Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Pit

The Pit

¡Bendita pubertad!

The Pit Review

Ver ficha completa

  • Título original: The Pit
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 1981
  • Director: Lew Lehman
  • Guión: Ian A. Stuart
  • Intérpretes: Sammy Snyders, Jeannie Elias, Sonja Smits
  • Argumento: Un adolescente descubre un agujero lleno de monstruos que usa para deshacerse de sus enemigos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo the_pit_Interior_zpsenhqvqup.jpg

Jamie debate con su osito de peluche Teddy qué hacer con la nueva y deseable niñera, qué hacer con los vecinos que les molestan y cómo enfocar el hallazgo en medio del bosque de un agujero lleno de trogloditas. ¡Que dura y extraña es la vida del adolescente preso del exceso de testosterona!

Cuando una película puede “presumir” de que lo mejor de sí misma es también lo peor… ¡es que estamos ante una “caspa movie” de pura cepa! Entiéndame, “The Pit” pica más que un saco de chinches, pero la condenada tiene algo que te mantiene fascinado frente a la pantalla, en ocasiones te hace menear la cabeza de risa y otras, increíblemente, te inquieta. “Es imposible que semejante estupidez, tratada además de la forma más estúpida, esté desfilando ante mis enrojecidos ojos”, es el devaneo que más se repetirá dentro de sus cerebros cuando conozcan a Jamie, el odioso adolescente cabrón que protagoniza la desconocida cinta de la que hoy me gustaría hablarles. Es curioso que en el mundo del cine basura siempre quede algo por rascar, una película que realmente sea mala pero resulte irresistible de disfrutar, y cuando lo hace suele corresponder a cintas canadienses de los ochentas o los noventas; al menos en lo que a mis gustos refiere. Y así sucede con “The Pit”, una sorpresa en toda regla donde veremos una fusión de drama, sobre un niño con tendencias sociópatas, con el cine de terror de monstruos, sin mucho estilo ni concierto, y que desvela una terrible falta de dirección y criterio en su guión. Por si fuera poco, las actuaciones están al nivel de este desmadre, siendo tan penosas que consiguen transmitir mal rollo de una retorcida manera. ¿Se puede pedir más? Sí, un osito de peluche que habla.

Aunque actualmente “The Pit” esté viviendo una segunda juventud gracias a la distribución por internet, en su día (1981) resultó un producto fracasado gracias a sus valores de producción un poquito risibles. Supongo que, además, fue duramente criticada por su falta de sentido común. Vean si no lo que ofrece:

Jamie es un adolescente despreciado por todo el vecindario y, si me apuran, casi hasta por sus padres. La única que parece apreciarlo es su nueva niñera, la cual es reclutada cuando los padres de Jamie deciden irse unos días de vacaciones. Sin embargo, el odio que recibe el joven es bien merecido pues no sólo es desagradable de mirar, sino que además es un cabrón salido en toda regla. Aislado por aquellos que le rodean y, principalmente, por él mismo, se sumerge en un mundo privado donde mantiene largas conversaciones con su oso de peluche, Teddy, el cual le contesta aconsejándole siempre las cosas más sucias y retorcidas (OMG, ¿precursor de Ted?). Cuando ustedes podrían pensar que están ante una película de niños psicópatas, descubrirán una tendencia cómica nada casual que se desvela cuando Jamie descubre un agujero en el bosque donde viven cuatro trogloditas. Sí señores, cuatro tipos portando disfraces peludos tras unas máscaras sin movilidad alguna. Pero, ¿será real la existencia de estos monstruos o pertenecerán a la imaginación de su descubridor? La película juega durante un rato con este concepto, claro que lo mezcla con el drama personal de Jamie por “conquistar” a su niñera. Algo que básicamente consiste en espiarla mientras duerme, con eróticos resultados; en espiarla en la ducha, con eróticos resultados; en pedirle que le bañe y le limpie la espaldita, con eróticos resultados.
En un momento dado, cuando el oso de peluche mueve la cabeza por sus propios medios, ustedes pueden llegar a pensar que Jamie tiene algún tipo de poder, y rápidamente constatarán que así es: Jamie tiene el súper poder de ser repelente y transformar el maltrato que recibe en cursos de pensamiento absurdo. Como si tal cosa, nuestro protagonista se decide a dar de comer a sus nuevos amigos trogloditas, descubriendo que son carnívoros. Dentro de la ilógica de todo esto, encontrarán graciosa la naturalidad con que nuestro adolescente asume, cuando ya no le queda dinero para comprar en la carnicería, que debe tirar al pozo a todos aquellos que le han puteado. Hasta llegarán a ver como intenta convencer a una vaca de que le acompañe hasta el hoyo, con eróticos resultados, una muestra más de la empanada que llevaban los creadores de “The Pit”.
Una vez cumplidas las divertidas (y poco creíbles) secuencias de asesinatos de niñas, octogenarias invalidas y universitarios; acompañarán a Jamie en su periplo final, donde la pérdida de unos de los personajes principales de la trama (¿?) desencadena la definitiva mentira de nuestro protagonista, dejando salir a los trogloditas de su agujero con una cuerda (llevaban miles de años ahí metidos y sólo necesitaban una cuerda, ajá). Aquí es donde la cinta muta al terror barriobajero sin venir especialmente a cuento, parece como si todo el equipo tuviese prisa por acabar la cinta de la forma más directa. Así que la policía empieza a perseguir a unos hombres llevando disfraces peludos que siembran el terror en el pueblo; obviamente lo hacen sin un ápice de tensión.
Finalmente, disfrutarán de un epílogo donde Jamie recibirá su merecido de una forma digna de la mente de un adolescente. Si ustedes han disfrutado de las aventuras de Jamie, fíjense en lo especialmente cabrón que se muestra cuando roba unas fotos de su vecina desnuda, no podrán menos que aplaudir esta conclusión que deja lo visto hasta el momento a la altura de una boñiga gigante.

Destripe más, destripe menos, si ustedes son de los que gustan del cine absurdo, les aseguro que “The Pit” alberga casi 100 minutos de máximo goce. ¿Qué importa que su director no llegase a dirigir nunca nada más? ¿Su guionista? ¡¿Quién coño es su guionista?! No me pregunten si es serie Z, serie B o qué diablos. La película es barata y no merece ser vista por sus cualidades técnicas. Si acaso, tan patéticas son las actuaciones que acaban sumergiéndonos en una espiral de locura anti interpretativa merecedora de calentar las piedras de nuestros mecheros. ¿Cómo no reírse del estúpido protagonista? Sus arrebatos son enternecedores, tanto como para querer estrangularlo, y uno no sabe si agarraría el cuello del personaje o el actor.

Como anécdota destacar que la mujer del director le prohibió rodar las escenas de desnudos (la película no se prodiga pero hay algo de carnaza femenina para la juventud), excepto una protagonizada por su propia hija. Además queda claro que el guión sufrió cambios durante el rodaje. Como ya les comentaba, el libreto original buscaba airear ese perfil psicológico retorcido de Jamie, dejando a los trogloditas como una mera invención de su mente, pero supongo que acuciados por la comercialidad de una historia más “física”, dejaron sueltos en la realidad a los trogloditas durante veinte minutos que más bien parecen de relleno. Era 1981 e interesaba llamar la atención de la platea con efectismos baratos, lo cual a “The Pit”, dado su escaso presupuesto, le quedó bastante grande.

Resumiendo, “The Pit” es una agradable sorpresa en un panorama, el del cine basura de los ochentas, que parecía no reservar ningún título estrafalario entre sus obras. Un divertimento gamberro que bien podría ser proyectado como parte de una especial “caspa de barrio”. Aunque sufre de acusados bajones de ritmo en su parte central y su recta final resulte menos interesante al cerrarse el apartado de las relaciones de Jamie, la cinta se deja ver bastante bien gracias a esos momentazos que jamás creerías ver en una película de terror, por mucho que no sea una serie B al uso. Playa, montaña, la piscina… da igual, este verano buscad un agujero allí donde os halléis, quizás hagáis nuevos amigos…

Imágenes de la película

 photo the_pit_1_zpsbf14iido.jpg

 photo the_pit_2_zps3z86knt5.jpg

 photo the_pit_3_zpsjkuulbt6.jpg

Tráiler

Lo mejor: Su odioso protagonista

Lo peor: Su odioso protagonista

Vuestros comentarios

1. jul 11, 19:50 | Melissa

WAJAJAJAJA! Nunca creí que vería una reseña sobre esta película!! La verdad es que nunca la vi, pero a los 14 años encontré la carátula del video en un videoclub y me llamó mucho la atención, pero mis papás no me iban a dejar verla. Me aterró/fascinó la idea del peluche endemoniado (que no es lo mismo que Chucky) y me obsesioné imaginando cómo sería la historia. Así que ahora me llevo una cierta decepción, jaja xD

2. jul 14, 04:17 | george z

quiero verla

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.