Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Sequence Break

Sequence Break

Amor mutante

 photo SeqBr_Interior_zpsgvhmpwo6.jpg

Un romance de ciencia ficción surrealista en el que una joven y bella mujer amenaza la realidad de un técnico de videojuegos, resultando en extrañas mutaciones biomecánicas y una auto-realización impactante.

Aunque probablemente termine siendo un timo, siempre resulta un placer hablar sobre una nueva película que intenta transmitir las mismas sensaciones que el cine del mejor Cronenberg padre. En este caso el placer es doble cuando descubrimos que como guionista y director de “Sequence Break” tenemos a uno de los jóvenes artistas más implicados dentro de la serie B (tirando a Z) norteamericana: Graham Skipper. El cual ha tenido una más que notable exposición en Almas a través de su faceta como actor, aunque sus títulos más conocidos no sean de esos que aparezcan en las listas de los grandes éxitos: “Almost Human”, “The Mind’s Eye”, “Carnage Park” o “Beyond the Gates”. Desde luego, este muchacho no tocará a las puertas de la fama rodando cintas tan limitadas, pero es imposible no tomarle cariño cuando se sienta tras la cámara y debuta con una cagarruta del tamaño de “Space Clown” – donde un payaso del espacio exterior puteaba a un director de cine – para rematar añadiendo a su filmografía este empacho de luces verdes, a estrenar a finales de año.

Esta vez se enchufa vía intravenosa una sobredosis de “Videodrome”, “eXistenZ”, “Tron” y colores ochenteros para reducir el escenario al mínimo, tirando de cierta vena “costrosa cyberpunk” que tan de moda está entre los “creyentes” de la “new retro wave”; corriente musical que, a pesar de mis vanos intentos por escapar de la nostalgia desmedida, me tiene atrapado desde que “Perturbator” y compañía entrasen en mi cabeza a través del videojuego “Hotline Miami”.

Vean si no este tráiler que nos catapulta, de forma un tanto barata, a los viejos recreativos donde muchos de nosotros pasábamos las tardes ociosas machacando botones. Añadan una gotitas de romance y muchos cables para tener una película de culto o un somnífero de ochenta minutos. Ha contado para ello con un buen amigo, Chase Williamson como absoluto protagonista, el cual ya tuviese su oportunidad, creo que desaprovechada, en “John dies at the end”.

¿Qué coño saldrá de todo esto?

Imágenes de la película

 photo SeqBr_Poster_zpsxtdbnywz.jpg

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.