VOD

Has filtrado por etiqueta: troma

Bikini Swamp Girl Massacre

Troma vuelve a la carga

bikini swamp girls massacre

Bikini Swamp Girl Massacre está basada en la historia real contada por la única superviviente de un grupo de hermosas y jóvenes mujeres que abandonaron la jungla de asfalto de South Beach para adentrarse en las marismas de la selva, donde fueron masacradas brutalmente por un espíritu guerrero llamado Coo-Wah-Chobees. Las chicas cayeron una tras otra… y el guía turístico, aparentemente inocente, no juega limpio. Una valiente conejita de playa arriesga su vida escapando a través de la selva, sabiendo que la compañía de serpientes y caimanes es más segura que la del espíritu Coo-Wah-Chobee.

Aidan Dillard, un tipo que se define a sí mismo como un artista y director de cine independiente conocido por su surrealista sentido del humor y por el estilo camp de sus producciones de bajísimo presupuesto, es el director de Bikini Swamp Girl Massacre, una serie B/Z que asalta el mercado DVD USA bajo el sello de la mítica Troma. Una seña de identidad (la de Troma) que hace unos cuantos años nos hubiera puesto a muchos de nosotros los dientes largos, pero que hoy en día dudo de si la mera huella tromática surge algún efecto. Aunque justo es recordar que uno de los último éxitos de la Troma ha sido la genial Father’s Day. Sea como sea este Bikini Swamp Girl Massacre creo que no engaña a nadie. Cine cutre y de bajo presupuesto repleto de chicas guapas en bikini, escarceos lésbicos, unas gotitas de sangre un supuesto monstruo acosador, cocodrilos… Para los que ya tenemos una edad y empezamos a recordar cualquier tiempo pasado con una elevada dosis de nostalgia, supongo que Bikini Swamp Girl Massacre no logrará hacernos olvidar aquellas divertidas veladas con nuestro querido Toxie o el Sgt. Kabukiman; pero haremos un esfuerzo, aparteremos por un momento la nostalgia, pondremos las cervezas a enfriar, e intentaremos, al menos, reirnos un poquito con esta “masacre de las chicas en bikini del pantano”. Seguir leyendo…

The Toxic Avenger

Filmin recupera el clásico de la Troma

The toxic avenger

El poster que acompaña a la noticia corresponde a Toxic Avenger II.

Melvin, el chico de la limpieza de un gimnasio de la pequeña localidad de Tromaville, cae en una cuba radioactiva cuando huye de una pandilla de jóvenes acosadores. Las radiaciones le convertirán en un monstruoso mutante con superpoderes, los cuales usará para liberar del mal a la ciudad…

Me dispongo a disfrutar nuevamente - tras 15/20 años transcurridos desde la última vez que la vi – de todo un clásico del cine trash como es El Vengador Tóxico (The Toxic Avenger, 1984) y me asaltan las habituales dudas: ¿Habrá envejecido mal la película? ¿Destruirá este nuevo visionado el pedestal en el que tengo colocado al Vengador Tóxico desde mis años mozos? ¿Seré capaz de volver a disfrutar de la película como antaño? ¿O quizás sea yo el que esté envejeciendo mal?

Tan solo hay una manera de resolver toda esta acumulación de dudas: volver a enfrentarme a la mugrienta fregona del gran Toxie. De manera que espero pacientemente a que todo el mundo en casa duerma, lleno mi vaso del Foster Hollywood hasta arriba de coca-cola (pedazo de “product-placement” por el que no voy a cobrar ni un puñetero euro) y escojo la “Versión Original” en Filmin convencido de que nunca antes he tenido la oportunidad de ver The Toxic Avenger en el idioma en que fue rodada la película. Tirando de refranero, “Nunca es tarde si la dicha es buena…” Seguir leyendo…

Horrorvision 2011

Papá Kaufman en el festival independiente de cine de terror, gore, serie B, caspa y bichos mutantes

HorrorvisionLos amigos de La Oscura Ceremonia nos presentan la Tercera Edición del Festival Horrorvision Spanish-Trash Film Festival 2011, que se celebrará los próximos días 2 y 3 de diciembre, en el Auditori Espai Jove Les Basses (c/Teide, 20. Barcelona).

Este año el festival contará con dos especiales dedicados al Terror Mexicano y la Troma. El viernes 2 de Diciembre se abrirán las puertas a las 20h. y se inciará el Festival con la exhibición de la película Chopping Mall (a.k.a Killbots), de Jim Wynorski, seguida por las proyecciones del primer y segundo bloque del cocurso de cortometrajes, y finalizando la velada con la película Cop Models: Mision Turbozombies, de Adrián Cardona (Eskoria Films).

El Sábado 3 de Diciembre el Festival dará comienzo antes, a las 17 horas, con la proyección del tercer bloque de Concurso de Cortometrajes, seguido de la película The Taint, de Drew Bolduc y Dan Nelson, el segundo episodio de la serie online Clenchas de Cortex de Carles Hortolá, Amazing Mask de Dani Moreno (Chaparra Entertainment), Espectáculo de Lucha Libre de la International Trash Wrestling Federation, proyección de la película Santo vs. Las Momias de Guanajuato de Federico Curiel, entrega de premio a Lloyd Kaufman de Troma Films por su trayectoria y contribución al cine trash e Independiente, concurso de Tromettes, Metal Creepers de Adrian Cardona y J. Oksura Nájera, y para finalizar la proyección de Mutantes en la Universidad de Richard W. Haines, Michael Herz y Samuel Weil (Lloyd Kaufman).

Los invitados de honor para esta tercera edición son Lloyd Kaufman, director de El Vengador Tóxico y presidente de la Troma, Fernando Alle director del premiado Cortometraje Papa Wrestling y Santiago De Lucas, guionista de La Hora Chanante y director de La gran revelación.

Más información en la página oficial de Horrorvision 2011.

Mr. Bricks - A heavy Metal Musical

Te voy a cantar una de G.G. Allin mientras te mato

Mr. Bricks Grande

Mr Bricks PosterMr. Bricks (Tim Dax) es un ex-convicto dejado por muerto en un almacén abandonado de N.Y. Shitty. Traumatizado por fuertes dolores de cabeza, causados por los restos de una bala alojada en su cerebro, comienza a poner las piezas del puzzle de sus recuerdos en orden: el cañón de una pistola, el alarido de una chica y la cara, el jodido rostro, del policía corrupto que apretó el gatillo (Vito Trigo). Todo lo que Mr. Bricks desea es encontrar a su chica desaparecida, a Scarlet (Incola Fiore), y está dispuesto a masacrar a quien quiera cruzarse en su camino. ¿Pero qué ocurriría si Scarlet no quisiera ser encontrada? El amor se transforma en asesinato en este sangriento cuento de lujuria, deseo y venganza… ¡narrado como si fuese un anti-musical de Brodway!

La productora y distribuidora Troma, si no sabes de que productora hablamos mejor que acudas a tu médico más cercano, se ha agenciado los derechos de Mr. Bricks: A heavy Metal Musical, un musical de serie Z con mucha mala baba rojiza que, además, ha sido estrenado mundialmente en primicia el pasado lunes día 10, de manera gratuita, para los afortunados asistentes a la sala Brigadoon, dentro del Festival de Sitges de 2011. Algo que nunca podremos agradecer suficientes veces al señor Lloyd Kaufman, presidente de Troma que incluso se ha reservado un cameo en este musical, véanse los fotogramas que acompañan la noticia. No es la primera vez que la productora airea un musical underground; la última vez fue con la recomendable Poultrygeist: Night of the Chicken Dead, un medio acertado intento de volver a los orígenes de la productora que nos trajera obras imperecederas de anti-arte como El Vengador Tóxico, Sgt. Kabukiman o Mutantes en la Universidad.

Un proyecto que ha sido definido, creo que algo generosamente, como un cruce entre las actuaciones de G.G. Allin y la famosa Rocky Horror Picture Show, bien merece un poquito de atención por nuestra parte. Para los que desconozcáis la carrera de G.G. Allin comentaros que fue un “punkrocker” muy polémico en Estados Unidos por llevar una vida miserable que nos regalaba a todos en sus conciertos: auto-mutilación, provocación, coprofagía, vejación, etc. Sobre todo una rabia y una violencia que impactó a muchos hasta el día de su triste fallecimiento por sobredosis en 1993. Una buena e influyente pieza del que podéis ver un documental cortesía del siempre amable Eddie Lamorgue. Aunque os prevengo: solo apto para estómagos fuertes.

Precisamente, Tom Dax, que interpreta a Mr. Bricks en la cinta homónima, comparte ciertos rasgos físicos con Allin, pero sobre todo una rara pleitesía al cuerpo que parte de su alteración, y en el caso de Dax sería el body-building y los tatuajes extremos. Desgraciadamente se nota que ha sido elegido para el papel por sus características físicas antes que por verdadera capacidad interpretativa… pero esto es cine trash, pequeño; dejemos las exquisiteces para directores albinos de Dinamarca.

Así que, sin tapujos, ya sabéis ante lo que estamos: un tributo al hardcore de los 90 y al metal de toda la vida, y a la energía que siempre ha sido su gasolina; en último termino tenéis un teaser, al final de la noticia, acompañado con una “balada” de Motörhead que le va ni pintada. Y si no sabes quienes son los Motörhead… ¿¡qué demonios haces leyendo esta noticia todavía?!

El anti-musical, la casposa respuesta de Troma a Glee y todos esos aburridos shows de Brodway que solo quieren sacar los cuartos al espectador y hacerle vomitar. ¡Pues bien! Mr. Bricks es mucho más honesta, con sus nueve números musicales solo quiere haceros vomitar, al ritmo del metal más pesado que ha perpretado su director, el debutante neoyorkino Travis Campbell.

Una bala de puro acero nacida del corazón de un amante del cine underground, y dirigida a la entrepierna de otros amantes de las emociones fuertes.

Teaser al ritmo de Motörhead

G.G Allin – Bite it you scum

Una pequeña gema punk, no apta para gente delicada.

Zombie Werewolves Attack!

Troma! Zombies!! Serie Z!!! Licántropos!!!! Gonzo!!!!!

Zombie Werewolves Attack Grande

Zombie Werewolves Attack PosterEn muchas localidades de los USA ya se puede oler la pulpa de las calabazas que plagarán sus porches en la celebración de Halloween, y parece que Troma no quiere que la joven Norteamérica se olvide de reír y gritar a partes iguales. Esta distribuidora, a pesar de no vivir sus mejores momentos, ya dejó en su día la indeleble huella de locuras clásicas como la saga El Vengador tóxico y Mutantes en la Universidad

Ahora, se anima a editar antes de este 31 de octubre una supuesta comedia de terror gonzo (¿como involucraran al espectador?), que visto su trailer e imágenes no parece preocupada por la vergüenza y plantea exceso de estupidez antes que de presupuesto… os hablo de Zombie Werewolves Attack!! (La anteriormente conocida como “The Howlers come”).
Lo poco que podemos ver, de esta serie Z, refleja vividamente el descerebrado humor con que todo un país celebra esa noche.

Un grupo de amigos, que están de parra en el pueblo, se ven acosados por monstruos no invitados. Después de sobrevivir por los pelos al ataque de un hombre lobo, estos amigos descubren que casi todos los habitantes del pueblo han sido asesinados, pero estos resucitan convertidos en hombres lobos…. y, ¿cómo resistirse a volver a matar a sus antiguos conciudadanos en una noche de fiesta?

¡Póngase su careta barata de hombre lobo y disfrute asustando a sus vecinos!… Más información en su web oficial!!!!!

Unspeakable

Cosas que no pueden expresarse con palabras

Unspeakable

Ver ficha completa

  • Título original: Unspeakable
  • Nacionalidad: USA | Año: 2000
  • Director: Chad Ferrin
  • Guión: Chad Ferrin
  • Intérpretes: Roger García, Tamera Noll, Leigh Silver
  • Argumento: Tras un accidente en el que su hija muere y su mujer queda en estado vegetativo, James se sumerge en una espiral de violencia en la que se confunden su sentimiento de culpabilidad con su necesidad de redención.

65 |100

Estrellas: 4

Unspeakable

“Unspeakable” es una película que da que pensar, y a muchos niveles. Primero, en qué hace que un director del montón consiga, poco a poco, ir haciendo películas hasta conseguir el nivel técnico –lo que se corresponde con un nivel equivalente de presupuesto, aunque siempre dentro de la serie B- de una obra como “Someone’s Knocking at the Door”. Y la respuesta es que Chad Ferrin no es un director del montón. Dentro de toda la serie Z directa a dvd – hace diez años, fecha de “Unspeakable”, probablemente hablábamos de video todavía -, algunas obras puede tener todas las carencias del mundo, pero también tienen un par de buenas ideas que sustentan, de mejor o peor manera, todo el visionado.

Y es que, nada más empezar, la cabecera de la Troma nos da bastantes pistas de lo que vamos a ver. Todo es muy barato en esta película, pero eso no es un obstáculo. Los interiores no están nada cuidados, por lo que imagino que seran las casas de algunos de los responsables. Los exteriores tampoco están bien elegidos, fruto, seguramente, de la cercanía al centro de producción más que de las necesidades del argumento. Y el reparto lo conforman un grupo de ilustres desconocidos que, eso sí, defienden bien su material.

La primera escena es un buen ejemplo de cómo se hacen las cosas en la casa de Lloyd y Kaufman: sin recursos pero con estilo, siempre que uno esté dispuesto a ello. James (Roger Garcia) conduce por un túnel mientras discute con su mujer Alice (Tamera Noll). En un momento álgido de la discusión, descubrimos que en el asiento trasero, intentando dormir, va su hija Heather (Leigh Silver). Acto seguido, sucede lo que te temías desde que empezó la escena: hay un accidente. El único que sobrevive al cien por cien es James; su hija Heather muere y su mujer Alice queda desfigurada y medio vegetal de por vida. Esta escena está contada en, básicamente, tres planos: uno frontal del coche, desde donde somos testigos de la discusión de James y Alice y de la aparición de Heather para revelar su presencia en el momento más inoportuno; un inserto de una luz cegadora sobre un primer plano de James, con el off de un choque; y un tercero en el que ya ha sucedido el accidente y el hombre sostiene a su hija en sus brazos. Se nota que es así por un tema presupuestario pero, también, que lo que vemos es lo que necesitamos ver, ni más ni menos. Nos basta con el sonido del choque y luego ser testigos de las consecuencias del mismo.

James percibe este suceso como una condena. Se llevaba mal con su mujer y adoraba a su hija por encima de todas las cosas, y la vida le castiga a perder a su ser querido y a “cargar” con la esposa. Así, contrata a Barry (Timothy Muskatell), un enfermero, para que cuide de ella, mientras él se dedica a deambular por la ciudad… Así, la noche en la que conoce a una prostituta, las cosas se disparatan. A la vez que nos enteramos de que Barry abusa sexualmente de la inválida Alice, James cree oír hablar a su hija Heather a través de la prostituta, y no pudiendo controlar su sentimiento de culpabilidad, la asesina cruelmente. Se convence, por tanto, de que si sigue matando chicas conseguirá comunicarse más a menudo con ella, y quién sabe si conseguir traerla de vuelta otra vez a este mundo.

Culpabilidad, depravación moral y conductual, y una constante búsqueda de la catarsis se unen de un modo magistral en esta película tan “sucia” como “limpia” a partes iguales. Y un mensaje contundente y demoledor surge de toda la mugre que impregna el metraje: lo fácil que es censurar a los demás, y lo difícil que es hacerlo para con los hábitos de uno mismo. Una idea puede que nada original, pero que sólo cuando está bien expuesta revela todo el potencial que posee. Así, por ejemplo, en “Unspeakable” tenemos la figura del narcotraficante, Hell (Wolf Dangler), que si bien suministra y vive de la venta de drogas, detesta a todos los seres marginales que van en busca de su dosis, y sueña, contradictoriamente, con una sociedad mejor sin la escoria de los vagabundos o los yonquis. También, al Sacerdote, el cura que oficia el entierro de Heather, cuyos vicios, lamentablemente, están de actualidad en todos los periódicos…

Está claro que al señor Ferrin le fascinan las conductas “pervertidas” (me niego a poner esta palabra sin comillas, lo siento). Y, como siempre, consigue ofrecer un par de escenas de bastante mal gusto, escandalizando al personal. Sin embargo, lo que en otras películas es el único mérito, aquí, tras lo señalado anteriormente, se convierten en un motor importante del mensaje de la película. A esto me refería cuando comenzaba diciendo que hay algo que diferencia a algunas películas del maremagnum de la serie Z; de hecho, me gusta pensar que existe esta categoría de películas, este mercado, para que se hagan este tipo de obras que, incluso dentro de la misma serie B, puede que no pudieran encontrar su lugar, dado que mientras mayor alcance tenga una película, mayor es la censura –autocensura, en muchas ocasiones.

Conforme vamos llegando al tramo final de “Unspeakable”, convencidos, además, de que su título se debe a la especie de conexión mental que se establece entre James y su difunta hija Heather, las distintas historias que se han ido desarrollando –algunas más torpemente que otras- se van cerrando y encajando, revelando e incidiendo en el que para mí es el mensaje principal de la película. Especialmente significativa, a este respecto, es la rebelión espontánea que tiene lugar entre los sin techo en el tramo final, defendiendo a uno de ellos de una agresión, en un arrebato de “dignidad de clase”. Y el final, por supuesto, como buena conclusión, se guarda un nuevo as en la manga. Es un final que, la mayoría de las veces que se ha hecho, ha desbaratado todo el trayecto. Y, sin embargo, aquí funciona muy bien. Cambia el punto de vista de varias cosas y, sobre todo, del título. Lo que no puede expresarse con palabras, no puede expresarse con palabras porque es demasiado atroz, y ahí lo dejo…

…aunque hay una especie de subtema, a este respecto, que me parece reseñable. Lo que no puede expresarse con palabras es algo que James no es capaz de reconocerse a sí mismo, y tiene una equivalencia en el personaje de Barry, el enfermero que abusa sexualmente de su mujer inválida. Este hombre tiene su cuarto de baño lleno de fotos de chicas desnudas y posters de películas plagadas de mujeres, entre ellos el de “Escupiré Sobre tu Tumba”. Puede querer decir, o interpretarse, como la necesidad de encontrar el rol social de uno en función de las cosas que le hacen disfrutar… así como poner de relevancia la torpeza de los seres humanos cuando nos guiamos por razonamientos tan básicos como “me gustan las pelis en las que violan a tías” por lo que “me dedico a abusar de tías”. Este sería el estadio más básico de este comportamiento; un cierto grado de evolución lo presenta James con su conflicto; el tercer nivel, el más sofisticado, no está presente en esta película, aunque se puede desprender de ella: y es el de aceptar con libertad y naturalidad los impulsos y encauzarlos de un modo saludable y “normalizado”.

En definitiva: a pesar de sus irregularidades y de sus carencias presupuestarias, creo que “Unspeakable” es una película a la que vale la pena acercarse de un modo desprejuiciado. Es mucho lo que se puede sacar de ella si se consigue hacer la vista gorda a, por un lado, sus obscenidades, y, por otro, sus tocas formas cinematográficas. En mi caso, desde luego, fue muy sencillo obviar todo esto.

Lo mejor: Que con 20.000 dólares se puede hacer una película profunda.

Lo peor: Que no tuvieran mucho más dinero y mucho más tiempo.