Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Last Heist

The Last Heist

Atraco a las cuatro menos cuarto

The Last Heist Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: The Last Heist
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Mike Mendez
  • Guión: Guy Stevenson
  • Intérpretes: Henry Rollins, Torrance Coombs, Victoria Pratt
  • Argumento: Unos ladrones pretenden atracar una sucursal bancaria a punto de ser clausurada, poco imaginan que un asesino en serie anda suelto por el edificio.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

 photo TLH_Interior_zpswvum5dcg.jpg

El atraco perfecto: una sucursal bancaria que está a punto de ser desmantelada, pero aun guarda entre sus cajas fuertes cien millones de dólares pertenecientes a un cártel. Lo que nuestros asaltantes desconocen es que entre las cajas fuertes se oculta uno de los más peligrosos asesinos en serie del país. “Ventanas”, llamado así por su afición a guardarse los globos oculares de sus víctimas, ha venido a hacer un ingreso y no se irá sin pagar las correspondientes comisiones.

Mala, muy, muy mala. Una barata y patéticamente estructurada película sobre un atraco. Un proyecto directo a plataformas digitales que intenta sacar provecho del éxito del video juego “Payday”, robándoles diseños de máscaras para cubrir el rostro de los delincuentes durante los primeros minutos de metraje – las estúpidas razones para desenmascararse ya preludian el nivel intelectual de los que nos espera –. Su otra única baza, si es que la anterior puede considerarse tal, sería la presencia de Henry Rollins (“Feast”, “He Never Died”, cantante de “Black Flag”) para ofrecer un viraje, de lo que debería considerarse propiamente como una cinta de acción, al thriller terrorífico por la vía de enfundarlo dentro del papel de un psicópata mesiánico. ¿El resto? Si os gustan el cine de atracos independientemente de su seriedad o medios, con “The Last Heist” vais a encontrar la peor representación de estos planes milimétricamente orquestados. Preparaos para unas secuencias de acción que convierten las coreografías de Xena en tan buenas como si las hubiese dirigido James Cameron. Aquí tenéis los mil y un tópicos y clichés de atracadores, agentes de policía y miembros de las fuerzas especiales exacerbados hasta los límites del dolor. Más allá de este aborto, únicamente queda el Infierno de los Cenobitas, cálidamente a la espera de Mike Mendez para arrancarle la cara y pegársela en el culo.

El que otrora se las prometía muy felices como nuevo estandarte del cine de terror de serie B chusquera, así lo demostraban placeres tan culpables como “The Convent” y “The Gravedancers”, ahora lo encontramos hundido en presupuestos infames y producciones que no deberían de emitir ni una cadena de televisión norcoreana. Cualquier atisbo de genuina calidad ha quedado sustituido por la huida hacia delante salga lo que salga, y tenga a los actores que tenga. Si Henry Rolllins, creo que todos coincidimos en que no es un actor muy versátil, parece merecer un Oscar™, sólo puede ser mérito de unos compañeros de elenco sacados de debajo del puente. No voy ni a molestarme en indagar sus carreras, todos están horribles, y los diálogos que les han preparado, intento de frases de tipos duros, no ayudan a superar esta terrible mediocridad. Por eso Rollins destaca, aunque para más inri sus apariciones se limitan a lo necesario, otorgándole el verdadero protagonismo de la historia a los atracadores y sus cuitas con los policías y fuerzas especiales que rodean el banco.

Sólo los títulos de crédito de cualquier capítulo de “El Mentalista” tienen más presupuesto y talento que “The Last Heist”. Peor todavía, Mendez es consciente de estar rodando una mierda, y creo que por eso intenta hacer hincapié en el lado cómico de sus personajes. “Si recalco que son más duros que Rambo, seguro que la gente se parte el pecho y con eso salvo los muebles”, pues no. La película no es graciosa ni por omisión. Los agujeros argumentales pertenecen al ámbito de lo pueril, de la dejadez, perdiendo cualquier chispa de locura que antaño poseyese Mendez.

Siempre ha sido divertido reírse a costa del cine basura, por ejemplo revestir de fiesta las escenas de acción del cine filipino de finales de los ochentas. Pero es que hasta ese tipo de cine contaba con una planificación superior a “The Last Heist”, donde la acción no ha tenido ni un solo especialista y donde los tiroteos, llenos de fogonazos digitales, podrían quedarles más realistas a unos chavales jugando con pistolas de agua cerca de la playa. Si no tienes medios échale huevos, pero échale algo al menos.

Sé que uno no puede acceder a “The Last Heist” pensando que va a ver una obra de arte. Os juro que yo sólo quería un poco de entretenimiento, tiroteos, frases antológicas y algo de sana violencia… pero es que este proyecto hace aguas por los cuatro costados, aburrido hasta decir basta, tanto que me cabrea hablar de él. Si no fuera porque me siento en la obligación de advertiros sobre los peligros de acercaros a este bodrio, me hubiese negado a reseñarla.

Con humor o sin humor, resulta imposible enfrentarse a “The Last Heist” y salir indemne del encuentro. Una pena por Rollins porque podría participar en películas de mayor proyección; por el resto de sus implicados, incluido un Mendez en el que jamás voy a volver a confiar, saldría más a cuenta borrar todas las copias digitales de la peor película sobre atracos que he visto.

Imágenes de la película

 photo TLH_1_zpsoncasc2o.jpg“No es un atraco, es amor interracial y lo sabes.”


 photo TLH_2_zpsihgqtr4o.jpg“¡Siempre toca, siempre toca! ¿Me compras un boleto, salao?”


 photo TLH_3_zpst1ixvrmw.jpgMetodo stanislavski: estreñimiento y disparar armas de fuego, mínima diferencia.

Lo mejor: Henry Rollins.

Lo peor: Tanto que se toca por los dos extremos.

Vuestros comentarios

1. ago 21, 19:33 | León

La única película de asaltos bancarios que me ha gustado es ‘The Town’ y no demasiado. El subgénero ese tampoco es que se preste para acumular estatuillas doradas. No pensaba ver más películas de Mike Mendez pero de todas formas gracias por advertirnos.

2. ago 22, 08:06 | Yann

Pues las series de televisión norcoreanas no sé como estarán, pero las surcoreanas están de puta madre.

Como ejemplo, y que además incluye historias de fantasmas, Master’s Sun es muy divertida. Y la prota es una ricura.

3. ago 22, 19:55 | Bob Rock

León.- Esto es una basura. Yo tampoco soy muy fan del cine de atracos, pero, por ejemplo, “Le llaman Bodhi” siempre ha sido muy venerada entre mi grupo de colegas…

Yann.- obviamente era una de mis “bromitas”. Ni idea de como andará la televisión oriental pero se agradece tu recomendación. Sé que por aquí hay grandes aficionados a la cultura oriental y Master’s Sun pinta bien. (yo el otro día me tragué entero el anime de Prison School y ya he tenido japos para una temporada!)

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.