Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Selling

The Selling

Abbot y Costello del siglo XXI

The Selling

Ver ficha completa

  • Título original: The Selling
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Emily Lou
  • Guión: Gabriel Diani
  • Intérpretes: Gabriel Diani, Janet Varney, Jonathan Klein
  • Argumento: Un joven vendedor deberá vender una casa encantada antes de que sus moradores arruinen su vida.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

The Selling

Si hay dos géneros que no casan son la comedia y el terror. Por más que el cine intenta unirlos es muy raro que encontremos un título que combine en su justa medida ambas cosas sin llegar a decantarse por ninguno en especial. Así, terror con toques cómicos, hay para aburrir. Lo mismo se puede decir de las comedias ambientadas en argumentos de terror… pero títulos que contengan terror y humor al 50 por ciento o casi… estos creo que se pueden contar con una mano. Personalmente sólo señalaría Un hombre lobo americano en Londres, la infravalorada Atrápame esos fantasmas y, en menor medida, Poltergeist.

La verdad es que The selling apunta, en sus primeros minutos, a subirse al carro de las mencionadas, pero al poco se decanta, sin complejos, por la comedia ligera llena de homenajes al cine de los 80 y 90 y con un humor blanco totalmente recomendable que procura no caer en los excesos y las patochadas fáciles.

La historia nos presenta a dos amigos y colegas de trabajo, Richard y David, vendedores inmobiliarios, que compran un chalet a un precio realmente bajo con el fin de revenderlo con posterioridad. Después de cerrar el trato descubrirán lo que se escondía tras semejante oferta: la casa fue el hogar de un temible psicópata y entres sus paredes aún moran sus víctimas y una fuerza oscura. Ahora ambos tendrán que deshacerse de el inmueble, pues han depositado en él todos sus ahorros. La situación es más desesperante aún para nuestro protagonista, Richard Scarry, que necesita el dinero para pagar el tratamiento de cáncer de su madre. Pero la casa tiene sus propios planes y no va a poner tan fácil su traspaso…

The selling huye de grandes efectos especiales y de truculencias visuales para centrar todo su interés en los diálogos, las situaciones y la construcción de los personajes. Sus protagonistas se pueden antojar al principio un tanto sosos pero irán tomando ritmo conforme avance la historia y, al final, serán ellos los que aguanten el bajón de interés que tiene el argumento en sus últimos compases. Tanto principales como secundarios tendrán unas actuaciones más que correctas y todos ellos gozarán de momentos brillantes donde destapar las esencias de sus personajes. Especial mención a la madre de nuestro sufrido protagonista (Nancy Lenehan) que construye un personaje aquejado de cáncer constantemente positivo y luminoso sin acercarlo en ningún momento a lo patético o grosero; todo un acierto y un soplo de optimismo y frescura a la hora de hablar de una enfermedad tan difícil en cine. También muy divertida y chispeante será la compañera de despacho de nuestro dúo (Janet Varney) que además tiene una presencia en pantalla (y unos ojos) de lo más sexy. Tal vez la peor parte del reparto se lo lleve David, fiel escudero de nuestro protagonista, que resulta demasiado plano y tópico.

Los guionistas han sabido transformar en chistes situaciones y aromas de “Poltergeist”, de la saga Amityville o de “House, una casa alucinante” articulando una trama muy simpática, aunque previsible, y condensando los mejores gags en una secuencia genial, la de la visita guiada, que por sí sola merece el visionado de la cinta (y que ocupa gran parte del trailer). Pero el mayor acierto del guión es el saber mantener un nivel de diversión bastante equilibrado a lo largo de toda su duración, nivel que sólo flojea en sus últimos 15 minutos, pero nunca de manera alarmante… esto es algo que no se puede decir de la mayoría de las comedias actuales.

Con un notable en los actores y otro en el guión, es una pena que la dirección se quede algo por debajo de estos puntos y muestre cierta falta de ambición a la hora de construir las escenas… Con todo y con eso The selling es una cinta más que digna que se puede medir con muchos de los títulos con los que nos bombardean las carteleras a lo largo del año y provocar más entretenimiento y humor. Un película pequeña pero fresca, de rostros desconocidos pero simpáticos y con una historia tópica pero entretenida… como veis en esta ocasión casi todos los “peros” son para bien.

Imágenes de la película

The Selling

The Selling

The Selling

Tráiler

Lo mejor: Un buen montón de momentos que si bien no son de carcajada sí que hacen reír.

Lo peor: Su último cuarto de hora, sin ser malo, es previsible y demasiado correcto.

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.