Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Sin Rastro

Sin Rastro

Amanda Seyfried se monta una gimkana urbana

Sin rastro Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Gone
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Heitor Dhalia
  • Guión: Allison Burnett
  • Intérpretes: Amanda Seyfried, Emily Wickersham, Daniel Sunjata, Wes Bentley
  • Argumento: Jill vuelve a su casa y descubre que su hermana Molly ha desaparecido. La policía no cree que haya caso, así que la chica emprende la búsqueda por su cuenta.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Sin Rastro int

“Sin Rastro” es de esas películas que tienen una buena idea no muy bien ejecutada y, por tanto, se queda a medio camino de sus posibles destinos. Es decir: ofrece un poco más de calidad que un telefilm del mediodía en fin de semana, pero no alcanza las cotas que se deberían exigir para su exhibición en cine (aunque, obviamente, esto no es exclusivo de esta película).

Jill (Amanda Seyfried) está convencida de que Molly (Emily Wickersham), su hermana, ha sido secuestrada por el mismo hombre que la asaltó a ella, años atrás. La policía no la cree, y el entorno de su hermana tampoco, ya que no se encontró ni una sola evidencia del secuestro de Jill y, de hecho, la chica estuvo recluída en un hospital un tiempo ante la sospecha de que pudiera habérselo inventado todo. Pero Jill no está dispuesta a que el secuestrador haga con su hermana lo que no tuvo oportunidad de hacer con ella…

El primer tramo de la película marca a la perfección el tono de la misma: tosco, verbalizado e innecesariamente enfático: Jill camina por la calle de madrugada y se cambia de acera cuando ve acercarse a un hombre; Jill no puede controlar su rabia en el gimnasio, Jill toma pastillas a escondidas… Por si no nos hemos dado cuenta de que algo le pasa a la protagonista, el arranque culmina con una de esas frases que hacen sonrojar hasta en la más pedestre serie, cuando le dice a su compañera de trabajo: ¿vas a salir sola a por tu coche DESPUÉS DE LO QUE ME PASÓ A MÍ? Y, en general, se puede decir que todo funciona así, subrayado hasta la extenuación para que nadie se pierda en el periplo de la protagonista.

La historia avanza a través de una serie de forzadas casualidades y explicaciones que, de puro pasadas de vuelta, enganchan mínimamente para verla entera. El planteamiento, como se ha dicho antes, no es malo: cómo Jill fue secuestrada en el pasado por el mismo hombre, sabe que cuando caiga la noche, él intentará matar a su hermana, por lo que cuenta sólo con ese día para localizarla. Y el tablero del juego es toda la ciudad; en este caso, Portland, Oregón. Así que Jill pregunta a vecinos, dependientes, amigos… siguiendo leves y endebles pistas en las que ella cree ciegamente y que pueden conducirla hasta el hombre que tiene retenida a su hermana… o no. Y todo el mundo con el que interactúa Jill habla demasiado, cuenta mucha información. Es mucha casualidad que todo al que pregunta recuerda al hombre que compró tales cosas, o tiene un vehículo que está dispuesto a prestar justo cuando ella necesita un coche… En fin, pistas endebles que construyen también una trama endeble.

Pero, también es verdad, ahí está Amanda Seyfried defendiendo el papel con uñas y dientes. Esta chica tiene presencia escénica, no actúa mal y elige fatal sus papeles. Es justo reconocerle que hace todo lo que puede y más para que Jill sea un personaje un poco coherente, nos caiga bien y hagamos la vista gorda ante las debilidades del guión. Lo consigue a ratos. El resto del elenco poco tiene que hacer con personajes apenas esbozados, y la palma se la lleva el bueno de Wes Bentley. Es un enigma que ha sucedido con Peter, al que interpreta: ¿es un personaje misterioso? ¿O su papel ha sufrido cortes que lo han vuelto absolutamente incomprensible?

Con sus más y sus menos, la película avanza a veces y se arrastra, otras, hasta el tramo final. Normalmente, es aquí donde un thriller que no está bien armado acaba por naufragar. No es el caso de “Sin Rastro”. De verdad que, en la sala de cine en la que la vi, durante los quince minutos finales, la gente contuvo el aliento. Sin cometer spoilers, me refiero a una larga conversación telefónica donde, de repente, los diálogos se ven desprovistos de esa carga explicativa y se vuelven hasta sutiles, hay suspense en progresión y culmina con una escena que, sin ser especialmente brillante, no está nada mal. Da por preguntarse, ante la evidencia de que Allison Burnett, la guionista, sabe hacer las cosas bien, por qué parece no haberse esforzado lo suficiente en el trayecto anterior.

Imágenes de la película

Sin Rastro 1

Sin Rastro 2

Sin Rastro 3

Sin Rastro 4

Tráiler

Vuestros comentarios

1. ago 12, 12:48 | Draghann

Entretenida sin más. No voy a mentir, la ví porque tengo debilidad por Amanda Seyfried así que no tengo claro que aquellos que no compartan esa debilidad tengan demasiados motivos para verla. En todo caso, si tienes la precaución de no tener expectativas demasiado altas puede ser una buena manera de pasar hora y media.

Un saludo!

2. ago 12, 13:01 | Mr Zombie

A mi me olia ya a pinta de telefilm. Parece que no erraba en demasia. Amandita esta muy bien, pero ni por ese motivo me acercaria al film si es de tan corto calado.

Saludos.

3. oct 16, 19:09 | Cuervo

Amanda es guapísima, la peli del montón.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.