VOD

Has filtrado por etiqueta: comic

Donde las mujeres se reencarnan en serpientes

Breve historia del manga de terror

manga portada

Nota: El presente texto fue originalmente publicado en Revista Cthulhu: 17 Historias de Terror Oriental, en diciembre de 2016.

Mentalidad mágico-religiosa

Sintoísmo y budismo han moldeado la mentalidad mágico-religiosa japonesa durante siglos. Si bien a veces diríase que enfrentados, ambos han terminado complementándose desde la diferencia: mientras que el primero mira a la vida, el segundo se proyecta hacia la muerte.

El sintoísmo es una religión animista que profesa el convencimiento de que todos los objetos y seres poseen un espíritu propio, el kami. Es a un tiempo una veneración y una celebración de la vida, y establece un fuerte vínculo entre el hombre y la naturaleza, a la que rinde pleitesía. El sintoísmo rechaza la idea de un universo antropocéntrico así como la creencia en el más allá. Asume que la naturaleza actúa con imparcialidad y que el bien y el mal se definen en la medida en que los acontencimientos nos perjudican o nos benefician. Cree en un mundo sobrenatural, el de los kami, que coexiste con el nuestro, y que ambos están separados por un finísimo velo. Cuando este se rasga, lo fantástico, y también lo aterrador, penetra en nuestro mundo con consecuencias imprevisibles. Seguir leyendo…

DYLAN - Dream of the Living Dead

El episodio piloto

 photo Dylan_Exterior_zps4lkwlvce.jpg

Después de una pelea con su abusivo esposo, el mundo de Morgana se desmorona en una sucesión de pesadillas macabras. Atrapada entre distintas dimensiones aterradoras, no tiene otra opción que buscar a Dylan Dawn, investigador privado especializado mundo de las pesadillas. Pero, ¿podrá Dylan salvarla de su destino o quedará él también atrapado para siempre en un laberinto de fantástica locura?

¡Por fin tenemos entre nosotros el episodio piloto de la serie web basada en el famoso personaje creado por Tiziano Sclavi! Eso sí, superando con ligeros cambios de nomenclatura ciertos problemillas sobre la posesión de derechos que todavía mantienen los creadores de “Dylan Dog: Dead of Night”. Como ya os anunciamos en la anterior noticia, Kevin Kopacka intenta llevar a buen puerto una adaptación profunda y respetuosa de unos comics ya legendarios que influyeron en el séptimo arte tanto como para justificar “Dellamorte Dellamore”, de Michele Soavi. Quién sabe si este primer paso dará fruto a más continuaciones, ya sabéis lo duro que es realizar proyectos audiovisuales con tan poco presupuesto como el que ha contado Kevin. Así que es nuestro deber apoyar, en primera instancia viendo el mediometraje y en segunda lanzando críticas constructivas, iniciativas nacidas de un fanático tan honesto como este buen alemán (como pudimos comprobar cuando disfrutamos de TLMEA).
Sin más dilación, tenéis a un sólo clic del ratón el episodio completo subtitulado al inglés, ¡qué lo disfrutéis! Seguir leyendo…

DYLAN

La Serie

 photo Dylan_exterior_zpsevj6tavw.jpg

Después de una pelea con su esposo Corrado, el mundo de Morgana parece de alguna manera diferente: frío, oscuro y podrido. Atrapada entre realidad y pesadilla, no tiene otra opción que buscar a Dylan Dawn, investigador privado del mundo de las pesadillas. Pero, ¿podrá Dylan salvarla de su destino o quedará atrapada para siempre en un laberinto de pesadillas?

Para los amantes del comic “Dylan Dog”, para los amantes del cine de terror extraño, para los amantes del estilismo propio del horror italiano del siglo pasado… A todos ellos, entre los que me incluyo, les alegrará saber que Kevin Kopacka, director del interesantísimo mediometraje TLMEA, se ha lanzado al vacío para adaptar las novelas gráficas de Tiziano Sclavi en una mini serie no oficial. Seguir leyendo…

Iron Shoes

guerra, niños y un sueño

iron shoes photo Ironshoes4_zpslutjqb6e.jpg

Ronny Matey es una niña de doce años que lucha por huir del mundo de los mayores, sumido en una guerra que está devastando el planeta. En su particular lucha le acompaña Balthasar Mastran, un niño con las piernas destrozadas por la neopolio, lo cual le hace depender de una estructura metálica para caminar. Motivo de mofa entre los demás chicos, será bautizado con el apodo “Zapatos de hierro”. Ambientada en un mundo con visos pos apocalipticos, la cruzada de los dos niños aparecerá salpicada de las intervenciones de otros interesantes personajes como el general Marion Giamatti, un desprestigiado militar que luchará por recuperar su nombre, Brad Curzon, un criminal genocida o Theodore Mastran, un eminente biomecánico cuya intención es ayudar a cambiar el futuro de la humanidad.

Sin duda, interesante premisa la de Iron shoes, un nuevo cómic de ciencia ficción cuyo primer tomo no tardará en ver la luz por obra y gracia de Cazador de ratas editorial. La obra cuenta con un excelente plantel, conformado por Andrés Garrido a cargo del apartado gráfico, que firma con un trabajo de gran calidad visual, y el no menor empeño de Daniel Parra y Rafael Lindem a cargo de la historia y el guión. En palabras de la propia editorial: “Ciencia ficción, drama y mucha acción en este cuento sobre robots que no son lo que parecen y niños con la capacidad de cambiar el mundo”. Seguir leyendo…

Cercenador: Corta y pega

Dos pulgares menos... y un cuchillo de carne de más

Cercenador corta y pega

Puede que Stanton ya no sea un tipo musculado y estiloso. Seguramente no entre en ningún traje de lycra. Pero tiempo atrás fue despiadado y letal, un profesional sin escrúpulos. Ahora tiene dos pulgares menos y unos kilos de más, pero no ha perdido facultades y no hay nada como un ex cazarrecompensas motivado. El Cercenador es un antihéroe que buscará recuperar su honor a cualquier precio a través del sexo y la venganza. Un samurái postmoderno que se abre camino a golpe de cuchillo desde la pequeña cocina del dinner perdido donde trabaja.

Ha sido verlo y desearlo con todas mis fuerzas. Cercenador: Corta y Pega, la historia de un cocinero gordo y pringoso que no tiene dedos pulgares, pero persigue la venganza con sus cuchillos de carnicero. Según sus propios autores, “Un cómic que bebe de la serie B y el western sucio, con diálogos chispeantes y atrevidos y un dibujo minucioso y detallado. Incorrecto y gamberro. Una historia cruda, de viejas glorias y sus cicatrices, cocinada en 28 páginas de trepidante acción a un precio inmejorable.” Un proyecto que nace a finales de 2004, cuando dos compañeros de facultad, Alberto Ballester y Alberto Silva, acuerdan crear un cómic a partir de la idea de “un cazarrecompensas que corta los pulgares de sus víctimas como facturas de sus trabajitos”. El mismo día que surgió la idea terminaron de perfilar toda la historia via Messenger. El 13 de Enero de 2005, Alberto Ballester entregó un primer borrador del guión del cómic. Pronto Alberto Silva, tras desmenuzar toda la historia, tenía preparados unos bocetos del protagonista, Mike Stanton, El Cercenador. “Decidimos centrarnos en el Stanton más gordo, el más viejo, pero también el más letal”, comentan los autores. Seguir leyendo…

Silent Hill: Sinner's Reward

La Recompensa del Pecador

SH Centrada

Jack “El Cachorro” Stanton es un asesino a sueldo profesional para la mafia irlandesa. Jillian Conway es su amante, por no hablar de su peligroso jefe, su esposo. Juntos, están huyendo de su pasado oscuro, con la esperanza de un futuro brillante. Sin embargo, algunos pecados no puedes dejarlos atrás, no importa cuánto te esfuerces…

TOMO 1: Desde su más tierna infancia, maltratado por su padre para ser el tipo duro y sin escrúpulos en que se ha convertido, Jack se dedica a lo que mejor sabe hacer, aquello para lo que fue entrenado: matar. Pero hastiado de una vida de sangre y violencia, conoce a la dulce Jill, una dulce mujer con la que empezar una nueva vida. Lástima que sea la novia de apestoso jefe. Se ven por ello obligados a huir, convertidos en fugitivos por carreteras secundarias que les llevan a ninguna parte en una constante huida hacia adelante.

Dredd 3D

Se empieza a hacer justicia

Dredd

Ver ficha completa

  • Título original: Dredd 3D
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Pete Travis
  • Guión: Alex Garland
  • Intérpretes: Karl Urban, Olivia Thirlby, Lena Headey
  • Argumento: Dredd tiene que hacer un examen de acceso a una joven aspirante. La prueba del día será realmente dura.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Dredd 3D

En 1995, el hoy resucitado Sylvester Stallone protagonizó la primera aproximación al mítico Juez Dredd en la pantalla grande. La cosa no salió demasiado bien. Incluso la misma estrella comunicó años más tarde que aquella producción puede considerarse una “oportunidad perdida”. Y lo fue, no tanto como película de acción/ciencia ficción entretenida, sino como adaptación del cómic en que se basa.
Con todo, podría haber sido peor, pues se dice que Stallone quería una calificación PG-13 (mayores de 13 años) y no la lógica R (mayores de edad y menores acompañados) que al final se llevó, pese a contener violencia de andar por casa. Han tenido que pasar 17 años para que alguien se propusiera limpiar el nombre de Dredd. ¿Lo habrán conseguido? Como suelo decir, vayamos por partes. Seguir leyendo…

Lo mejor: Violencia grafica sin concesiones, conseguida atmosfera de mal rollo, Lena Headey y que, ahora sí, Dredd es un juez temible.

Lo peor: Guión excesivamente simple que no aprovecha el rico universo creado en los cómics.

El Extraño talento de Luther Strode

El Noveno Arte Chorrea Tinta Roja

Luther Strode grande 1

TODO ESTÁ INVENTADO

Un euro. Si me hubieran dado un maldito euro cada vez que un “gafapastoso” (y ojo, os lo dice quien las luce, que mis siete dioptrías no dan tregua tras años de lecturas oscurantistas y visionados infames), me hubiera soltado la susodicha frasecita de marras con aires de estúpida suficiencia nihilista, ahora mismo sería rico y estaría… ¡Qué coño! Estaría haciendo exactamente lo mismo que hago ahora, escribir para Almas Oscuras porque me encanta hacerlo.

Tranquilos, que no voy a caer en la candidez nostálgica de creer que el género de terror en particular y en fandom en general vive sus mejores momentos (los años ochenta para nuestra desgracia, o fortuna, quien sabe, ya quedaron atrás). Y si bien es cierto que puedo conceder que el ufano aforismo de marras se ha convertido en la tónica general, ello no significa que existan las suficientes excepciones como para caer en la absurda desesperanza. Es más, si cabe, la encomiable labor de páginas como Almas Oscuras se asemeja a esos viejos mineros de Alaska que disfrutaban sus vidas cribando fango, para de vez en cuando toparse con una pepita de oro con la que iluminar su espíritu.

Y a las pruebas me remito, cuando creemos haberlo visto todo sobre monster movies, nos salta a la palestra la magnífica, pese a quien pese, “The Host” y toda la “fiebre amarilla” (“I Saw The Devil”, etc.) que le sigue, cuando uno está más que hastiado de slashers de medio pelo, nos golpean con “Matyrs” y la “nouvelle horreur vague”. Y así podría seguir pero no quiero aburrir al personal antes referido, sobre todo éste cuando se compone de un grupo de adoradores de los “cahiers du cinema” con los que es inútil debatir al respecto.

Así que hagámoslo más difícil todavía. Unámonos al enemigo pero convirtiéndonos en el abogado del Diablo. Y cuando nos suelten esa farsa del “todo está inventado” con fingida expresión de estar de vuelta de todo, démosles la razón. Y observad su cara de sorpresa. La absoluta estupefacción de quienes están acostumbrados a fomentar la discordia, la afrenta, la discusión y que de buenas a primeras se encuentran con alguien que secunda su credo discordante. Y decidles, que tienen toda la razón del mundo, que en esta época de remakes innecesarios y reboots absurdos, ya nada puede sorprendernos.

Y cuando se hayan confiado creyendo haber ganado un nuevo acólito para su perdida causa, entonces preguntadles. Y de ser así, ¿dónde está el puto problema? ¿Es necesario siempre innovar para epatar al espectador? ¿Hay que sorprender por sistema para convertirse en un referente del género?

MEZCLADO, AGITADO Y SALPICANDO

Luther Strode grande 2

Una vez se hayan quedado mudos por su absoluta falta de argumentos con los que contrarrestar vuestra postura, no les deis tregua y comenzad a razonar como buenos cinéfagos que sois. Porque si bien lo ideal es crear algo nuevo de la nada más ignota, en absoluto tiene menos mérito tomar prestada una idea ya consagrada y hasta sobreexplotada y firmarla con tu propio e inconfundible sello.

De nuevo pongamos un par de ejemplos convencer a los más escépticos. Imagina que un día un director, yo que sé, un tal James Cameron, por ejemplo idea un film sobre un robot futurista con aires del slasher de moda y te filma nada menos que “Terminator” en 1984. Y apenas tres años después un cachondo espabilado que responde al nombre de Paul Verhoeven parte de la misma idea pero convierte al villano en héroe con su inefable “Robocop” de 1987. Y que rizando más el rizo un desconocido Richard Stanley tiene la osadía de mezclar ambos conceptos y se calza la cult – movie “Hardware: Programado Para Matar” en 1990.

Y yo pregunto, ¿dónde está el problema si los tres filmes tienen su propia personalidad y te hacen disfrutar del séptimo arte, que es precisamente su finalidad?

Llegados a este punto los más beligerantes seguro que saltan con aquello de “hombre, es que si nos ponemos así…” Claro, es que tergiverso los datos con el maquiavélico objeto de llevar la razón. Pues no, chicos, no. Entre otras cosas porque jamás me rebajaría a vuestro mismo nivel. Así que voy a poner otro de los infinitos ejemplos de los que podría servirme para demostraros que lo anterior no ha sido ni casual ni rebuscado. Imaginad que un tipo está harto de ver pelis de pirados de medio pelo masacrando al personal y decide crear un personaje icónico con el que el público simpatice más que con sus víctimas. Venga, le voy a poner una máscara llamativa y un cuchillo carnicero y tira millas. Y así en 1978 un tal John Carpenter entra a formar parte de los anales del celuloide con su “La Noche De Halloween”. Pero fíjate tú que dos años después un listillo llamado Sean S. Cunningham, decide hacer lo mismo pero esta vez usando una máscara de hockey y un machete para acojonar más al personal y nos regala “Viernes 13” en 1980. Y nada menos que en el mismo 2011 un desconocido Matt Farnsworth se dice aquello, de “yo también puedo” y nos alucina “The Orphan Killer” con un reto slasher de los de libro.

Y de nuevo dale con el tema ¿dónde está el problema si los tres filmes tienen su propia personalidad y te hacen disfrutar del séptimo arte, que es precisamente su finalidad?

SOMOS LO QUE VEMOS Y LEEMOS

Luther Strode PortadaEstá visto que a esta misma conclusión debieron llegar Justin Jordan, Tradd Moore y Felipe Sobreiro tras años de lecturas ingentes de cómics y manga, y pensaron aquello que muchas veces hemos imaginado los fans del género: “Jo, sería la leche que alguien mezclara tal base con tal reactivo y ¡BOOM! estallara la bomba, pero claro, a ver quién se atreve…”

Pues ellos tuvieron la osadía de mezclar nada menos que las obras más paradigmáticas de Stan Lee y Steve Ditko con su “Spiderman” y Buronson y Tetsuo Hara (“Hokuto No Ken””, aka “El Puño De La Estrella Del Norte”) y crear la obra gráfica que nos ocupa, “El Extraño Talento De Luther Strode”.

Los paralelismos son innegables. Luther es el típico alfeñique empollón de Instituto que sin llegar a ser el nerd de turno, es objeto de las mofas de los musculitos de rigor, con sus chupas de paño rojo y blanco y la letra de la hermandad estampada en su pecho como alegoría del “american dream”. Nuestro protagonista supera las burlas diarias como puede con la ayuda de su inseparable y tópico amigo friki y su más que evidente enamoramiento de la chica de la taquilla de enfrente por más que se empeñe en ocultarlo.

Hasta que un buen día, harto de la situación, como es de suponer… pues no, no es picado por una araña radiactiva sino que decide realizar algo mucho más mundano. Solicita por Internet un extraño libro llamado “El Método Hércules” que garantiza resultados sorprendentes con un breve pero durísimo entrenamiento y que tiene toda la pinta de ser un burdo engaño para crédulos desesperados. Pero quizá, por eso, porque Luther lo está, con él funciona de una manera que jamás podría sospechar, adquiriendo poderes sobrehumanos y percatándose una vez más de que “todo gran poder conlleva… en este caso un gran bestialidad”.

Y así, asistimos durante 6 descacharrantes tomos a la transformación del apocado estudiante Strode en una máquina de matar que haría palidecer a mismísimo “Predator”, con una breve pero necesaria historia de amor y amistad de por medio, que sirve como preámbulo para la presentación del villano de la función, un enigmático individuo que parece poseer las mismas facultades que Luther, con lo que el enfrentamiento está más que servido. Pero eso sí, aderezado con cantidades ingentes del gore más desfasado y un humor más negro que una noche sin luna.

El guión como vemos no es mucho menos sobresaliente, ni falta que le hace, para depararnos unas buenas horas de ilimitada y sádica diversión, con un entintado colorista y hemoglobínico y un trazo de dibujo agresivo y anguloso como la propia temática del cómic demanda.

VALORACIÓN GLOBAL: 70/100

LO MEJOR: La mezcla funciona de maravilla. Y si no, que se lo digan a Tarantino y su filmografía.

LO PEOR: Resulta tan divertido y bestia, que te lo ventilas en un suspiro, pero su final apunta a una futura continuación. ¡Esperemos que así sea!

FICHA TÉCNICA

Comic Original: The Strange Talent Of Luther Strode
Autores: Justin Jordan, Tradd Moore y Felipe Sobreiro
Editorial: Image
Idioma: Español
Número De Tomos: 6