Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Vile

Vile

¡Me pido primero para el rayador de queso!

Vile Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Vile
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2011
  • Director: Taylor Sheridan
  • Guión: Eric Jay Beck, Rob Kowsaluk
  • Intérpretes: Eric Jay Beck, April Matson, Akeem Smith
  • Argumento: Un grupo de gente despierta en una casa bloqueada. En su nuca dos viales: uno que acabará con ellos en 22 horas y otro que deben llenar con los químicos que sus cerebros producen cuando sienten dolor. ¡El experimento comienza!
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Vile

Cuatro amigos son secuestrados tras un fin de semana de acampada. Cuando despiertan están atrapados en una casa donde les esperan otros secuestrados y un monitor. La pantalla se enciende y una extraña mujer les informa de las reglas del experimento al que van a ser sometidos: dos viales tras la nuca, uno vacío y otro lleno con algo “peligroso”. 22 horas para llenar un porcentaje adecuado del vial vacío. ¿Cómo? Solo el dolor, la sensación cerebral de que nuestros días llegan a su fin hacen segregar las sustancias químicas que el aparato de sus nucas destila. En sus manos, en su calvario, está la llave de su propia liberación. ¿Quién será el primero en someterse a la tortura de sus compañeros para llegar al porcentaje que la mujer demanda?

Vile es una pequeña película independiente que expone sin pudor su amor por ese pseudo-género llamado Torture Porn, y que pese a su premisa inicial poco tiene que ver con Gantz, por si os lo preguntabais. Vaya por delante que cedo al uso de dicha clasificación para entendernos y que os podáis hacer una idea más clara de lo que esconde esta producción. En lo particular no comulgo con la etiqueta de marras, no solo porque la mayoría de las películas de nueva generación, que han intentado sumarse a este carro, no me han hecho excesiva gracia si no también por lo superior de sus raíces. La última que pude ver del estilo fue Truth or Die y no fue precisamente una experiencia reseñable. No obstante reconozco el impacto que en su día me produjo SAW y, en menor medida, Hostel; mamás ambas de todo eso del Torture Porn. Si me permitís, sintetizaré mi opinión al respecto y de paso aclaro a los recién llegados que significa el término, así podréis juzgar con perspectiva mi opinión sobre Vile:

Cuando oí por primera vez del Torture Porn inmediatamente recordé uno de mis momentos adolescentes más oscuros. Aquel en que un amigo introducía en su reproductor VHS una copia pirata de Guinea Pig 2. El resto es historia, tremenda salvajada solo volvería a detonarme en la cara cuando accedí de forma similar a la genial Aftermath de un Nacho Cerdá muy “abandonado”, pero al conocer de SAW me sorprendió que todo el mundo alabase su capacidad para centrarse en la tortura y el dolor de forma explícita, de ahí que un crítico e sacase de la manga el término. Y digo que me sorprendió porque el concepto era algo tan viejo como el hombre, dentro del cine igualmente. Por poner un ejemplo, el cine Mondo (años sesenta) puede vanagloriarse de mirar las nuevas modas del Mockumentary y el Torture Porn como si de nietos juguetones se tratasen. Por lo que a un servidor le es imposible tomarse con la seriedad necesaria las nuevas producciones que prometen “estomagarte y aterrorizarte con un realismo atroz”. Bueno, entendedme, los que llevamos más tiempo en el negocio miramos como se reciclan modas para presentar lo mismo pero con otro nombre, y la “falsa novedad” ya no nos basta. Tampoco las referencia “equivocas”: cuando se anunció la edición de Vile, sus promotores aseguraban que algo de la imprescindible Cube encontraríamos entretejida en su argumento. ¡Ni de lejos! Remotamente, por aquello de la salvación mediante el sacrificio, pero una pista falsa que a más de uno habrá despistado.

Con todo lo dicho podría parecer que me dispongo a vilipendiar a Vile… pues nada más lejos de la realidad. Aun con sus enormes fallos de definición de personajes, sus agujeros arguméntales y su poco imaginativo final, se trata de una película que se pasa volando y se disfruta muchísimo gracias a su enfoque “fantasioso” y peliculero de todo el asunto tras un grupito encerrado en una casa, las torturas entre las personas atrapadas, las tonterías “científicas” y los trapos sucios.

Cualquiera que lea la frase con que cerraba el párrafo anterior podría pensar que hablo del infame programa de televisión (¿experimento social? ¡Ja!) Gran Hermano, y justamente algo de eso tiene Vile. Más que otras “hermanas” actuales, donde realmente el sufrimiento de los personajes sirve de excusa para dirigir la cinta hacía otros derroteros, el thriller policiaco en el caso de SAW, por ejemplo, mientras que en Vile se erige como la única motivación de su ajustado y adecuado metraje. Y se trata de la única motivación porque los otros elementos – misterio, secretos entre los personajes, la prueba fatídica –, todo está ahí, pero con unos resultados en pantalla intrascendentes, y más forzados incluso que las artimañas de la saga de Jigsaw para engañar al espectador.

Aunque hay que reconocerle su director, Taylor Sheridan, un denostado esfuerzo por otorgarle personalidad a sus personajes, a pesar de hacerlo con una filmación melosa – mención especial a su inicio –; esfuerzo que no esconde la incapacidad para salir de los tópicos que alimentan el género de terror. Eric Jay Beck, protagonista y guionista, y Rob Kowsaluk, solo guionista, aciertan al presentarnos un grupo de personas alejadas de la universidad y además mezclarlo en un crisol de distintas razas, edades y credos. Una interesante mezcla que ameniza por encima de la media la primera parte de la película. Luego todo vuelve a su cauce cuando la necesidad de torturar al prójimo, la idea central que vale por sí sola toda el tiempo invertido en Vile, arrecia en pantalla y nos convertimos en simples espectadores despreocupados, seducidos por el morbo del padecimiento ajeno.

Es lo imaginativo, la capacidad para pensar distintas “torturas caseras”, lo que aporta gracejo adicional a una película que de por sí, tampoco puede innovar en otros aspectos. El mismo presupuesto limitado y las carencias de los actores, que no han estudiado para nota, es el que va guiando la cinta hasta su lógica conclusión: vuelta de tuerca injustificable pero divertida y traca final con escenas escabrosas que aun con todo no escandalizarán a nadie (tal vez ese rayador de queso, ¡ugh, doloroso!). Pese a las continuas vejaciones que sufren los protagonistas, la exposición en pantalla es medida con escuadra y cartabón, orientada al público norteamericano más amplio. No busca escandalizar, busca entretener. A mi ya me sirve si lo consigue, como es el caso. Sí me gustaría felicitar a sus creadores por buscar un epílogo que aporte toda la fuerza que la conclusión de la trama había dejado a medio gas. Eso demuestra su honestidad, aunque en mi humilde opinión llega bastante tarde, tras el inconexo final de fiesta. No así, una introducción que presenta un experimento médico, cuya relación con la historia consiguiente es algo inexplicable. No se trata de que tenga o no relación con los personajes encerrados en la casa y su brete, es que no consigo ver que aporta más allá de despertar desde el primer minuto nuestros bajos instintos.

Con respecto a la edición en DVD, Canadá y USA, que anda en mis manos, solo comentar que aporta bien poquito con sus extras (escenas eliminadas y tráilers), amén de no llevar subtítulos. Uno se pregunta como disfrutan del cine en casa los norteamericanos con problemas auditivos.

Sin más, una película que no podemos destacar por innovar, ofrecer algo original, por aterrarnos, por conseguir un grado de tensión insoportable o por apelar a nuestra inteligencia. Paradójicamente no destaca por nada, excepto por su capacidad para entretener al espectador de cine de terror medio. Todo un logro para los tiempos que corren. Recomendada para una noche que pida a gritos borrar las cuitas del día a día.

Imágenes de la película

Vile

Vile

Vile

Tráiler

Lo mejor: Consigue mantener la intriga y la tensión durante todo su metraje

Lo peor: La escasa evolución del argumento es demasiado forzada. El giro final no está a la altura.

Vuestros comentarios

1. sep 25, 21:38 | Joan Lafulla

La programaron el pasado año en Terrormolins… pero un puñetero resfriado me dejó sin verla. Me quedé con las ganas.

Saludos

2. sep 25, 23:10 | Bafometh729

Jai Pipol:

Como dejé en la otra entrada de Vile, es una película que después de una sesión terrible de esas que la puntuación máxima (de 3) es un 10/100, pues dices, no está mal; pero seguro que si la ves la primera no la dejas en un puesto tan elevado.
Puntuación: 55/100.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

3. sep 26, 11:15 | UPIRI

No es mi genero el torture porn, no la veré. Pero gracias por la reseña.

4. sep 27, 17:35 | Jesús

¿Alguien me puede ayudar a encontrar los subtitulos? no los veo por ningún lado.

Me encanta este tipo de películas.

5. sep 27, 20:52 | Mr Zombie

Jesus, no podemos facilitar ese tipo de datos. Dar links de descargas de red o subtitulos de red para peliculas ya no se estila en Almas.

6. sep 27, 21:34 | Joe D'Amato

Me pareció una de las explotaciones más casposas y patéticas del subgénero del torture porn que lidera la saga Saw, con un encefalograma totalmente plano a nivel argumental y de personajes, a cual más idiota, donde todo se reduce a las escenas de unas torturas de pacotilla, como arranques de uñas o martillazos a las rodillas, entre su gran originalidad.

7. sep 28, 12:53 | Bob Rock

Jesús.- No sé, comprate el DVD y nos cuentas si vienen en el mismo. Ah! no, que ya se indica en la reseña que no viene subtitulada. ¡Vaya! ¡Qué pena que dolor!

Joe D’Amato.- Ja ja ja, opiniones hay para todos los gustos. Bueno, a mi me gustó también, como cine de serie b está por encima de la media.

8. oct 28, 17:15 | MY

Una peli cuya existencia no conocía. Visionado que se hace corto, pero con un argumento poco original, (pero de los que me gustan) y unas torturas que no están a la altura. Dudé en un regular, pero definitivamente es mala.
Y Jesús no te preocupes, mi colega la encontró con subtítulos, o sea que por ahí anda.
Saludossss¡¡¡¡¡

9. nov 3, 11:12 | Draghann

Aburrida y mal llevada. Creo que lo peor de todo es lo poco trabajado que está el guión y cómo se adaptan a la situación de manera tan rápida. Pasan a la acción como si lo que estuvieran a punto de hacer fuese algo hasta aceptable. En fin, tal vez la historia hubiese dado para más en otras manos…

Un saludo!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.