VOD

Has filtrado por categoría: Página de inicio | Documental

Room 237

Vivisección de un clásico

Room 237

Ver ficha completa

  • Título original: Room 237
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Rodney Ascher
  • Guión: Rodney Ascher
  • Intérpretes: Bill Blakemore, Geoffrey Cocks, Juli Kearns
  • Argumento: Entusiastas de El resplandor analizan las imágenes del film en busca de sentidos ocultos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Room 237

Cualquiera que conozca a un conspiparanoico, yo trabajo con alguno, habrá disfrutado de la maravillosa imaginación que tienen los mismos para sacar lecturas, claves y secretos ocultos de cualquier acontecimiento u objeto. Desde un cuadro de Da Vinci, al dibujo de un billete de euro, o las figuras de un paquete de Camel… cualquier cosa es buena para desplegar toda una teoría de invasiones alienígenas, estrategias templarias u otras sociedades secretas que, con invisibles hilos, tratan de controlar nuestra minúscula existencia. Al margen de lo interesantes o lúdicos que sean los argumentos esgrimidos, lo que demuestran es que la realidad la construimos en función de nuestro mundo interior y buscamos en ella los caminos para exponer o justificar este mundo a los demás.

En el documental Room 237 varios entusiastas de la obra de Stanley Kubrick El resplandor analizan a conciencia las imágenes del film en busca de sentidos ocultos del mismo. En su viaje por los fotogramas de este clásico descubriremos una crítica al genocidio de los nativos norteamericanos, o tal vez al exterminio nazi, o puede que lo que se esconda sea la confesión de que la llegada del hombre a la luna fue en realidad una farsa orquestada por la Nasa y dirigida por el propio Kubrick… Un sin fin de teorías encontradas sobre una machacona y obsesiva repetición de planos.

Al margen de lo factibles o lo ciertos que sean los enigmas que se plantean, Room 237 resulta ser un refrescante y divertido análisis de la creación cinematográfica. También es un homenaje a la naturaleza reflexiva del espectador cinéfilo y de su, en ocasiones ridícula, búsqueda constante de metalenguajes y guiños a la intelectualidad. Pero, además, es una película que viene a ensalzar y coronar el increíble trabajo artístico y cinematográfico que es El resplandor, su modernidad, su encanto especial e hipnótico desarrollo. Algo que hace que te animes a regresar al hotel Overlook, nada más terminar de verla, en busca de tus propios misterios. Seguir leyendo…

Lo mejor: El montaje de imágenes y las constantes repeticiones que lejos de aburrir hipnotizan. Indispensable si te gusta "El resplandor".

Lo peor: Algunas de las claves (como la del pene ficticio) son una completa tontería, así que si buscas un documental serio, saldrás despotricando.

Video Nasties: Moral panic, censorship and videotape

Mi Madre No Quiere que Ningún Niño del País Vea Estas Películas

video nasties

Ver ficha completa

  • Título original: Video Nasties. Moral Panic, Censorship and Videotape
  • Nacionalidad: Gran Bretaña | Año: 2010
  • Director: Jake West
  • Guión: Jake West
  • Intérpretes: Julian Petley, Marc Morris, Andy Nyman
  • Argumento: Un documental que repasa la lista de 72 películas, llamadas Video Nasties, prohibidas en Inglaterra a mediados de los años ochenta.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Video Nasties

Recuerdos de Videoclub

El videclub “Roma” estaba en el barrio de al lado. De niño, iba mucho allí con mi vecino. El de mi barrio apenas sí tenía los cuatro éxitos del momento, pero el “Roma” tenía una serie de películas cuyas portadas sonaban a saldo o a algo muy underground, a ojos de dos chavales de trece o catorce años. Había una carátula, en concreto, a la que no podía resistirme: era la de Pesadillas de una Mente Enferma (Nightmare, 1981) de Romano Scavolini. Rezaba, encima del título, esta frase: “La película de terror prohibida en Inglaterra por Margaret Thatcher”.

¿Qué contenido tan brutal podía tener esa película para que la misma dirigente de un gobierno se tomara la molestia de prohibirla?

La respuesta vino un poco después. Escribí una carta al rincón del lector de la primera edición en castellano de la revista Fangoria preguntando sobre el tema, y recuerdo la respuesta perfectamente: “Yo no lo intentaría (verla). Es un thriller de terror con una escena que incluye una cabeza cortada y una cama que le costó el puesto a un distribuidor, pero ese no es motivo suficiente para ver una película”. Años después pude, por fin, ver la película (en mi casa no se veían pelis para mayores de 18 años si no se tenían más de 18 años); y más años después, también, comprendí el caso en toda su dimensión: Pesadillas de una Mente Enferma era un Video Nastie. Seguir leyendo…