Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Wasting Away

Wasting Away

Hoy me he levantado un poco zombie

Wasting_away_poster

Ver ficha completa

  • Título original: Wasting Away
  • Nacionalidad: USA | Año: 2007
  • Director: Matthew Kohnen
  • Guión: Matthew Kohnen, Sean Kohnen
  • Intérpretes: Betsy Beutler, Matthew Davis, Julianna Robinson
  • Argumento: Cuatro amigos prueban a mezclar cerveza contaminada con helado para pasar el rato, gracias a lo cual aprenden que, en esta vida, ser un muerto viviente es más interesante que ser un don nadie

64 |100

Estrellas: 3

Wasting Away

Una comedia urbana, zombies, película independiente… ¿Estamos ante la enésima comedia zombie nacida a la sombra de Shaun of the dead”? Para bien ó para mal os daré un rotundo “no” como respuesta, y el que se elevase como la ganadora del Midnight X-treme en el festival de Sitges 2009, avala parcialmente esta contestación. Wasting Away, que ha sido editada recientemente en DVD aquí en España como “Zombie Town” (no confundir con una película del mismo título y el mismo año que no tenido el placer de ver), es una comedia dada a luz con muy pocos medios y que intenta hacer ver la historia al espectador a través de los nublados ojos del icono del terror por excelencia de este principio del siglo XXI: el muerto viviente

Pero vayamos pasa a paso, despacito, como si nuestras piernas careciesen de circulación sanguínea.

No cabe duda que la figura del zombie está sobreexplotada. Uno se puede llegar a marear si busca en la red de redes películas que contengan zombie ó “of the dead” en su título, queda claro que la figura del muerto que surge de su tumba merece una segunda mirada más allá de esa primera impresión, que muchos tendrán actualmente, del zombie como mera exscusa para realizar un film de terror de bajo presupuesto ó, sencillamente, “molón”.
El nacimiento del “zombie moderno” en el celuloide, tuvo lugar en la obra de culto La noche de los muertos vivientes. Sin entrar en detalles, muchos vieron en la opera prima de George Romero, y en sus posteriores proyectos, un manifiesto sobre la alienación del capitalismo en las sociedades del primer mundo. En la sociedad de consumo todos nos convertimos en ovejas descerebradas que caminando al unísono solo nos preocupamos de lo que tenemos delante, sin tener como objetivo el crecimiento como seres humanos. Obviamente también se pueden establecer paralelismos con los andrajosos zombies en blanco y negro de Romero, con la creciente población de mendigos estadounidenses a finales de los sesenta. Lo que parece evidente es que debajo de la patina de entretenimiento incontestable que lucia La noche de los muertos vivientes se escondía un mensaje una llamada a las neuronas del espectador. Desgraciadamente esto se ha ido perdiendo con el paso de las décadas, y hoy por hoy, salvo en contadas excepciones, el zombie no es más que un elemento de entretenimiento fácil en la dichosa sociedad del bienestar.

Entrando en la pura opinión personal, diré que Wasting Away es una excepción en este mar de películas planas sobre muertos vivientes, puede que el mensaje no llegue alto y claro debido a pequeños fallos que os iré desgranando; pero yo sentí un claro tributo a “los raros”, “los diferentes”, “los inadaptados” en la opera prima de Matthew Kohnen. Y usando al manido muerto viviente como elemento referencial, algo que es digno de alabar. En Wasting Away los protagonistas, convertidos en cadáveres andantes, son los raros del pueblo que solo buscan desesperados un hogar, un objetivo que de sentido a su no-vida. Una misión loable que nosotros, como miembros de la citada sociedad del bienestar, hemos olvidado. Por si fuera poco, la transmisión de este mensaje se aborda desde la perspectiva del propio zombie, nos metemos en sus cabezas agusanadas para compartir su periplo con voluntad y buen humor. Que yo sepa está es la primera vez que se narra, en el séptimo arte, una historia de muertos vivientes contada íntegramente desde el otro lado; el lado de la carne podrida y los miembros cangrenados. Es cierto que existen algunos intentos de una aproximación humanizada al fenómeno zombie, a bote pronto me vienen a la cabeza una acertada “zombedy” como Fido ó la prescindible Mortal Zombie (Return of the living death 3); sin embargo una película con tantas ganas de meternos en un juego donde los zombies son los protagonistas y destinatarios de nuestro afecto, frente a unos seres humanos, cuando menos, anodinos…pues la verdad que nunca la había visto.

Timmy, Mike, Cindy y Vanesa son cuatro amigos que esperan a que se abra la bolera para entretenerse una aburrida noche de viernes más. Timmy, que trabaja en la bolera como camarero, les deja quedarse en la cocina mientras prepara la noche de competición. Pero a Mike se le ocurre la idea de mezclar cerveza con helado para ir calentando. Lo que ninguno sabe es que un camión que transportaba desechos nucleares ha tenido un accidente muy cerca de la bolera y uno de los barriles llenos de desechos se ha desparramado contaminando la cerveza.

Tras probar el “invento” de Timmy, los cuatro caen fulminados. Cuando horas más tarde, despiertan se sienten enormemente raros, fuertes y hambrientos. Afortunadamente, mientras andan embarcados en sus quehaceres nocturnos, un soldado hace su entrada en escena para descubrirles la verdad: los desechos tóxicos están transformando a las amigables gentes del pueblo en violentos infectados, pero ellos cinco se han visto extrañamente inmunizados convirtiéndose en…supersoldados!!

Fuertemente emocionados ninguno se percata del verdadero origen de los cambios que ocurren en su interior. Se sienten diferentes y actúan diferente, sin embargo ninguno sospecha que en realidad están muertos y ¡se han convertido en zombies sedientos de carne fresca!

Lo primero que destaca en la obra de unos desconocidos hermanos Kohnen es la alternancia de imágenes en blanco y negro (a excepción del helado fluorescente) con las imágenes a todo color (y bastante vivas, un acertado uso de la fotografía). ¿Qué representa esta alternancia? Bien, la ausencia de color corresponde a la mirada de los vivos sobre la realidad y los colores brillantes están asociados a la mirada de los muertos vivientes (un mundo gris y triste para los seres humanos frente a uno de alegres colores para los muertos, genial idea). Es más, los zombies se ven a si mismos como personas totalmente normales, a la par que sus vecinos vivos son, para ellos, poco más que unos borrones chillones e ininteligibles debido a la lentitud de sus cerebros en estado de descomposición. Simple pero efectivo, ¿verdad? Y es que toda la película se basa en este juego interpretado en clave de comedia. Los zombies piensan que los que les rodean están infectados, y por eso se mueven tan rapido, a la vez que ellos se contemplan como siempre, intentando seguir con sus amoríos, sus entrevistas de trabajo y su afición por la cerveza. Ellos pueden estar bailando de alegría a todo color por una victoria en una partida a los bolos pero la verdad es que sus movimientos espasmódicos y grisáceos solo generan asco y temor en los rostros de los vivos.

Esta doble visión da pie a multitud de escenas que buscan nuestra sonrisa cómplice con los equivocos (facilones en ocasiones), aquí es donde encontramos uno de los primeros problemas de Wasting Away. La repetición del recurso, así como el humor infantil de algunos “gags”, se me presenta algo cansina. Tanto lo reducido de los medios técnicos como del repertorio interpretativo de los actores (todos desconocidos para mí, a excepción de un clásico secundario como Richard Riehle), se convierten en el lastre para el cristalizar de un producto notable. No nos engañemos, los medios son muy limitados. El bajo presupuesto se deja notar de forma omnipresente, aunque quiero dejar claro que cada centavo está bien aprovechado. Imagino lo difícil que habrá resultado para los responsables de esta cinta, conseguir hilar hora y media con un resultado homogéneo y lo suficiente compacto como para impactar al espectador curtido en los mil y un recursos (y tópicos) del cine zombie. Sin embargo toda opera prima esta plagada de fallos y “tics”. Wasting away no se salva de estos molestos fallos; para que me entendáis os daré un ejemplo:

En Wasting Away los borrachos, debido a la lentitud de sus procesos cerebrales (je je je), perciben y entienden a la perfección a los muertos vivientes. Pues bien, existen tres escenas que usan este leitmotiv para generar bromas y gracias; desgraciadamente todo se queda en lo divertido de la idea, porque la resolución lastrada por las interpretaciones muy justas de los protagonistas, así como el ritmo, en ocasiones, ralentizado de la película, no consigue convencernos por mucho que sea el esfuerzo. Lo peor, es que esta forma sosa de presentar las ideas ocurre en demasiadas ocasiones como para obviarlo.

Sin embargo, y como hecho positivo, todas estas buenas ideas crean una aureola de simpatía que se extiende a lo largo de todo el metraje. Supongo que para el espectador “novel” en el mundillo de los muertos vivientes, la mayoría de las escenas y escenarios les parecerán intrascendentes, tirando a patéticos. Incluso he leído muchas comparaciones odiosas con producciones de la Troma, bueno, puede que el continente se asemeje por el humor y la falta de medios con las producciones de la mítica Troma, pero el contenido brilla con luz propia debido a su originalidad. No obstante, el espectador cansado de ver películas de zombies deambulando por pantalla sin más objetivo que devorar carne humana, se sentirá como en la casa de siempre, pero totalmente redecorada. Detectará los pequeños homenajes, odiará a ciertos humanos execrables, disfrutará con la bolera bajo los grises plateados y sonreirá con aprobación cuando se cierre el viaje de nuestro grupo de amigos infectados, en unos últimos fotogramas que al raro de la clase le proporcionaran una preciada sensación de camaradería (sobre todo por esa música feliz que resume toda la intencionalidad del guión). A un servidor, le ha gustado mucho el uso de los colores ó su ausencia, quizá le faltaron momentos de mayor intensidad en carcajadas y terror (olvidaros de las sensaciones fuertes, esto es una comedia pura y dura). Pero vamos, que muchas veces uno se plantea lo que un proyecto hubiera podido ser con más medios y no encuentra una respuesta satisfactoria.

Recalco que para juzgar honestamente esta producción hay que ser muy conscientes de que estamos ante un producto de bajo presupuesto, su intencionalidad no es codearse con, por ejemplo, Daybreakers.

Si obviamos todos esos fallos de principiante, la aliteración excesiva, el ritmo desigual, las actuaciones esforzadas pero sencillas (a excepción de una preciosa Vanessa interpretada por Julianna Robinson, pero creo que aquí hablan mis gustos sobre mujeres) y el humor infantil que toma lo peor de la famosa serie de TV Friends, tenemos un producto que pega una bofetada en las narices a todos aquellos que argumentábamos que la figura del zombie no da más de sí en los tiempos que vivimos y dinamita la opinión, generalizada dentro del cine de terror, acerca de que los muertos vivientes solo sirven para entretener un rato y gracias. ¡No! Aun queda mucho que pensar y sentir cuando en nuestro televisor una mano surja de la tumba exigiendo su lugar en nuestro imaginario. De momento yo me he quedado pensativo, preguntandome ¿quien está más vivo? ¿Nosotros recostados en nuestros sofás impávidos ante las injusticias que nos rodean ó ellos, qué juntos avanzan hacia delante aferrándose a la vida con garras y dientes…?

Lo mejor: La simpatía general que despertará a los aficionados de la temática zombie, así como lo original y fresco de su perspectiva en la materia

Lo peor: Como comedia flojea por la levedad de sus chistes y ocasionalmente el ritmo también se atasca

¿Dónde conseguirla?
Gore Nation: “Wasting Away” en VOSE.

Vuestros comentarios

1. abr 26, 22:34 | MASP

Hola tío Bob!
A mi me decepcionó un poquillo, porque como dices, su humor me resultó un tanto pueril y creo que le falta “mala baba” (en todos los aspectos) para terminar de resultarme atractiva.

Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo en lo meritoria que resulta esa segunda lectura que puede hacerse del film a la que te refieres, en la que se realiza un bonita alegoría de la zombificación y la segregación, la injusticia diaria a la que muchas personas se enfrentan a diario por el mero de ser no ya diferentes sino de no querer formar parte de la mediocridad que les rodea.
Bueno, lo dejo que parezco Confucio xD

En ese aspecto, el film, no ya como peli de terror sino como crítica social, da una soberana lección pero sin llegar a ser moralizante. Os recomiendo verla con esa peculiar “óptica” de la que os habla Bob y la disfrutaréis mucho más.

Finalmente deciros que de esta premisa del zombie humanizado visto como víctima y no como verdugo hay una “curiosidad” de 2001, mediocre y que apunta más al drama que al terror, llamada “Dead Creatures” que pese a todo puede resultaros atractiva como “rara avis” a los más “valientes” del lugar.
Y si buscáis algo más alternativo y bizarro, pues haceros con “Otto Or Up With Dead People”, que trata de un zombie neogótico sensible y con problemas de identidad (os juro por Romero que no me he fumado nada).

PD: Esta semana, si puedo, me veré “Tony-London Serial Killer” de la que hablan maravillas y os cuento.

PD: Tío Bob, la semana pasada anduve pillado, pero ésta ya te envío el “tercer tomo”, ok? Sorry! xD

Un Saludo a todos!

2. abr 26, 23:02 | Bob Rock

MASP.- Je je je. Gracias por llamarme tío Bob, así es como me llaman muchas veces Los Lügers, tienes una rara habilidad para de decir lo adecuado en momentos adecuados ;)

Yo es que visioné Wasting Away con mucha “precaución”, creo que Interné se han vertido críticas excesivamente positivas sobre ella. Porque, efectivamente, ocasionalmente se hace aburrida y los chistes son muy chorras (aunque sobre buenas ideas). Pero quería destacar en la reseña el perfil social con el que cuenta (que no es poco) y, día a día, es más raro encontrar en el cine de genero…me hizo sentir un poco zombie, vamos!!

Sobre Dead Creatures solo decir que antes que volver a visionarla prefiero derramarme tinta de boli Bic directamente en la pupila (y eso que no termine de verla por sopor)…vaya pretenciosidad cutre!! La de Otto (que por si fuera poco es homosexual culpable) no me he atrevido a verla porque me parece una paja mental al estilo Dead Creatures, y es que aunque es bonito hacer una película con mensaje, también habrá que saber hacerlo, digo yo. No, no, no me atrevo con Otto XD

Hablando de bizarradas, el otro día vi Zone of the dead (ó Apocalypse of the dead) Al final acaba siendo una serie B (casí Z) rodada en Serbia con un aire a lo italoexplotation (esa fotografía pálida) con la alucinante presencia de un “terminator” cristiano y mal doblado, que riete de Vin Diesel. Creo que mata alrededor de 100 zombies en cuatro escenas de un minuto cada una!! No muy buena pero pasar el rato no se puede descartar.

La de Tony tiene buena pinta, la pena que no contenga esos elementos sobrenaturales que tanto me gustan. Ya nos contarás como solo tú sabes.

Un saludo

PD: No te preocupes, un detallazo como ese no tiene presión alguna XD

3. abr 28, 17:58 | lady necrophage

Le tenía muchas ganas a esta peli…la veo y te cuento…

4. abr 28, 20:43 | Bob Rock

Lady Necrophage.- Por el estilo de cine que creo te gusta…igual te decepciona un poco…sobre todo, no la veas esperando sangre, acción a raudales ó un fuerte calado psicológico.

5. abr 29, 09:03 | Giles

Muy buena reseña. No sé que más se puede añadir.

La película es entretenida y a ratos muy divertida. A mi me hizo reir bastante el soldado con sus fantasmadas varias.

Creo que hay que visionarla pensando que se trata de una comedia y no de una película de terror.

6. abr 29, 13:25 | Almas Oscuras

Genial reseña tio Bob (mis disculpas a MASP por apropiarme el término… es que me ha hecho gracia).
Yo creo que le daré una oportunidad.

saludos

7. abr 29, 13:50 | PKDesignz (Therapyofterror)

Realmente lo interesante de la película es esa propuesta de ver todo a través de los ojos de los ‘infectados’.

Aunque no es algo que revolucione el género si que es original y se agradece.

En cuanto a nivel de actuaciones, puesta en escena, etc. no podemos pedir más a una cinta independiente. para mi han realizado un grandísimo trabajo y es digna de que lso fans la vean.

Saludos!!

8. abr 30, 17:42 | Thanatos

Original, considerando en el ámbito que desarrolló George Romero en relación al género zombie y su arraigo en la sociedad. Bien dicen “Somos lo que comemos…!” por lo que ante esta premisa nuevamente el género zombie en esta película lanza un estridor gemido de dolor en cuanto a este género y mas innovador (No digo revolucionario ya que han realizado varias películas sobre este tipo de YO ZOMBIE)que otras propuestas. No es la fuente de la eterna agonía zombie; pero si es refrescante en relación al juego de luces y cámaras de lo que un zombie puede ver (ademas de imágenes borrosas y mal paradas). Alucinante y desmadreante, pero solamente como dije refresca y empapa mas al que se introduce a este tipo de peliculas; pero su aporte al género zombie es dificl de enfrascar. Mala no es, buena tampoco, regular no le falta y pésima no decepciona. La verdad, estamos ante la extinción zombie no como género unico, sino como innovador. Este género de YO ZOMBIE ha llamado mucho la atención inclusive hasta en videojuegos y para algunos lo toman ofensivo! Pero hago un llamado a todos los no zombies: “El que no ha matado un zombie que lanze la primera granada…” Todos han disfrutado de este tipo de Subgenero y Wasting Away aporta su refrescante sangre a este género, provocando deborar mas cerebros para esta vasta legion de anencefalicos que divierten y embrutecen. Mi gusta almas oscuras, dejar no escribir… cerebro… cerebro decir gracias!!!

9. may 1, 15:31 | Bob Rock

Giles.- “No soy un soldado, soy un zombi”…muy Plissken XD

Joan.- Como “adicto” a los zombies que eres, probablemente te toque la fibra y lo pases bien. Eso sí, tampoco esperes demasiado.

PKDesignz.- Estoy contigo, para fans del genero que no tengan muchos prejuicios

Thanatos.- Ja, ja, ja. Divertido alegato prozombie viniendo de un autentico zombie! La verdad que como subgénero, el cine de muertos vivientes, está ligeramente tocado. Lo que no quita para que vayan surgiendo propuestas dignas que aporten un valor añadido de reflexión social ó humana. Demasiada sobreexplotación camarada no-muerto!!

Gracias por comentar amigos!

10. may 6, 18:01 | lady necrophage

pues eso, me pareció muy original y divertido lo del punto de vista zombie. Por ahí arriba he leído que hay quien dice que es pueril, pues mira, yo me he reído unas cuantas veces (será que lo faciol me hace gracia). Bueno, y poco más que decir, es indudable que un poco más de “tomatina” y de “chicha” le hubieran venido muy bien…

11. may 7, 16:12 | Bob Rock

Lady Necrophage.- Lo del humor va con las personas, el día y otras cosas. Alguna escena me pareció un poco “chorras” e infantiles y, sin embargo, soy un adicto a Bob Esponja…ya ves XD

Un saludo

12. may 7, 23:00 | davidgore

Te diviertes por momentos, en otros la cosa está apagada, pero en general se agradecen o yo lo agradezco mucho, proyectos de este tipo.

Un saludo.

13. may 10, 21:13 | Bob rock

Davidgore.- Supongo que te habrá pasado como a mí. Sin ser una maravilla te hace sonreír y se siente “fresca”. Vamos, como una cervecita de verano!!

Un saludo

14. may 12, 18:36 | Jungle_Julia

Me la vi hace un par de días y no podría estar más de acuerdo con la crítica, me parece muy original que ofrezca el punto de vista zombie en vez del humano, pero los chistes y lo que se suponía que tenía que hacer gracia…meh.

15. may 12, 19:04 | Bob rock

Jungle_Julia.- Bueno, pero seguro que alguna sonrisilla te sacó ¿verdad?

Además, creo que es más difícil hacer buenas comedias que buenas películas de horror

Un saludo!!

16. sep 30, 21:09 | blanch

La acabo de ver, y aunque original y al principio parece divertido pero me he ido aburriendo de tal manera que la he tenido que terminar viendo con el play x2.

17. oct 1, 00:41 | John Trent

A mí no me convenció prácticamente nada. Al principio no iba mal la cosa. Parecía incluso original. Pero solo es un espejismo, pues al rato empieza la cosa a decaer, a hacerse aburrida, sin gracia y absurda en el mal sentido. Una pena, pues con la idea del argumento se podría haber sacado mucho partido.

18. oct 19, 18:13 | Bob Rock

aaaaaaahhhhh, esta tenía su lado muy muy simpático, y el tratamiento es original, un momento en que las pelis de zombis de serie b empezaban a perder cualquier brillo, pero como canto del cisne estuvo guay

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.