Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Zona Restringida

Zona Restringida

Sobre tres cruces de madera...

Zona Restringida Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Scarecrows
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 1988
  • Director: William Wesley
  • Guión: Richard Jefferies, William Wesley
  • Intérpretes: Ted Vernon, Michael David Simms, Richard Vidan
  • Argumento: Unos mercenarios roban tres millones de dólares y van a caer con ellos a una granja maldita.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5
 photo ZR_Interior_zps11ctmrl4.jpg

Un grupo de mercenarios roba tres millones de un banco nacional para, poco después, secuestrar un avión con destino a México. Durante el vuelo, uno de los ladrones decide lanzarse en paracaídas con el botín, pero sus compañeros sobreviven a la granada que les había dejado como suvenir y deciden seguir la pista del traidor. Sus huellas llevan a todos hasta una plantación de maíz abandonada donde destacan las decenas de macabros espantapájaros que custodian la hacienda, con la clara intención de eliminar a cualquier intruso.

“Zona Restringida”, extraña traducción para una producción titulada originalmente como “Scarecrows” (“Espantapájaros”), es uno de esos placeres culpables en formato de serie B que no me atrevería a recomendar de manera general por mucho cariño que le tenga. Así que, esta vez especialmente, la nota sólo recoge una opinión meramente personal y dejo a gente más avezada la peliaguda catalogación de esta obrita como “buena” o “mala”.

Estamos ante una de esas piezas inocuas de finales de los ochentas a la que, sin saber muy bien por qué, le perdono todos sus fallos, que son muchos y variados, por el mero hecho de entretenerme sin tener que poner nada de mi parte. Un título ideal para ver fumado o borracho.
Esa típica película que has visto mil veces, pero cada vez que navegas por tu lista de pendientes aparece brillando por encima del resto, especialmente cuando afuera aguarda la asfixiante noche veraniega y no tienes claro en que basura actual perder hora y media de tiempo. “Zona restringida” es cortita, setenta minutos, no ofrece complejidad alguna y sus leves dosis de gore no requieren un estómago demasiado fuerte. Una historia que podría salir de cualquier comic de la EC termina por redondear lo mejor de la película: su atmósfera sobrenatural. Una granja desvencijada que duerme rodeada por unos campos plagados de macabros espantapájaros, ecos del gótico americano y con regusto a Frazzeta, Bissette o Burce Jones. Casi se podría decir que esa es la única herramienta de la película, su única justificación, pero dada la poca cantidad de cintas centradas, con un mínimo de dignidad, en la siniestra figura de los hombres de paja, se agradece una atmósfera que encantará al aficionado medio. Nada exigente, pero suficientemente divertida.

El escollo inicial será superar su primera media hora larga, aburrida y protagonizada por un grupo de mercenarios tan sosos como avariciosos. La vieja motivación, la avaricia, se convierte en la justificación de todas las tropelías que dicho grupo de ladrones recibe por parte de tres espantapájaros silenciosos y de los que apenas se aporta información alguna, un gran acierto. Lo poco que sabemos de las fuerzas sobrenaturales que cercan la granja es que algo terrible paso entre tres cazadores propietarios de la cabaña, quizás algo relacionado con horribles ritos dedicados al diablo. No importa, la coherencia no es una seña de identidad de “Zona Restringida”, a su manera estamos ante una película de muertos vivientes como descubrirán los que se acerquen a ella, nos movemos en los ámbitos del puramente fantástico de hace tres décadas, donde no importa la lógica si no los efectismos, lanzados toscamente en pantalla mediante un exiguo presupuesto de medio millón de dólares.

El director y guionista William Wesley, artista de origen cubano que dado su escaso éxito se ha prodigado de forma mínima en el cine de género, saca petróleo del limitado presupuesto, lo hace afrontando algunas escenas caras, como la huida en avión, de la forma más simplista y cutre posible. También podemos achacarle que algunos efectos especiales, fuera de su alcance, son resueltos de manera ridícula, entre ellos la explosión de una granada que más bien parece un chispazo. Pero se trata de carencias menores que terminan siendo olvidadas gracias al estupendo diseño artístico con el que se afronta la presentación de la ominosa granja.
Aquí ya optamos por efectos especiales prácticos que, escondidos bajo una iluminación nocturna deficiente y artificiosa, dan el pego con bastante gracia. No se trata de una especial imaginación a la hora de enfrentar a los espantapájaros a los ruidosos cuervos que han invadido sus dominios, se trata de aplomo y cierto talento para recrear tensión, precisamente a lo que ayuda la poca visibilidad de algunas de las escenas. No obstante, para los más puristas y los acostumbrados a las actuales iluminaciones dentro del cine digital, destacar que si buscáis un terror explícito y claramente definido en pantalla seréis profundamente decepcionados por “Zona Restringida”, la cual se hermana con esas cintas de serie B que poblaron las estanterías más roñosas de los video clubes. Cintas como ”Ghosthouse”, “La Noche de los Demonios”, “Dolls” o “The Lamp”, producciones donde el mejor efecto especial era una sombra, capaz de hacer soñar a los chavales de la época. Hoy, con menos inocencia en cartera, se ven muchas de las costuras de este tipo de cine, pero no quita para que los nostálgicos aburridos podáis pasar un buen rato con él. Mensajes claros y muertes contundentes, una especie de slasher sobrenatural protagonizado por espantapájaros… parece buena inversión de tiempo.

Por supuesto asistiremos a unas actuaciones muy deficientes, mejor no extendernos con un reparto intrascendente, que unidas con una edición pobre convierten a “Zona Restringida” en un espectáculo esperpéntico a nivel técnico. Pero vuelvo a insistir, ¿qué importa la técnica cuando un puñado de personajes de cartón piedra se enfrentan fusil en mano a unas despiadadas criaturas de tela y paja con afición por la taxidermia? Mi consejo es dejarse llevar por el “espíritu del rol”, tomando ejemplo de “Zona Restringida” como perfecto módulo para una clásica aventura de “La Llamada de Cthulhu”, que los espectadores/investigadores decidan que hicieron esa familia de palurdos con sus tierras, cuáles fueron los pecados que lavaron con sangre, cuál es la razón para que esa granja tenga un pie y medio en el Infierno. Yo tengo mi propia pesadilla al respecto.

Junto con “La Oscura Noche del Espantapájaros” y “Husk”, una sesión de cine de medianoche ideal para estas calurosas noches de verano en las que el maíz crece seguro bajo el escrutinio de esas figuras llenas de dobles intenciones.

Imágenes de la película

 photo ZR_1_zps9mp6jlrh.jpg

 photo ZR_2_zpsk2lurpsq.jpg

 photo ZR_3_zpsmxbfexor.jpg

Lo mejor: La ambientación y los espantapájaros

Lo peor: Oscura, lenta y mal actuada.

Vuestros comentarios

1. jul 4, 10:47 | korvec

Esta es una película que cuando vi en su momento alquilada en el videoclub con unos amigotes, ganchitos, refrescos y demás me pareció buena. Pero al revisarla muchos años después… vaya tela, lenta, cutre y lo que es peor con una pésima iluminación que hacía que a veces tuvieras que adivinar lo que ocurría en pantalla.

Una película a la que podría venirle muy bien un remake con un director en condiciones y un presupuesto de 50 milloncejos.

2. jul 4, 20:36 | Sebastian Cabrol

La vi una vez en la tele y me pareció que tenía una atmósfera malsana, pero no pude dejar de ver todos los fallos que comentas. Creo que no la terminé de ver. De chico no había nada mas fascinante que agarrar alguna de estas pelis (o alguna de Roger corman) un sábado a la tarde y mirarlas sin muchas pretensiones. con respecto a peliculas muy cuestionables a las que les perdonamos todo: hay una, superstition (1982) en la que nunca llegamos a ver a la bruja demoníaca salvo su garra pero que me hizo pasar muchos malos momentos antes de dormir en aquella época.

3. jul 5, 08:09 | korvec

De aquella época siempre recuerdo “Gomia Terror en el mar egeo”.

Pocas veces una película ha mezclado momentos tan cutres como cierto murciélago, con una ambientación tan genial y con momentos tan enfermizos e inquietantes.

Eran otros tiempos y quizás también nosotros éramos de mejor conformar.

4. jul 5, 17:58 | Bob Rock

Korvec.- Ja ja ja, no estoy tan de acuerdo… bueno sí, es un poco truño, pero me ha dado tantos buenos momentos… yo que sé, el otro día la vi porque estaba aburrido de poner y quitar películas. Será mala, pero la pude ver sin quitarla molesto, cosa que no puede decir el 90% de lo que se edita ahora. En cuanto a Gomia (Antrophofagus), me daba miedo de pequeñito por la maldita portada, luego la vi y claro, con casi treinta años me llevé una tremenda decepción…

Sebastian Cabrol.- Pues coincido hasta en la recomendación. Ya la recomendé en su momento: http://www.almasoscuras.com/supersticion

5. jul 7, 03:40 | paulcrosnier

Me encanta esta película, es todo un clásico, y no estoy exagerando, es buena y tiene ese espíritu de los 80 único.

6. ago 1, 22:29 | HOOD

Esta película la vi cuando era chico (hace décadas)por el canal MGM..en esa época me encantó ,ahora ya crecido la vuelvo a mirar y es imposible no notar la cantidad de errores y malas actuaciones que te hacen sacar la reproducción de la misma.
Sin embargo si algo me sigue gustando es la gran ambientación y el diseño de los espantapájaros …concuerdo que sería muy bueno un remake.

7. oct 22, 02:13 | Cuervo

Entretenida y poco más, rozando lo casposo.

Puntuación: ★★½ (sobre 5)

Saludos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.