Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Reef

The Reef

Sobrevivendo, una vez más, a la temible Australia

The Reef

Ver ficha completa

  • Título original: The Reef
  • Nacionalidad: Australia | Año: 2010
  • Director: Andrew Traucki
  • Guión: Andrew Traucki
  • Intérpretes: Adrienne Pickering, Gyton Grantley, Damian Walshe-Howling
  • Argumento: Tras volcar su embarcación, cuatro personas deciden lanzarse a mar abierto con la esperanza de alcanzar, a nado, tierra firme.

58 |100

Estrellas: 3

The Reef

El director y guionista Andrew Traucki parece empeñado en demostrarnos que su Australia natal es una pésima opción a la hora de planear nuestras próximas vacaciones de verano. Si primero fueron los cocodrilos de Black Water, ahora le toca el turno al siempre socorrido “Carcharodon carcharias”, conocido comúnmente como Gran Tiburón Blanco, y convertido en todo un icono del terror moderno por obra y gracia de Tiburón (Jaws, 1975), incontestable obra maestra de Mr. Spielberg.

Basada en hechos reales, The Reef cuenta la historia de cinco personas dispuestas a disfrutar de una plácida travesía en velero, rumbo a uno de los arrecifes de coral más grandes y espectaculares del mundo. Pero el destino es caprichoso, y en esta ocasión ha querido que nuestros sufridos marineros sean protagonistas de una película de terror con escualos de por medio. Así que el velero no tarda demasiado tiempo en volcar tras colisionar violentamente con el suelo del arrecife, quedando nuestros protagonistas en una situación, cuanto menos, comprometida: subidos a la quilla del barco volcado, sin posibilidad de contactar con nadie que pueda socorrerles, y sin otear tierra firme en el horizonte.

Deben tomar una decisión. Cuanto antes mejor. Cuatro de ellos deciden lanzarse a mar abierto e intentar la proeza de alcanzar a nado una pequeña isla llamada Isla Tortuga.
El quinto permanece en la quilla del velero, sin perder la esperanza de que alguien acuda a su rescate y rezando porque el barco no acabe hundiéndose.

Si el planteamiento inicial de The Reef os parece poco original, debo advertiros que su desarrollo no le va a la zaga. En realidad, todos aquellos que en 2003 disfrutasteis de aquel sencillo pero efectivo thriller pasado por agua titulado Open Water, tendréis una idea bastante aproximada de lo os puede ofrecer The Reef.
La única diferencia radical entre la citada Open Water y The Reef es que en lugar de contar con únicamente dos desdichados protagonistas dispuestos a saciar el hambre voraz del escualo blanco de turno (tal y cómo ocurría en la citada Open Water), contamos para la ocasión con cuatro personajes, todos ellos perfectamente estereotipados, que sufrirán los envites del gran tiburón blanco con el único propósito en mente de llegar vivos a los créditos finales.

Por supuesto no todos ellos lo lograrán. Incluso es posible que ninguno de ellos consiga llegar al final para contarlo (al fin y al cabo The Reef tan sólo “se basa” en unos hechos reales). Pero los personajes están tan estereotipados, y está tan claro que hay protagonistas de primera y de segunda categoría, que no os resultará nada complicado pronosticar el orden exacto en el que cada uno de ellos será triturado por las mandíbulas del tiburón. Es obvio quién será el primero en desaparecer, quién lo hará en segundo lugar, y quiénes tienen una remota posibilidad de salir con vida de todo este embrollo.

Pero a pesar de la más absoluta previsibilidad de todo lo acontecido en The Reef, la nueva propuesta de Andrew Traucki, tiene un par de cartas a su favor. Por un lado las ajustadas dosis de suspense que Traucki sabe imprimirle al relato. No estamos ante una película de acción trepidante o de una intensidad difícil de soportar para el espectador, pero Traucki sí sabe transmitir, en determinados momentos y con cierta eficacia, la desesperación y el miedo experimentado por los protagonistas de su película. Esto no ocurre siempre. Es posible que ni siquiera sea la tónica habitual de la película. Pero ciertamente, aquellos instantes en los que The Reef nos hace partícipes del sufrimiento de sus protagonistas (en ocasiones adoptando el punto de vista subjetivo de alguno de ellos), son momentos en los que la película sube muchos enteros.

También merece la pena destacar el meritorio esfuerzo de todos los actores implicados en The Reef, capaces también de transmitirnos la tensión y el pánico derivados de la terrible situación que están experimentando.

En cuanto a nuestro buen amigo el “Carcharodon carcharias” (me ha gustado el nombre), The Reef navega entre dos aguas. Traucki maneja a la perfección el tempo de los momentos previos al ataque del tiburón. Juega la baza de la incertidumbre, de la tensión que provoca no conocer cuál es la posición exacta del escualo blanco, o de no saber incluso si se trata, realmente, de un auténtico tiburón blanco. Para lograrlo hace un buen uso tanto de las tomas de mar abierto, como de las manidas tomas submarinas en las que vemos las piernas de los protagonistas, como, finalmente, de esas imágenes que adoptan un punto de vista subjetivo del protagonista a las que he hecho referencia con anterioridad. Todos estos recursos ayudan a obtener unos niveles de tensión y suspense, no espectaculares, pero sí bastante decentes.

Sin embargo, cuando abandonamos esos instantes previos al ataque, y nos centramos en el envite final del escualo blanco, The Reef pierde buena parte de su fuerza. En las escenas en las que el tiburón se acerca muy peligrosamente a uno de los protagonistas es cuando The Reef deja entrever su falta de presupuesto. Dichas escenas no convencen. Están rodadas con urgencia, con mucha rapidez, intentando evitar, a toda costa, que se les note el truco.
Y, finalmente, se les nota… El ataque final está resuelto de la manera más trillada: un charco de sangre en mitad del océano y se acabó… el siguiente.

¿Y qué ocurre con el quinto Beattle? ¿Aquél pobre desgraciado que se quedó solo en la quilla del barco? Pues que nadie le coja cariño a dicho personaje, porque desde el momento en el que sus compañeros de viaje le abandonan, no vuelve a saberse nada más sobre él. Tan sólo en los créditos finales se nos arroja alguna luz acerca de su paradero.

The Reef es previsible y aporta muy poco a lo que ya hemos visto con anterioridad en este género, pero los amantes del mismo seguramente no os sintáis defraudados. Se deja ver, pero siempre que seáis conscientes de que vais a ver lo mismo de siempre. Bien hecho, tolerable e incluso bastante disfrutable en algunos momentos; pero lo mismo de siempre al fin y al cabo.

Lo mejor: Los momentos previos al ataque del tiburón. Son un buen ejericio de supense y tensión.

Lo peor: La previsibilidad del desarrollo

Vuestros comentarios

1. oct 19, 20:23 | mrcelofan

Nada, nada, yo sigo a la espera de poder ver Sharktopus. Igualmente basada en hechos reales ( bicho ataca a gente ) pero mucho más ambiciosa ( juas!! ).

Saludos.

2. oct 19, 20:34 | Almas Oscuras

Mrcelofan – :-))) Yo escuché algún comentario en Sitges acerca de Sharktopus… era gente que estaba al borde del suicidio. Yo también quiero verla!!!

saludos

3. oct 19, 21:30 | kramer

hey amigo! donde puedo encontrar esa pelicula??

4. oct 19, 21:34 | blanch

Sharktopus no espereis mucho, es una tvmovie…

5. oct 19, 22:41 | Almas Oscuras

Kramer – yo la vi en Sitges… creo que todavía no está disponible por ningún sitio.

Blanch – no… si esperar no espero nada especial de Sharktopus… con una risas sería suficiente :-)

saludos

6. oct 19, 23:53 | Lord zaroff

Buena crítica, bastante prescindible por lo que se ve… esta es aquella película a la que hace unos meses daban tanta propaganda sobre el uso de imagenes de tiburones reales, y tenian una web con una serie de videos…?

saludos

7. oct 19, 23:54 | billyboy

Yo le veo un problema a este tipo de peliculas,y es que estamos tan acostumbrados a ver tiburones reales por la television que al introducir a uno de estos en una pelicula no logran crear la inquietud que tendrian que darnos al verlos,osea que se tira por gigantizarlos o a monstruolizarlos para que sintamos algo de inquietud al verlos de pleno.

8. oct 20, 00:14 | Almas Oscuras

Lord Zaroff – es esta película… Yo diría que, efectivamente, el tiburón es real. Esa supongo que es la razón por la cual, cuando el tiburón se acerca a los protagonistas, la cosa queda un poco descafeinada. Supongo que no era cuestión de arriesgarse a que alguno perdiera una pierna :-)

Billyboy – yo no estoy demasiado acostumbrado a ver tiburones en la tele. Creo que el problema de The Reef es que ofrece exactamente lo mismo que otras películas parecidas. No hay ninguna secuencia que te sorprenda o te impacte especialmente.
Sin embargo sí logra crear cierta sensación de inquietud en varias secuencias. Y lo logra a través del suspense, en los momentos previos al ataque del tiburón.
Para quien le guste esta clase de películas (a mí suelen gustarme…), no me parece una mala opción. A pesar de su falta de originalidad, yo pasé un rato divertido.

saludos

9. oct 21, 18:23 | John Trent

Bueno, en realidad más de lo mismo es casi todo lo que se hace en cada respectivo subgénero del terror hoy en día. Luego están las más entretenidas y las menos; las de más calidad y las peores. Viéndolo así, sigo teniendo ciertas expectativas hacia esta película. Aunque de cien películas sobre tiburones asesinos que hayha visto, en realidad valen la pena menos de diez, es algo que se escapa a mi entendimiento. Siempre quiero ver la nueva que sacan. Además, este rollito survival pseudo documental me atrae, pese a que Open Water (que en su año fue una de las que esperaba con más ganas) al final no fuese para tanto.

10. oct 21, 19:16 | Almas Oscuras

John Trent – desgraciadamente es cierto… en el género terrorífico la originalidad no es un bien en alza.
Si te gustan las pelis de tiburones seguramente disfrutaras con the Reef. Es cierto que es lo mismo de siempre, que no depara ni una sola sorpresa, pero esta bien hecho. A mí me gustó… pese a tener esa sensación de que todo lo que estaba viendo lo había visto antes.
Lo que no encontré por ningún sitio fue ese tono documental con el que anuncian The Reef… ya me contarás.

A mí Open Water me gustó, pero también es cierto que tuve la oportunidad de disfrutarla cuando todavía no hablaba nadie de ella, así que fue toda una sorpresa.

saludos

11. oct 22, 01:58 | John Trent

Lo que le ocurre a Open Water, desde mi punto de vista, es que mete mucha paja para que llegue a una duración estándar. Lo realmente interesante se queda en menos de media hora esparcidos en noventa minutos. Hay mucho plano largo de animales exóticos, fotografías preciosistas del océano, del sol, del anochecer. De todos modos, sus últimos quince minutos, más o menos, logran crear la tensión que iba buscando. Pero poco más.

12. oct 22, 08:38 | Almas Oscuras

John Trent – estoy de acuerdo… se nota que quizás el metraje no llegaba al estandar de un largometraje y se pasaron con las estampitas subacuáticas. Pero ese tramo final (no recuerdo cuantos minutos eran) sí me parecieron bastante logrados… No es una maravilla (ni mucho menos), pero al verla sin saber apenas nada de ella, lo cierto es que me sorprendió gratamente.

saludos

13. jun 4, 15:06 | ERREQUERRE

ESTUPENDO SUSPENSE. FILMADA CON TIBURONES REALES SEGÚN LA PRODUCTORA, SIN MUÑECOS MECÁNICOS. LOS ACTORES CONSIGUEN TRANSMITIRTE SU ANGUSTIA. CONSIGUE TENERTE EN VILO SIN ALHARACAS. Y NO HAY CONCESIONES FÁCILES AL TRILLADO FINAL FELIZ.

14. sep 24, 12:13 | Annie hall

Esta estupenda. Quizás se nota un poquito que el director sale del Tv movie y lo que es las subtramas las plantea de una manera un tanto obvia, me refiero a la presentación de la relaccion entre los personajes… Pero cuando se va al turrón el tipo tiene un pulso dramático y de suspense que hace recordar al mítico jaws de spielberg….se ha dicho por aquí que el tema esta trillado…ejem ejem…. En esta película si hubiera habido un poquitín mas de cine en la textura narrativa se nos habría caído la baba porque lo que es el núcleo central esta contado sin concesiones y con una metodología visual que huye completa y eficazmente de lo que nos hemos cansado de ver (tiburones digitales con diezmilmillonrs de dientes a los q les ponen tal cara de malos que solo les falta hablar) aquí nuestro tiburón como el de spielberg es simplemente un tiburón con todo su elemento terrorífico añadido (esto es te quiere morder)

15. mar 5, 17:58 | fran79

pues que quereis que os dia, a mi me gustó la pelicula. lo de que todas las imagenes del tiburón blanco son reales no lo tengo tan claro, sobre todo la primera vez que lo ven bajo el agua ( no me digais que no impacta). además el comportamiento del tiburón de la pelicula es real, ya que ataca al que se separa del grupo. es una historia real pero han cambiado la clase de tiburon, ya que en verdad esto sucedio con un tiburon tigre no con un blanco, y los protagonistas eran diferentes pero bueno. a los que nos gustan los tiburones esta pelicula hay que verla.

16. mar 5, 22:21 | Joan Lafulla

Fran 79 – a pesar de que la encontré excesivamente previsible en su desarrollo, lo cierto es que no puedo estar más en consonancia con tu opinión: si te gustan los tiburones, esta es una película que debes ver. Sin duda…

saludos

17. dic 30, 22:55 | Tiburcia

A mi tambièn me ha parecido màs de lo mismo. Todo previsible, sin duda. Sì que es cierto que resulta muy angustiante el acecho del tiburòn.
La verdad es que pintan a los tiburones demasiado temibles, monstruosos,… Pero yo los he visto muchas veces en parques acuàticos y me parecen preciosos y majestuosos. El tiburòn de la peli està gordo como un boliche!. Y por otro lado no pude evitar echar en falta la desquiciante mùsica de las pelis de Spielberg en los momentos previos al ataque del bicho: “chan… chan… chan…chan chan chan chan chan!!!” jaja.

18. dic 31, 14:00 | Bafometh29

Jai pipol:

Soy de los que aprecié en esta cinta una buena película. Le tengo un buen recuerdo y un buen sabor de boca, como para poder volver a disfruarla dentro de un tiempo. Sí agradecí que el tiburón no fuese ordenador tipo Deep Blue See (que me encantó todo hay que decirlo y sobre todo las escenas en que los escualos no eran digitales) y sí fuese más estilo Spielberg (mecánico o real). Y aunque tenéis razón, era muy previsible, las dosis de acción-suspenso-terror, me parecieron muy logradas.
Puntuación: 75/100. Disfrutable.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

19. dic 2, 02:13 | pk...

Comparar esta película con open water me parece cuanto menos un disparate…no sé si la persona que ha escrito la crítica habrá visto esta segunda. Porque ya me pueden decir a mi en qué momento de la película (open water) aparece un tiburón blanco por favor. Si bien la tensión y el suspense está conseguido de forma parecida, creo que open water lo consigue más eficaz y originalmente sin desmerecer al esta película.

Por último sólo hacer notar que entiendo que para saborear debidamente que esta clase de películas es “importante” que te gusten y atraigan estos animales (como es mi caso) si no. .no deja de ser una “matanza de texas” más o un “scram” cualquiera.

un saludo a todos.

20. oct 15, 23:42 | Cuervo

No me esperaba gran cosa y así ha sido. Hay que ser muy amante del survival para darle semejante nota a esta película.

También es verdad que yo soy más de bosques y “bestias”, pero vamos, que que la peli más sencilla y predecible no puede ser.

Saludos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.