Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Seventh Moon

Seventh Moon

La luna llena ilumina escenas confusas

Seventh_moon

Ver ficha completa

  • Título original: Seventh Moon
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: Eduardo Sánchez
  • Guión: Eduardo Sánchez
  • Intérpretes: Amy Smart, Dennis Chan, Tim Chiou
  • Argumento: Una pareja de recién casados celebra su luna de miel en China. Desgraciadamente, una noche, se pierden en un páramo aislado e irónicamente, es la luna llena la que ilumina la persecución a la que son sometidos por las fuerzas del infierno que se levantan.

57 |100

Estrellas: 3

Julio, el séptimo mes del año. Melissa (Amy Smart) y Yul (Tim Chiou) son una pareja de recién casados pasando su luna de miel en la provincia de Sichuan, en el centro de China. En esas fechas se celebra un festival religioso, en el cual y por diversas creencias budistas, se ofrenda y venera a los espíritus con fiestas, comida y fuegos artificiales.
Yul esta exultante, su familia oriental va a conocer a su flamante y bella esposa. Ella también esta encantada y se deja llevar por la celebración. Bastante ebrios y enamorados vuelven al coche de su guía, el amable y eficiente Sr. Ping (Dennis Chan).
Mientras el traqueteo del coche los mece suavemente, ellos se sumergen en el sueño etílico, saben que la familia de Yul les espera cerca pero no tienen prisa en su viaje. Son jóvenes, están en un país exótico y la luna llena les sonríe desde el cielo.

Mel se despierta en el asiento de atrás, con la boca pastosa y se da cuenta de que están parados en ninguna parte. Un enorme páramo de alta vegetación los rodea y el único signo de civilización son unas viejas casas blancas que la observan en silencio. Siendo tan confusas las carreteras de la zona hasta su guía se ha perdido. Ping parte hacía las casas para pedir indicaciones, quedándose la pareja en el coche a la espera de reanudar el viaje. Sin embargo…el tiempo pasa, el conductor no regresa. Parece que la tierra se lo hubiese tragado. Si al menos sus móviles tuviesen cobertura. La pareja esta sumamente inquieta, no se sienten cómodos en un paraje tan agreste y aislado. Deciden ir a las casas a buscar a su guía. Nadie abre una puerta, ni siquiera una ventana; y todos los animales de las familias que presumiblemente viven allí se encuentran atados en las calles. ¿Una broma ó continuación de los ritos de celebración de esa noche mágica?

Desde las casas se empiezan a oír voces en chino. Dicen repetitivamente algo que ni siquiera Yul entiende. Asustada, la pareja decide volver al coche dejando atrás la letanía. Cansados de esperar, arrancan el motor del vehiculo con rumbo a ninguna parte. La resaca les pesa, el desconocimiento de su ruta los inquieta. Ya no se sienten tan afortunados. De repente salta algo ante los faros del coche. La luz ilumina la pálida forma. ¿Era un animal ó una persona? Saben que algo ha cambiado, los paramos nos están tan desiertos como parecía y una sensación de acoso se hace tangible hasta que finalmente detona con los ataques de una criaturas que vienen de cerca y de muy lejos a la vez…

Vale, hasta aquí los diez primeros minutos, más ó menos, de Seventh Moon. Otra película más del responsable de una de las grandes decepciones ó producciones (depende de a quien le preguntes) de los noventa. Me refiero al director cubano Eduardo Sánchez y su película The Blair Witch Project (El proyecto de la bruja de Blair). Director y cinta que dinamitaron el género del terror en la antesala del siglo XXI. No creo que haya mucho que añadir a los ríos de tinta que han corrido sobre el falso documental. Solo dos notas personales:
Primero, para mi TBWP, sí que supuso una decepción de cierta envergadura aunque la considero de obligado visionado así como un entretenimiento muy influyente aún a dia de hoy (¡¿Alguien aun no ha visto [REC]?!)
Segundo, resultan curiosos los paralelismos que se producen entre Paranormal Activity y la opera prima de Sánchez diez años después. Resulta difícil negar que el cine de terror sea el más cíclico de todos.

Os pido disculpas por entretenerme con esta vieja película, pero Eduardo Sánchez empezó muy fuerte en esto del séptimo arte y es algo que todavía le lastra a mi forma de ver y, desde luego, deja sus huellas en la cinta de la reseña.
Este director también cuenta en su haber con Altered, una producción que cámara al hombro (y es que, finalmente, ese estilo de filmación va a ser la marca de la casa) narra las aventuras que viven un grupo de rústicos de la América profunda raptando a un alienígena. Película muy recomendable y que ojala hubiese servido como punto de referencia para esta Seventh Moon.

Así pues tenemos a la pareja de recién casados perdidos en medio de la nada, conduciendo un coche en la oscuridad. Solo han pasado diez minutos y ya comienza el horror. Como bien anuncia el prologo de la cinta y su estupendamente diseñado cartel: “En la luna llena del séptimo mes, las puertas del infierno se abren y los espíritus de los muertos son liberados para vagar entre los vivos”. Y no estamos hablando de publicidad engañosa, en cuanto Yul y Mel se montan en el coche intentado buscar el camino a casa de su familia, vemos a los muertos acosando a los vivos, sin ningún tipo de piedad (ni control), hasta el mismo final de la película por unos paisajes oscuros y bastante misteriosos. Esto es un acierto, muy en la línea de Altered, en seguida se nos sitúa en un contexto sencillo (China, sus leyendas y una pareja de americanos) y se inicia el bombardeo de imágenes frenéticas.
Ahora bien, no se puede esperar nada más allá de la frase promocional de la película. A Eduardo Sánchez, que firma el guión como en todas sus películas, pareció fascinarle la leyenda china sobre la séptima luna y luego decidió rellenar con su estilo propio hora y media para generar un cuento de terror de ideas muy tradicionales y, realmente, poco sanguinarias. Y es que quizá algo más de hemoglobina hubiese animado el conjunto general, dadas la escasa profundidad argumental.

Por supuesto que intenta explicar porque Yul y Mel están siendo sometidos al acoso de los demonios de los abismos infernales, pero es en ese preciso momento cuando la película termina por estallar en una burbuja de humo.

Antes de continuar hablando sobre el guión, me tengo que detener en el aspecto técnico más destacado/crticado/alabado de la película. Todas las escenas están rodadas con la cámara al hombro y en planos muy cerrados. Admito que hay que ensalzar el trabajo de planificación para que las imágenes nos lleguen tan naturales. La primera mitad de la película parece que la estemos viviendo con sus protagonistas “in situ”. La iluminación de la luna, los efectos de sonido (que me parecieron soberbios durante todo el metraje y luego al ver el número de responsables en este apartado me di cuenta de porque), el bamboleo de la cámara, las sombras desdibujadas y apenas vislumbradas de los demonios, las creíbles actuaciones de los tres protagonistas, especialmente precisa Amy Smart, que resulta muy auténtica durante casi la totalidad del film, y algún que otro detalle; todo eso nos traslada mágicamente a ese páramo chino para bien y para mal…

Para bien porque transmite sensaciones vividas e intensas, para mal porque rompe cualquier intento de narrativa. Es complicado ver claramente nada, incluso en las tomas estáticas parece que el objetivo tenga vida propia (y una vida muy epiléptica amigos). Con lo cual llegas a la mitad del metraje exhausto, algo mareado y muy confuso. Por mi parte no había ningún problema porque entendí que eso trataba Sánchez, pero cuando las (innecesarias) explicaciones se hicieron presentes, envueltas en unos aires místicos difíciles de creer y con una escena de sexo, que consigue confundirte aún más (tranquilos, no existe ningún enfoque jugoso), pues me sentí un poco estafado. En definitiva, la última media hora me sentí aburrido con ese intento de vuelta de tuerca y ya no me molesté en prestar atención a la confusión que se producía en pantalla.

Incluso las decisiones y actos de Amy, en el último tramo de película, no me parecieron ni lógicas ni amenas. Poco más que correr hacia el final de la película de forma patética. Lo peor con diferencia es la aparición estelar en escena de “un viejo amigo” en momentos claves de la trama para ayudar en su avance (porque si no se quedaba finalmente estancada, claro). En fin, esperaba más de un guionista que escribe cada cuatro años.

Pero no todo es negativo. Toda esa potencia sin control (rubricada con los dichosos movimientos espásticos del cámara) nos regala, cara al final, una escena un poco más pausada y que, en mi opinión, se quedará en la memoria colectiva de los fanáticos del terror sugerido. Pero mejor dejemos la escena en el aire y esperando que la disfrutéis, siempre hay que sacar algo bueno de hora y media delante de una pantalla. Aunque remarco que ni esta ni ninguna otra escena justifican por si solas el visionado integro de este cuento de ultratumba.

No me voy a extender con el resto de detalles. La película esta muy bien planificada y Eduardo Sánchez nos ha mostrado fielmente lo que quería; incluso los demonios navegan entre lo cutre intencional y el diseño realista, de tal forma que a ratos dan miedo y otros dan risa. Para nada es una película barata, los títulos de crédito finales son bastante largos y atestiguan el esfuerzo invertido en darle un “look” natural y amateur a Seventh Moon (insisto positivamante sobre los efectos de sonido, la banda sonora ambiental perfectamente entretejida en cada escena y el juego de luces y sombras constante), pero creo que ese estilo de filmación no permite narrar una historia intensa ni involucrarnos con los protagonistas. Al fin y al cabo no vemos lo que pasa en pantalla la mitad del tiempo, principalmente por los movimientos de cámara y uno termina la película casi suspirando aliviado por sus pobres ojos. Obviamente es lo que su director pretendía, aunque si una idea no da para más yo creo que mejor no rellenarla con imágenes ininteligibles.

Aplaudo las buenas y esforzadas intenciones que rodean todo este proyecto, pero no solo de buenas intenciones vive el cinéfago. Me resisto a considerarla una mala película pero por muy prevenido que estés, acabas enervado con una dinámica que supera en “temblores”, “saltos” y confusión a la mismísima Bruja de Blair. ¡Y sin tratarse de un falso documental!

Si finalmente os interesa verla, ser conscientes de que el grado de movimiento de las imágenes es mareante y si podéis lidiar con ello “disfrutareis” de un par de conceptos interesantes y de una de las pocas películas actuales, que basándose en siniestras leyendas orientales, se sale de la tónica del susto fácil.

Lo mejor: Una escena puntual que reúne todos los ingredientes que hacen grande al terror sobrenatural.

Lo peor: La cámara, capaz de provocarte una borrachera inducida.

Vuestros comentarios

1. dic 29, 21:42 | Elizabeth

Creo que me le voy a animar solo por la “escena” a la que haces referencia. A mi la moda esta de las peliculas tipo video casero, mucho no me atrae.
Tambien nombraste Altered, y me la trajiste a la memoria porque yo la habia dejado pendiente; pero por lo que decis esta buena eh?

2. dic 29, 21:47 | Bob Rock

Elizabeth.- Seventh Moon no parece un video casero ni mucho menos. Tiene una gran calidad técnica pero el vicio (premeditado) que tiene Sánchez de filmar en mano aquí lo explota hasta el fondo.
En cuanto a Altered. Yo la recomendaría. Usa el mismo tipo de filmación solo que la acción es más estática y el argumento mucho más fresco y sangriento.

Saludos

3. dic 29, 23:04 | MASP

Desconocía que la había dirigido Eduardo Sánchez, pero ahora que lo sé, no me la pierdo seguro, porque “Altered”, dentro de su limitada propuesta es todo un peliculón, con un maquillaje estupendo y un ritmo frenético. De veras si no la habéis visto, no dejéis que os eche para atrás el hecho de que sea el mismo director de “El Proyecto De La Bruja De Blair”. No perdáis ocasión de ver “Altered”.

A poco que ésta “Seventh Moon” conserve el buen hacer de la antes mencionada, ya valdrá la pena darle la oportunidad. Gracias por la recomendación, tío Bob.
Un Saludo!

4. dic 29, 23:06 | Manu

Demonios, otra reseña que leo por encima… la tengo a la mitad en el disco duro. Pero, sí, Altered es muy recomendable. Tenía mis esperanzas en ella por la anterior; aún así, le echaré un vistazo. Saludos!

5. dic 30, 00:14 | MaRiAnA

Hola chicos¡¡ yo seguro la veré…
las leyendas chinas me enloquecen…
y Sánchez me parece un tipo predesible pero talentoso así q una borrachera sin pagar una copa de vino no me viene mal !! jajaja..=P

6. dic 30, 02:51 | Bateman

Desde luego Alteder era mucho mejor, y una pelicula independiente muy recomendable.

Estoy muy en concordancia con la completa reseña,Seventh Moon es taaaan oscura y tiene taaaantos movimientos de cámara que termina despistando al espectador en exceso.

No obstante tiene momentos muy logrados,que asustan, una buena ambientación, gran atmosfera, unos maquillajes de criaturas/espíritus bastante conseguidos y una enorme Amy Smart en el papel protagonista.Pero lo dicho, lástima ese empeño de Eduardo Sanchez en marearnos con tanto movimiento de cámara y no dejar enterarnos de nada con tanta oscuridad.

Aprobado raspado.

7. dic 30, 09:58 | Jordi

A mi me encanta Amy Smart desde que la vi por primera vez en El efecto mariposa, pero si esta película es de las que marean, no creo que sea capaz de verla…con REC ya me mareé bastante y no pude disfrutar de la pelicula por eso.

Saludos!

8. dic 30, 13:36 | Bob Rock

MASP.- Yo la vi Seventh Moon con ilusión y me gustaba al principio esa atmosfera tan realista que crea pero al fina acabas cansado de tanto movimiento y oscuridad (una oscuridad muy bien buscada pero para un trabajo de cámara más reposado). Altered es bastante superior a este nuevo proyecto en todos los sentidos. Pero seguro que tu sabes encontrarle buenos detalles.

Mariana.- Visto así igual te gusta ;P

Bateman.- 100% contigo.

Jordi.- Amy Smart está muy bien, pero te aviso que al final de la película se la notaba bastante perdida (a mi juicio)

9. dic 30, 14:20 | Giles

Totalmente de acuerdo con la crítica.

Se trata de una película interesante pero que apenas se puede visionar adecuadamente debido al uso abusivo de la oscuridad.

De hecho hay demasiadas escenas que uno no tiene ni idea que sucede pues la oscuridad se adueña de todo. Solamente se escuchan sonidos y o te imaginas que está ocurriendo o te pierdes.

De todos modos, es bastante correcta.

10. dic 31, 00:49 | Almas Oscuras

Lo cierto es que no me llamaba demasiado la atención y después de leer tu reseña creo que pasaré del tema. Sin embargo me apunto (con subrayado y mayúsculas) Altered, que todavía no he tenido la oportunidad de echarle un vistazo.

saludos

11. dic 31, 02:36 | Carrieta

Oye pues que existe alguna posibildad de que me adjunten o me envien los links para descargar Altered?? Me han dejado la gana. No la consiguo y desearía su idioma original. Gracias

12. ene 3, 02:41 | Bob Rock

Giles.- Y es una pena ese estilo que desarrolla Sánchez con tantas ganas, porque empaña unas cuantas ideas que todo aficionado al terror busca. De todos modos tengo mucha curiosidad por saber cual será su siguiente paso. (Sí, ya se que van a intentarlo de nuevo con The Blair Witch Project 3, pero yo espero al paso despúes de la dichosa bruja)

Joan.- Desecha Seventh Moon y pasa directamente a un bocado más jugoso Altered. Tiene elementos que te van a sorprender.

Carrieta.- Te he mandado correo puesto que te he visto bastante interesado.

13. ene 4, 05:13 | Darkerr

Decepcionante pelicula, tras media hora ya estaba esperando que acabe de una vez. Como dices, “Altered” debió ser una buena referencia para este nuevo trabajo de Sanchez, pero para mi resulta un bajón. Saludos¡¡

14. ene 4, 21:04 | Bob Rock

Darkerr.- Sorprende que con una película tan dinámica y (hasta cierto punto) novedosa, como Altered, luego haya caído en una cinta que a cada minuto se vuelve más sosa y confusa (aunque destaco el final en la cueva, bonito de verdad)…por si acaso no perdamos la fe en este hombre

15. ene 5, 16:45 | Cora

La vi hace unos meses y me gustó, salvando aspectos cutrecillos de la historia.

La escena es la de la gruta? Demonios inmóviles, etc etc?

16. ene 5, 17:09 | Bob Rock

Cora.- Efectivamente.
Por cierto, y no te molesto la dichosa cámara? De todos modos el que te gustase demuestra que tiene suficientes elementos positivos como para no despreciarla radicalmente.

Un saludo

17. jun 28, 23:31 | Sonja

Una pelicula filmada en 98% a oscuras, sin final aclaratorio, mucha luz de celular, musica tediosa, languida, unos cuantos gritos y agitacicones de repiracion, no es exactamente una pelicula de costos medianos. La falta de escenarios, personajes y locaciones, dejan un gran vacio en el espectador. Es una filmacion de muy bajo costo, que de una escala de 1 a 10, entraria en un 2

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.