Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Why don't you play in hell?

Why don't you play in hell?

Endiablada. La mejor película de este 2013

why dont you play in hell

Ver ficha completa

  • Título original: Jigoku de naze warui?
  • Nacionalidad: Japón | Año: 2013
  • Director: Sion Sono
  • Guión: Sion Sono
  • Intérpretes: Hiroki Hasegawa, Gen Hoshino, A. Kitamura
  • Argumento: Un grupo de aficionados cineastas le pidieron a sus Dioses hacer una película igual de endemoniada que el infierno. 10 años después los Dioses les han contestado.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 5/5

why dont you play in hell

No es ningún secreto que siento profunda admiración - adoración incluso – por el que, para mí, es el mejor director nipón de los últimos años. Sí, efectivamente hablo de Mr. Sono. Así que no es de extrañar que, como ocurriese el año pasado – en el que coroné a Guilty of romance como mejor película – , Sono haya vuelto a conquistarme del mismo modo que lo logra siempre y se haya llevado, nuevamente, el triunfo.

Why don’t you play in hell? es uno de los mejores ejercicios fílmicos jamás llevados a cabo por el cine nipón. Es perfecta. Una explosión adrenalítica de amor por el cine veraz. Repleta de hemoglobínicas batallas. El sueño de cualquier director. Una crítica/homenaje al cine japonés hecha con tal maestría que no pude evitar sentirme culpable por haber puesto en tela de juicio ese merecidísimo y más que justificado premio que la emcumbró como la mejor película del Midnight Madness del Tiff 2013. Con Why don’t you play in hell? Sono vuelve a recuperar esa vena oscura y enfermiza que había abandonado desde que optase por orientar su carrera hacía el melodrama, tras dar por concluida la llamada “trilogía del odio”. Pero como transgresor y fanático de lo sanguinolento que es (y que nunca ha dejado de ser), no sorprende que, de repente, surgiese Why don’t you play in hell? de la nada. Y que mejor tema central para el regreso del maestro que “el cine japonés de acción”. Personalmente tan solo me queda aplaudirle, porque no solo acierta en cada uno de los golpes cómicos que atesora la película, sino que la ridícula y fantoche plasmación del género que homenajea – un cine rematadamente tonto – , convierte, paradójicamente, a Why don’t you play in hell?, en una obra maestra de aquel cine descerebrado al que alude: aquellas viejas películas de yakuzas, de venganzas y tramas rebuscadas e incluso irrisorias en los que las katanas, las artes marciales y la sangre a borbotones eran los verdaderos protagonistas.

Sin embargo, señoras y señores, esto es una película de Sion Sono y no una obra banal hecha por un aficionado. Esto enamora, esto es magia, y por supuesto también en Why don’t you play in hell? hay cabida para los argumentos encefalíticos y enfermizos de Sono – incluso cuando quiere ser simple, es complejo de narices – . Todos los personajes, todos sin excepción, son maravillosos. Sono hace de los personajes, y no de la sangre y las artes marciales, los auténticos protagonistas de su película. Es inevitable que, como espectadores, sintamos un irremediable afecto y aprecio por todos ellos; desde la pandilla de imbéciles – Bruce Lee de marca blanca incluido – que solo quieren hacer una película como el p*** infierno, hasta la joven y sexy debutante, hija de un yakuza, cuya desquiciada madre siempre la orientó hacia el mundo de la interpretación y que, finalmente, tendrá un escarceo amoroso con aquel joven que soñaba con ser su novio desde aquella vez que, embobado, la vio por primera vez en un anuncio de televisión. De manera que, gracias a todos ellos nos veremos, casi sin darnos cuenta, atrapados en medio de semejante intríngulis de venganzas entre yakuzas milenarios; rodeados de personajes tan histriónicos, tan imperfectos, tan estúpidos como geniales e irrepetibles. Ellos son el alma de la película.

Desgraciadamente no todo brilla tanto como a uno le gustaría. Why don’t you play in hell? tarda ni más ni menos que ¡100 minutos en arrancar! Obviamente ni resulta aburrida, ni tampoco excesivamente lenta; pero todo aquel que lo único que espere de ella sea sangre – que la hay a borbotones –, y un argumento deleble y mil veces visto…; que se olvide. Saldrá más que decepcionado. Asimismo matizar que Why don’t you play in hell? requiere de un enganche; si no se logra dicho enchange será muy arduo poder disfrutar de un producto semejante. Why don’t you play in hell? es una película que hay que saber disfrutarla y conocer bien a Sono, sino es muy probable que no aguantes ni 20 minutos pegado a la pantalla viendo semejante mofa.

Abreviando, Why don’t you play in hell? es la mejor película del año. No se podía haber hecho mejor. Es la perfección absoluta. Una amalgama que componen los personaje idóneos, una cancioncita pegadiza, un reparto memorable y una batalla apoteósica en la que rodará la cabeza hasta del cámara. Si el cine de Sono te gusta, entonces no cabe duda, Why don’t you play in hell? será la mejor película que verás este año… y si te la pierdas no habrá lugar para ti en el infierno. ¡Ah! Y no olvides lavarte los dientes.

Imágenes de la película

why dont you play in hell

why dont you play in hell

why don't you play in hell

Tráiler

Lo mejor: TODO.

Lo peor: que su ritmo solo la haga especial para unos pocos agraciados.

Vuestros comentarios

1. dic 18, 23:45 | blood2k

Donde se puede ver esta peli? No la encuentro en ningú lado.

2. dic 19, 10:42 | korvec

Las películas de este director a veces se me hacen un poco excesivas (como Love Exposure que a veces tiene unos giros un tanto… peculiares) pero en general me gustan y jamás me dejan indiferente, por lo que fijo que veré esta tarde o temprano.

Un saludote

3. dic 19, 11:32 | DreamFear

Lo de 100 minutos en arracar y dura 126 minutos. Me ha dejado algo KO. Osea hasta los 100 minutos nada de gore ni na?? Sea como sea, la vere.

4. dic 19, 15:07 | Manu

Muy interesante, RedRum. No conocía ni la peli ni al director: estaré pendiente a partir de ahora.

5. dic 19, 16:14 | RedRum

Blood2k.- Se estrenará próximamente en España, pero aún no está disponible, e imagino que en el primer trimestre del año que viene se anunciará algo oficial pero es 100% fiable esto que te adelanto. Estate atento!

Korvec.- Es curioso, siempre que recomiendo algo de Sono, recibo la mismo contestación. Lo reconozco, es difícil, el ritmo es muy lento y se podía haber recortado mucha escena boba; ésta no es la excepción Korvec, pero hazme caso cuando te digo que esos últimos minutos te harán vibrar y sabrán recompensarte y no dura más de dos horas jajaja (es de sus mejores filmes, o por lo menos para mí).

DreamFear.- Efectivamente, auqnue te advierto que el inicio es estupendo y muy sangriento, pero siguiendo la estructura de Kill Bill la batalla no comienza hasta el final. Si eres paciente, te encantará! Es muy emotiva a la par que boba y esstúpida.

Manu.- Por los Dioses! pues anda que no te queda por ver jaja, la filmografía de Sono es muy extensa en todos los sentidos, creéme, tiene de todo: bizarradas surrealistas como Strange Circus o la rar Suicide club, fantasmadas de pelo largo oscuro, o dramas muy sangrientos como toda la trilogía del odio… hay por donde elegir pero todo es tremendamente bizarro y llevado al límite de la locura; todas sus pelis (obvíando los melodramas) siempre terminan mal. Te recomiendo que empieces por Love Exposure, pero que no la veas como obligación sino que sepas disfrutar de sus 3 horas, si ves que no puedes tú pasa, yo la vi a cachos y cuando me apatecia, y al final las dos últimas horas me las vi del tirón así que imaginate cómo me engancho, hay que disfrutarla; y también te digo que el tío es poeta, así que le da muchas veces por esos lares y por mucha reflexión literaria y muy descabellada.

Saludos a todos, espero haber despejado dudas.

6. dic 19, 18:59 | donnie_darko

De este señor sólo vi en su momento Suicide Club, en aquella época me tragaba todo lo que salía de oriente y me pareció una tomadura de pelo de enormes proporciones, sin sentido alguno, tirando de surrealismo cuando ya no habiá manera de darle sentido a la trama, aunque eso sí, me entretuvo bastante.

Tengo descargada desde hace bastante tiempo Cold Fish, que ni sabía que era del mismo director hasta que me he puesto a investigar un poco al leer la reseña de Why don’t you play in hell? Alguien ha visto Cold Fish? Merece la pena verla? Es que sabiendo que es el mismo de Suicide Club y echándole un vistazo al tráiler de WDYPIH que no me ha llamado nada la atención no se si darle una oportunidad.

Saludos.

7. dic 19, 20:38 | killo

Cold Fish es genial!

8. dic 20, 12:19 | Carde

Sion Sono es un genio y Cold fish es de momento, mi preferida de Sono. Que ganas de esta, ya llevo algún tiempo buscándola sin suerte.
Un saludo y gran reseña.

9. dic 21, 03:25 | Zompkin

Mis encuentros con el cine nipón son bastante decepcionantes. Todo se resume un poco en cine Z barato y malo, Ringu, Ju-on y un compilado de historias de terror llamado Tales of Terror from Tokyo and all over Japon… siempre he querido ver una cinta que me deje pal pico de asustado pero no dejo más que decepcionarme. Alguna recomendación??

10. dic 21, 12:12 | nina

Cold fish a mi me encantó, por lo tanto esta me la apunto..

Echaré un ojo a Love exposure.

De todos modos, el miedo japonés va por otros lares a nuestro modo de entender el “miedo”, motivo por el cual yo creo que a los occidentales no nos llega demasiado como tal.

11. dic 21, 13:26 | RedRum

Donnie_darko.- No creo que te vaya a gustar mucho este WDYPIH?, es cierto, que es mucho más visible que Suciede club pero sigue su misma esquela en plan Exte,tiene mucho humor y mucha escena surrealista que requiere de estómago fuerte, te aviso. Va por esos lares.
Colf fish sigue características parecidas pero no tiene nada que ver con ninguna de las nombradas, es la 2º parte de la Trilogía del odio (todas las de la trilogía del odio forman parte de otro etapa de Sono); el tono está entre el humor, la tragedia y ciertas dosis de terror muy eficaces; son muy trágicas, cada uno tiene sus reflexiones porpias sobre la maldad y el mundo; y sigue siendo muy alocada pero dentro de límites coherentes y asumibles. Es lenta y dura dos horas, además hay algun momento que saca un poco de quicio, pero merece la pena y tiene mucho gore. Yo si fuera tú, probaría suerte, es bastante buena; lo único malo es que te deje indiferente por lo que mi consejo es que intentes comprender al protagonista, el por qué de su cambio y la visión de Sono sobre el mundo.

killo.- I agree! pero WDYPIH? me gustó más que conste.

Carde.- Subscribo tus palabras y gracias por el cumplido, este hombre es un genio, solo metió la para con Suicide club. Tienes que verla, vas a alucinar viendo esto, ya me contarás!

Zompkin.- Ummm… WDYPIH? dista mucho de ser cine de terror, de ahí su puntuación, es simple cine gore entretenido y muy sangriento :D. El cine japonés quitando Audition y algunas contadas, pues tampoco es que produzca terror como tal, es más bien un cine alocada, extremo, con mucha situación surrealista.
Yo te recomiendo que, en cuanto a cine asiático en general, pque ruebes con las sur coreananas A tale of two sisters o Phone, y también con Dream Home y Murderer que son muy espeluznantes.

Nina.- Estoy de acuerdo, el cine japonés de terror es un cine muy surrealista; son historias muy exageradas y muy ancladas a su sociedad. No tiene nada que ver con nuestro cine de terror como tal. Love exposure seguro que te encanta!

Saludos a todos

12. dic 21, 16:45 | donnie_darko

Gracias RedRum. No me importa que la peli sea larga o lenta, de hecho si la peli me gusta, cuanto más larga y densa sea mejor, me pasa por ejemplo con las pelis de Paul Thomas Anderson, el de The Master, Magnolia, etc… sus pelis suelen acercarse a las 3 horas y me parecen la rehostia, totalmente hipnóticas. Es que a veces hay pelis que me hacen tener la sensación de que ni el mismo director sabe qué contar y cómo hacerlo, eso me pasó con Suicide Club y por eso tengo dudas con Cold Fish… le daré una oportunidad en breve!

Saludos.

13. dic 21, 20:06 | Lady Necrophage

Pues desde luego que a mí no me ha conquistado en ningún punto.
El film empieza de una forma muy prometedora, incluso llegué a emocionarme pensando que iba a ver el peliculón sel siglo, cosa que no ha sido así. Para empezar, una duración excesiva, yo creo que a esta supuesta parodia de cine de género le habría hecho falta entretenerse menos en meros artificios infundamentados, cosa que hace únicamente para rellenar metraje, e ir al grano de forma más contundente. El tono ridículo de algunas situaciones es una tomadura de pelo en toda regla hacia el espectador, puesto que en ciertas escenas se llega a rozar la imbecilidad más suprema,al menos yo me sentí completamente engañada en ese sentido.Una cosa es hablar en tono de parodia, otra muy diferente sobrepasar lo chabacano, es decir, los limites que roza Sono en esta última producción. Evidentemente, podrá gustar o no, ya que todos no somos iguales y todas las opiniones son perfectamente respetables. De hecho, según tengo entendido, ha dividido a la crítica en opiniones de toda índole, y están quienes la consideran un pepinazo simplemente porque es el último film se Sono y por ello está dotada de suma belleza y talento y blablabla (que curioso, en este momento se me pasa por la cabeza la maravillosa fábula de “el traje nuevo del rey”) y quienes la ven como un producto “indignante” pero sorprendente (bueno, esto último no es malo, en mi caso lo sorprendente es pensar que algo tan sumamente imbécil, siento decirlo así, pueda acaparar atención alguna).
En cualquier caso, o gusta o no, no es un producto que pueda originar una opinión media y, claro está, bien sean acordes a la mía o no, tengo mucha curiosidad por conocer todas las opiniones.

Lo mejor: Los minutos iniciales y la patética imagen destilada por “Fuck bombers”. El jodido anuncio con la cancioncita chunga.

Lo peor: El resto, ni la vorágine de sangre se salva en este caso. Por cierto, la parte del final ni de coña hay quien se la trague (si la veis me entenderéis). Ah, y lo de las banderitas de España tipo ferias de los pueblos y las camisetas de Cannes no cuelan, menos peloteo y más buen cine.

14. dic 21, 23:12 | Elchinodepelocrespo

QUIETOR!!!

A ver, ¿qué es eso de “El cine japonés quitando Audition y algunas contadas, pues tampoco es que produzca terror como tal”?

Estáis de guasa, ¿no?

Primero, no tengo muy claro qué demonios es eso de “terror como tal”. Que no hacen terror como los occidentales está claro. Pero entonces los asiáticos podrían decir: “estos americanos o estos europeos no hacen terror como tal”.

Segundo, si repasais el cine de terror nipón de los 80 y 90 veréis que es bastante occidental.

Tercero, el cine de terror japonés es el más rico y con más tradición del mundo, solo superado por los americanos y, discutiblemente, por los ingleses. Podría hacer una breve comparativa con países como Italia, España, Méjico, China o Alemania, pero no es cuestion de aburrir a nadie.

Cuarto, “A tale of two sisters” o “Phone” no dejan de ser J-horror, y el J-horror viene de “Ring”, que es una de las pelis de terror más influyentes de los últimos treinta años junto con “El proyecto de la bruja de Blair”. “A tale…” es una version de un cuento popular coreano que se ha llevado al cine varias veces. Probablemente se trate de la mejor peli de terror que ha dado aquel país. En cualquier caso, es J-horror.

Quinto, cuando se dice eso de “un cine alocado, extremo, con mucha situación surrealista”, me imagino que va por pelis como “Tokyo gore police”, “Robo geisha” y buena parte de la filmografia de Miike Takashi. Bueno, son solo una parte de lo que se produce en Japón. Ahí teneis “Dark water” de Nakata, que es una de las pelis de terror más occidental que he visto, o “Noroi”, que es un found footage como la copa de un pino.

Sexto, a ver cuántos países pueden presumir en términos de cine de terror de haber producido pelis tan dispares, ricas y variadas como “Cuentos de la luna pálida”, “Onibaba”, “Kuroneko”, “Jigoku”, “Kaidan”, “Hausu”, “Beautiful girl hunter”, “Blind beast”, “Tetsuo”, “Ring”, “Marebito”, “Kairo”… Solo hablo de las primeras que se me vienen.

En fin, que el cine de terror japonés sigue siendo un gran desconocido entre los aficionados. Yo os invito a que investiguéis un poco, seguro que encontráis alguna joyita por ahí.

15. dic 22, 12:39 | RedRum

Elchinodepelocrespo.-Muy simple, lee entre líneas hablamos de pasar miedo por eso pone una barrita que dice: terror (en las puntuaciones), para que lo puntuemos en función de lo que consideramos cada uno terror y lo graduemos en medida del miedo que produce al que reseña.

Primero: yo desde luego miedo con Ringu no pase, aburrimiento sí.

Segundo: tanto que criticas mi modo de generalizar el cine nipón pero bien que metemos todo en el saco ya de paso Dream Home también que también es asiática, y por supuesto no rectifico viendo que predomina la situación surrealista, veáse algunas de las nombradas: Ringu, Hausu, Tetsuo, Kairo, Dark Water… Es así, habrá excepciones, no digo que no, y que quieres que te diga, la base de la mayor parte de esas películas no es un miedo real, es abstracto y poco definido, o por lo menos para mí pero oye si a ti un VHS maldito o un ordenador que conecta con el inframundo te parece un terror realista, me parece estupendo.

Conclusión: por supuesto que no menosprecio ese tipo de terror, pero no es un terro real y a mí me da mucho más miedo un terror real que uno imaginario con pelos largos (aunque siempre haya excepciones, como dice el axioma “no somos enfermedades, somos pacientes”, pues lo mismo te digo: “no es cine, son películas”); y por ende sino es real diré que es surrealista, o fantasioso mismamente, o por lo menos así es para mí puesto que mi cultura y mis creencias distan mucho de las de la cultura nipón como bien recalco al principio. Y como bien dejo claro que sea un terror fantasioso no quiere decir que no sean terroríficas o de terror, pero con ninguna de las nombradas que haya visto, he pasado miedo (que es precisamente de lo que se hablaba al principio).

Cuarto: Lo que no entiendo es lo de “guasa”? a qué te refieres?

Quito y c’est fini: “el cine de terror japonés es el más rico y con más tradición del mundo, solo superado por los americanos y, discutiblemente, por los ingleses. Podría hacer una breve comparativa con países como Italia, España, Méjico, China o Alemania, pero no es cuestion de aburrir a nadie. “

No entiendo, argumenta; tienes mi aquiesciencia para explayarte (ahora que tampoco te prometo que me lo vaya a leer).

16. dic 22, 20:58 | Mr Zombie

Pues no he visto aun esta de Sono Sion, y es un director que me apasiona. Sin duda su trilogia del odio es indispensable para entender el tipo de cine de este gran director. Seguro que en cuanto pueda verla , lo haga, puesto que en general me gusta todo lo que suele hacer, incluso sus peliculas mas comerciales.

He leido todos los comentarios, yo no voy a meterme en quien tiene o deja de tener razon, solo que pienso que el cine asiatico en general, y japones en particular, tiene su consolidacion, no ahora, sino ya desde el siglo pasado, donde habian titulos excepcionales, y no era en absoluto ignorado ni desconocido, puesto que aqui mismo, en España, hemos visto muchos titulos ochenteros, que poblaban las estanterias de los videoclubs, y eran consumidos tanto o mas que los americanos o europeos.

Tal vez podria decirse, que el cine surcoreano o tailandes si era desconocido en el anterior siglo, pero el surcoreano empezo a despuntar a principios de siglo, y el tailandes alla por el 2005, impulsado por productos como Ong Bak especialmante. Si acaso cine como el de Taiwan o Indonesia, entre otros, aun hoy dia es poco conocido, pero raro es el pais asiatico del que no hemos visto alguna pelicula de horror a dia de hoy.

Un saludo.

17. dic 23, 00:18 | Elchinodepelocrespo

Hola Redrum,

voy a intentar ser un poco más preciso:

1. Las reseñas son personales y subjetivas, el grado de terror depende del que reseña. Creo que hasta ahí de acuerdo. Por ese mismo motivo eso de que los japoneses no producen terror como tal, dicho así, es absurdo. Entiendo que no hayas visto ninguna película de terror japonesa que te haya asustado, visto así, la frase que cito, escrita por ti, tiene más sentido.

2. Que Ringu te aburra es tan irrelevante como que a mí me entusiasme. Es una de las pelis más influyentes de las últimas décadas, dentro y fuera de Japón, no es difícil de ver ni tampoco de argumentar.

3. Aquí creo que has puesto un poco mi argumento boca abajo. Ese último párrafo era una lista para mostrar la riqueza y la diversidad del cine de terror japonés. Podemos hablar de cintas japonesas que no incurren en eso que has llamado “terror abstracto” o “surrealista”: “Dark water” es una historia de fantasmas de toda la vida que bien podría haberse rodado en occidente (de hecho, hay un remake, como sabrás). A diferencia de otras cintas japonesas, en esta hay una gradación muy precisa del terror, todo se introduce por etapas, y va de menos a más, hasta alcanzar el clímax, como toda historia de fantasmas que se precie, como las ghost stories inglesas de toda la vida. La cinta es “muy occidental” (una de las escenas esta sacada directamente de “The haunting”) y nada surrealista, a menos que consideres las historias de fantasmas como algo surrealista; no creo que sea el caso. Ahora te voy a dar una lista de películas de terror japonesas con los pies en la tierra, más o menos realistas, vamos: Door, Female teacher under a wet piano, Freeze me, la saga Angel Guts, Niku Daruma, Captured for sex 2, Concrete-Encased High School Girl, All night long, Kichiku dai enkai, Red room, Grotesque (hasta donde recuerdo), Beautiful girl hunter, Battle Royale (surrealista en el planteamiento, si quieres, pero muy realista en su mecánica: matar y matar hasta que no quede nadie), The guard from the underground… Y aquí me paro, y me salto el pinku eiga de los 60 y 70 y otras cosas que colean por ahí. Estos títulos que cito son thrillers y torture porn en su mayoría. Nada de espíritus del más allá, monstruos del averno, alienígenas o bichos gigantes; solo asesinos en serie y perturbados cuchillo en mano o, en su defecto, motosierra, hacha o katana; todo muy “realista”.

4. Eso de miedo “abstracto” y “poco definido” no se sostiene mucho. Si por concreto y definido entiendes que la amenaza sea palpable, visible, definible, delimitable, cognoscible, independientemente de su origen natural o sobrenatural, pues a la lista que acabo de dar te puedo sumar otra el triple de larga, empezando por los todos los kaidan producidos en Japón entre los 40 y 60 en los que los “monstruos” eran bien, pero que bien visibles, eso sin entrar en Godzilla y todo el Kaiju eiga, que técnicamente son también terror, monsters movies.

5. Eso de “si a ti un VHS maldito o un ordenador que conecta con el inframundo te parece un terror realista, me parece estupendo” está un poco fuera de lugar. Verás, te voy a dar una lista: un pene, una vagina, un condón, una lavadora, un neumático, una lámpara, un espejo, un libro, una puerta, una fotografía, un cuadro… ¿Sabes lo que son? Son los “protagonistas” de películas de terror occidentales, tan “absurdas” y “realistas” como estas mismas de las que tú ahora mismo reniegas. Por cierto, que eso de que los “monstruos” salgan de la pantalla es más viejo que el tebeo y no lo inventan los japoneses: Videodrome, Demoni 2, Angustia, El televisor… Tampoco lo es lo de los teléfonos, son parte esencial de muchos thrillers y slashers de los 70 y 80. El terror tecnológico, en fin, es una mezcla vieja, también occidental; ver Frankenstein y el cine de mad doctors. Y termino el párrafo, un ordenador que conecta con el inframundo es tan absurdo como una puerta o un espejo que hace lo mismo, es una reelaboración de otro topicazo del género, el acceso a otro mundo a través de una grieta en el nuestro.

5. Pero detengámonos en ese “terror realista” al que invocas continuamente. Voy a dejarlo claro: el terror no es realista, es pura ingenuidad, me da lo mismo que está basado en hechos reales y que protagonizan personas “de carne y hueso,” no es necesariamente más realista que una peli de vampiros o de zombis. La credibilidad se la da el espectador, el slasher está construido sobre convenciones que no se sostienen. El asesino no muere ni a la de tres, siempre se levanta; los que tienen sexo son los primeros en palmar; si eres una “putilla” caes de las primeras, si eres “virginal” llegarás al final; casi siempre hay alguien que sobrevive, esa “last girl”; siempre habrá alguien que entre en una habitación a oscuras y solo, aún sabiendo que puede haber un asesino detrás de la puerta con un hacha… ¿Eso es realismo? ¿Saw, La matanza de Texas, Halloween, A serbian film, The purge…? El cine de terror, como todo cine de género, como toda ficción institucionalizada, se basa en convenciones, generalmente poco “realistas”.

6.“A mí me da mucho más miedo un terror real que uno imaginario con pelos largos”, otra simplificación extrema. Si repasas lo que llevo escrito hasta ahora verás que hay películas más que de sobra para refutar tu frase.

7. “Por ende si no es real diré que es surrealista, o fantasioso mismamente”. Otro craso error. Puedo argumentarte que el cine de terror occidental es tan fantasioso o más que el oriental. El término “fantaterror” referido, sobre todo, al cine europeo, no se ha acuñado sin motivo. Podemos trazar una línea desde “Les vampires” (1915) seguir con “Caligari” (1920), “Der vampyr” (1927), “Le chute de la maison Usher” (1928), “La bella y la bestia” (1946), “Los ojos sin rostro” (1960), Mario Bava, el cine de Jean Rollin… Y así hasta enlazar con el cine europeo continental actual, y ver claramente que la fantasía está ligada al cine de terror en Europa. Es una apreciación personal que he visto confirmada en boca de críticos y directores de cine. Todo esto sin entrar en el terror por otros lares, como en Europa del este, el inicio del terror en Brasil con las pelis de Mojica Marins, el exploit yanqui en los 70… La narrativa no convencional, fantasiosa, onírica, es bastante más frecuente de lo que parece en cuanto nos salimos de Hollywwod. De nuevo, ese terror al que aludes responde a un concepto muy concreto: el exportado por Hollywood a partir de los 60, y sobre todo en los 70 y 80; sobre todo a través del slasher, aunque no únicamente, y solo en Hollywood, porque ni siquiera el cine independiente de los 70 americano o el que se hace allí en la última década en el circuito indi se rige del todo por esas normas. Eso por no hablar, como ya he dicho, de la Europa de los 60 en adelante, que, quitando el giallo, es fantasioso de cojones, en el fondo y en la forma.

8. “Por lo menos así es para mí puesto que mi cultura y mis creencias distan mucho de las de la cultura nipón”. En tu cultura, que también es la mía, abundan los relatos orales de corte fantástico y mitológico, abundan las novelas, los relatos, las películas. El mismo perro con distinto collar. Cuando tú ves un crucifijo te invaden unas ideas distintas a las del japonés ante el mismo objeto, pero es que lo mismo pasa al revés cuando un japonés se para a contemplar un Torii o un altar budista. Cambia el objeto, pero las connotaciones de transcendencia, sacralidad, etc. Están en ambos lados, con muchos matices, desde luego. Y además, un monstruo es un monstruo en cualquier lado; un asesino o un loco también.

9. Guasa=coña=ironía.

10. Alemania: es el origen del cine de terror clásico. Si repasas los títulos verás además que no solo es terror, sino también fantástico, pues se basa en ocasiones en obras que tienen más de fantásticas que de terror: Alraune, Caligari, El golem, El estudiante de Praga… No solo es fantástico, sino que tiene un componente muy alto de “surrealismo” o de “irrealidad”, en el fondo (basta ver la influencia del expresionismo en la estética) y en la forma, tanto por las continuas inclusiones de escenas oníricas como por la propia estructura del relato, siendo Caligari el ejemplo por antonomasia. Así que vemos desde ya que el origen del cine de terror occidental tiene más de surrealista y de fantástico que de terror puro. Hay que tener en cuenta que muchos de estos cineastas cruzan el charco para continuar su carrera en Hollywood, y que aplican mucho de su saber, su sello personal, en sus trabajos en América. De nuevo, la Universal, la gran fuente del cine de terror, de la edad dorada del género, bebe del “fantástico” europeo, aunque es obvio que las exigencias del público y del mercado atemperan todo esto, en el montaje, en el plano, la propia estructura y desarrollo narrativo (pero algo queda, persiste, en los títulos mudos de la universal, en el cine de Tourner y Val Lewton, en películas como “Stranger in the swamp”, que es bastante “onírica”, surrealista, pura atmósfera…). Después de la etapa expresionista no hay muchas cosas reseñables en el cine de terror alemán. Hay, claro, títulos aislados, pero todo muy disperso. Al margen de los Krimis, películas como The head, las producciones de Jesús Franco en Alemania, el Nosferatu de Herzog, Laurin, Mark of the devil, La ternura de los lobos… Cito como me vienen. También están las extravagancias de arte y ensayo de Burgereit o el cine puerco gore de Itenbach y compañía, pero nada realmente espectacular. Ya digo, el cine de terror alemán no aporta demasiado, al menos comparado con su primera etapa, al terror.

Italia: se coincide en que arranca en los sesenta con el gótico, con El vampiro, y que se genera sobre todo a partir de Mario Bava, que tiene una influencia bestial, repito, bestial, en el cine europeo. Después del gótico viene el giallo, aunque conviven juntos un tiempo. Y en los setenta, dejando de lado algunas cintas de género más fantástico, entra como un maremoto el cine exploitation, ya anunciado por el género Mondo, también italiano. Zombis, mondo nazisploitation, sexploitation… Es el “filone” (creo que se escribe así) italiano: películas producidas en masa, a cascoporro, entre ellas muchas de terror. Ahí encuentran su acomodo los Fulci, D´Amato y compañía. Bava sigue, el giallo también, y Argento a lo suyo. La producción es brutal, y aun ritmo parecido sigue en los ochenta. De los noventa no puedo hablar tanto, pero me consta que decae, y desde entonces Italia ya no ha vuelto a ser lo que era en el cine de terror. Sin embargo, ahí quedan esas tres décadas memorables de los 60 a los 80, con una producción inmensa. En estos términos, Italia es uno de los grandes.

Reino Unido es mucho más que la Hammer. Es una de las que tiene una de las tradiciones más tempranas, que retrocede incluso a los 30, el problema es que buena parte de ese material se ha perdido: Dead of night, The queen of spades, The fall of the house Usher, The monkey´s paw en los 40, por citar. Blood of the vampire, Night of the demon, Fiend without a face en los 50, todas previas al periodo clásico de la gran Hammer, que domina el panorama en los 60. Las producciones siguen en los 60 y 70, al margen del citado estudio, ya como producciones menos conocidas como Twisted nerve o The night digger, o al amparo de otros estudios como Amicus y compañía. Hay de nuevo una ruptura en la continuidad. Tal vez lo mejor de su producción más tarde haya que buscarlo en sus formidables series de televisión. En cualquier caso, llevan ya más de una década llamando la atención de nuevo con películas bastante buenas de terror. Son de lo mejorcito en el género.

China: básicamente, quitando algún caso aislado de principios del siglo pasado, su cine de terror se produce sobre todo entre los 60 y los 80, dentro y fuera de la productora Shaw Brothers, con pelis a menudo aprovechando el tirón de éxitos comerciales occidentales, con cintas muy pasadas de rosca, con mucho gore, magia, burradas varias y elementos sobrenaturales, todo al amparo de la permisividad de daba rodar en Hong Kong, aún colonia británica, y la famosa Categoría Cat III, que creo que aún se mantiene. Después se ha seguido haciendo terror, pero a un nivel inferior y con menos notoriedad.

España: pues dejando de lado cosas como “La llamada”, “La torre de los siete jorobados” y algunas muestras tímidas de fantástico, lo gordo arranca a finales de los 60, explota en los 70, y se viene abajo a mediados de los 80. Muchos títulos producidos en poco tiempo (¿más de 150?) y de todo, de lo sublime a lo mediocre. Luego y olvido y, de unos quince años a esta parte, en España se ha hecho bastante cine de terror; resultados desiguales, discutibles, pero que nos han puesto de nuevo en el panorama internacional; ya se sabe, el “Spanish horror”.

Méjico: producen estupendas cintas a principios de los 30, no muchas, pero algunas geniales, obras maestras. Hay algo más en los 40, pero todo se apaga pronto. A finales de los cincuenta, junto a algunos títulos que van más por su cuenta, surge, paralelamente al gótico italiano (y al gótico de la Hammer, y al gótico de las adaptaciones de Corman de Poe), lo que algunos han llamado el gótico azteca. Los sesenta es una época especialmente productiva, películas memorables como “El libro de piedra”, “El escapulario”, “Hasta el viento tiene miedo”, “El espejo de la bruja”, “Obras maestras del terror”… En los setenta la producción se resiente (dejando siempre de lado las pelis de luchadores enmascarados y momias aztecas y demás), y de ahí a nuestros días con testimonios escasos como “Somos lo que hay” y cosas así.

Japón: empiezo con un dato, en 1960, el número de películas producidas en Japón era más del doble de las producidas en Hollywood. Japón tiene una de las cinematografías más ricas y sólidas del planeta. En cuanto al terror, al margen de ejemplos más tempranos, tenemos kaidan, sobre todo kaidan, desde los 40, y producidos en masa durante los 50 y 60. En los setenta el kaidan expira, y la producción se resiente, da paso a otro tipo de terror, más real, más violento, el del pinku eiga, el del eroguro y las adaptaciones de Edogawa Rampo. Hay terror, claro (Inugami Family, Village of the eight graves, la trilogía vampírica de la Toho…) pero no en la cantidad que se había visto hasta entonces. En los 80, bajo la influencia del cine occidental, la ciencia ficción y el cyberpunk, el género renace, es la época del gore por excelencia. En los 90 llega el J—horror, que renueva el género, primero en Japón, luego en Asia, y después, de una forma más tímida pero muy palpable, en Occidente. Y así hasta nuestros días, con una producción que sigue dando guerra, y que ya no se limita a esos fantasmas con el pelo largo.

Todo esto está muy esbozado. Habrá imprecisiones y seguramente fallos, pero, grosso modo, aquí estamos. Después de Estados Unidos, la producción japonesa me parece de las más sólidas, puede codearse perfectamente con los italianos y los ingleses, incluso sacarles alguna ventaja.

En estas estamos.

18. dic 23, 01:04 | Bob Rock

Menos especular y más disfrutar. Cuando andamos diseccionando hasta semejante nivel el cine de terror sólo nos los cargamos. Es mera opinión, pero semejantes disertaciones harían partirse el culo a los directores de todas las pelis que se nombran. Creo que el terror es más visceral que todo esto, y al fin y al cabo: en 70 años todos vais a estar muertos, así que menos pajas mentales.

Un saludo.

19. dic 23, 09:02 | José

Sólo por leer el fabuloso post de elchinodepelocrespo ha valido la pena leer estos comentarios.
@redrum: En la riqueza, variedad y complejidad del género de terror reside buena parte de su encanto. Por favor, no lo simplifiques ni reduzcas, o cometerás el mismo error que aquellos que nos consideran enfermos a los fans de este gran género.

20. dic 23, 13:51 | RedRum

Elchinodepelocrespo.- Yo me rindo, creo que se ha entendido perfectamente lo que he escrito; si tú no quieres entenderlo porque no lo compartas estupendo; no te lo discuto más, pero no vamos a estar de acuerdo en este tema nunca. Y vamos esa mezcolanzas que te metes, yo lo siento, pero he tenido que dejar de leerlas porque me hacían daño a la vista.
Y por supuesto, que he visto Dark Water como “bien sabrás”, hace un par de años, no era difícil pillarla en el TNT y es muy conocida. Quizá no sea tampoco tan fantasiosa es más bien un cuento entrañable sobre fantasmas, pero el concepto tiene sus detalles fantasiosos (como ese final, cuan menos que curioso). A ver si pillo el remake un día de estos.

Bob Rock.- Estoy de acuerdo!

José.- ¿? No lo cazo.

Donnie_darko.- Perdona por saltarte. Yo de Paul Thomas Anderson no he visto casi nada jaja, y mira que me recomendaron la de The Master el año pasado; pero nunca me decidí por verla; ya veo que me perdí algo importante. Apuntada.
Con Suicide club yo creo que todos pensamos lo mismo… aquello era pedante. Cold fish como te digo tiene sus rarezas, y sus escenitas estridentes, sin embargo me atrapo.

Lady Necrophage.- No estoy de acuerdo, yo no sé que opinaran otros sobre ésta pero creo que dejo claro que no me gusta WDYPIH? solo porque sea de Sono, sino porque me encanta y me la he pasado genial viéndola. No más que eso.
Yo lo de Cannes y lo de las banderitas, lo cierto es que me parecieron elementos puramente anecdóticos; no le vi gran relevancia.

Mr Zombie.- Estoy de acuerdo! y apúntate WDYPIH? con letras mayúsculas porque te aseguro que te encantará; es muy entrañable y muy sádica. Encantadora.

21. dic 23, 19:28 | tito Jesús

Cold fish me pareció fabulosa, el resto de la filmografía de este director la verdad es que ni fu ni fa… a ratos se me hace muy pretencioso y a ratos aburrido.

Chino, dios me libre de discutir alguna vez contigo jajaja. Mira que no soy muy fan de terror asiático aunque he visto terror oriental para parar un tren, pero te reconozco que reducirlo a chicas de pelo largo es simplificar mucho, muchísimo y olvidar joyas del fantástico. Joyas, a mi juicio, muy recomendables para cualquier amante del género como: Uzumaki,dark water, ringu, Kaidan, mother (se llamaba así?), shutter, una historia china de fantasmas,Hausu, tetsuo,Freeze me o Hansel y gretel.

22. dic 25, 10:21 | Elchinodepelocrespo

Pero yo me que quedado con ganas de decir que Suicide club, Noriko´s dinner table y, sobre todo, Strange circus, me gustaron mucho, todas de Sion Sono.

23. dic 25, 19:30 | Mr Zombie

La obra maestra de Sono Sion, es y sera para siempre Love Exposure. La de veces que me he pensado en hacer una critica de esta descumunal pelicula de mas de 4 horas de duracion, que no aburre en ningun momento. Cuantos directores podrian hacer algo asi?… Tal vez Cameron, Spielberg o Peter Jackson, pero es que emocionar durante mas de 4 horazas en una peli, lo recuerdo yo muy pocas veces despues de haber visto tantisimas peliculas en 30 años.

Un saludo y felices fiestas a todos.

24. dic 30, 23:02 | donnie_darko

Terminada Cold Fish ayer mismo me aventuro a decir que no cometeré el error de ver WDYPIH? xD Lo siento, pero me ha parecido una película absurda en todo momento, con situaciones bizarras forzadísimas, y un vehículo para que Sion Sono nos meta también mucha escenas de tetas y sexo sin ton ni son. Viendo el tráiler de WDYPIH? me parece que ofrece más de lo mismo, así que no la veré. En fin, una pena porque la cogí con ganas, pero ha sido toda una decepción.

Saludos.

25. dic 31, 03:27 | pericoeldelospalotes

Chinodepelocrespo brillante intervencion. Las menciones a videodrome y demons en la replica han sido antologicas… tu tranquilo que los demas si te leemos.

26. ene 7, 01:06 | Mountain

Sinceramente creo que “Why don’t you play in hell?” no es mi tipo de película con lo cual no creo que la vea, pero estoy alucinadito con el fascinante debate que se ha creado a raíz de esta estupenda reseña.

Un aplauso para RedRum y para Elchinodepelocrespo.

27. ene 7, 16:25 | RedRum

Hombre tampoco lo exageremos, es cierto, que Chino yo creo que ya se podría poner incluso a dar clase; pero yo no he dado más que mi más sincera opinión de lo que he visto sobre cine japonés (Dark Water incluido). Y no es más que eso, una simple discusión entre amantes del cine de terror; como lo somos todos creo yo. Y mira, al final hemos hecho lo mismo que Sono en WDYPIH? hablar sobre cine japonés en general, y os aseguro que su crítica es mucho más dura y despectiva que la mía.

Decisión sabia donnie_darko.
Por cierto Zombie creo que sería genial idea reseñar toda la trilogía, yo si quieres podría hacer la de Guilty of romance, que creo que no se ha hecho aún; lo único que tendría que volver a verla a ver si mejora… o empeora.

A mi también me encanto Strange circus.

Saludos.

28. ene 8, 01:02 | Lady Necrophage

Interesante debate acerca del cine oriental el que ha generado esta reseña, genial.
Por lo que voy bien la polémica está servida, me gusta. Aún a pesar de que podría calificar WDYPIH como una de las experiencias más nefastas del año y, como bien dicen por ahí arriba, absurda y sin pies ni cabeza, he de admitirla como uno de esos productos que no dejan indiferente, bien sea debido a su genialidad o mediocridad, pues depende del ojo con que sea juzgada. Yo me lo paso pipa viendo como la crítica se tira de los pelos y difiere constantemente. Por ese lado, fetén.
Con respecto al ine de Sono, suscribo las palabras de Tito Jesús, ni me mata ni me embriaga.
Un saludo y feliz debate.

29. mar 2, 20:41 | Vibm

A modo muy personal, Suicide Club fue una de esas películas que marco mi gusto en cuanto el cine. Sono me parece un director irregular, pero en concreto con esta película tomando en cuenta la trama y el trailer, la veré sin prejuicios ni comparaciones. De momento ya tengo mis boletos (apenas va a llegar a México) y espero ansiosa el día en el que pueda verla.

30. abr 8, 20:20 | Bob Rock

Hola.

A estas alturas poco puedo añadir. De mi cosecha: me ha parecido muy artificial, demasiado autoconsciente, con lo cual su humor queda algo mermado. Claro que, ¿qué película no es autoconsciente en 2014? Por ejemplo Hotel Budapest, pese a ser encantadora, es un ejercicio de autocomplacencia que roza el insulto; porque esa perspectiva por parte de los autores creo que merma la exposición de una trama, de algo sólido. Precisamente los autores que se quieren dar el gusto de ser llamados autores, en lugar de contar una historia, se centran tanto en la estética que sus obras quedan huecas. Creo que dentro de 10 años nadie considerará a Why una obra maestra… a Marebito sí, por decir una…

Un saludo!!

31. abr 13, 00:18 | RedRum

Bob Rock.- Cuando escribo una reseña lo último en lo que pienso es en medir mis palabras, soy una persona muy vehemente, cuando me gusta algo de verdad, lo alabo aunque quizás como bien apuntas no sea para tanto.
Si tengo claro algo es que goce cada segundo de Why Don’t You Plai In Hell? como ninguna otra película de aquel año, no me importa de quien sea, ni si hizo algo superior, es tal cual lo que yo quería ver y cómo lo quería ver. No me atrevo a vaticinar el futuro de WDYPIH? entre el resto de almas, pero aquí tienes a uno que no la olvidará y que secunda y mantiene cada una de sus palabras.

32. abr 13, 02:01 | Bob Rock

RedRum.- Vehemente, como tiene que ser. Aunque en mi humilde opinión no existe la perfección. Me alegra que lo hayas disfrutado, yo no pude.

Es lo que hay! Un abrazo!

33. jun 28, 15:08 | keiichi

Me parecio interesante aunque no he visto mucho de este director, siempre trato de analizar el contenido de ellas y en cuanto al desenlace no le entendi.

34. ago 21, 06:51 | Jahn Guzmán

Creí que solo dos cosas me hacían vomitar: la crema de tomate y el olor a incienso.

Ya van tres.

Pff aguanté 7 minutos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.