of Spring 2

Rites of Spring 3

Tráiler

Vuestros comentarios

1. ago 13, 22:44 | Elizabeth

Para mi, una película sin pies ni cabeza…y el final? juro que pensé que le faltaba una parte. WTF????

2. ago 14, 19:20 | Draghann

La tengo lista para este fin de semana aunque con el comentario de Elizabeth las pocas esperanzas que tenía tras leer la reseña se han esfumado. En todo caso, la veré… con lo que cuesta últimamente hacerse con según que pelis como para no verla…

Un saludo!

3. may 26, 19:18 | Lady Necrophage

Yo no la había visto hasta ahora y, sinceramente, creo que es de lo mejor que he visto en estos meses sin duda alguna. No la calificaría como una obra del séptimo arte y, desde luego, que tiene sus carencias, pero con todo reviste cierta calidad que ahora es muy difícil apreciar en cualquier producción, así que bastante meritoria para mi gusto.
Abrazos!!!

4. may 27, 02:14 | VERDUGO

Aunque la película me mantuvo entretenido, estoy de acuerdo con Elizabeth, el final parece como si se hubiesen quedado sin presupuesto y tuvieron que finalizarlo todo de golpe, es como si faltase alguna escena, y junto a ello están también muchas preguntas que se vienen a la cabeza durante el metraje, que ójala hubiesen tenído algúna respuesta, pero bueno, para pasar el rato, cumple su cometido.

Saludos!!

5. jun 3, 17:27 | MY

Para mí ha sido regulera. No tan mala en sus inicios, no me convenció la unión de personajes (atracadores con sus redecillas/victima corredora/monstruo cosechero). Creí que iba a estar mejor, o por lo menos darle un mayor sentido. Coincido con que el final es una autopista directa a la segunda parte. De no ser así, es que el dire se cansó de repente y dijo “venga va, que se jodan, hasta aquí”.
Saludos gente¡¡¡

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.