Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Rojo Oscuro

Rojo Oscuro

Un Giallo clásico del maestro italiano que no puede pasar desapercibido

Rojo Oscuro

Ver ficha completa

  • Título original: Profondo Rosso
  • Nacionalidad: Italia | Año: 1975
  • Director: Dario Argento
  • Guión: Dario Argento, Bernardino Zapponi
  • Intérpretes: David Hemmings, Daria Nicolodi, Gabriele Lavia
  • Argumento: Durante una conferencia de una médium, ésta muestra al público asistente sus poderes para percibir los pensamientos de los demás; todo se vuelve oscuro cuando la médium recibe las imágenes de un asesino que está en la sala.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Rojo Oscuro

En primer lugar quiero señalar que mis facultades no tienen nada que ver con la magia, el esoterismo o la adivinación del futuro —declara la médium—. Puedo ver cosas en el mismo momento en que ocurren, pero nada de lo que ha de venir. Puedo sentir pensamientos en el mismo instante en que se forman e incluso mucho después si los pensamientos son muy intensos, ya que permanecen en la habitación como telarañas… Siento… una presencia… en esta habitación… una mente retorcida que me envía pensamientos… de muerte…

Considerada una de las mejores obras de Argento junto a El pájaro de las plumas de cristal (1970), Tenebre (1982) y Suspiria (1985); Rojo oscuro pertenece al género italiano del giallo, que el maestro italiano supo manejar a la perfección.

El giallo, que en su sentido original hacía referencia a la novela policíaca italiana —denominado así por la editorial Mondadori que en la década de los 30 publicó una gran colección de estas novelas con las portadas amarillas—, al unirse rápidamente al cine de Serie B italiano de los sesenta-setenta, de corte gore, se empieza a asociar con el terror, aunque realmente el giallo intenta aunar la novela negra con el misterio y el suspense.

Argento nos presenta en esta cinta uno de los grandes tópicos del giallo: el asesino enigmático, del que sólo vemos los guantes de cuero negro y la gabardina marrón —topicazo, ¿verdad?—. La excusa para armar este peculiar giallo nace de un congreso de parapsicología donde una célebre médium asegura que es capaz de percibir los pensamientos de la gente, descubriendo al asesino que está entre el público. Desde esas primeras escenas —recurrentes a lo largo del film—, el director nos muestra la visión del asesino desde cámara subjetiva, haciendo un bonito homenaje a grandes joyas del cine negro de los cuarenta, como La dama del lago (1947), filmada íntegramente con esta técnica.

Solamente con la escena inicial, el origen del asesino, un juego de sombras que representa un apuñalamiento y el cuchillo ensangrentado a los pies de un niño, ya sabemos por donde van a ir los tiros.

Y es que el tema de la infancia perturbada, muy a lo Freud, es el hilo conductor de la película. Todo un catálogo de muñecos empapados en sangre, ahorcados, dibujos infantiles macabros, etc. es lo que mantiene en pie parte del misterio. Sin olvidar la siniestra musiquita infantil («School at night») que tanto se queda grabada en la memoria y que se escucha cuando el asesino va a matar.

Dentro del elenco de la película el único que a mi parecer destaca es David Hemmings, que ya había trabajado con directores italianos mostrando lo mejor de sí mismo, como en la olvidada Blow-up (1966) de Antonioni. Hemmings es aquí un pianista de renombre que está de paso por Roma, donde Argento desarrolla la acción. El pianista, que suponemos tenía vocación de detective, asume la tarea de descubrir al asesino junto con Gianna, una periodista que conoce en la primera escena del crimen. Por lo general, los personajes no se muestran bien definidos, no llegan a convencer realmente y apenas evolucionan a lo largo del film, algo que suele darse bastante en las películas que pertenecen al giallo. Aun así, el triángulo principal de personajes, Marcus (D. Hemmings), Gianna (Daria Nicolodi) y el asesino sin identidad, conforman un nudo sólido que estructura a la perfección todo el thriller de Dario Argento.

El director italiano, en su manejo de la cámara, nos muestra planos para enmarcar, y es que no sé si lo hace como referencia directa al cuadro de Hopper «Halcones de la noche», pero desde luego es un plano idéntico bajo el letrero de Blue Bar en la primera escena en que sale David Hemmings. Destaca de la película el uso de planos más simbólicos que esclarecedores, que en parte también puede llegar a considerarse una marca del maestro italiano. Es el caso de una secuencia donde se van mostrando diferentes juguetes infantiles (muñecos, canicas, cunas), incluyendo en la serie objetos macabros (muñeco de lana ensartado con alfileres al estilo vudú), lo que representa la mente del asesino.

Ante todo hay que tener en cuenta que la película se inserta en el gusto de la época por la Serie B, de forma que más que Rojo oscuro, debería titularse algo así como Rojo tomate y muertes de kétchup. Los asesinatos son uno de los alicientes de este giallo, y es que, sin llegar a ser absurdos, son brutales y bastante sangrientos, casi rozando la risa del splastick, el gore cómico. Eso me lleva a otro punto de la cinta: la extraña mezcla que ofrece el guión con algunas dosis de humor. Un humor sutil y a veces muy negro, como el personaje del inspector de policía (Eros Pagni), que la verdad deja bastante indiferente por su inutilidad, aunque su aparición —escasísima— parece estar hecha adrede para contagiar alguna tímida sonrisa. Otros personajes también funcionan en este sentido, como la madre de Carlo al inicio o algunas escenas como la del coche de la periodista.

Pero si algo de verdad es admirable de Rojo oscuro es sin duda la maravillosa banda sonora. Mezcla del grupo compositor Goblin (asiduo en las películas de Argento y presente en algunas de George A. Romero) y G. Gaslini (compositor de «School at night», la música infantil que citaba antes). Destaca la pieza principal, con el mismo título que la película, que sin duda da carácter propio a la trama y se hace reconocible sólo con esta música. Los pelos como escarpias, oiga, cuando suena el órgano: un ambiente sonoro que sabe cubrir las expectativas de la película, sin duda.

Un giallo clásico que merece la pena y no debe pasar desapercibido, un slasher italiano algo primitivo, con unos asesinatos de traca, violentos y, en algunos casos, bastante originales —sin spoilear, prestad atención en una de las últimas muertes, después de la escena del colegio—; todo ello unido a los traumas infantiles con dosis de muñecos con pinta de no haber gustado a un crío en la vida y nuestra amiga la sangre por todas partes. Un gore de Serie B en su justa medida, bastante light y que en algunos puntos te hace sonreír ante lo ingenuo de la época. El terror toma muchas formas y, qué demonios, el giallo es una bonita forma que ya no se estila. Una de las obras que dieron renombre al maestro Argento recomendable para una tarde de horror revival, todo un clásico de los setenta italianos.

Imágenes de la película

Rojo Oscuro

Rojo Oscuro

Rojo Oscuro

Rojo Oscuro

Tráiler

Lo mejor: Su banda sonora, incluyendo la canción infantil y macabra que resuena en toda la película.

Lo peor: Su factura de la vieja escuela, personajes difusos: que no están marcados y que no evolucionan.

Vuestros comentarios

1. nov 8, 12:18 | UPIRI

Te ha faltado decir que es una de las mejores películas de terror de los 70’ y para mi gusto una obra maestra. Me considero un gran amante del género policiaco (del que bebe el giallo) y la resolución de la película (ese juego con el cuadro que a mi se me escapó la primera vez que la vi) me dejo con los ojos como globos. Me encanta y acojona en partes iguales. Me gustan mas El pajaro de las plumas de cristal o Suspiria, pero ésta se encuentra entre mis favoritas de Argento y en general.

P.D.: La visita nocturna al colegio me pareció aterradora. Una de las secuencias más aterradoras de mi vida.

2. nov 8, 12:22 | UPIRI

Otra cosa, para mi gusto Argento siempre ha sido un poco cafre, brutote, rallando el mal gusto en el tema de los asesinatos. Pero es su forma de hacer las cosas y del giallo en general, y nos blinda momentos intensísimos (como la mejor forma de pintar una pared vista en uno de loa asesinatos de tenebre).

3. nov 8, 13:15 | Mountain

Dario Argento es en mi opinión uno de los dioses de nuestro género preferido, y películas como “Suspiria”, “Phenomena” y otras cuantas más, incluyendo esta “Profondo Rosso”, me parecen obras maestras. Yo le hubiera dado casi casi un 5, el 5 bien grandote lo dejo para esa obra suprema titulada “Suspiria”.

4. nov 8, 13:37 | Joe D'Amato

Obra maestra. SIC.

5. nov 8, 14:23 | Joan Lafulla

Os pido disculpas a todos.
Cometí un error al asignar el autor de la reseña. El autor es Ralph Carter. Solucionado.

saludos

6. nov 8, 15:35 | MASP

Clásico absoluto e imprescindible.
Por cierto, que empiezo a tener envidia de las pedazo de reseñas de Randolph Carter. Y eso es bueno. Muy bueno! xD
Saludos!

7. nov 8, 16:09 | Bob Rock

Películón, solo odio la traducción del título al español. Rojo Profundo coñe, igual no es tan ajustado al título original pero es mucho más sugerente, más sensual.

Aquí un temazo que habla mucho mejor que yo de esta imprescindible película:

www.youtube.com/watc…

Un saludo

8. nov 8, 17:20 | RedRum

Estoy de acuerdo es un peliculón, me encanta como Argento juega con la perspectiva subjetiva lo mismo que ya ha hecho con varios de sus giallos, y asi introducir al espectador dentro del misterio. Personalmente la pondría por encima inclusive de El pájaro de las plumas de cristal (cuyo final decubrí nada más empezar, tengo buena vista xD, pero hay que reconocer que es clasicazo también) y El gato de nueve colas.

Saludos.

9. nov 8, 18:44 | Randolph Carter

UPIRI, también estoy de acuerdo contigo, la escena del colegio da muy mal rollo. Con respecto a lo de que Argento es un poco cafre, desde luego, yo creo que es por eso por lo que de verdad nos entusiasma ;)

Desde luego también considero que es un peliculón, chicos; y sí, Bob Rock, las traducciones en general son odiosas!

MASP, yo también tengo envidia de tus reseñas y sobre todo de tu biblioteca! Grrrr XD

Saludos!!

10. nov 9, 18:53 | ChemiHorrorShow

Una nota un poco austera para una pelicula que creo que merece mucho mas reconocimiento. Pero bueno, la critica esta bien, resaltando sus virtudes y posibles defectos (lo siento, pero es que yo no le veo ninguno, me parece una peli redonda de principio a fin xD)

Con la inefable Dracula 3D a la vuelta de la esquina, es de agradecer recordar las grandes joyas del cine que ha parido el hoy chocho Dario Argento. Aunque al menos parece que Dracula 3D funcionara como comedia involuntaria segun lo que he oido…

11. nov 10, 17:25 | Mr Zombie

Este Argento si valia la pena. No me explico que ahora nos traigan la segun cuentan infumable Dracula 3D, y se nos caigan La Cabaña del bosque, Silent Hill 2 y You re next de un plumazo.

Quien se encarga de traer cine de terror a las salas españolas?, que lo despidan urgentemente ya y traigan a alguien con criterio, pardiez!.

A ver que pasa al final con The Tall Man, capaces son de sacarla de circulacion tambien…

A todo esto, excelente critica del autor.

Un saludo.

12. nov 11, 04:08 | FrancHis

Peliculón. El temita infantil en cuestión pone los pelos de punta.

13. nov 12, 16:53 | Nelson Lombardo

La verdad que a veces me gustaría poder escribir más, pero mis tiempos son tan acotados… Sin embargo, es una de mis películas favoritas. Lamentablemente eh podido acceder a este tipo de cine en años recientes con el acceso moderado de una conexión a Internet en mi país.
Debo dejar algo en claro, el estilo Giallo es excelente y me ah dado grandes satisfacciones como espectador. Por suerte pude ver PR con un proyector y el volumen a todo lo que se podía :)
Saludos a todos.

14. dic 19, 00:11 | David

Una gran película. Para ser un giallo (el guión no es su fuerte) es perfecto.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.