Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Dr. Strange en el multiverso de la locura.

Dr. Strange en el multiverso de la locura.

Evil Dead: Disney Edition.

Dr. Strange en el multiverso de la locura.

Ver ficha completa

  • Título original: Doctor Strange in the Multiverse of Madness
  • Nacionalidad: USA |
  • Director: Sam Raimi
  • Guión: Michael Waldron
  • Intérpretes: Benedict Cumberbatch, Elizabeth Olsen, Chiwetel Ejiofor
  • Argumento: Viaja a lo desconocido con el Doctor Strange, quien, con la ayuda de tanto antiguos como nuevos aliados místicos, recorre las complejas y peligrosas realidades alternativas del multiverso para enfrentarse a un nuevo y misterioso adversario.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Cuando Scott Derrickson entró al Universo Cinematográfico Marvel para dirigir Dr. Strange, aparecieron los primeros problemas, durante el rodaje, sobre el tono que pensaba darle. Si, ya por entonces, los de Disney no estaban por la labor de dar libertad creativa a Derrickson a la hora de meter una mayor carga de elementos terroríficos en la historia, pese a respetar el PG13. Así, y aunque la película no salió mal tanto en lo artístico como en lo comercial, los probolemas por esas diferencias creativas persiguieron al director de El exorcismo de Emily Rose (2005) o Sinister (2012) hasta el inicio del rodaje de la secuela. Aunque Derrickson volvió a ser elegido, los del ratón se hartaron de sus peticiones y visiones oscuras y lo pusieron en la calle. En realidad, se marchó a dirigir algo más afín a sus gustos y de inminente estreno en cines: The Black Phone. Ahora, ¿quién sería el sustituto? Pues... ¡sorpresa! El mismísimo Sam Raimi se hizo con el mando, lo cual, de primeras, no entendimos muchos. Es decir, largas a un tipo que quiere más mandaga terrorífica y oscura para contratar a otro al que le va, más si cabe, la mandanga terrorífica y oscura? 

Por suerte, Raimi ha tenido relativa libertad para dejar su firma, sus manías, sus homenajes y referencias varias. Pero claro, Raimi ya ha demostrado en más de una ocasión que puede compaginar esta faceta con la de una gran producción de superhéroes para todos los públicos. No por nada, se encargó de la primera trilogía de Spider-Man (2002-2007), e incluso tuvo su intentona en el cine infantil con Oz: Un mundo de fantasía (2013). Una vez visto este multiverso de la locura, podemos dejarlo en un 40% Raimi y 60% Disney-Marvel. Y oye, tal como está el patio con esta gente, nada mal. De hecho, no esperaba, y más después de lo ocurrido con el anterior director, varias decisiones tanto argumentales como de puesta en escena de esta secuela. Y se disfrutan mucho. Cosas como los (esperables) cameos de Bruce Campbell y sus chistes con el personaje de Ash, los monstruos, a modo kaiju, interdimensionales, clones malvados, zombies (por favor, que esto sea un primer aviso del Marvel Zombies que esté por llegar), batallas jugando con música clásica (y ojo a dicha escena, que está entre lo mejor del UCM) y una Bruja Escarlata desatada, despiadada y que, con una calificación R, bien podría ser una de esas criaturas poseídas y sanguinarias que buscaban comerse nuestro alma en las de Evil Dead

No soy seguidor del personaje en el cómic. De hecho, llevo bastantes años sin seguir cómics Marvel salvo excepciones concretas. Algo parecido me pasa con la última fase de su producción cinematografiara. No he visto aún, la pereza me gana, Black Widow, Eternals ni Shang-Chi, en lo que respecta a cine, y de las series de Disney Plus, solo me interesé, y me alegro por ello, en WandaVision. Digo me alegro por dos motivos: primero, porque la serie es notable y muy original dentro de su contexto, y segundo, porque si no lo hubiera hecho, me habría enterado de una cuarta parte de este Dr. Strange 2. Así que, os aviso, si no queréis perderos entre las idas y venidas y decisiones varias con según que personajes, tenéis que poneros delante del televisor y ver WandaVision. Quizás así no os choque ver, de pronto, a Elizabeth - Bruja Escarlata - Olsen convertida en la villana de la función, cual Daenerys  en la última temporada de Juego de tronos. Y ya me callo, lo prometo, no haré SPOILERS. En realidad esto no creo que lo sea, a estas alturas. Con esto me viene la pregunta, ¿es correcto exigir al espectador haber visto una serie para entender lo que sucede en la película? Pues no lo tengo claro, pero sea como fuere, el UCM ya ha puesto, desde hace tiempo, las cartas sobre la mesa en este aspecto: cine y televisión son un todo, y sin uno será dificil entender el otro. Multiversos de la locura aparte, que también tienen lo suyo. 

Entre idas y venidas, unas trepidantes y muy divertidas, otras (un poco) innecesarias y que sentencian el ritmo del desarrollo, y así durante algo más de dos horas, nos topamos con las claves del UCM, las que gustan a todo el mundo, pero ojo, también con nuevas variantes, virtudes para el menos entusiasta (mi caso), pero seguramente, y a las valoraciones en Metacritic y esos rollos me remito, excesivamente diferentes y valientes para el resto. Y es que, por mucho que se pida innovación y dejarse de formula y copia y pega, parece que el publico responde mejor cuando le dan, precisamente, eso. Éxito comercial aparte, Dr. Strange 2 ya es la menos valorada por los espectadores según el citado Metacritic, solo por delante de Eternals. Y fijaros, tengo poco interés en Eternals, pero por lo que veo, leo sobre ella, parece que es un caso similar de variar en la formula. Vivimos tiempos extraños, sin duda. 

Imperfecta. Genial por momentos, con varias de las mejores escenas que hemos visto en el UCM, con un Sam Raimi inspirado en su nivel mainstream, como en los tiempos de las dos primeras de Spider-Man. Gran villana Olsen, un Cumberbath carismatico con el piloto encendido, cameos importantes con resoluciones sorprendentes y la presentación de una blandita America Chavez, con licencia para meter inclusión forzada, para cumplir agenda y poco más. Quizás su personaje tenga un desarrollo cojonudo en el UCM en próximos proyectos, oye, pero aquí no me pega. Vaya, que Raimi se la ha comido con patatas con exigencias de producción. Eso creo. 

Lo mejor: Los primeros 45 minutos. Elizabeth Olsen. Dr. Zombie. Pelea musical. Danny Elfman. El atrevimiento en algunas partes...

Lo peor: … pero no deja de ser una gran producción Disney-Marvel y Raimi está atado de pies y manos. Algún bache de ritmo en el desarrollo.


Vuestros comentarios

1. 02 jun, 21:14 | Tito jesus

No sé si fue porque me esperaba más de Sam Raimi o porque ya estoy cansado del cine de superhéroes pero, la verdad es que me decepciono bastante y tengo que decir que a pesar de todo el ruido, los efectos especiales y alguna que otra transgresión marca de la casa también me aburrí mucho. Curiosamente, el tema del multiverso está muchísimo mejor tratado en una película que me parece brillante y que espero reseñar en breve: "todo la vez al mismo tiempo" .

Me alegra mucho leer una reseña tuya Carlos en Almas Oscuras, me empezaba a sentir muy muy solo y creo que es buen análisis.

2. 03 jun, 01:41 | AZOTE

No creo que nadie esperase que esto acojonara lo más mínimo fuera quien fuera el director... a mí me entretuvo, me suelen gustar casi todas las últimas de la marvel. Pero curiosamente vi más Raimi en la de Spiderman no way home que aquí... el homenaje de Jon Watts a la trilogía original, a Tobey Maguire, a Andrew Garfield, etc.. es una puta maravilla.

Joer y que todavía quede gente que se fíe de imdbs, metacritics, rt... de todo se sale hamijos, ánimo xdd

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.


Si desea incluir un spoiler indique use las etiquetas [spoiler] y [/spoiler] para enmarmar el texto que se ocultará.