Estás aquí: Página de inicio » Noticias » The Vatican Tapes

The Vatican Tapes

Al diablo no le pagan las horas extras

 photo VT_Interior_zpsbolkfxav.jpg

Angela Holmes, de 27 añitos, es ingresada en un hospital a causa de un tonto accidente que infecta uno de sus dedos. Tras el ingreso, Angela termina por comportarse de forma muy rara, hiriendo y atacando a todos los que la rodean, incluso sus seres queridos. Sus padres preocupados y devotos acuden a la ayuda de dos sacerdotes que pronto determinan la posesión de la joven; sin saber que el ser que se ha apropiado del cuerpo es una de las entidades más poderosas del Infierno.

Entre pactos con políticos y corromper a monjitas, el diablo no da a basto. Y si hablamos de cine ha llegado un momento en que el Enemigo ha debido abrir una franquicia para atender a las distintas posesiones que dan lugar bajo su nombre. La reflexión sobre el abuso, en cuanto a cintas de posesiones, que sufrimos en el cine de terror se extiende casi hasta los ochentas, lo que no evita que nuevas películas sobre el tema se vayan produciendo por docenas. Desde la serie Z hasta las películas de alto presupuesto, el demonio está de moda (¿alguna vez había dejado de estarlo?) y nos gusta verlo atormentando a nuestros semejantes.
El caso es que la producción que nos ocupa, “The Vatican Tapes”, se lleva la palma en cuanto a la falta de originalidad que vamos denunciado en este subgénero: joven virginal aficionada a los camisones blancos, una pareja de sacerdotes al estilo de las buddy movies, una escena final apoteósica donde se desvelan temibles poderes por parte de la chica poseída… La verdad es que estas premisas provocan más pereza que otra cosa, aunque cierto es que el cine de posesiones, como los slashers, siempre queda resultón en pantalla cuando no experimenta con sus propios límites.
Otra cosa sería hablar de que la cinta haya sido presentada como un “mockumentary”. Por una parte resulta evidente las ganas de subirse al carro del estilo de moda y, por otra, dudo seriamente de que finalmente sea un falso documental dados los planos que nos ha presentado su tráiler.

La única duda razonable que nos queda por la presente es la presencia de Mark Neveldine como director. Un tipo que rompió con su debut a cargo de la adrenalítica “Crank” (cinta que cuando menos supone un entretenimiento cafre y cachondo como pocos actualmente), un tipo que practicó una ciencia ficción engañosa con “Gamer” (cuyo peor pecado era su vacío contenido moral), un tipo que anunciaba su fin con el guión de “Jonah Hex” (horrible), un tipo que terminó por hundirse con la penosa “Motorista Fantasma 2”. Pues bien, este director de carrera descendente parece querer trasladar el estilo frenético, lleno de idas de olla y de acción poco justificable, al cine de exorcismos. Como se puede ver en el tráiler, no escatimará en explosiones, si hace falta, para revelarnos el poder del mal envuelto en la dulce piel de una tierna muchacha. Veremos qué tal le va a esta curiosa mezcla el 22 de mayo, cuando sea estrenada en Estados Unidos.

Imágenes de la película

 photo VT_Poster_zpsigjaqtc4.jpg

Tráiler

Vuestros comentarios

1. ene 12, 04:26 | MASP

Lenta y aburrida. Y el caso es que si su final iconoclasta se hubiera adelantado a los pocos minutos y el resto del metraje se hubiera dedicado a las pirotecnicas de rigor pues igual la cinta habría dado algo de juego como entreteniminto culpable. Pero tal y como está planteada resulta totalmente prescindible. Eso sí, el Diablo tiene muy gusto para las posesiones. Olivia Taylor Dudley está para ungirla de agua bendita y lo que haga falta, oiga.

2. may 17, 04:02 | Cuervo

Totalmente falta de originalidad (…) ¿que fácil es que te posea un demonio hoy en día, no? Un corte mal curado y se te mete el maligno ja ja ja, tendré más cuidado la próxima vez que corte jamón.

Puntuación: ★★ (sobre 5)

Saludos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.