VOD

Has filtrado por etiqueta: asi%C3%A1tico

Especial Asia Sitges 2012

El cine asiático de Sitges 2012 sometido a exámen

Sitges Asia 2012

El cine asiático se ha convertido, desde hace unos años, en un incondicional del panorama festivalero de Sitges. De hecho sería mejor afirmar que desde siempre ha sido un referente dentro de la programación del Festival; sin embargo en los últimos años se ha multiplicado la cantidad de películas asiáticas que llegan a Sitges, muchas de ellas optando a premios e incluso alzándose con alguno de cierta relevancia.

Esto ha servido, además, para despertar el interés de aquellos asíduos al festival que no andaban demasiado puestos en el cine asiático de género y que han sido seducidos por el cartel, el título o el argumento de determinados films a los que han acabado por concederles una oportunidad dentro de la siempre apretada agenda del Festival. El panorama del cine oriental se está abriendo cada vez más, teniendo en cuenta que es un cine que difícilmente llega a las carteleras españolas y con cuentagotas al mercado de alquiler y venta en DVD o Blu-ray.

Teniendo en cuenta mi pasión por este tipo de cine, cuyas propuestas en muchísimas ocasiones no tienen nada que envidiar a la producción de otros países, procederé a reseñar algunos de los films asiáticos que pudimos ver en el pasado Festival de Sitges 2012 (algunos muy buenos, otros simplemente regulares e incluso alguno por debajo de las expectativas). Lo haré de forma bastante más concisa a lo habitual dada la extensa lista de títulos. Seguir leyendo…

Horror Stories

El Creepshow asiático de la mano de los coreanos del sur

Horror Stories

Horror Stories es una película de sketches o cuentos cortos proveniente de Corea del Sur, y en la cual se podrán ver cuatro historias diferentes de horror, dirigidas por cuatro directores distintos. Y, a modo de hilo conductor ,un quinto episodio dirigido igualmente por un quinto director, ejercerá de canalizador de todas ellas.

Una estudiante de secundaria es secuestrada por un asesino con un defecto del habla. Para sobrevivir, ella le irá contando las historias de terror mas aterradoras que conoce. A través de este hilo la película irá desencadenando el resto de historias cortas. Scary stories es el titulo de este episodio conductor dirigido por Min Gyu-Dong.

Si queréis más información sobre cada uno de los episodios que componen la antología Horror Stories, seguid leyendo el post.

A lesson of the Evil

Te has portado mal…

A lesson of the evil

Seiji Hasumi es un apacible maestro querido y respetado tanto por sus alumnos como colegas. Un educador atento y encantador que bajo la máscara cotidiana esconde su total carencia de empatía. Incapaz de identificarse con otros seres humanos, Hasumi se va sumergiendo más y más en su desorden mental para encontrar la solución definitiva a los problemas que ve en sus semejantes: abusos escolares, maltrato, padres negligentes… todo se puede encauzar cortando el mal de raíz. ¿Y quien mejor que propio profesor para matar a los alumnos de una escuela?

Que la noticia de una nueva película de Takeshi Miike siempre es una alegría no nos cabe duda, si además se trata de la vuelta a su estilo hiperviolento todos deberíamos estar dando palmas con las orejas.

Hablar de Miike es casi hablar de un subgénero propio en la industria cinematográfica japonesa. Prolífico autor, casi a dos películas de media por año, que ha cautivado al mismísimos Tarantino, y que el festiva de Sitges trata casi como hijo adoptivo, llevaba unos años alejados de los excesos (sin renunciar a los efectismos extremos para desarrollar incluso películas infantiles/juveniles como Ninja Kids o Yatterman), lejos quedaban obras maestras del gore como Ichi The Killer, locuras grotescas como Izo, odas a lo enfermizo de la categoría de Visitor Q o la paranoia yakuza de su trilogía más conocida, Dead or Alive.

Flat 3A

Alquileres de renta antigua

Flat 3aFikah y su novio Anas sufren los envites de una presencia que habita en su nuevo hogar: el apartamento 3A. Paralelamente, Wahyu busca a un pariente desaparecido; su búsqueda termina llevándole a los secretos que rodean a un apartamento maldito: el 3A. Demonios, espíritus, posesiones, gusanos y abortos se dan cita en el reducido espacio de un destartalado apartamento suburbano. ¿Te unes a la fiesta?

Protagonizada por la bella estrella local, Intan Ladyana, y dirigida por un tal Azhari Mohd Zain; este catorce de Julio se estrena en todos los cines de Malasia una nueva cinta de horror que bebe descaradamente de los mismo tópicos que estableció la ya mítica The Ring pero con un toque más “sureño”. No conozco mucho del cine malasio pero comparte con el de sus vecinos tailandeses una sensación de urgencia y una atmósfera de suciedad malsanas como pocas. Por supuesto también demuestran todo un poderío técnico merced a una cuidad fotografía y montaje que, a pasos agigantados, están dejando el cine occidental en pañales.

Puede que no sea la película del año en cuanto a originalidad, creo que su estilo se pliega demasiado a la comercialidad requerida para su estreno en cine y distribución internacional; pero unas imágenes directas (así como bastante macabras), una banda sonora estridente y un despliegue técnico perfeccionista, prometen emociones fuertes, sustos y, cómo no, fantasmas de niñas de pelo largo y oscuro… ¡pero si es de pata negra, nunca me canso del jamón!

Deserted House

Cazafantasmas de encefalograma plano

Deserted House Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Deserted House
  • Nacionalidad: Corea del Sur | Año: 2010
  • Director: Lee Cheol-ha
  • Guión: Kim Eun-kye
  • Intérpretes: Sin Kyeong-seon, Jeon In-geol, Yoon E-na
  • Argumento: Un equipo de televisión está rodando un documental sobre casas encantadas, acompañando a tres jóvenes cazafantasmas se adentran en una fábrica maldita de la que nunca volverán.

28 |100

Estrellas: 2

Deserted House Grande

Después de ver Deserted House no puedo dejar de preguntarme una cosa: “¿se piensan algunos productores de cine de terror que el público objetivo es gilipollas?”

Está hablado, y más que hablado, que el sentido del humor oriental es poco ácido, más bien infantiloide; y, hasta cierto punto, esta perspectiva se podría adoptar a la hora de evaluar algunos de sus títulos de horror. Especialmente aquellos obviamente destinados al consumo masivo por parte de adolescentes de ojos rasgados que solo desean un ratito de oscuridad para magrear su novia (digo yo que todos los adolescentes del mundo tendrán los mismos objetivos en mente). Este es el caso que nos ocupa hoy, una película que bebe de éxitos modernos basados en la técnica “cámara en mano” y sustos en plena cara ([REC], Paranormal Activity o, la madre del cordero, El proyecto de la Bruja de Blair), pero perfectamente procesada y despiezada para el cómodo consumo de la masa quinceañera surcoreana. Pongan su mente en blanco, háganse una perola de palomitas y véanla con un acompañante atractivo y de susto fácil, porque solazarse en las blandas carnes de la lujuria, con los dedos pegajosos por la mantequilla, será el único consuelo ante el sopor hecho película y llamado Deserted House.

Junio de 2010: Un equipo de televisión surcoreano prepara un documental sobre una casa encantada de historia reciente: la fábrica de galletas del Sr. Kim. Sin nada que ver con la franquicia Wonka, esta factoría prosperó la primera década del siglo XXI; al menos hasta que el Sr. Kim tuvo un supuesto lío de faldas con una empleada que al tiempo desapareció. Dicen las malas lenguas que la esposa de Kim mató a la amante y hundió el cadáver en un charco tras los edificios que también ejercían de vivienda. Al poco tiempo se encontró a la familia del Sr. Kim, su mujer, sus dos hijos y él mismo, asesinados en su propia casa. Desde entonces, la fábrica es solo un lugar de mal agüero que espanta a los vecinos y se dice encantado por una presencia maligna que vuelve locos a todos los que se atrevan a entrar en la propiedad.
Precisamente eso es lo que pretende el grupo de jóvenes “exploradores de casas encantadas”, un grupito de repelentes pardillos/novatos/geeks al que se va a rodar pasando la noche en la finca.
Agosto de 2010: Una vez llegados allí, nunca más se supo del grupo de documentalistas y exploradores hasta que, tras ir a buscarlos, se encontró la cámara y las cintas de las últimas horas de los muchachos. Ahora, por fin restauradas digitalmente, las dañadas copias se hacen públicas y la opinión pública conocerá el contenido que demuestra la existencia de fuerzas sobrenaturales en el mundo.

Básicamente, tal y como indica el argumento, acompañamos al grupo de documentalistas en sus últimas horas a través de la mirada de la cámara que estos usaron para emprender el trabajo. En los primeros compases asistimos a declaraciones de gente de la zona, los primeros preparativos y encuentros entre el grupo de exploradores. Aquí ya podemos notar el gran problema que convierte a Deserted House en un bodrio sin paliativos: la nula credibilidad de los actores y situaciones. Los actores son malos, muy malos; jóvenes iniciados en el cine surcoreano y, en el caso de los actores más creciditos, personas que dudo hayan estado nunca antes frente a un objetivo. Además, la historia de la maldición en sí se siente tan trillada que solo provoca cansancio. Si al menos los actores protagonistas tuvieran un ápice de carisma podríamos ignorar los manidos clichés en juego, pero entre lo patético de los personajes (es ver a los cazafantasmas de marras y uno solo desea encorrerles a gorrazos) y la nula dirección artística (“poner cara de susto o de imbéciles, cualquiera me basta”, decía el director) no hay ser humano que aguante el tramo inicial y mucho menos el nudo, que es cuando el equipo de exploradores se dedica a “mariposear” sin gracia por la casa. ¡Ah! Y no esperéis sustos en la primera hora y cuarto de metraje, precisamente eso la hace insoportable: vueltas y más vueltas comentando detalles sin interés alguno, dentro de una historia que ya sabes de antemano como va acabar.

A todo esto le podemos sumar lo confuso de bastantes momentos (¿pero no filmaban solo con una cámara?), algo que a mi juicio es totalmente lógico dado el carácter de falso documental, pero que en este caso se hace aún más molesto, dado que si no hay nada (absolutamente nada) que contar, ¿para qué enfangarlo? Tal vez os quede la esperanza de un tramo final repleto de sobresaltos (a estas alturas ya nos da igual que sean fáciles, infantiles o estúpidos… ¡lo qué sea!), no obstante, también nos quedaremos con las ganas. MICRO-SPOILER: La inevitable muerte de los seis muchachos que deciden pasar la noche en la fábrica Kim, se produce de forma atropellada, sin ritmo, muy confusamente y con un broche final de escándalo… MACRO-SPOILER: la “posesión” de la cámara por el espíritu furioso, la cuál desafía nuestro nivel de aguante frente a la vergüenza ajena… SALIENDO DE ZONA DE SPOILERS. Una conclusión esperpéntica que deja al guionista entre el redactor de los libretos de “Sálvame” y el agente artístico de Leticia Sabater. Una tomadura de pelo en toda regla que a más de uno, como al que esto suscribe, pondrá de una mala leche de narices.

En cuanto al apartado técnico no hay nada que reprocharle a la película de Lee Cheol-ha, señor del que prometo no volver a ver ninguna película (y teniendo en cuenta que su fuerte parece el cine romántico tampoco creo que me pierda nada). Todo está medido y tratado para generar una sensación barata de tensión (que no miedo), la cuál no acaba de cuajar por todo lo comentado anteriormente; la fábrica abandonada es realmente un edificio destartalado y pocas pegas se le pueden poner al tratamiento de luces, algo fundamental dentro del cine “en primera persona”. Ni siquiera comentaré el uso de sonido ambiente y efectos, aspecto no menos fundamental, porque si bien me parece cuidado me provocó cierta desazón, y más aburrimiento, el uso de score ambiental para aumentar la sensación de tensión. Digo yo que si la intención era engañar al espectador, haciéndole creer que las imágenes proyectadas pertenecen a una filmación real, bien podrían haber evitado ciertos efectismos que más provocan risa que otra cosa. Como única nota positiva destacaré que, en el acelerado tramo final, la muerte de uno de los cazafantasmas resulta impactante y bien desarrollada con tan solo cuatro duros; mediante una trampa visual muy simple se logra el mejor momento del metraje, desgraciadamente de un minuto de duración. Indudablemente la cinta debería haber estado enfocada más en la dirección que apunta dicha escena; que, dicho sea de paso, es lo único que justifica la benevolente nota de la reseña.

Insisto en que Deserted House se trata de una cinta destinada claramente para el consumo directo de adolescentes y, por su fuera poco, a aquellos poco familiarizados con el cine de terror. No en vano uno de sus reclamos era la participación de una contorsionista para reforzar la sensación de realismo en las tomas protagonizadas por el espectro que infecta las ruinas. Puro marketing, habida cuenta de que dicha contorsionista debió de grabar cinco minutos máximo. En fin, todo un ejemplo de cine hecho sin escrúpulos con el único objetivo de sacar unas moneditas a la sombra de la expectación que generan otros títulos, que en lo particular, tampoco son especialmente de mi agrado (excepto [REC]). Si queréis perder hora y media de vuestro tiempo, creo que existen docenas de películas bastante peores (¿tal vez Gacy House?) pero que al menos os arrancarán una sonrisa. Insustancial, intranscendente e inaguantable…

Lo mejor: La ambientación de la fábrica y la muerte de alguno de los odiosos cazafantasmas

Lo peor: Los personajes están planteados de forma infantil e interpretados a la par. Pocos sustos en una película carente de carisma e incapaz de transmitir miedo

¿Dónde conseguirla?
Gore Nation: “Deserted House” en VOSE.