Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Southbound

Southbound

Camino sin retorno

Southbound Review

Ver ficha completa

  • Título original: Southbound
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2015
  • Director: Roxanne Benjamin, David Bruckner, Patrick Horvath, Radio Silence
  • Guión: Roxanne Benjamin, David Bruckner, Patrick Horvath, Radio Silence
  • Intérpretes: Chad Villella, M. Bettinelli-Olpin, Kristina Pesic
  • Argumento: Una polvorienta carretera, que cruza simultaneamente el Infierno y la Tierra, esconde en sus curvas cinco historias sobrecogedoras.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo Southbound_Interior_zpsq47vjxmx.jpg

¿Cuál es la razón del éxito de las antologías, si es que acaso lo alcanzan? Un servidor disfruta de las colecciones de historias como un enano, siendo en la literatura casi el único formato al que me enfrento, así que con gusto apuntaré los dos motivos que me obligan a no perderme cada nueva incursión en el mundo de los “segmentos”: Principalmente se trata de la máxima “en la variedad está la diversión”. Imposible rechazar cinco aproximaciones distintas al terror sobrenatural por el precio de una, como es el caso de “Southbound”. Además, y aquí encontramos el segundo motivo para defender el formato, la concentración puede ser una estupenda herramienta para esquivar los tedioso dejes del cine de género. Es decir, el terror requiere de la cuidadosa construcción de una atmosfera ominosa para alcanzar el éxito; sin embargo, esta introducción suele alargarse demasiado y el cineasta descuidado es muy dado a rellenar con paja los huecos de una historia que no da para más de media hora. Mirad por ejemplo “Bite”, la típica obrita de serie B a la que le sobran escenas de relleno por todos los costados, especialmente durante su primera mitad. Pero claro, el cortometraje no tiene una salida comercial viable y debido a eso las historias se alargan en el medio visual y escrito, lo mismo ocurre con el mundo de la novela, con objeto de satisfacer la demanda del comprador “a peso”. Todo tiene su momento y lugar, pero siempre que la calidad subyacente justifique invertir tiempo en el producto en cuestión.

“Southbound” pretende continuar el éxito que la saga “V/H/S” parece haber cosechado en el sobreexplotado género del terror sobrenatural. Esta vez el falso documental o la cámara en mano no tienen la culpa. En concreto, es el nexo de unión entre las historias, una carretera que más bien podría ser llamada “Purgatorio”, el que justifica la narrativa y transcurso de los segmentos. Los mismos beben de fuentes modernas en lo estético, pero se acogen, principalmente impulsadas por una banda sonora cargada de sintetizadores, al espíritu de las antologías de los años ochentas, década donde el formato proliferó con cierta dignidad. Por supuesto, en lo que a temática se refiere, los comics de la edad dorada del terror, encabezados por los títulos de la editorial EC, siguen proyectando una alargada sombra cuando se trata de esenciar el horror en poco más de quince minutos. Sin embargo, donde la venganza sobrenatural era el leitmotiv para los escalofríos de a centavo, aquí, en la carretera que no lleva a ninguna parte, es la culpabilidad en forma de castigo infernal la que impregna el leitmotiv de los cortometrajes, todos muy bien unidos en una telaraña global que potencia la ambientación de sus partes.

Hablaba un poco más arriba de la “concentración” de un argumento como fundamento de accesibilidad si hablamos de antologías. Claro que también puede darse el efecto contrario, tan simple puede ser una historia que termine por no decir nada al público, acabando un mero chiste de ver y olvidar. Creo que este fue el principal problema de los “ABCs of Death”. En “Southbound” aunque no nos topamos con la misma banalidad, gracias en parte a una duración superior de los segmentos, sí es cierto que muchos espectadores la han considerado un galimatías sin sentido. Esto es porque las historias se centran en una escena concreta, la conclusión, de algo más grande y complejo del que tenemos que suponer sus distintas ramificaciones. Como si hubiesen construido unas gradas en el Infierno, ocupamos nuestra cómoda posición mientras en el ruedo son torturados unos pobres desgraciados de los que desconocemos sus errores para estar apresados en el potro.
No obstante, tampoco resulta difícil dejarse llevar por la imaginación y rellenar esos huecos argumentales a nuestro antojo. Al fin y al cabo, la culpabilidad es algo inherente a una especie cuya innata predisposición al pecado la convierte en un recetario infinito de atrocidades. ¿Es “Southbound” exigente con el espectador? Sí. Eso sí, nunca en términos insultantes, dejando los discursos místicos y crípticos para mejor ocasión. Claro que la forma de suministrarnos las píldoras acarrea el problema colateral de una levedad que por mucho que nos esforcemos queda patente ya desde la primera historia: ¿quiénes, cómo, por qué? Poco material intelectual para sustentar algo interesante tras las escenas de horror que llenan el metraje; la clásica y satisfactoria hora y media.

En cuanto a lo técnico hay que destacar un estupendo acabado fotográfico donde preside con poderío la intensa luz del día. La noche juega momentos muy sugerentes, pero el Sol se enseñorea de esa carretera dejada de la mano de Dios, rodeada de un desértico paisaje que refleja más honestamente que otros barroquismos lo que sería el “Purgatorio” hoy en día. Ciertas críticas han sido dirigidas hacia sus efectos especiales, donde el CGI no sólo evita ocultarse si no que es exhibido con coquetería, quizás debido su abundancia; pero me han parecido imprescindibles tanto para la creación de esa ambientación demoniaca como para ratificar los elementos sobrenaturales de la trama, una que aboga por pizcas de terror psicológico antes que el simple susto.
Otro aspecto que destaca es la realización, nadie diría que estamos ante el trabajo de cuatro directores distintos, tal es el compacto resultado de “Southbound”. Lo que ya no destacan tanto serían sus actores, tirando a regulares o, simplemente, ingenuos. También es cierto que el proyecto no requiere de rostros apasionantes o declamaciones “shakesperianas”, únicamente un mínimo de credibilidad, alcanzado por los pelos. Rostros de segunda fila que, precisamente, también hemos podido ver en otras entregas de “V/H/S”, la cual comparte algún director y productores con la presente.

Resumiendo, si te gustan las antologías difícilmente encontrarás otro representante moderno tan bien pensado como concepto global, sólo inferior en ese aspecto a “Truco o Trato”. Además, la ambientación demoniaca y ligeramente surrealistas es todo un caramelo para el aficionado a Thomas Ligotti, Laird Barron u otros representantes del “weird horror” actual. También, ahora que el próximo noviembre verá a la luz en España, merece la pena señalarla como un estupendo entretenimiento de Halloween. ¿Qué le falta una perspectiva más abierta a las historias, demasiado centradas en un fotograma de la película completa? Sí, y entre ligereza e irrelevancia se pasa un buen rato a costa de los castigos que sufrirán nuestros protagonistas, hombres y mujeres de amargo pasado…

”The Wait Out & The Wait In”, de Radio Silence


Dos hombre ensangrentados huyen a lomos de una pickup mientras extrañas figuras los vigilan flotando sobre el horizonte. La carretera no parece tener salida, pero esta huida es de dirección única.

Una encantadora familia es acosada en su hogar por unos enmascarados, los cuales buscan expiación a causa de la desaparición de una niña. Juntos despertarán a unos demonios que, de una siniestra forma, influirán en el destino de los ocupante de la pickpup.

El colectivo de directores bajo el seudónimo “Radio Silence” presentan el primer y último segmento, segunda y primera parte de la historia de dos hombres que persiguen una venganza de la que no sabremos su origen, pero sí sus implicaciones. Y es que la sangre siempre llama a la sangre, o en este caso a unos macabros “cosechadores” de diseño muy logrado, aunque con poca capacidad para infundir miedo. Aquí encontramos ya esos riesgos narrativos a los que se abandona “Southbound”, pues el cuadro completo, por llamarlo de alguna forma, sólo es visible cuando hemos terminado la película. No es de extrañar que un arranque tan desconcertante le haya otorgado la fama de “absurda” a esta película, la paciencia es una buena medida para afrontar la antología, así como la imaginación. ¿Qué fue de esa niña? Mejor no queráis saberlo.
No es una gran historia, pero resulta una aportación inquietante al imaginario colectivo del demonio como recolector de almas.

”Siren”, de Roxanne Benjamin


Tres chicas, componentes de una banda de jazz, se quedan paradas en medio de la carretera. Una amable pareja accederá acogerlas en casa para una cena cargada de tensión y comida preparada en el Tártaro.

De nuevo las incógnitas superan al efecto ambiental en pantalla, aunque existen momentos de alta tensión para un cortometraje cuyo mayor pega serían sus pobres actuaciones. El trío de jóvenes protagonistas lucen muy monas, pero poco creíbles. Roxanne Benjamin abandona la producción (“V/H/S”, “Faults”) y la actuación para adentrarse por primera vez en la dirección. La jugada no le sale mal aunque no se detecte personalidad alguna, lo mejor es el giro paranoico de su conclusión, un rito de paso donde la carne debe renovarse con carne. Aceptable.

”The Accident”, de David Bruckner


Más preocupado de su móvil que de la carretera, Raymond Kensington atropella sin querer a una joven músico de jazz que se echa encima de su coche. Desesperado por salvar a la muchacha, llega a un hospital abandonado donde se convertirá en la herramienta de una broma macabra.

Sin género de dudas el pico superior de todos los segmentos. Curioso, porque también es el que menos argumento demuestra. Simplemente plantea una situación digna de “Silent Hill”, por momentos es fácil creerse en el hospital “Alchemilla”, y la lleva hasta sus últimas consecuencias con una buena dosis de ironía. Una ambientación impresionante basta para mantenernos pegados al asiento durante quince minutos agobiantes. Precisamente al elegirlo como segmento central aporta equilibrio a toda la antología, y no puedo más que recomendarlo como la mejor justificación para tragarte “Southbound”.
Su director, David Bruckner, ya demostró habilidad para narrar pequeños “sketches” durante su debut, “The Signal”, aquí reafirma y amplia una estupenda capacidad de síntesis y el uso notable de lenguaje no verbal.

”Jailbreak”, de Patrick Horvath


En una noche cualquiera, en un tranquilo bar, un hombre interrumpe a punta de escopeta preguntando por su hermana desaparecida. Su búsqueda le llevará a un salón de tatuajes prohibido para el hombre.

Para mi gusto la historia más floja, no tanto a nivel argumental, pues es la que más expone y profundiza en la teoría de que “Southbound” se ubica en la carretera que recorre el “Purgatorio”, si no por su desarrollo. En parte cómica y en parte banal, los actores se muestran más perdidos de lo habitual restándole gracia a esta especie de “Abierto hasta el amanecer” de pacotilla. Patrick Horvath venía de dirigir una aburrida “The Pact 2”, y se confirma que no es un director habilidoso. Por suerte, los demonios siempre son bienvenidos cuando revientan en pantalla, por muy intrascendente que sea su presencia.

Imágenes de la película

 photo Southbound_1_zpsos2a1gys.jpg

 photo Southbound_2_zpsypk8t76w.jpg

 photo Southbound_3_zpsnrenhakh.jpg

Lo mejor: Su tercer segmento y la decisión de enlazar sólidamente todas las historias.

Lo peor: Cada narración es un sketch dentro de una historia más amplia que desconocemos, aligerando demasiado el contenido argumental de los segmentos.

Vuestros comentarios

1. sep 10, 23:18 | Skalope

Pues sí, del todo recomendable. Además, leí hace poco que llega a España en dvd o yo que se, osea que los que no soporten eso de leer subtítulos (todos los de mi trabajo) pueden verla.
Gran tercer segmento Bob, si señor. A parte la chica que lo protagoniza, que viene del segmento anterior, es espectacular.
No se pueden dejar de ver estas antologías, a poco que haya una de las historias que esté medio bien, ya ha merecido la pena.
Debería ser mucho más habitual este tipo de películas, copar mucho más mercado. Estaría también bien que, de vez en cuando, se estrenaran en cine.

2. sep 10, 23:38 | Elchinodepelocrespo

Me gustó bastante.

3. sep 11, 00:20 | AZOTE

Casi la olvidé al terminarla hace tiempo. Creo que la única historia que me gustó fue la de los “cosechadores” y digamos que muy original pues no era tampoco… el resto las vi bastante flojas y en ocasiones rozaban el absurdo, como la del hospital.

Por cierto hamijo Bob Stranger Things es otra serie que tienes que ver. Pero YA MISMO.

4. sep 11, 03:13 | dani3po

Me dejó un poco frío, la verdad es que me gustaron más las dos primeras de V/H/S. Prefiero cuatro o cinco historias bien cerradas que esta especie de narración cíclica. En mi opinión V/H/S 2 es junto con Trick or Treat la mejor antología de terror de los últimos años.

5. sep 11, 11:06 | Evildead3

Me gustó bastante en su momento, tiene algunas escenas sacadas de tus peores pesadillas.
Para mi 69/100

6. sep 12, 04:20 | Yann

No es tanto galimatías como parece. Está llena de pequeños detalles que conectan todo, aunque no son obvios. Es una de esas películas llenas de claves escondidas (que te gusten, ya es otro asunto).

A mí me supo a poco. Me dejó con ganas de saber más de ese universo. Lo que, supongo, es buena señal.

7. sep 12, 21:29 | Josef Méndez

Me gustaron especialmente la historia de las chicas rockeras y la del atropello que ,en mi opinión las dos mejores con diferencia ,las demás pasables ,bueno,destaco también la historia cíclica que cierra el film .He leído un libro de Ligotti “Noctuario” y sí, tiene imágenes sugerentes pero sus historias son mucho más liosas (he de confesar que en la mayoría de los cuentos no me he enterado de nada) ,aunque .hace tiempo que me planteo darle otra oportunidad.Por cierto a mí me recuerda más a las primeras historias de Stephen King ,es más ,la del atropello si me dicen que la escribió él me lo creo..

8. sep 12, 22:41 | Bob Rock

Skalope.- Esa chica es mona, la más atractiva de las tres, donde la rubia incluso parece escojonarse mientras actúa… una pena que acabe hecha un queso… (cuando ya estaba como uno).
Sí, en noviembre se distribuye en el mercado doméstico nacional. Honestamente, sabes que estrenada en cine hubiesen ido cuatro a verla. Este país no da de sí en cuanto a consumo de fantástico (te lo digo yo que he intentado mover VOD y libros)

Elchinodepelocrespo.- Debes reseña de Noroi :P (es coña)

AZOTE.- Estoy con ella. He visto dos capítulos y excepto la “Buenona” me está gustando. Veo nostalgia más medida que en todo este puto revival de los ochentas. Además los muchachicos son muy majos.

En cuanto a “Southbound” la clave es entender que en el infierno, una vez alcanzada la tortura, el resto puede ser todo lo extraño que uno pueda imaginar.

Dani3po.- Cuestión de gustos, fíjate que yo veo esta más cerca de V/H/S que de Trick or Treat (una joyita)

Evildead3.- Yo he soñado con ese hospital muchas veces. Una operación de mi infancia me dejó marcado. Aquí la subjetividad del género y el por qué de que exista un “horror” por cada persona.

Yann.- Pienso como tú, pero no creo que esté todo tan espectacularmente unido (mucho más estética la forma de unir segmento de Trick or Treat). Lo que no la veo una cinta incomprensible, queda claro que es algo circular, y… ¡joder! Está muy entretenida, y si te gusta el “horror extraño” tiene segmentos imposibles de olvidar.

9. sep 12, 23:07 | Andrómeda

Aburrida.

10. sep 15, 21:48 | Bob Rock

Josef Méndez.- Los relatos de Ligotti se disfrutan de poco en poco, y con tiempo, y releyéndolos. De todos modos, Noctuario es la colección más floja. La mejor es Teatro Grotesco… su estilo es como el de Southbound pero jodidamente nihilista (eso creo).

Andrómeda.- :_(

11. sep 19, 13:50 | Elchinodepelocrespo

Tomo nota.

12. oct 25, 03:38 | Vibm

“The accident” Simplemente extraordinario, hace mucho que no disfrutaba tanto un sketch. Los otros segmentos no son malos pero tampoco creo que sean particularmente buenos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.