Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Maze

The Maze

Otra noche de terror

The Maze

Ver ficha completa

  • Título original: The Maze
  • Nacionalidad: USA | Año: 2010
  • Director: Steve Shimek
  • Guión: Katy Baldwin, Timothy Gutierrez
  • Intérpretes: Shalaina Castle, Luke Drake, Tye Nelson
  • Argumento: Cinco amigos se cuelan en un enorme laberinto de maíz, y comienzan a ser asesinados por una enigmática figura que lleva su rostro cubierto con una capucha roja.

45 |100

Estrellas: 2

The Maze

Cinco amigos hacen un largo viaje para visitar el laberinto de maiz más grande del condado. Cuando llegan, se encuentran con que está cerrado. Pero, como ya han traspuesto hasta allí, se cuelan y se ponen a jugar a un juego, una suerte de “tú la llevas” que obliga a que todos se dispersen por los pasillos de maiz para que no les encuentre quien se la está quedando. No tardan mucho en averiguar que hay, entre ellos, un participante más, con una sudadera roja…

El argumento de The Maze no oculta en ningún momento que se trata de un slasher, y a su favor hay que decir que la localización, un laberinto de maiz, le da puntos.

En su contra… vamos por partes. ¿A que el argumento arriba contado, aunque no tenga nada especial, puede ser apetecible, sobre todo si eres un fanático de las pelis de asesino enmascarado detrás de adolescentes en celo? El problema en *The Maze es que los protagonistas no tienen dieciocho años, sino treinta.* En la película nunca se detallan explícitamente sus edades y, si desde luego, pretendían ser adolescentes prepúberes, estaríamos ante un agudo caso del síndrome “Al Salir de Clase”. Así que, sabiendo que hablamos de cinco treintañeros, verlos jugando a “Tú la llevas” durante gran parte del metraje, sin que sea una ocasión especial, en plan, “venga chicos, recordemos cuando jugamos a Tú la llevas echando una partida ahora, diez años después” resulta un tanto chocante. Y lo más curioso de todo es que a poco que avanza la película, se ve clarísimo que hubiera funcionado a las mil maravillas con niños: hubiera sido absolutamente aterrador ver a una pandilla de chavales de trece o catorce años perdidos en este laberinto y perseguidos por este asesino encapuchado.

También, desde el primer momento, se nota que estamos hablando de una película de poco presupuesto. Arranca con una serie de historias a modo de flashbacks en las que la marca para saber que son pasado es que los planos están unidos entre sí mediante fundidos encadenados. Es un comienzo confuso, tanto por narración –ninguna de estas dos historias se cierran más adelante y, además, están plagadas de inexplicables detalles de los personajes de la historia principal pero nunca sabremos por qué- como por estilo: pretenden ser enigmáticas y extrañas, pero lo cierto es que se nota más que lo más barato era encadenar planos para conseguir esa impresión. Luego, conforme avanza la película y comienza la matanza, también queda patente que no había dinero para efectos especiales. En este sentido, sí han sido consecuentes y han apostado por el suspense y la creación del clima que, desde el punto de vista de quien escribe, aunque no se haya conseguido, sólo el empeño y su puesta en escena valen la pena. De hecho, resulta curioso como la película tiene una fotografía mucho más trabajada en las condiciones que, en teoría, son más complicadas –exteriores nocturnos sin luz- que cuando hay personajes cerca de una fuente de luz o se enciende el sistema de alumbrado.

Un asunto un poco más serio y grave: The Maze, el título, hace referencia tanto al laberinto físico de maíz como a una suerte de planteamiento mental en el que la heroína del grupo, Jordan (Shalaina Castle) y su rival asesino se sitúan al mismo nivel y se retan a ver quién consigue escapar de un asedio tipo “el gato y el ratón”, y desde este aspecto la película sí es fallida. Los personajes no tienen nada que los diferencie a unos de otros y, contra todo pronóstico, se agradece bastante, porque, por el contrario, a la protagonista, Jordan, casi desde el primer momento los demás la califican como “inteligente” y no lo es. ¿Por qué no podía ser una víctima más que se encargue de intentar sobrevivir, como sus compañeros? Constantemente hay un esfuerzo para que veamos que ella es mucho más lista que sus amigos, y lo peor es que no podemos certificarlo mediante ningún hecho, sólo por lo que dicen los demás.

La película tiene dos tramos muy claros y bien diferenciados: en el interior del laberinto, y fuera, que ocupa el final. Es un curioso y acertado homenaje a slashers clásicos, (La noche de Halloween y su secuela, Cold Prey y su secuela), aunque aquí cambiemos un hospital por una comisaría, y es lo que justifica la preparación del personaje de Jordan y su inteligencia. Cuando se produce el duelo final, la sensación que te queda no es que ella sea más lista, es que el asesino es más tonto de lo habitual (se le pasan por alto cosas de novato, me temo). Y se pretendía que aquello fuera un vibrante choque de mentes privilegiadas. Más listo parece un personaje en una pantalla mientras menos se dice que lo es y menos explicaciones da de por qué hace las cosas. Ni Clarice Starling ni el doctor Hannibal Lecter tuvieron que explicarse demasiado el uno al otro para que todos supiéramos de qué iba su relación y que, sí, efectivamente, los dos eran listísimos. Jordan y el asesino se lo cuentan todo, hasta el mínimo detalle, consiguiendo que como espectador te des cuenta de que el asesino deja un cabo suelto que Jordan usa como as en la manga. Pero, como te has dado cuenta, no piensas: “joer con Jordan, qué tía más inteligente”; piensas: “bueno, por lo menos Jordan parece pensar un poco”.

*The Maze es una película flojita, y tiene pocos elementos diferenciadores para con otros slashers. Por eso, misteriosamente, llama la atención un curioso tramo, como unos diez minutos de metraje. Se trata del momento en que cambiamos de un escenario – el laberinto de maiz – a otro – la comisaría -. Es fascinante; de pronto, aquello adquiere un vuelo y una altura inusitadas hasta entonces –y que luego pierde otra vez. El asesino sale del laberinto de maíz, *herido, y deambula por los alrededores. Se acerca a una gasolinera y, toda la sabiduría narrativa que la peli no ha tenido, la emplea ahí: consigue jugar con nuestras espectativas como no lo ha hecho hasta el momento, planteándonos una situación entre una chica que habla por su móvil y se baja de su coche, y cómo el asesino ronda el coche… ¿para qué? Quien vea la peli, verá que esto está resuelto de un modo incluso brillante, lo mismo que el posterior periplo en el que el encapuchado camina por la carretera y un conductor se ofrece a llevarle. Mantienen una queda conversación que aporta el único justificante que puede haber para explicar su comportamiento psicópata, y funciona a la perfección. Y este tramo termina con el asesino llegando a su destino y de nuevo se nos sorprende con una revelación final que, aunque hayas podido intuirse, funciona igualmente bien.

Aún así, a pesar del entusiasmo por este extraño tramo que tiene The Maze, como si irrumpiera una franja de césped fresco en mitad de un vertedero, lo cierto es que diez minutos excasos no justifican una película entera, o al menos para mí.

Lo mejor: El periplo del asesino fuera del laberinto.

Lo peor: Que se empeñe en ser inteligente, y eso sólo sirva para poner en evidencia que no lo es.

Vuestros comentarios

1. nov 14, 23:09 | sergio morcillo

no puedo estar mas de acuerdo contigo, es una pelicula de quiero y no puedO.Realmente lo mejor y mas destacable dentro de lo que hay son los ultimos 50 minutos, fuera del maizal, todo ocurre muy deprisa, no logras conocer a los personajes, los asesinatos son ridiculos, y el genero slasher se caracteriza por tener asesinatos vistosos… la verdad.. muy decepcionante

2. nov 15, 11:12 | Manu

Hola, Sergio: sí, tienes razón, lamentablemente, no hay un solo crimen decente en esta peli. A mí no me hubiera importado que no hubiera sangre si me hubiera asustado viéndola, pero tampoco fue el caso… en fin. Saludos!

3. nov 16, 18:50 | Mariano

Lamentablemente, y por tan solo un dia antes que ustedes hagan la reseña, vi esta pelicula. Fue interesante el giro en la historia que dio el asesino, eso estuvo muy bueno. Pero ese juego infantil que hicieron en el maizal fue terriblemente malo.

4. abr 27, 23:50 | Desmodus

pesima, la quite a la mitad porque no habia nada bueno, muy pero muy mala

5. ene 7, 06:06 | Ramon

La película es mala, con situaciones vistas mil veces, con personajes idiotas que se ahogan en un vaso de agua. El asesino también es de lo más genérico y las muertes tampoco son algo que llame la atención. Todo muy flojo, muy predecible.

Algo que choca (y bastante) es ver a grandulones de treintaytantos años jugando como si fueran niños: ante eso uno no ve la hora de que el malo entre en escena y termine de una buena vez con esas personalidades tan estúpidas.

Un total desperdicio de tiempo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.