Estás aquí: Página de inicio » Críticas » We are the night

We are the night

Algo más que vampiras 'fashion victims'

We are the night

Ver ficha completa

  • Título original: We are the night
  • Nacionalidad: Alemania | Año: 2010
  • Director: Dennis Gansel
  • Guión: Jan Berger
  • Intérpretes: Karoline Herfurth, Nina Hoss, Jennifer Ulrich
  • Argumento: Lena, una joven que malvive en las calles de Berlín, es "reclutada" por un grupo de hermosas y glamurosas mujeres vampiras.

56 |100

Estrellas: 3

We are the night

En 2008 El cineasta alemán Dennis Gansel cosechó un importante éxito de crítica y público con Die Welle (La Ola), adaptación de la novela homónima de Morton Rhue que, a su vez, se basaba en los hechos reales acaecidos en un instituto de Palo Alto, California, en 1967. Die Welle (La Ola) ponía de manifiesto los peligros del pensamiento único mediante un peligroso experimento socio-pedagógico cuyo trágido y contundente desenlace era susceptible de permanecer en la retina del espectador durante largo tiempo.

Con dicho precedente, el anuncio de que la próxima película de Gansel estaba adscrita al género de la sangre y los colmillos, y protagonizada por cuatro sexys mujeres vampiro que hacen de la noche berlinesa su lugar de esparcimiento era, cuanto menos, sorprendente.

Y precisamente por esta misma razón, la participación de Dennis Gansel en el proyecto, We are the night (Wir sind die Nacht en alemán) despertó poderosamente mi curiosidad desde el mismo instante en que supe de su existencia.

Lena es una joven que malvive en las calles de Berlín cometiendo delitos menores. Su vida cambia radicalmente al ser mordida en el cuello por Louise, vampira líder de un reducido grupo de criaturas nocturnas. Tras un doloroso proceso de transformación Lena parece adaptarse a la vida de lujo y excesos que le ofrece su nuevo estatus social. Pero el inoportuno romance con un joven agente de policía le obligará a plantearse su fidelidad al grupo.

Esa curiosidad de la que os hablaba por ver de lo que era capaz de hacer un cineasta como Dennis Gensen con una película de género, pronto se agota. We are the night no supone una aproximación ni excesivamente original, ni excesivamente personal al fenómeno vampírico. Es cierto que determinados detalles, como el hecho de que todas las criaturas de la noche que se dan cita en la película sean de género femenino (y la explicación que se da a dicha situación), podrían hacernos pensar en una aproximación novedosa, en una manera distinta de encarar el género… pero nada más lejos de la realidad. No es más que pura anécdota. Gensen se limita a asumir, de manera decidida, toda una serie de temas universales y afines al género que ya hemos tenido la oportunidad de experimentar en multitud de ocasiones: el amor inmortal, el paso del tiempo, la pérdida de lazos afectivos, la necesidad de un sacrificio…

Lo hace, eso sí, con un empaque formal fabuloso. Y tiene además el mérito de escapar a los excesos fáciles de hemoglobina o la acción sin freno y centrarse en el drama de los personajes, especialmente en el de la recién llegada Lena, cuyo proceso de transformación en vampiro/a pasa por ser, sin duda alguna, uno de los puntos álgidos de la película. Dicho de otra manera: quien espere de We are the Night un festival de sexo, sangre y violencia ya puede ir lanzando sus expectativas a la pepelera de reciclaje. Quizás en otra ocasión…

En cualquier caso, la extrema obviedad de su argumento, unido al carácter excesivamente estereotipado de los cuatro personajes femeninos, a la molesta sensación (aunque muy puntual) de estar viendo un episodio de “Sexo en Nueya York” con colmillos y al tremendo error de una relación sentimenal entre Lena y un joven oficial de policía, tan decisiva para la trama como terriblemente anódina e innecesaria para el espectador, provocan que éste último – el espectador – pase prácticamente de puntillas por una historia que en ningún momento logra cautivarnos, ni apasionarnos, como sí supo hacerlo, por ejemplo, el romance preadolescente de Déjame Entrar.

Con todo, también observé aspectos positivos en We are the night que contrastan con la frialdad que me transmitió la película en su conjunto. Hay momentos, secuencias, realmente estupendos y que hablan muy bien de la labor de Dennis Gansel: desde el nervio de las dos prometedoras secuencias iniciales (la que sucede en el interior de un avión y la persecución de Lena a través de las calles berlinesas), pasando por la impecable transformación de Lena, el emotivo reencuentro de una de las vampiras con un familiar o la contundente secuencia de la piscina. Son todas ellas secuencias con una gran fuerza, excelentemente rodadas, visualmente atractivas y que logran superar esa tonalidad gris que recorre, tenazmente, el resto del metraje de We are the Night.

No es una gran película. No es una gran historia. Su capacidad de seducción no está a la altura del evidente encanto de sus protagonistas (lo reconozco… da gusto verlas)… pero We are the night disfruta de los suficientes momentos de interés (aunque sean puntuales y la suma de todos ellos no logren conformar una excelente película) como para al menos darle una oportunidad; sobre todo si soys aficionados al género vampírico. Y si además lográis conectar con la historia que nos cuenta a un nivel que yo fui incapaz de experimentar… pues mi más sincera enhorabuena.

Lo mejor: Secuencias puntuales tales como la transformación de Lena o el encuentro de una de las protagonistas con un familiar cercano.

Lo peor: Su argumento, excesivamente obvio. La relación sentimental entre Lena y el policia.

Vuestros comentarios

1. jun 23, 14:48 | fulci_37

Hola Joan, un 100/100 para tu reseña, por que esta pelicula es bastante prescindible. Que las protagonistas sean cuatro mujeres (filon para rodar alguna escena un poquito mas “hot”) es algo original?? para la proxima, que los vampiros sean negros (hay no que ya esta Blade)o prejubilados (eran tan impulsivos los chupasangres mas jovenes …). Ademas, patetica la vida de las inmortales, ir de “shopping” y ponerse ciegas en las famosas “raves” de Berlin. El romance entre el poli guaperas y adicto a los subidones de adrenalina y Lena, ridiculo. Lo mejor, la transformacion de Lena, aunque antes ya daba miedo, el detalle del familiar y los fx de la escena final. Desde luego que “dejame entrar” dejo el liston tan alto …

2. jun 23, 15:15 | MIssterror

Pues sí,coincido totalmente con tu reseña,pero a mí me dejó mal sabor de boca que no me da ni para el aprobado.
Las situaciones de sobra conocidas,la estúpida relación de Lena y el poli,el resto de los policías que sabían dónde acudir en cada momento,las superficiales actividades de las vampiras,la histérica Nora,la vampira que no quiere serlo…todo éso pesa demasiado,lastra el restro de cosas buenas que tiene “We´re the night”,como es la escena incial y la persecución.

Yo no me trago a estas vampiras,a las que,por cierto,olvidas nada mas terminar de ver la película.

saludos

3. jun 23, 15:16 | Giles

Una reseña muy acertada.

Como ya comenté en otro post sobre esta misma película el tema de los chupasangres sirve como excusa para tentar al público y nada más, pues bien podría haber sido una película de amigas pijas o punks o lo que sea y la trama no variaría lo más mínimo.

Pasable y ya está.

Saludos,

4. jun 23, 15:44 | elniniodecristal

Estoy de acuerdo totalmente con lo ya mencionado, me esperaba mucho más (“La Ola” me encantó), y tengo que reconocer que a la media hora me pasó algo parecido que a ti: me daba la sensación de estar viendo una peli de vampiros patrocinada por la COSMO….

5. jun 23, 16:14 | Bob Rock

Hola Almas Oscuras

Solo esta película justifica la existencia de 1313: Giant Killer Bees – leed la noticia más abajo y lo entenderéis.

La verdad que para esto podrían haber dejado el tema vampírico en casa: Bastante sosa aunque muy bien rodada.

Lo curioso es el fuerte apoyo que ha provocado en algunos espectadores. Para gustos… abejas pica-penes.

Un saludo

6. jun 23, 18:15 | Carde

Si, no acaba de cumplir el film, si bien el inicio resulta ciertamente sorprendente con la fabulosa secuencia del avión, la cosa va decreciendo a medida que pasa el metraje.
Lo positivo es que está rodada impecablemente.
Un análisis muy certero, completamente deacuerdo.
Saludos

7. jun 24, 08:14 | Juan

Buena crítica. Yo tuve la sensación de estar viendo una buena película (producción cuidada, muy buena fotografía, buena calidad en general)… que me decía exactamente lo mismo que otras quinientas antes. Quizá con la novedad del punto ‘sex in the city’ entre las vampiras. Y para de contar.

Una pena. Me quedé con la sensación de que sobre otro tema menos trillado hubiera sido una película para tener muy en cuenta… pero joder, ¡es que era verla por primera vez y casi ser capaz de adivinar cada línea de diálogo!

8. jun 24, 19:14 | Mr zombie

En estos ultimos años , bastantes diria yo, el genero vampirico ha estado esclavizado a los designios y al espiritu de la reprochable Crepusculo, haciendole mucho mas mal que bien. Su influencia ha marcado mucho al genero y las pocas producciones que han salido a la sombra de esta han sido bastante masacradas, algunas con razon , y alguna tambien salvada de la quema, tambien con razon, como Dejame entrar , la version original , se entiende.

En plena catarsis de titulos anodinos de vampiros y similares, llegan 2 pelis como We are the night y Stake land. Ninguna inventa nada, ninguna es excepcional, pero ambas tienen 2 cosas que a la vez le serviran para ser repudidadas, Una es la frescura de un genero ralentizado hasta la exasperacion por el influjo Crepusculo, y que ellas reniegen de ello y revitalen en menor medida, pero algo es algo, el genero. Dos , y mas importante, Tienen narices, bemoles y estan para provocar al espectador. No son convencionales ni tienen trato facil, pero que carajo, hacen disfrutar a quien asi lo entienda.
Esta claro que no es un plato a gusto de todos esta peli de Gansel. Incluso el argumento no da para demasiado, trillado al maximo y la peli no da para la sorpresa en ningun momento y ademas juega con aspectos mas acordes fuera del genero que dentro, como el aspecto de el sexo lesbico de las protas o el mero hecho de ser vampiros para darse a la juerga por siempre , sin prestar mas atencion o interes. Pero el hecho es que me parecio bastante entretenida y juega bien sus bazas.

Para mi gusto y finalizando ya , es una pelicula fresca y tremendamente entretenida, y no necesita mas. Con todos sus cliches y todas las negligencias que se puedan dar y que me parecen comprensibles las criticas a su puesta en escena y laboracion, We are the night es una pelicula destinada a ser una obra de culto en proximas generaciones y reivindicada sera en su momento, pese a quien pese. En cambio Crepùsculo morira en el intento de hacer cine vampirico de adolescentes salidos y vampiros universitarios de pacotilla, igualmente pese a quien pese.

9. jun 24, 22:47 | Blanch

Pues yo no tuve narices de terminarla de ver. Con la primera media hora/presentación tan típica tuve suficiente.

10. jun 25, 00:10 | MASP

Iba a realizar un comentario ingenioso, cuando para mi sorpresa y admiración hacia Mr. Zombie por su capacidad telepática y su habilidad narrativa… él ya había posteado lo que yo tenía pensado!

Así que para variar, yo discrepo con casi todos xD, a mí, precisamente por lo expuesto me encantó, por ser como “Stake Land” una propuesta honesta y hasta si se quiere arriesgada en estos tiempos donde lo más cómodo es optar por producciones destinadas a adolescentes sobrehormonados.

Yo le hubiera dado diez puntos más (Joan, tacaño, jajaja), pero bueno, si siempre se coincidiera en gustos, esto sería muy aburrido y si por algo se caracteriza AlmasOscuras es por su pluralidad.

PD: Ahora tengo unos días libres, así que lo lamento por los lectores pero en breve habrá reseña literario-plomiza de algún libro del género por parte de un inepto servidor.

Saludos, criaturas!

11. jun 26, 20:31 | Almas Oscuras

Fulci_37 – pues eso Fulci_37. Para mí lo más destacable de la película son secuencias sueltas, como la de la transformación o la que tiene lugar en la piscina. Lo que falla es el conjunto… algo soso. Le falta fuerza.

Missterror – en mi caso llega al aprobado gracias a una serie de secuencias que sí me parecieron muy bien resultas por Gansel (las que menciono en la reseña). El principal problema de We are the night, en mi opinión, es que detrás de una magnífica realización, una genial fotografía, unos efectos aceptables… se esconde una historia demasiado trillada.

Giles – Yo la pondría un peldaño por encima de “pasable”. Uno solo…

Elniniodecristal – el hecho de que Gansel estuviera detrás del proyecto era la principal motivación para echarle un tiento a la película… finalmente la cosa no ha sido para tanto.

Bob Rock – coincidimos querido Bob Rock. Lo de Giant Killer Bees veo que te ha impresionado :-)

Carde – gracias Carde… y totalmente de acuerdo contigo. La película empieza muy bien, no solo con la secuencia del avión, si no también con la persecución en las calles de Berlín y la transformación de la protagonista. Pero a partir de ahí todo se vuelve demasiado previsible.

Juan – totalmente de acuerdo contigo Juan. El empaque de la peli es sensacional. Lo que se esconde detrás no deja de ser más de lo mismo… con algún que otro momento destacable, eso sí.

Mr. Zombie – por desgracía todavía no he podido ver Stake Land. Creo que llego el último…
No sé si We are the night llegará a ser una peli de culto. Para mí, en cualquier caso, no lo llegará a ser. Su poder de convicción, en mi caso, se reduce a esa serie de secuencias aisladas que menciono en la reseña. Pero el conjunto se me hizo algo pesado y su capacidad para entretenerme resultó limitada (aunque no nula… es una película que siempre recomendaré a los seguidores del género vampírico).

Y en cuanto a tu comentario final de Crepúsculo, pues totalmente de acuerdo contigo. De la saga Crepúsculo tan solo he visto la primera entrega (por pura curiosidad) y me pareció una pésima película, incluso para el público adolescente al que va dirigido.

Blanch – yo creo que vale la pena verla si te gusta el género vampírico… eso sí, sin las expectativas demasiado altas.

MASP – igual en un día más generoso por mi parte hubiera llegado al 60… pero de ahí no paso :-)
En cuanto al tema de las pelis de género destinadas al público adolescente… lo dicho. Solamente he visto la primera entrega de Crepúsculo y me pareció muy mala. We are the night no tiene nada que ver. Hubo cosas que no me gustaron nada de la película de Gansel, pero desde luego es una película de vampiros destinada a un público adulto y que, en definitiva, no se caga en el género.

Esperamos esa reseña literaria del gran MASP con muchísimas ganas!!!!!!!

12. jun 27, 10:58 | UPIRI

La pelicula no está mal, de factura impecable y con vampiras como deben ser. Si que es verdad que es un gaspachito de cosas que ya hemos visto (Jovenes Ocultos, Los Viajeros de la Noche…). Lo que lastra a la historia es esa innecesaria relación con el policia, tampoco están bien realizadas las escenas de acción, no debe ser el fuerte el director. Por lo demás mejor de lo que me esperaba.

13. jul 3, 06:28 | PSB

Quizás un argumento “obvio”, pero a mi al menos me reconforta ver una película de vampiros con elementos clásicos del género y no como los seudo-vampiros en bodrios como Crespúsculo.
En general, una muy entretenida película.

14. jul 3, 13:38 | Mr zombie

Pues esta ya disponible la version Crepusculo estilo coreano, puesto que Hero ya cuenta con una traduccion a nuestro idioma. Yo odio Crepusculo, pero me tento comprobar como lo hacian los coreanos en su version y decir que es mas entretenida aunque a la vez mas jocosa. Poca sangre y mucho romance, todo muy light, vampiros coreanos guaperas y vampiresas coreanas de cuerpos que quitan el hipo, poca cosa mas , ciertamente.

Un saludo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.