Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Toad Road

Toad Road

Picnic en... ¿Toad Road?

toad road

Ver ficha completa

  • Título original: Toad Road
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Jason Banker
  • Guión: Jason Banker
  • Intérpretes: Sara Anne Jones, James Davidson, Jim Driscoll
  • Argumento: ¿Qué fue de la joven de Toad Road?
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

toad road

Han transcurrido, ni más ni menos, que 38 años desde que Peter Weir llevase a la gran pantalla, de manera fidedigna y excepcional, uno de los mayores enigmas de la literatura anglosajona que su creadora, la gran Joan Lindsay, aludió bajo la siguiente pregunta: ¿Qué fue de las jóvenes de Hanging Rock? Y tras 38 años de evolución (o involución, dependiendo de por dónde se mire) en la sociedad, donde los misterios van transformándose a modo de cuentos surrealistas que todo el mundo define como leyendas urbanas, llega Jason Barker con su filme indie bajo el brazo y nos propone prácticamente la misma pregunta: ¿Qué fue de la joven de Toad Road?

Es evidente que entre Toad Road y Picnic en Hanging Rock hay un abismo colosal, en todos los sentidos. Como podéis apreciar en el tráiler de Toad Road, estamos ante una cinta independiente y visualmente muy precaria, algo completamente opuesto a lo propuesto en Picnic en Hanging Rock, que es una autentica explosión visual de paisajes frondosos, rocosos, convulsos y mágicos de la Australia más rural y naciente. Un lugar donde todo parece de ensueño. Pero a pesar de ello Banker demuestra ser muy sagaz. Por supuesto que sabe que Toad Road no alcanzará ese estatus visual y tampoco pretende arriesgarse a generar un estropicio en dicho ámbito, por eso opta por el camino opuesto y, al mismi tiempo, económico: la realidad. Y que mejor manera de plasmar la realidad que los planos testigos (de ahí que los actores sean debutantes en su mayoría y conserven sus nombres reales). Los planos testigos de una experiencia lóbrega y confusa.

Al igual que tuvimos en Picnic en Hanging Rock o en cualquier otra película o libro sobre surrealismo femenino que se precie, todo el universo gira en torno a una damisela, que en Toad Road se correspondería con el personaje de Sarah (interpretada por la difunta Sarah Ann Jones, que en paz descanse). Para los que no hayáis tenido la oportunidad de conocer una a damisela del terror, os diré que es aquella joven asidua a vestir de blanco - aunque también la encontremos de azul o bajo una capa roja entrelazada al cuello – , de orientación sexual “X”, y que únicamente busca saber quién es, hacía dónde se dirige, y en qué dirección su corazón le dice que debe caminar.

Sarah es la damisela perfecta. Es más, me atrevería a decir que es la mejor damisela de los últimos años. La actuación de Sarah Ann Jones es absolutamente perfecta. En seguida palpas la desorientación y la inocencia en su mirada, en su armoniosa voz. Es la chica buena e inocente, la joven estudiosa, dulce, entrañable, indefensa y virginal que, a diferencia de sus faloperos amigos, tiene una familia y un sitio donde desfallecer. Sin embargo, cuando se contempla ante el espejo no se encuentra; le falta algo. Y cree que únicamente estando drogada es capaz de ver sus rasgos. Sin embargo necesita algo mucho más intenso y profundo para ser capaz de darle sentido a todas esa piezas que no terminan de encajar en el espejo. Es por eso que Sarah tiene los amigos y el novio que tiene. Anda perdida buscando esa última pieza y a medida que esa búsqueda avance su adicción a los estupefacientes progresivamente será mayor; hasta que finalmente esté preparada para cruzar la barrera terrenal de la virginidad hacía la penetrante Toad Road y sus siete puertas del infierno. Un viaje que emprenderá junto a su novio, ansioso de experimentar el salto final.

Me encantaría poder decir que Toad Road es mucho más que una película de drogatas ególatras que no saben qué hacer con su vida excepto tirarla por el retrete por culpa de las drogas mientras afirman, continuamente, los peligros de las mismas; pero no puedo. Y no puedo porque, por muchas cosas positivas que pude ver en Toad Road, su tramo final me impide hacerlo. Todas las escenas terroríficas, los actos psicomágicos y los pocos sustos bien logrados, se pierden en la nada; y todo por centrarse demasiado en las nimiedades, locuras y culpabilidades de un falopero enfermo, y no en la hermosa y agostada Sarah durante ese clímax final en el que transita los avernos.

En conclusión, Toad Road es una propuesta psicomágica capaz de aportar su propio legado en un tipo de surrealismo que hace mucho que no vemos en pantalla. Resulta perturbada y poética por momentos, además de regalarnos una de las mejores actuaciones femeninas de los últimos años. Jason Banker es un director al que hay que seguir en un futuro tras este excelente debut. La recomiendo… pero hay que andarse con cuidado, las lagunas no siempre dan buenos frutos.

Imágenes de la película

toad road

toad road

toad road

Tráiler

Lo mejor: Sarah Ann Jones, la verdadera luz de este Toad Road.

Lo peor: No tiene nada de especial, no deja huella. El guión es flojo, lacustre y vago; muchísimo que pulir, por muy innovadora que sea la mezcla.

Vuestros comentarios

1. ago 1, 12:18 | jesus pamplona

Vista en el Nocturna, tengo que decir que “Toad road” es una de las mejores cintas de cine indie con las que me he econtrado. Es absolutamente hipnótica. Y el descenso a los infiernos de la protagonista (infiernos internos) me recordó aunque se encuentra en otro registro, argumento y casi género, a la magnífica “Yo cristina F”.

Detras de toda la droga, los desfases y la gamberradas se esconte un horror al vacío, a la falta de sentido de la existencia,totalmente real; una mirada al abismo que termina por llevarse a sus protagonistas.
Por su parte, el espectador comun se queda con la sensación ágria de ser un afortunado por no haber sido atrapado por el agujero… pero también de ser un ignorante por no asomarse a él… No me sé explicar bien, pero es que las reflexiones de Toad road son demasiado complejas para mi.

2. ago 1, 16:47 | RedRum

jesus pamplona.- Estoy de acuerdo, no mata, pero deja un buen sabor de boca.

En cuanto, al tema de las drogas, a ver… siento de primeras si ofendo a alguien con mis palabras, pero es lo que he vivido, he visto y me dice mi experiencia.
Para mí, no se trata de sentirse afortunado o no por no engancharse a semejante “desdicha” (por llamarlo de alguna forma), se trata de ser un egoísta o no, se trata de pensar si “esto”, es decir, la vida, merece la pena o no… Y una serie de cuestiones más bastante simples. El que se droga porque, según él, lo necesita, es un egolatra y un egoísta que no tiene perdón de Dios. Tan simple como eso, y sin darte cuenta Jesús me has dado la razón a mí al comparar Toad Road con una película de drogas cualquiera como es “Yo Cristina F”; es decir, lo mismo de siempre.
Ahora esto que digo, enfocado desde la prespectiva de la película. Es tan sencillo como eso: ni a Sarah ni a la rata de su novio (deseoso de catar la manzana prohibida de ésta), les obligaron a vivir en un infierno, ELLOS SE LO BUSCARON, repito: ELLOS SE LO BUSCARON. Por supuesto que el novio de Sarah podía haber hecho algo por ella, pero estaba más interesado en acostarse con ella que en protegerla.

Nada más que añadir.

3. ago 8, 14:54 | Mr zombie

Enhorabuena por esta review Redrum. Me acabo de interesar por esta Toad Road, y es que aunque no pueda ser magistral, con el ganchito de sus virtudes, ya me arrastra a apetecerme verla.

Un saludo.

4. ago 8, 16:01 | Lady Necrophage

Apunta maneras, aunque tras leer la review no se que pensar… me inspira, en cierto modo, miedo de encontrarme ante un dramon que me haga bostezar más que otra cosa, pero me la apunto por si acaso.

Saludos!!

5. ago 8, 16:05 | Lady Necrophage

Apunta manera… Aunque tras leer la review, no se que pensar, miedo me da encontrarme ante un dramón que me haga bostezar.. Me la apunto por si acaso ya que sino, en el último momento, siempre se puede recular y ver otra cosa.

Saludos!!!

6. ago 9, 15:57 | RedRum

Mr zombie.- Gracias compi! Es probable que te guste, al principio no me terminaba de convencer mucho pero con el tiempo mejoran mis sensaciones. Es recomendable si tienes claro lo que vas a ver puesto que es todo muy experimental, es una mezcla muy innovadora tanto argumental como a nivel de dirección por ese uso de found footage sin found footage. No obstante la cagan al final, sabiendo lo que vas a ver como no sabiéndolo.

Lady Necrophage.- Mmmm… no, no es un dramón; no se corta un pelo en mostrar locuras y escenas delirantes, ya te lo adelanto. Pero sus últimos 15 minutos son un poco… rollo, muy tediosos, aunque la primera hora es bastante buena y muy entretenida. Es de esas pelis que dejan a medias, pero que mejoran con el transcurso del tiempo, la valoras más y mejor.

Un abrazo compis!

7. ago 9, 22:31 | Lady Necrophage

Perdon por el comentario dos veces, pero es que me salia como no publicado. Muy bien, me la apunto tambien, la tendre muy en cuenta, ya que, en este mismo tema de drogas, me encanto “someones knocking at the door”.
Olvide felicitarte por la review, como no, un placer leer acerca de productos tan independientes y, algunos de ellos, tan rotundamente originales.

un besazo!!!

p.D. perdon por las faltas, pero, con este cacharro, no se escribir mejor…

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.