VOD

Has filtrado por etiqueta: horror-sobrenatural

No pierdas la cabeza

Un Cuento Asombroso

No Pierdas la Cabeza Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Go to the Head of the Class
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 1986
  • Director: Robert Zemeckis
  • Guión: Mick Garris, Bob Gale
  • Intérpretes: Christopher Lloyd, Scott Coffey, Mary Stuart Masterson
  • Argumento: Dos alumnos, cansados de loa abusos de su profesor de literatura, deciden realizar un hechizo para gastarle una broma.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo NPLC_Exterior_zpsoahxgad4.jpg

Dos adolescentes deciden vengarse de su tiránico profesor de literatura formulando un hechizo que se supone que debe causarle hipo. Sin embargo, algo no funciona correctamente y tendrán que enfrentarse con la consecuencia sobrenatural de sus irreflexivos actos.

Ahora que “Los Goonies” vuelven a estar en boca de todos, que Steven Spielberg, Zemeckis y compañía son el referente a batir, o emular, según el recetario ofrecido por series como “Stranger Things”… En este año que la palabra “revival” está en boca de todos, cuando no directamente la reconstrucción/continuación de clásicos sagrados, léase “Cazafantasmas” o “Blade Runner” entre otras… Parece el mejor momento para beber de las fuentes de esta nostalgia desmedida por los ochentas y disfrutar de la droga en su estado más puro. Ya que el tiempo es una corriente feroz que arrasa todo a su paso, por mucho que se esfuercen las nuevas luminarias de la industria, nada como los originales para vivir una experiencia ochentera auténtica. Seguir leyendo…

Lo mejor: Christopher Lloyd en su mejor momento.

Lo peor: Se entretiene demasiado en su parte central, la realización del hechizo. Incluso durando sólo 38 minutos le sobran unos cuantos.

Tres breves piezas de horror

Los cortometrajes, esos pequeños amigos

 photo Cortos_exterior_zpsyezle5u3.jpg

Los cortometrajes son sin duda uno de los pilares del género fantástico, frente a otros, se erigen como el caldo de cultivo real de directores que luego se han convertido en importantes figuras cinematográficas. Sin ir más lejos, alguna de las películas que hoy se encumbran, en parte gratuitamente, como obras de género, dieron sus primeros pasos con un formato más reducido… y nombraré sólo una: “Babadook”.

Además, se convierten en un campo para explorar técnicas narrativas distintas, experimentar visualmente o, al menos, divertir al personal sin las limitaciones impuestas por grandes presupuestos o las decisiones corporativas de distribuidoras y productoras dictatoriales. Aunque muchas veces no se les presta la atención que se merecen, reconozcamos que Almas Oscuras se centra en sus hermanas mayores, siguen proliferando como setas, siendo muchas veces verdaderas obras maestras ante las que empalidecen la gran mayoría de las películas actuales, sobre todo en lo que a cine independiente y de serie b respecta. Por ejemplo, hoy os traemos tres piezas que merecen un buen vistazo y un comentario por vuestra parte. Me ha parecido interesante su corta duración así como sus valores técnicos, por no hablar de sus escasos diálogos; pues se trata de productos norteamericanos. Y es aquí donde vuelvo a señalar un pequeño pecado: no compartir cortometrajes en castellano. Así que me gustaría ser aquel que reciba la primera piedra, tenéis los comentarios a vuestra disposición para compartir cortometrajes, especialmente de habla hispana. Refrescaos con estas tres macabras historias, no os dará tiempo para el aburrimiento. Seguir leyendo…

Coleccionable de Tragedias

239 píldoras de horror macabro

coleccionable de tragedias

Hablamos de 239 historias contenidas en 162 páginas, así que ninguna supera las doscientas palabras de extensión. Un campo, el del texto ultra breve, que no permite piruetas narrativas, los cuentos son directos como ellos solos, pero sí permite la variedad llevada al extremo así como el impacto inmediato con juegos de palabras, especialmente referidos a los títulos, o situaciones malentendidas que patinarían en una novela. No tengo constancia, y ruego se me perdone el equivocarme, de otra colección parecida en castellano. Es decir, partimos de una base lo suficientemente original y provocadora como para llamar de forma poderosa nuestra atención. Lo cual, a estas alturas de la humanidad, tiene que ser valorado y reivindicado.
Los cuentos están separados en tres grandes bloques, que a su vez son presentados al mejor estilo de “Historias de la Cripta”, creo que reconocida influencia en el autor:

Parque de atracciones: Donde el humor negro y macabro son el transfondo base de las historias.

Depósito de cadáveres: Se hace hincapié en los elementos más tristes y góticos de las historias, con un claro tinte de romanticismo necrófago sobrevolando cada una de ellas.

Mansión embrujada: Horror sobrenatural variado en formas y de argumentos más convencionales.

Lo primero que destaca de “Coleccionable de tragedias” es su humor negro. Por mucho que su autor quiera circunscribirlo al primer bloque, la verdad es que el humor se extiende inmisericorde por todos, legado de esas “Historias de la Cripta” y tebeos de E.C. que son la principal influencia de la antología. Seguir leyendo…

Fiesta Sorpresa

Un relato breve de Jorge P. López

 photo Fiesta_Sorpresa_zps48c82b87.jpg

Como celebración de la Noche de Difuntos me gustaría regalaros un cuento corto que ambiente alguno de los escalofriantes momentos que viviréis durante Halloween. Si os gusta y queréis darme otra oportunidad como narrador, quizás os tiente mi última antología, Cuervología Nº 13, en dicho caso podéis comprarla aquí. ¡Felices pesadillas!

Intentaba enumerar las bolsas, comprobar que había una para cada invitado, finalmente las cuentas salían y con ellas su sonrisa resquebrajada se ensanchó hasta resultar dolorosa. Le costaba horrores concentrarse, la palpitación se volvía insoportable aunque creyó poder mantenerla a raya repasando los detalles de la fiesta: los globos, los cubiertos, el confeti, las bolsas… Especialmente esos pedazos de plástico negro, minados de un festivo contenido: el que arrancaría lúgubres gestos de sorpresa a los comensales. Sabía que se mostrarían puntuales ante la misteriosa tarjeta imposible de obviar, pues ellos deseaban volver al salón de baile, al mismo lugar donde la anterior velada acabó en desastre.

Hasta ese momento había olvidado lo fácil que fue encubrir la hecatombe, ni siquiera los insoportables pinchazos de las articulaciones habían conseguido avivar su memoria, sin embargo las sillas colocadas en la idéntica posición que la fatídica noche habían disparado los recuerdos. Se resistió a ellos; no quería visualizar otra vez el contenido de la tarta y la reacción de los presentes, pues eran sus caras, sonrojadas como luces de alarma, las que provocaron la primera de todas sus penurias, por suerte se había librado de ellas metiéndolas una por una en aquellas bolsas venenosas.

Maldijo por lo bajo, unas manos hinchadas no eran la mejor herramienta para preparar las coronas de papel, pero la estancia debía mostrarse como la fotografía estática que le regalaron al entrar al reciento durante aquella noche difusa; al fin y al cabo era todo lo que guardaba intacto de su juventud. Oyó salpicaduras sobre el parquet del salón, por lo que tuvo que controlar su excitación, los espumarajos de baba podían delatarle, así que se agachó a secarlos con las mangas de su camisola, por fin entendió que una prenda tan holgada no solo era útil para ocultar cicatrices y deformaciones. Una serpiente plateada se deslizó dentro de él llevando un escalofrío de anticipación a su espina dorsal, sabía que aquella era la señal, y la única compañía placentera que disfrutaría al besar la tumba.

Imitando a un espectro, canturreó cuando oyó el motor del primer coche. Eran puntuales: la curiosidad resultaba tan intensa como la aflicción que le habían infringido. Se escondió para recibirlos a su debido momento; lo hizo tras las enormes cortinas grises porque hacían juego con su alma, vapuleada desde que se jugaron a los dados, esos malditos cubos trucados, quien sería el primero en probar la tarta. Esta vez había un pedazo para todos, aunque tuviese que esperar un poco, más de una década lo había acercado a este momento de cristalina venganza, ¿acaso importaba esperar durante unos minutos? Lanzó una risita depravada, su deteriorada sinapsis componía imágenes de los rostros de los comensales, sus ojos como platos, las venas del cuello a punto de estallar, los gritos volando de sus gargantas. La risita volvió, desafiando el silencio preludio de la tormenta, no podía dejar de reír cuando imaginaba a los invitados en el momento que descubriesen los zapatones rojos asomando incongruentes desde los bajos de las cortinas…

Invasion of the Undead

A veces no pasa el tiempo...

 photo IOTU_Exterior_zps5c6eb28e.jpg

Allison recluta la ayua de dos estúpidos investigadores paranormales cuando una infestación de no muertos se apodera de su nueva casa.

Hoy en día que está tan de moda hablar con pedantería de cualquier estreno cinematográfico, buscando en el cine independiente el sentido de la vida, romper a llorar con escenas que no dicen absolutamente nada o hacer gala de unos conocimientos cinéfilos innecesarios definiendo “subsubsubsubgeneros” que sólo existen en la cabeza de bloggeros de medio pelo… hoy en día que está tan de moda hablar con palabras ampulosas (como ampulosa) el público del cine de horror corre el riesgo de olvidar que todo este tinglado se montó siempre con objeto de mera diversión (y si encarta ya reflexionaremos sobre la insoportable levedad del ser). Los críticos y coleccionistas de revistas siempre os querrán llenar la cabeza de datos que no sirven más que para completar los párrafos de sus posts de pacotilla, y la única razón para hacerlo es querer demostrar que son más “guays” que Quentin Tarantino. Pero olvidan que en este proceso competitivo de “ver – más – festivales – que – nadie” echan tierra sobre lo único importante: una cinta de terror tiene que entretener y aportar las emociones fuertes que otros géneros desechan. Esa es la clave y para de contar: por eso me apegué hará muchos años a Almas Oscuras, porque me sentía rodeado de gente con ganas de diversión sana, encabezados por Joan Lafulla, un hombre honesto que rechaza la obsesión, de la que tanto rezongo últimamente, a favor de la pasión. Los tiempos cambian, pero a veces no pasa el tiempo…

Pues en estos días de tontería y poco compañerismo se agradece conocer de proyectos que avalan mis palabras de viejo gruñón. La película de bajo presupuesto llamada “Invasion of the Undead” parece otro de esos intentos por resucitar una década que a muchos nos parece dorada al coincidir con nuestra maduración como seres humanos, y son los años circundantes a la adolescencia los que terminan por marcar a cualquier persona de provecho. Como decía, con 17.000 pavos intentan estos debutantes – sus trabajos anteriores no merecen más renombre – volver a los viejos tiempos de la comedia y el horror, clara es la influencia de “Night of the Creeps”, “House” o “Una Pandilla Alucinante”, haciendo uso de cualquier recurso “retro”, de tal forma que resulte atractiva a los nostálgicos. Seguir leyendo…

Lord of Tears

Se adueñará de tus sueños

 photo Lord-of-Tears-Exterior_zps07c9c348.jpg

James Findlay es un profesor cuyos descanso se ve alterado por unas pesadillas guiadas por una extraña entidad, un ser escuchimizado con una horrenda cabeza de búho, el Señor de las Lágrimas. Nuestro protagonista regresará a su localidad natal, en una de las zonas más recónditas de Escocia, con la sospecha de que dichas pesadillas están relacionadas de alguna manera con la muerte de su madre.

¿Quién o qué es el Señor de las Lágrimas? ¿Una nueva producción independiente con ínfulas por revolucionar el género del terror? ¿Una entidad sobrenatural que perdura a lo largo de los siglos alimentándose del sufrimiento ajeno? ¿La película revelación de este año y cuya campaña de marketing ha evolucionado del boca a boca a una edición de coleccionista que abruma por su calidad? ¿Un dios primigenio que vive entre los sueños de los condenados?

Todo eso y más amigüitos, a pesar de no haberla catado todavía, pues no me ha llegado mi flamante copia del dvd limitado ni he podido gorronear pases para verla en Sitges o en el Nocturna, todos los comentarios que nos transmiten – a falta de saber algo de los miembros de Almas Oscuras que la acaban de ver en el festival madrileño – son extremadamente positivos. Muchos juran y perjuran que estamos ante una historia espeluznante de manera genuina. Y desde la más absoluta precariedad, por fin nace un guión diseñado para aterrar al espectador en la línea de los genuinos genios clásicos como Lovecraft, M.R. James o Poe. Buena parte de sus intenciones estéticas quedan reflejadas en los distintos trailers que hemos podido visionar hasta la fecha, así como en parte de la campaña viral, por ejemplo en “chat roulette”, que han realizado sus responsables al estilo de la actual tontuna llamada “Slender Man”. Seguir leyendo…

Cuervología 13

13 Relatos macabros de Jorge P. López

 photo cuervologia_presentacion_zpsb9e672c9.jpg

Alucinaciones pertenecientes a solitarios adictos al sexo, experimentos de fecundidad mutante, soñadores decadentes acabados por su curiosidad, héroes de la antigüedad derrotados por sus impúdicos deseos, soldados perdidos entre los misteriosos sonidos de un cementerio olvidado, extrañas infecciones playeras, la venganza de la inocencia violada…

Nuestro colaborador y amigo, el impenitente Bob Rock, se sacude de encima su apodo para volver a deleitarnos con una colección de relatos que edita Tyrannosaurus Books, la incansable editorial que apuesta fuerte por los talentos nacionales en lo que respecta al fantástico. Así pues, llamémosle con propiedad, Jorge P. López vuelve a la carga con la antología Cuervología Nº 13, obviamente presidida en su portada por un majestuoso cuervo que parece invitarnos a superar nuestros terrores más profundos, los que nos aguardan en las páginas interiores. Eso sí, no confundirla con la anterior colección de relatos editada en 2011 por la editorial Círculo Rojo; resulta obvio que esa obsesión por las aves carroñeras, también un guiño para con el lector fiel, apuntan la dirección de esta colección de historias crepusculares.

Con su habitual estilo detallista y su no menos habitual sentido del humor macabro, Jorge nos ofrece 12 relatos breves y una novela corta, protagonizada por el mismísimo Lovecraft, que transitan los pantanosos terrenos que ya pisasen autores sin duda reconocidos: Bukowski, Ligotti, Dunsany, Barker… cualquier camino de la fantasía oscura pulp podréis recorrerlo dentro de Cuervología Nº 13. Esta capacidad camaleónica convive armónicamente con una prosa de calidad, accesible y visual; no en vano todos conocemos la afición del autor por el cine de género, pasión que se plasma en las ilustrativas y truculentas escenas de las que hace gala.

En lo personal me alegra ver que nuestro compañero sigue imparable su rumbo como narrador; y, como afortunado lector de la obra, no puedo más que envidiar la capacidad descriptiva de la que hace gala. Cuando Jorge quiere conmocionar a sus lectores parece tener clara la tecla a tocar. Pero no os dejéis llevar por mi entusiasmo; nada mejor que la propia obra del autor para convenceros de que estáis ante una obra cuya relación calidad/precio es insuperable: Tenéis el libro disponible en la web de Tyrannosaurus Books en este enlace, llegando dentro de unos días a librerías selectas. Por si fuera poco podéis adquirir un económico pack con esta antología y la trepidante novela de horror marinero, Mal de Mares, de nuestro querido Alberto Bermúdez, aquí. Seguir leyendo…

In a heartbeat

Amor, corazón y vísceras

 photo IAHB_Exterior_zps83a89c32.jpg

Un dedicado experto en efectos especiales, británico y clon de Joan Lafulla para más señas, cae perdidamente enamorado de una atractiva modelo norteamericana recién llegada a Europa… pero la pasión sólo preludiará la desgracia.

¡Qué bonito es el amor! Te quedas prendado de alguien y por un periodo de tiempo, habitualmente al principio del flechazo y con la duración a la que cada uno quiera someterse, te vuelves un auténtico pelele que abandona los sentidos a los impulsos dictados por el corazón u otro miembro menos casto. ¡Si no preguntarle a la Pantoja! De esta forma pierdes cierta perspectiva de la realidad y eres capaz de pasar por alto que el objeto de tu amor, sea persona, animal u objeto, es un verdadero monstruo.

Eso parece pasarle al protagonista masculino de “In a heartbeat”, una nueva producción inglesa que fue rodada en 2013. Mezcla de horror y romance (¿la peli ideal para ver en pareja?), la cinta escrita y dirigida por un desconocido Raoul Girard nos presenta a un técnico de efectos especiales, interpretado por el sosias de nuestro querido Joan Lafulla – Danny Dyer (“Doghouse”, “Desmembrados”, “Devil’s Playground”) -, rendido ante los pies de una mujer que por lo visto no es lo que parece. Aquí nos podríamos preguntar qué sorpresas depara su argumento cuando ya creemos conocer el “mcguffin” de turno, así mismo también nos gustaría saber que equilibrio se presenta entre terror y amoríos. Por lo menos el tráiler se muestra parco en detalles, lo que deja abierta la puerta a la esperanza.Seguir leyendo…